15 Cosas que indican que estás ‘enganchado’ a Foursquare

Terminamos hoy con esta trilogía de post sobre ‘enganchamientos’ a las redes sociales que ya inicamos con Facebook y continuamos con Twitter.

Aunque creáis que no, hablar de Foursquare es también posible hablar de una posible adicción a otra red social. Una conducta obsesiva por decir siempre donde estás parece cercana a los comportamientos del programa Gran Hermano, cuando realmente a mucha gente le da igual donde estés en un determinado momento.

No se, pero es una red social peculiar ya que en esta, a diferencia de Facebook y Twitter que son más de obsesión por interactuar, en Foursquare es una obsesión más por hacerse ver, y ya no digamos lo de conseguir alcaldías.

Pero lo cierto, y los que sois usuarios de Foursquare sois conscientes de la existencia de verdaderos enganchados o adictos a esta red social de geolocalización.

Preocúpate porque serás una adicto a esta red:

  • Cuando te levantes pensando en que eres alcalde de 6 o 7 lugares y, además, presumes de ello con tus amigos.
  • Cuando vas pensando por la calle en ir a determinado lugar y realmente vas (sin motivo), porque si haces che-in en ese momento robarás una alcaldía.
  • Cuanto te enfadas porque te roban una alcaldía aunque hayas hecho check-in en ese lugar 15 veces y planeas tu venganza para recuperar el poder.
  • Cuando te enfadas porque te roban una alcaldía y vas a ver de dónde es alcalde quien te la ha quitado y planificas el quitarle las suyas.
  • Cuando realizas 5 check-ins en menos de 2 minutos. Rara vez conoces a alguien que se pueda desplazar tan rápido.
  • Cuando crees que más medallas significa mayor reconocimiento.
  • Cuando llegas a un kiosko y compras la prensa y tardas en recoger las vueltas por el hecho de que te interrumpen el hacer el check-in correspondiente.
  • Cuando ya cansado de realizar check-ins en el mismo sitio los acompañas de fotos chorras.
  • Cuando haces un check-in desde la T4 (ya me comprendéis) que se muera de envidia más de uno.
  • Cuando vas por una ciudad cualquiera y en vez de recurrir a las fotos de toda la vida prefieres realizar check-ins sabiendo que a lo mejor nunca vuelves a esa ciudad.
  • Cuando pasas por un sitio interesante y en vez de lamentar el no poder verlo con detenimiento por falta de tiempo solo te acuerdas de que no tienes batería en el móvil para hacer un check-in.
  • Cuando haces check-in en tu casa al salir por la mañana o al entrar: ¡¡que a la gente le da igual dónde vivas!!
  • Cuando realizas un check-in en un sitio donde tu pareja no quiere que vayas (por cualquier motivo) pero tu tienes que checkear igualmente a riesgo de un disgusto conyugal.
  • Cuando estás como loco por encontrar un sitio en el que nadie haya hecho check-in antes para ser el primero y qudar como ‘un general’.
  • Simplemante, cuando sueñas con chek-ins.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *