3 Errores de escritura que perjudican a una pequeña empresa

Hoy por hoy los social media han conseguido una cosa hsta hace poco impensable y era que una pequeña empresa podría llegar a alcanzar la misma presencia online que una empresa grande o multinacional. La interacción interpersonal se lleva a cabo cada día más a través de Internet y es aquñí donde una pyme puede conseguir una fuerte presencia.

Para esto necesita que su sitio (web, blog,…) sea una instantánea de la empresa, el canal por donde entren los clientes y consumidores de tu marca y sobre todo, donde puedas influenciar en ellos y generar la confianza para fidelizarlos.

Por esto se hace imprescindible que evites tres errores muy comunes a la hora de redactar tu contenido (y ojo que quién esté libre de pecado tire la primera piedra):

  1. Puntuacion incorrecta o no. Una coma que falta o colocada de forma incorrecta puede cambiar todo el significado de una oración. Tambié un exceso de celo en el uso de signos de exclamación puede hacer cansina y poco profesional para quien visita por primera vez la web de nuestro negocio.
  2. Mezclar homófonos. Dos, también, para. Que, entonces. Tu, eres tú. Afectan, el efecto. Al escribir, muchas veces tendemos a poner lo que decimos al hablar, y esto conlleva el riesgo a cometer errores. Además, para evitar esto, usamos homófonos y solemos hacerlo de forma incorrecta lo que denota una menor preocupación por lo que leen nuestros visitantes, incluso dar un significado distinto de lo que realmente quieres decir.
  3. Escribir bloques gruesos de texto sin ningún tipo de atractivo visual. Aunque no es un error gramatical, una mala formación de los párrafos o no cuidar su estructura visual de un puede ser algo irritante para el lector. Al visitar el sitio web de una empresa, los lectores no quieren leer una novela. No hay que usar ni más ni menos que por ejmplo los 1490 caracteres de Twitter. Podemos poner nuestro estado en una o dos frases. Las visitas a nuestar web quieren una información rápida y accesible y que sea capaz de decirle lo que necesitan saber sin tener que buscar a través de bloques de texto para llegar a ello.

Hay que evitar con estos errores el que se envíe un mensaje de descuido o negligencia a tus lectores. Todos hemos cometido errores, pero hay que preocuparse por evitarlos y no repetirlos porque no es raro que los consumidores dejen de visitar una página web después de encontrar a algunos de estos errores de forma reiterada.

El subconsciente en el proceso del pensamiento para muchos consumidores es que si la empresa no puede ni siquiera revisar su página web, ¿por qué debería confiar en ellos para darme el mejor servicio posible?

Para garantizar la página web de una pequeña empresa y que el contenido online se presente de forma adecuada a los potenciales clientes y consumidores con la mejor imagen posible de nosotros mismo, deberemos de tener cuidado para evitar errores de escritura, aparentemente pequeños errores. La gente verá lo mucho que te preocupas por tu presentación como un indicador de cómo vas a cuidar de ellos si deciden que seas su negocio o su empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *