Archive for Social Media

Ventajas de la formación online en social media

Las nuevas relaciones con los clientes con la llegada del marketing onlineMuchas veces hemos repetido que el tema de los medios sociales cuando afecta a una empresa no debe de ser tomado a la ligera. No quiere decir que el de los particulares sí puedan, pero el hecho de que las empresas busquen al fin y al cabo el transmitir una imagen que redunde en el incremento de la cifra de negocio hace que el tema sea bastante delicado.

Siempre hemos indicado una doble posibilidad para las empresas: bien que externalicen los servicios de socialmedia a una empresa dedicada a ello, bien que formen a un miembro de la empresa en este tema, pero no como un complemento a la labor que ya hace habitualmente, sino para que ocupe de forma permanente un puesto que se dedique al 100% al manejo de la imagen social de la firma.

En las pymes es algo complejo sin duda ya que en ambos casos los recursos son limitados, pero se hace necesario que quien vaya a dedicarse a ello lo haga de la forma adecuada ya que sino, los perjuicios que se le pueden generar a la empresa serán mucho mayores que los beneficios.

Formarse en los social media es algo necesario, cosa que muchos lo tienen con cierto ‘menosprecio’ ya que cualquiera tiene un perfil en Facebook, en LinkedIn, en Twitter,…. y eso ya creen que es suficiente para hablar de que ‘saben manejarse a la perfección en redes sociales’.

Ahí radica el gran error de las empresas que quieren entrar en los social media: ‘menospreciar el poder que esto le puede dar a una marca’.

Formarse necesita de un esfuerzo, además de un proceso previo de seleccionar cual es la formación más adecuada. La presencial suele ser de mayor duración pero el problema radica en que, probablemente, la que nos gusta o conviene está lejos de nuestro lugar de residencia habitual. Eso no quiere decir que no se pueda aprender social media de calidad de otra manera que nos consuma menos recursos, sobre todo tiempo. Y es que la formación online en medios sociales ofrece en este caso grandes ventajas frente a la presencial: mayor disponibilidad al poder formarte a cualquier hora, evitar pérdidas de tiempo en desplazamientos, poder formarte desde cualquier lugar en el que te encuentres con tal de tener una conexión a Internet,…

El problema radica, al igual que en la formación presencial, en encontrar una formación de calidad y ajustada a lo que necesitamos. Pero realmente en este campo formativo, las ventajas que nos ofrece la formación en social media online son muy superiores a las que nos ofrece la presencial, cosa que no pasa siempre en la formación de otros tipos de materias.

La 'era de la democratización tecnológica'

tecnologia-80-infografia-videoCualquiera de los que lea este artículo, y que ya tenga una determinada edad, o sea, que no se incluya dentro de los conocidos como ‘nativos digitales’, sino que más bien sea un ‘adaptado’ a sus tiempos, tiene en la memoria lo que le costó su primer ordenador para su casa, lo que costaban antes las impresoras o, incluso más recientemente, lo que costaba el primer teléfono móvil o el primero que se llevaba en el coche (sin hablar del tamaño que tenía).

Cuando ahora tienes en la mano un smartphone, casi ni nos acordamos de aquellos tiempos, parecen de la ‘prehistoria’, pero realmente son de hace poco más de dos décadas. Dos son los hechos que han ocurrido para que nuestra visión de la tecnología haya cambiado tanto: la rápida obsolescencia y la democratización de la tecnología.

De la primera aun hablamos recientemente, con lo cual vamos con la segunda.

Democratización tecnológica

Esta ha ocurrido en un doble sentido: abaratamiento de la tecnología y acceso a tecnologías antes inaccesibles.

Comprar computadora Dell por ejemplo, se antojaba imposible hace dos décadas; primero porque era una marca de elevado precio, aunque realmente las había mucho más caras y segundo porque no existía establecimiento que lo vendiera físicamente cerca de nuestros domicilios.

Imposibilidad económica pero, aun pudiendo, en muchos casos era una imposibilidad física.

La evolución rápida de la tecnología (unida a la obsolescencia que os comentamos en otras ocasiones), la expansión de Internet en los domicilios que permite comprar en prácticamente en todo el mundo sin salir de nuestro salón y la enorme competencia de marcas y fabricantes en el mercado, ha repercutido el la reducción del precio de los dispositivos tecnológicos lo que ha redundado en que se haya democratizado el poder adquirirlos, de tal forma que si hace unas décadas solo estaba al alcance de unos pocos, hoy cualquiera puede tener una determinada marca, un determinado dispositivo o adquirirlo en cualquier parte del mundo sin que sea necesario pertenecer a ningún tipo de élite social.

Sin duda, la tecnología actual ha incrementado, y mucho, a la democratización social y a la democratización tecnológica.

Detectives privados ¿también usan el mundo 2.0?

Detectives privados ¿también usan el mundo 2.0? Una profesión tan centrada en el mundo 1.0 como es la de los detectives privados, es un claro ejemplo de como han evolucionado determinadas profesiones con esto de la expansión de los socialmedia.

Recientemente en una serie de webs vinculadas con esta profesión como detecyl.com, hemos visto que los socialmedia han introducido cambios en los comportamientos de las personas que hacen que la gente se haya hecho muy descuidada. Un comentario en el muro de un perfil de Facebook, una foto indiscreta subida a Instagram o una conversación mantenida en Twitter, son cada día más utilizados para conseguir pistas dentro del cometido de los detectives privados tradicionales.

Estos estaban acostumbrados a recoger información de todo tipo, incluso fotográfica mientras que ahora cada persona con móvil es un fotógrafo en potencia y un facilitador de información cuando comparte una foto en una red social.

Esta agencia de detectives en León indicaba que no es el primer caso ya que se encuentran en el que alguien, compartiendo una foto en un determinado lugar, muestra algo que para el carece de importancia pero que para un detective es de vital valor y le ha ayudado a solucionar el caso que estaba gestionando.

Aquí se nos plantea una interesante pregunta. Si de esa foto por ejemplo que se comparte, se derivasen consecuencias negativas para alguien, ¿este podría pedir responsabilidades a esa persona por compartir esa foto? La verdad es que el que sube una foto, hace un comentario o algo similar, es el responsable del mismo, según indican las directrices de las diferentes redes sociales. Pero el subir una foto que aparentemente es inofensiva no consideramos que de derecho a alguien a emprender acciones contra quien lo haya subido.

Subir una foto de un ‘selfie’ en la playa que se vea detrás a una pareja besándose y que estén alguno de los miembros cometiendo adulterio del que se derive un posterior divorcio, ¿puede dar derecho a esa persona a pedir responsabilidades al autor del selfie?

El detective privado ha encontrado en los socialmedia un aliado para conseguir información, sobre todo gráfica. Pero el límite entre la responsabilidad de esa información es algo realmente complicado por ahora de discernir.

Por ejemplo, simpático caso de la Reina de Inglaterra a unas chicas que se hacían un selfie. Las chicas no tendrían culpa de hacer el selfie pero ¿y de compartirlo? En este caso no hay delito ni información relevante para un detective, ¿pero si la hubiese?

CR_917362_eso_de_que_te_haces_una_foto_y

Los socialmedia y la tecnología ha socializado a todos

Profesionales de tecnología e informática, entre los cinco más cotizados en las empresas españolesCon independencia de que los socialmedia y la tecnología aparecida a raiz del ‘boom’ del uso de Internet tenga, o mejor dicho, exija una nueva forma de interactuar con los demás, lo que está claro que ha socializado a todos desde el punto de vista que pocos son los que no tienen un perfil abierto en una red social. Es más, ya muchos los ven como medios de comunicación obligados.

Eso si, hay los típicos que no se dan cuenta que son solo un canal, que no es el mundo 1.0, aunque por su ímpetu y su vehemencia e las conversaciones así lo crean.

Pero lo cierto es que todo el mundo tienen un móvil a mano y, por ende, una cámara de fotos. Algo que antes era impensable de llevar encima, ahora lo llevas en el bolsillo, con lo cual, cualquiera ‘es fotógrafo’. Aquello de ir en bicicleta es muy antiguo, pero lo de bajar con una MTB y un casco con una cámara encima o cualquier otro tipo de accesorios gopro, lo hace hoy por hoy cualquiera, cuando no hace mucho era algo que solo lo hacían los especialistas. Ojo que el otro día una ciclista con un casco en el que llevaba una de estas cámaras instaladas grabó como le atracaban y a su atracador, lo cual no deja de ser un ejemplo de que la nueva tecnología en ocasiones no es tan mala como alguno la quiere pintar.

Entras en una tienda gopro como en el caso anterior y ves que está al alcance de cualquiera dispositivos que antes estaban pensados para los profesionales, algo que si demuestra a las claras que los socialmedia y su tcnología, han contribuido y mucho a la socialización de todos y como sociedad. Cosa muy distinta es que no todos nosotros hayamos interiorizado cual es la forma correcta de relacionarnos y surjan comportamientos nada adecuados ligados a las nuevas TICs.

Antes tener un ordenador personal en casa era algo de privilegiados, ahora además de navegar a través del teléfono, lo habitual es tener en cada caso un par de ordenadores, uno fijo y otro portátil. La tecnología se ha abaratado, lo cual también ha contribuido a la socialización.

Cuando la tecnología avanza más que nuestras necesidades

tecnologia-80-infografia-videoA propósito de la nueva salida al mercado del iPhone 6, quiero retomar un tema que no hace mucho comentábamos en esta web como era el de la obsolescencia tecnológica y como estamos obsesionados con ‘lo último’ en materia de tecnología.

Solo ver como una persona propietaria de un iPhone 5 prácticamente nuevo se lanza a comprar el nuevo iPhone 6, cuando estoy convencido de que las prestaciones del teléfono que tenía le eran suficientes, me dice que, como personas, bien poco hemos evolucionado si somos tan débiles como para gastarnos un dineral en cambios tecnológicos que nos los ‘meten’ a la fuerza.

¿Que se haya que cambiar de TV porque el cambio digital obliga? Sony, Panasonic,…, me da igual con tal de que me de el servicio de los nuevos cambios. ¿Que tengo que cambiar el receptor de satélite porque reorientan las antenas? Pues también me fuerzan al cambio. Claro está que si por poco dinero más adquiero algo mejor como un TV Smart más grande o un receptor de satélite de mejores prestaciones como IRIS9900 que me garantice una mayor vida sin tener que realizar cambios, la inversión a realizar compensa. Pero en ambos casos hablamos de cambios forzados por la tecnología, no que se me ‘autoimpongan’ y entre el factor ‘moda’ en la decisión de cambiar cualquier dispositivo.

Cambios impuestos por obligación para conservar servicios son comprensibles, aunque detrás de ellos en ocasiones se escondan verdaderos negocios a consta de los ciudadanos. Ahora bien, que nos influyan mediáticamente hasta la saciedad para ‘obligarnos’ y convencernos de la necesidad que nos quieren colocar, solo me da por pensar que la cosa no va nada bien.

Cada uno es libre de tomar sus decisiones, pero en estos momentos donde las modas son ‘brutalmente’ cambiantes, el tomarlas a rajatabla y dejarse llevar por lo que terceros quieren poner como normal, solo denota un error de como hemos llegado a esta sociedad.