Archive for Jose Luis Del Campo Villares

La obsolescencia forzada de la nueva tecnología

Una aplicación para móvil permite leer el prospecto de los medicamentos a personas mayores y con discapacidad visualHoy tocamos un tema cuando menos curioso que hemos vivido recientemente y es el tema de la obsolescencia forzada de la nueva tecnología. Y cuando hablamos de forzada es por dos simples razones. La primera es por el hecho de que son los propios fabricantes de tecnología y aparatos vinculados los que hacen con sus nuevos lanzamientos que la tecnología quede obsoleta. La segunda es por la creencia psicológica que nos ha entrado con lo de que ‘si no estamos a la última’, nuestras necesidades tecnológicas no vana estar perfectamente cubiertas.

¿Qué mas da que la cámara de un teléfono tenga 12 Mpx o que tenga la nueva versión 16 Mpx? ¿Es qué no podemos vivir sin comprar ese nuevo terminal? Y pongo el ejemplo de la telefonía porque es de lo más habitual en el mundo, donde en la actualidad hay un mercado amplio y excelente de terminales de segunda mano como teléfonos usados en OLX, en donde hay muchísimos aparatos que han quedado obsoletos por que se nos ha antojado adquirir la nueva versión.

Tablets, teléfonos móviles, incluso televisiones o ordenadores portátiles, los cambiamos porque sí, por querer estar ‘a la última’ sin darnos ni cuenta que en muchas ocasiones el nuevo aparato no cubre nada nuevo que el anterior no lo hiciese ya y de forma excelente.

Estos dispositivos además no suelen ser de elevado importe si los comparamos con coches o motos, con lo cual estamos más animados a sustituirlos lo antes posible para tener siempre ‘lo último’, haciendo que haya verdaderas ofertas en mercados de segunda mano de este tipo de terminales.

Es un claro ejemplo de la sociedad de consumo que, pese a la crisis actual, ha encontrado un nicho de mercado en este tipo de tecnología que, sin ser demasiado cara, anima y mucho a que realicemos sustituciones periódicas de aparatos que perfectamente podrían tener una mayor vida temporal con nosotros.

CV online y CV tradicional

Cómo hacer un Curriculum ModernoHoy quiero realizar una reflexión sobre algo que se está perdiendo por el incremento del uso de las redes sociales en todos los aspectos de la gestión de RRHH y la búsqueda de empleo. Y es que aunque seamos defensores de los CV online, muchas veces nos preguntampos si alguno de los candidatos, después de rellenar todos las casillas en los formularios de los portales y webs de empleo, se ha parado a imprimir como se vería su CV desde donde lo ha completado.

Siempre hemos sido de CV tradicional, con sus diferentes tipos según iba evolucionando el tiempo. Buscabas ‘curriculum vitae plantillas‘, escogías la que más te gustaba, que no tenía que ser la más efectiva dicho sea de paso, y hacíamos nuestro CV. Pero era nuestro, personalizado, cosa que ahora, todos los impresos a través de este o aquel portal, no dejan de ser clones sin pesonalidad propia.

El CV online tiene sus ventajas, eso es incontestable, pero para los que llevamos tiempo en el mundo de los RRHH, los CV tradicionales tienen algo personal que, si sabes leer entre sus líneas, te permiten conocer bastante sobre el perfil del candidato que te lo manda. Con esto no quiere decir que estemos a favor o en contra de uno u otro, sino que ambos tienen sus peculiaridades, con lo cual dependerá mucho de la empresa o perfil que se demande el que sea más ventajoso el mandar un tipo de CV u otro.

El online ofrece muchas veces el orden que nos sabemos darle a nuestro perfil, formación o experiencia, pero el tradicional dice mucho de nuestras habilidades y de nuestra forma de ser,  lo cual no deja de ser un arma de doble filo si no la sabemos emplear de la forma adecuada.

Nuestra recomendación es trabajar el online, ya que es la moda y se está incrementando el uso, pero siempre teniendo nuestro CV tradicional en la recámara.

Ready4Social, herramienta para los community managers

logoHoy os comentamos nuestra recién experiencia con la herramienta Ready4Social, destinada para facilitar su trabajo para los community managers y de más profesionales que gestionen perfiles sociales, principalmente de empresas.

Cada día más son los profesionales que se vinculan al 2.0 y a la gestión de redes sociales de empresas, lo cual implica perfeccionarnos de forma continua o bien disponer de una herramienta que nos facilite el día a día en nuestro trabajo.

Ready4Social es una herramienta de gestión de redes sociales para community managers a la vez que posee un sistema de curación de contenidos que es de vital importancia en la actualidad, donde las redes sociales poseen cada día más usuarios con lo cual lo que compartimos es más difícil que llegue a nuestro usuario objetivo.

Como herramienta nos ayuda a conocer mejor a los  miembros de nuestra comunidad de fans o seguidores. Nos permite analizar todos los datos y realizar una segmentación de los diferentes perfiles que tenemos como seguidores para saber cual es el mejor momento del día para compartir nuestros contenidos.

Una de sus funcionalidades que nos gusta más es la herramienta de curación de contenidos. Lo que se pretende es conocer qué es lo que le interesa a nuestros seguidores que comuniquemos o compartamos, lo que equivale decir que es una herramienta encaminada a incrementar la interactuación con  nuestra comunidad, así como que está sea además compartida por los miembros de nuestra comunidad dentro sus fans, buscando en la viralidad de nuestro contenido una forma de conseguir captar nuevos miembros para nuestra comunidad.

Eficiencia y efectividad en nuestro día a día que nos permita gestionar mejor el tiempo que destinamos a gestionar nuestras redes sociales y nuestra reputación online. Compartir lo que realmente es útil para nuestros seguidores es la única forma de conseguir dar valor a nuestra presencia online y conseguir finalmente el objetivo que nos hayamos planteado con dicha presencia.

Emprendedores si pero autónomos no

Autonomo o emprendedorMe hace gracia la corriente que hay en la actualidad de llamar ‘emprendedores‘ a todo aquel que comienza un pequeño negocio o proyecto, que normalmente es para sacar algo de dinero y sobrevivir, cuando lo que realmente lo que es esta persona es un ‘autónomo‘. ¿Por qué hay ahora ese vicio o manía con llamar a las cosas de otra forma? ¡Es que el emprendedor no paga sus autónomos al mes?

Lo cierto, y cada día estoy más convencido, es que la palabra autónomo está cogiendo ‘tintes’ peyorativos mientras que la palabra emprendedor es ‘la que mola’.

Lo que hay que decir es la verdad desde el primer momento: el ser emprendedor es una cosa muy complicada y más en este país, donde un mínimo de 260 euros (y tiro por lo bajo) es lo que te lleva la Seguridad Social todos los meses con independencia de que factures o no, de que ganes o no, o de que saques para comer o no. El caso es que si facturas al mes 300 euros, vas dado. Lo primero es pagar a la Seguridad Social y luego es morder las suelas de los zapatos para comer.

Hay actividades de emprendedores o para sacar algún dinero extra, como hacer seguros, como ganar dinero con Facebook u otras similares, que realmente te pueden hacer ganar un dinero al mes, pero si viene luego ‘papa Estado’ a ‘sablearte’ a las primeras de cambio, la cosa es muy complicada.

Lo que está claro es que si a un desempleado le dices que se haga autónomo, te despide con cartas destempladas, pero si le dices que se haga emprendedor, como que ‘mola’, va a la moda, cuando realmente es exactamente lo mismo pero claro, mucho ‘mas fashion’ que ‘el autónomo de toda la vida’. Nos quieren engañar y convencer de que es lo que hoy ‘se lleva’, el ser nuestros propios jefes, cosa que ya eran antes los autonomos de toda la vida.

Tu pregunta a alguien si se quiere hacer emprendedor y te contestará que sí, pero dile que se haga autónomo ya ya verás la respuesta.

Las diferencias salariales como causa de conflictos laborales

diferencias salarialesEl salario es un aspecto fundamental para los trabajadores. Conocer que otros ganan más dinero, desarrollando iguales funciones, puede dar lugar a un mal clima laboral o a que huya el talento.

En la entrevista laboral, el sueldo, es el tema más que complicado, muchas veces nuestro entrevistador no menciono este aspecto o lo deja para la última fase del proceso. Además cuando nos pregunta acerca de nuestras expectativas salariales, no sabemos si nuestra respuesta estará por encima o por debajo de lo que tienen fijado para el cargo, de manera que podemos correr el riesgo sobrevalorándonos como profesionales, o del revés, colocándonos en situación de inferioridad.

El sueldo siempre ha sido un tema difícil de abordar, no sólo en las entrevistas, sino también con nuestros compañeros, ya sea por inseguridad o por miedo a generar cierto malestar. En muy pocos casos este asunto se habla de forma relajada y sin tapujos. Es más, en muchas empresas existen reglamentos internos que prohíben y sancionan la divulgación o publicación de los sueldos de los colaboradores.

Pero, ¿por qué sucede esto? Un estudio realizado por el Departamento de Economía de la Universidad de Berkeley reveló que al hacer público los sueldos en una empresa, los empleados con salarios menores al promedio, se sentían insatisfechos con su trabajo y tendían a buscar un nuevo empleo.

A nadie le gusta saber que su compañero, que cumple las mismas funciones, gana más. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el principal condicionante para que un trabajador gane más que otro, son los requisitos educacionales y de esta forma, el salario anual crece a medida que aumenta el nivel de estudios.

En general, las empresas no quieren que los colaboradores sepan cuánto ganan los demás para evitar rivalidades o mal ambiente, ya que afecta directamente el clima y al trabajo en equipo. Por lo mismo, es importante que cuando las empresas reconocen económicamente a los trabajadores, lo hagan igual para todos, pues esto será determinante para el desempeño laboral.

Cuando la política de remuneración cuenta con un procedimiento claro, transparente y documentado, basado en criterios formales como las descripciones de cargos para cada una de las posiciones de la compañía, las personas confían en la retribución económica justa y acorde a las responsabilidades y logros de cada uno.

“Las diferencias salariales sólo se entienden por aspectos como años de experiencia, cantidad de responsabilidades, logros o resultados, más allá de que se trata de hombre o de mujer, de dónde provenga o cuáles sean sus ideas. Si se consideran estos aspectos estamos hablando de discriminación”, señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.