¿Cómo crear “marca personal” en tu actividad profesional?

En el blog Be Freelance: Consejos, utilidades y curiosidades para feelance  me he encontrado con un artículo de Jacob Cass en FREELANCE SWITCH, en el que se hace referencia a un nuevo sistema de la valoración de tu trabajo si eres freelance y que teniéndolo en cuenta puede a ayudar a crear “nuestra imagen de marca”. Incluso se puede extrapolar a la Blogui@ de E-mpleo, como generador de marca que te distinga de los demás candidatos en los procesos de selección.

El método rápido-bueno-barato: cómo poner precio a tu trabajo

¿Has oído hablar alguna vez del método de precios rápido-bueno-barato?

Es muy sencillo: a la hora de poner precio a tu próximo trabajo, ten en cuenta que los clientes sólo deben poder elegir 2 de estas 3 palabras: rápido, bueno y barato.

De lo contrario, tus ingresos y tu carrera como freelance pueden acabar sufriendo más de la cuenta.


rápido, bueno, barato: elige 2

Si ofreces a tus clientes un trabajo rápido, bueno y barato, lo más probable es que acabes matándote a trabajar por muy poco. Por eso debes hacer que el cliente elige una de las siguientes combinaciones de 2:

  • bueno y rápido
  • bueno y barato
  • rápido y barato

A continuación, unas explicaciones para que sepas cuándo y por qué utilizar cada una de las combinaciones, y que ventajas y desventajas suponen:

bueno + rápido = caro

Si un cliente quiere que el trabajo sea de calidad y que se haga en poco tiempo, está claro que podemos subir nuestros precios. Debemos hacerlo porque, para hacer ese trabajo, vamos a tener que posponer el resto de encargos, vamos a tener que cancelar citas y reuniones, y vamos a tener que trasnochar para entregar a tiempo.

La ventaja aquí es que obtenemos un buen dinero de forma rápida.

La desventaja es que podríamos perder otros clientes al retrasar sus encargos. Además, es posible que tengamos que soportar bastante estrés, y que alteremos nuestros horarios de trabajo y de sueño.

bueno + barato = lento

Si un cliente busca un trabajo de calidad y que resulte barato, entonces debe tener paciencia… Tenemos otros trabajos que hacer para clientes que pagan más y que, por tanto, tienen prioridad.

La ventaja aquí es que no vamos a tener que soportar presión por unos plazos de entrega ajustados, y que podemos trabajar en ese proyecto a nuestro ritmo.

La desventaja es que, por mucho que podamos dilatar la entrega, vamos a acabar cobrando menos

rápido + barato = menos calidad

Si el cliente quiere un trabajo barato y hecho a toda velocidad, tiene que saber que la calidad del resultado final se va a resentir. No tenemos tiempo suficiente para realizar el trabajo tan bien como podríamos y, aunque fuésemos capaces de hacerlo, tampoco nos aportaría casi beneficios.

La única ventaja de este binomio es que podemos obtener algo de dinero de forma muy rápida, en un breve plazo de tiempo.

La desventaja es que el resultado final será, muy probablemente, algo que querremos tener escondido y bajo llave. En resumen, un trabajo del que no nos sentiremos precisamente orgullosos…

¿Cómo explicar tus precios a tus clientes?

A la hora de utilizar este método de precios, debes tener siempre en cuenta la importancia de comunicar tus tarifas a tus clientes. ¿Cómo explicarles que un trabajo bueno y rápido va a costarles más caro? ¿Cómo decirles que haciendo un trabajo rápido y barato el resultado final va a ser menos satisfactorio?

No hay una fórmula mágica. La respuesta a estas preguntas dependerá de tu sector de actividad, y de las relaciones que mantengas con tus clientes. Pero recuerda que, en casi todas las situaciones, es mucho mejor ser honesto. Diles que si quieren un trabajo rápido y barato el resultado no será satisfactorio, y explícales las desventajas que hemos mencionado.

Sencillamente me ha parecido un claro ejemplo de como debe de actuar un profesional y como podemos extrapolar este ejemplo al mundo de la búsqueda laboral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *