6 Puntos a tener en cuenta para causar buena impresión en una entrevista de trabajo

6 Puntos a tener en cuenta para causar buena impresión en una entrevista de trabajo.

Seguramente has oído hablar de la importancia de causar una buena impresión en una entrevista de trabajo. Esta etapa es la más importante del proceso de selección, ya que es la oportunidad del empleador para conocerte personalmente y le ofrece bastantes datos como para crearse una opinión de ti.

Pero dar una buena impresión no sólo significa vestir adecuadamente, aspectos como las respuestas, la postura corporal y reacciones a posibles situaciones, pueden marcar la diferencia a la hora de conseguir el empleo.

La Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia te ofrece algunos consejos para que en la entrevista muestres lo mejor de ti.

Llega temprano: planifica el tiempo que te va a llevar llegar al lugar de la entrevista. No hay peor impresión que llegar tarde a la entrevista laboral. La puntualidad demuestra que te preocupas lo suficiente por el trabajo. Pero no exageres, unos diez minutos es suficiente, de lo contrario, si llegas una media hora antes o más te tocará esperar y puede que tu seleccionador no lo vea de forma positiva. 

Viste para la ocasión: sea cual sea el trabajo, es necesario que vistas formal, de esta manera demostrarás que el trabajo te lo tomas con seriedad. Evita los colores cálidos, una buena opción es el azul marino, gris oscuro y negro. Los colores neutros serán tus aliados en esta cita. Lleva un peinado adecuado, nada muy alocado, cuanto más sencillo mejor. Las mujeres no deben utilizar demasiado maquillaje. 

Deja el salario para el final: probablemente sea uno de los temas que más te preocupas o te interesan, pero debes dejarlo para el final y mostrar mayor interés en las motivaciones y expectativas del trabajo. Si manifiestas que es lo más importante, perderás inmediatamente varios puntos, pues el empleador entenderá que es tu principal motivación. 

Contacto visual: mantén el contacto visual todo el tiempo de la entrevista, ya que es una forma de mostrar interés, seguridad y confianza.

Resuelve tus dudas: la entrevista no puede terminar sin que aclares todas tus dudas, esto además demostrará interés por el puesto de trabajo. Algunos puntos que deben quedar muy claros son: 
¿Cuál es la duración de la jornada de trabajo?
¿A cuántas personas tendré que supervisar? (Si estás aspirando a una posición de supervisión) 

Lenguaje Corporal: la postura es uno de los aspectos de comunicación no verbal más poderosos y que ofrecen más información relevante del tipo de persona que eres. Mantenerte erguido denotará confianza y seguridad, en cuanto al rostro, entrega una sonrisa de vez en cuando, esto generará un ambiente mucho más afable.

“Jamás hables mal de tus jefes anteriores, por muy mala experiencia que hayas tenido, es mejor no dar ese tipo de opiniones porque te puede mostrar como una persona de poco fiar”, señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.

“Recuerda que todo durante una entrevista es y será evaluado, por ello, debes cuidar cada detalle para dar una buen impresión y finalmente, ser el candidato elegido”, agrega Caparrós.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *