Cómo usar las recomendaciones en LinkedIn

Si eres usuario de LinkedIn te darás cuenta de que es una red profesional en la que la generación de contactos efectivos de negocio es lo más importante y la mejor forma de mostrar que tu actividad no se limita al mundo 2.0, sino que debemos de emplear de forma inteligente el apartado de las ‘recomendaciones’ para mostrar que tus contactos 2.0 realmente se han trasladado de forma efectiva a negocios en el mundo 1.0. A fin de cuentas tienes que comprender que los negocios se cierran en el mundo 1.0 que es donde comes, con lo cual puede tener más valor una buena recomendación recibida a tu trabajo por un usuario determinado que 500 seguidores online con los que no has interactuado nunca.

Con esto no quiero decir que os lancéis como pollos sin cabeza a pedir recomendaciones, ya que la gente al recibir solicitudes de recomendaciones de gente que no conoce de nada será más propensa a considerarte directamente como spam con lo que, de generalizarse esta opinión, no digamos a la altura que queda tu marca personal o profesional.

Por lo tanto es bueno el que sepamos como debemos de actuar con las recomendaciones dentro de LinkedIn.

1. Pide recomendaciones específicas

Cuando se solicitas a alguien una recomendación, asegúrate de que la solicitud es personal y amable. No recurras a la ‘robotización’ de las solicitudes porque es una forma muy clara de spam. 

LinkedIn permite el estandarizar de una forma automática la solicitud de recomendación dentro de un cuadro de texto. Pero si optas por esta opción, analiza muy despacio y con mucho cuidado como es el texto que quieres estandarizar.

Si no estandarizas la solicitud deberás de hacer referencia a trabajos realizados específicos conjuntos y pregúntale como fue el resultado de trabajar juntos. La información específica que muestra cómo su habilidad o trabajo da un buen reflejo de ti. 

2. No pidas a todos

No enviar una solicitud de recomendación automática por defecto en todas sus conexiones, porque la mayoría de esas conexiones no han trabajado contigo en la vida. Pueden ser amigos y conocerte en pewrsona, pero eso no es lo que quieres que se conozca de ti dentro de LinkedIn, quieres recomendaciones profesionales, no recomendaciones de amigos.

3. No haga caso de una solicitud pero educadamente

Si recibes una solicitud de recomendación de alguien que no se sabes muy bien quien es, no la ignores. Di algo como: “Gracias por la solicitud de recomendación, pero no encuentro en que puedo apoyar tu trabajo, ya que no se se muy bien como le realizas”. Con una respuesta similar, dices que no pero sin dejarlo colgado.

4. Ten cuidado con la forma de recomendaciones

Mientras que una gran cantidad de recomendaciones si aportan valor, otras muchas son recomendaciones de tus compañeros de organización con lo cual no aportan nada nuevo a tu perfil y son retiterativas. Ya ni decir tiene que uno de los que te recomienda copie lo que puso otro y le añada un par de palabras. Esas recomendaciones son altamente contraproducentes.

5. Actualización de las recomendaciones

No es habitual pero es posible que desees eliminar algunas de las recomendaciones que has hecho. Ir a las “recomendaciones que has hecho” que aparece en tu perfil y la podrás retirar. También puede revisar una recomendación en ese mismo lugar.

6. Dar las gracias

Cuando alguien te escribe una recomendación, devuelve el favor. No lo hagas si no te sientes cómodo recomendando a esa persona. Pero siempre, en cualquier caso, enviar a la persona una nota que de las gracias por la recomendación que escribió para ti. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *