Archive for Inteligencia Emocional

La Psicología Positiva

Recientemente me he registrado en la web “Psicología Positiva: la Ciencia del Bienestar y la felicidad” y me he lanzado a realizar los test que en esta página se encuentran.

Os recomiendo encarecidamente que los hagáis (yo aún estoy en ello porque son bastantes). Son creo yo, un perfecto efecto de autoconocimiento de uno mismo, permitiendo hacer una autoreflexión sobre tu forma de ser y de actuar, así como un replanteamineto de tus actividades y futuro profesionales.

Esta página es fruto de la colaboración entre el Prof. Martin Seligman-director del Centro de Psicologí­a Positiva de la Universidad de Pennsylvania y fundador de la Psicologí­a Positiva- y el Instituto de Psicología Positiva, dirigido por el Prof. Carmelo Vázquez, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid. El objetivo de esta página es ofrecer una amplia variedad de recursos a todas las personas de habla hispana interesadas en este campo. Entre otros recursos, en esta página podrá realizar una amplia variedad de test de Psicologí­a Positiva y comprobar sus resultados instantáneamente de forma totalmente gratuita. De esta forma, estarás además colaborando en la investigación intercultural sobre la nueva psicologí­a del bienestar. Esta página está disponible actualmente en tres idiomas -Inglés, Chino y Español-, aunque en un futuro próximo será también traducida al Francés, al Ruso y a las lenguas escandinavas entre otras.

En conjunto, hay más de 700.000 usuarios registrados alrededor del mundo. Le invitamos a participar y a aprovechar todos los recursos que aquí se ofrecen.

Harvard’s crowded course to happiness. “Happiness” lessons start at Wellington

Harvard University

‘Positive psychology’ draws students in droves.

The final numbers came in this week: Positive Psychology, a class whose content resembles that of many a self-help book but is grounded in serious psychological research, has enrolled 855 students, beating out even Introductory Economics.

Wellington College

This autumn term, students at Wellington will be the first in the world to start regular lessons in well-being (known colloquially as ‘happiness’).

From later this week, girls and boys in years 10 and 11 (aged 14+ and 15+) will have a 40-minute timetabled lesson on ‘the skills of well-being’ every fortnight for two years. The lessons will give them an understanding of what factors help a life to thrive and flourish, as well as teaching them some practical skills for everyday use.

The unique curriculum has been devised for Wellington by Dr Nick Baylis of the University of Cambridge (www.CambridgeWellbeing.org), one of the world’s leading specialists in the science of well-being. The approach is founded on the principle of studying lives that go particularly well, and then using that knowledge to develop and apply strategies and skills that promote all-round progress in a person’s psychological, physical and social life. Importantly, the curriculum takes a rounded approach to the subject of life development, combining a core of positive psychology with teaching on a range of other key factors such as sleep, nutrition and exercise. Ten of the school’s existing teachers are being trained to deliver the curriculum, led by Wellington’s Ian Morris, who has devised the classroom applications in close collaboration with Dr Baylis.

 

¿Cuándo nos daremos cuenta en este país de la importancia de la “positividad” en la formación universitaria, para su posible y posterior aplicación al mundo laboral?

Hablamos de profesionales ideales que queremos tener al frente de nuestras empresas. ¿Cuántos creéis que pueden ser dignos de tener conocimientos de esta asignatura?

Siempre decimos que la universidad es la “cuna del saber” y que se debe de adaptar a los tiempos. Pues en los paises anglosajones vemos que si se adaptan. Aquí, mientras tanto, los profesores universitarios, en un 75% nunca han trabajado en el mundo “real”, nunca han salido de la universidad; y el otro 25% lo tiene como segundo trabajo “como un hobby”. ¿Qué esperamos entonces, que capten las demandas del mercado laboral? Eso es imposible.

Universitariamente somos un país tercermundista desde el punto de vista de su aportación final al mundo laboral. La universidad es la cantera del mundo laboral y realmente en españa esto no sucede.

Es triste decirlo, pero es así.

Pero ¿quién se ha llevado mi queso?

Seguro que muchos de vosotros habéis oido hablar del libro “¿QUIEN SE HA LLEVADO MI QUESO?”

Tuve una vez yo un jefe que nos lo mandaba leer cada vez que ibamos a una reunión, y digo bien, mandaba, no recomendaba. Parecía que tenía obsesión por este libro. Tanta presión ejerció para que lo leyésemos que al final caí en la tentación. Más o menos era como sigue:

“Fisgón y Escurridizo, son dos pequeños ratoncillos que habitan un laberíntico conjunto de infinitas galerías. Con ellos conviven dos hombrecillos liliputienses, que responden a los nombres de Hem y Haw. Los caracteres de estos cuatro personajes son dispares y, tal vez, prototipos de otros tantos caracteres humanos. La vida cotidiana de los cuatro se centra en la lucha diaria por conseguir el tan preciado queso con el que mantenerse. A tal fin, cada mañana los cuatro inician una desenfrenada carrera en pos de su alimento diario. Un buen día se encuentran con un verdadero arsenal de queso y Hem y Haw deciden quedarse a vivir justamente en la sala en la que se encuentra el hallazgo. De este modo viven y disfrutan de su botín, mientras los ratoncillos, cada uno a su estilo, continúan buscando y repostando en la misma sala entre tanto no encuentran otra mejor.

Sin embargo una mañana el queso se ha terminado, los ratones no han vuelto y los enanitos quedan absolutamente desolados y temerosos. A partir de este instante el miedo empieza a sobrecoger el ánimo de los pequeños Hem y Haw.

Con este argumento de apariencia absolutamente infantil, Spencer Johnson, da forma a un breve relato con el que pretende enseñarnos como adaptarnos a los cambios de los que depende nuestra existencia. Un cuento plagado de máximas y situaciones con las que el autor nos abre los ojos para luchar contra la fatalidad de un mundo en constante cambio en el que el sedentarismo vital ha de quedar desterrado, en el que la estabilidad y seguridad no están garantizadas y en el que cada mañana ha de ser vista como el inicio de una jornada en búsqueda del éxito razonable. Un cursillo intensivo para aprender a superar el miedo. Cuando dejas atrás tus temores te sientes libre, nos dice Spencer Johnson en boca del pequeño y valiente Haw”.

Conocernos a nosotros mismo, llegar a identificar nuestras metas en la vida, reconocer nuestros fracasos y temores, y saber admitir y responder correctamente cuando nuestros objetivos no se cumplen, para poder alcanzarlos más tarde es lo que nos propone “¿Quién se ha llevado mi queso?”Un relato ejemplificador que más que enseñar nos recuerda todo un conjunto de enseñanzas que hemos ido olvidando pero que aún permanecen escondidas en algún recóndito lugar de nuestras mentes.

Cuando terminé de leer el libro, entendí porque mi jefe me lo recomendaba, no obstante él era de los de “haz lo que digo y no lo que hago”, con lo cual lo que asimilabas realmente no lo veías en práctica en ningún momento.