6 casos brillantes de combinacion de publicidad exterior y dispositivos móviles

McDonald’s realizó una campaña en la calle, utilizando carteles interactivos con los que los usuarios, con su teléfono móvil, podían obtener productos gratuitos.

Las reglas del juego eran muy simples: “cazar”  el producto con la cámara del teléfono, y obtener uno igual gratis en el McDonnald’s más cercano.

En esta campaña de Honda, los transeúntes, enviando un sms al número que aparece en el cartel,  activan el anuncio que echará humo por los tubos de escape del coche, y encenderá las luces traseras. Además, el usuario recibe un sms con un enlace a la página de móvil de Honda donde puede obtener más información sobre el coche y encontrar el distribuidor más cercano para una prueba de conducción.

El Bluetooth integrado en el cartel también envía tonos del rugido del motor a las personas cercanas al Honda Civic R.

The Mobile Art Lab en Japón ha desarrollado una nueva aplicación para iPhone, iButterfly, que  permite atrapar mariposas virtuales y convertirlas en ofertas. iButterfly es un programa de realidad aumentada, que utiliza el canal de video de la cámara del teléfono y superpone imágenes virtuales – en este caso mariposas. Los usuarios pueden viajar por todo Japón y ver una gran variedad de “especies”, incluyendo algunas celebridades del pop o trozos de comida. Un golpe rápido del teléfono atrapa el insecto. Puedes coleccionar mariposas en álbumes virtuales, cambiarlas con amigos (vía Bluetooth) o cambiarlas por regalos comerciales. Restaurantes o tiendas pueden hacer ofertas promocionales a través de iButterfly. Las  mariposas tienen los cupones en las alas, y la aplicación es una herramienta de publicidad disfrazada de juego.

Volkswagen, con motivo del lanzamiento del nuevo Escarabajo, realizó una acción en la que, tras descargar una app, y apuntando con el Smartphone o tablet hacia la valla publicitaria, puedes ver un anuncio con realidad aumentada. Cada valla tiene un anuncio diferente.

JCDecaux hizo una campaña en las marquesinas de las paradas de autobús, para la banda Skunk Anansie, con una pantalla táctil, una cámara web y un dispositivo diseñado para medir con precisión la cantidad de decibelios que se producen por los posibles asistentes al concierto. En la pantalla, la banda invita a los transeúntes a participar. El que grita lo suficientemente fuerte como para mover los medidores a la zona roja, pueden registrarse y participar en un sorteo de entradas gratuitas. Los participantes, además, reciben un vídeo de su “arrebato” público en su Smartphone.

Y terminamos como empezamos, con otra campaña de McDonald’s, esta vez, lo que hay que hacer es meter una URL en el navegador del teléfono, activar la geolocalización, esperar a que confirme que el usuario se encuentra en las inmediaciones de la valla publicitaria, y jugar una partida de ping pong.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *