Cómo crear tu credibilidad

Si algo me he dado cuenta con el paso de los años es que, en la mayoría de los casos, el tiempo acaba poniendo a la gente en su lugar, tanto para lo bueno como para lo malo.

No sabría decir cuanto tiempo pasa hasta que esto ocurre, pero lo que si he percibido es que siempre tu vida (social y profesional) acaba girando entorno a la credibilidad que has conseguido demostrar, lo que para muchos ahora se entiende con la llegada de los social media como reputación online.

Pero la gente no se da cuenta que esta última no se consigue sin haber conseguido anteriormente el poseer una determinada credibilidad en lo que haces o dices. Por lo tanto dejémonos de intentar parecer lo que no somos y generemos con nuestros actos un grado de credibilidad que nos acabe poniendo en el sitio que realmente nos merecemos, para bien o para mal.

Mi experiencia personal y profesional ha sido amplia, pero si miro hacia atrás e intento recordar determinadas personas que me han marcado, siempre acabo recurriendo a lo mismo que es lo que las une: su credibilidad.

Por eso he considerado oportuno el comentar que creo que debemos hacer para conseguir la nuestra propia.


Primero observar y luego actuar


Si algo he percibido en la gente sobresaliente a lo largo de mi vida, es que siempre están observando. Y es que nunca están saciados de conocimiento. Están abiertos a todos y a todo sabiendo que en cualquier momento cualquier persona o situación puede aportarles algo nuevo de conocimiento. Lo observan todo y luego no tienen miedo de ponerlo en práctica ellos mismos

Y digo observar y no ver, porque muchos, por más me vean nunca llega a comprender nada de lo que les rodea, con lo cual poco aprenderán.

Dijo Einstein: ‘El conocimiento en tiempos de crisis solo puede ser sustituido por la imaginación’. El que no observa y solo ve, no es capaz de imaginar y menos de adquirir nuevos conocimientos.

Nuestra credibilidad depende de nuestro grado de aprendizaje y capacidad de luego ponerlo en práctica.


Hacer lo que se dice


Cansado estoy de ver a mucha gente dando consejos, ideas, ayudas (pidiéndoselas o no), ‘salvapatrias’,…, que mucho hablar pero que a la hora de poner en práctica lo dicho, nada de nada.

Este es otro de los pilares de la credibilidad, predicar con el ejemplo. ¿Qué hay que reducir gastos en España? Pues empiece por usted y por su casa a dar ejemplo, no pida a los demás lo que usted no está dispuesto a hacer.

Muchos he visto con el ‘pecho hinchado’ intentado dar ‘clases magistrales’ y a la vuelta de la esquina realizar justamente lo contrario. ¿No creerán que la gente no se acabará dando cuenta de ello? Repito lo dicho al inicio, el tiempo pone a todos en su lugar. Si quieres que este sea bueno crea tu credibilidad y para ello haz lo que dices.

Coherencia se llama esto y es un pilar fundamental para crear tu credibilidad.


No mentir


Si en el punto anterior hablaba de predicar con el ejemplo, incluso más grave contra tu credibilidad es el hecho de mentir, sobre todo si te pillan.

Alguien dijo una vez que para ser un mentiroso hay que tener una gran memoria y tenía toda la razón.

¿Para qué mentir si tarde o temprano te pueden descubrir? Una mentira descubierta echa por tierra cualquier aspiración de tener una determinada credibilidad.

Las personas sobresalientes que recuerdes seguro que no mentían.


No existen los términos absolutos


Como fruto de lo dicho hasta ahora, si observas y estás siempre abierto a más conocimiento, nunca podrás dar sentencias en términos absolutos. Expresiones como todo, cada uno, siempre, en definitiva y absolutamente, pueden que den peso a lo que dices e incrementen su valor pero teniendo en cuenta que lo absoluto, salvo que todos morimos, no existe y puede cambiar en cualquier momento, se peca un tanto de prepotencia y soberbia al emplear estas expresiones, algo que mina también tu credibilidad.

6 comments

  1. Juanjocesc dice:

    Genial post.

    Me ha encantado, tanto su forma de atraer con su ideal título, como con su contenido, tienes toda la razón del mundo, por ahí hay mucho humo, en Internet más aún, de los cuales tenemos que cuidar con qué quedarnos. Y si somos nosotros, pues como bien dices a través de la coherencia, unos valores bien estructurados y practicando con el ejemplo.

    Un saludo desde el Mercado de la Incertidumbre

    • jose luis dice:

      Gracias amigo Juanjo.

      Lo cierto es que Internet ha sido bueno por permitir compartir conocimientos con muchísima gente que sería imposible de otro modo. Pero el peligro de encontrarnos con desdobles de personalidad también está ahí. Por eso siempre he sido partidario de la coherencia como pilar fundamental de la credibilidad, luego el tiempo ya dirá donde nos deja 🙂

      Un saludo

  2. Xavi Soro dice:

    Hola Jose Luís,

    al final todo se basa en sentido común y coherencia. Mira que es algo simple, ¿eh? 😉

    Sobre lo que “el tiempo pone a cada uno en su lugar” estoy totalmente de acuerdo, pero en algunos casos ¡¡han de pasar unas cuantas vidas y reencarnaciones!! ;D

    Un abrazo.

  3. jose luis dice:

    Jajajaja!!!! ¡¡Cuánta razón tienes!! Muchas veces por más que pasa el tiempo no se consigue ver a alguien donde se merece, para lo bueno y para lo malo, y si nos afecta en algo, como las leyes de Murphy, seguro que no se le pone en su sitio hasta que nosotros ya no lo podamos ver 🙂

    Un abrazo

  4. Estupendo Post. La credibilidad, una asignatura pendiente de líderes y jefes en España. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *