Consejos para empezar a ser líder

LíderCuando hablamos de líderes y de liderazgo, tanto en las organizaciones como en la vida actual lo asociamos automáticamente a los altos ejecutivos y puestos gerenciales. Suscita ante todo respeto y cierta aura de misticismo. Tenemos desde pequeños en nuestra cabeza unos paradigmas (como dice Stephen Covey) en los que siempre vemos al “líder” como el centro de todo, con una personalidad magnética, arrolladora, con carisma, que es capaza de llevar a sus seguidores a grandes actuaciones y de fácil reconocimiento, fama y admiración.

Este paradigma o podemos llamarlo también creencia, nos ha desvirtuado con el paso del tiempo la idea de líder y liderazgo, asociando  estos con aquellos profesionales más preparados, tanto formativamente como en experiencia. Si no eres ejecutivo, no puedes ejercer de líder. Gran error, muy frecuente en el mercado laboral y en el mundo personal.

Lo que debemos de tener en cuenta es que cualquiera de nosotros y en cualquier momento puede ser un líder y dentro de cualquier faceta de nuestra vida. El arte de liderar empieza en nosotros y nada más que en nosotros y en nuestra cabeza, acostumbrándonos a actuar y pensar de forma que obtengamos un beneficio nosotos y los demás que nos rodean.

liderazgoLo que suele pasar es que somos nosotros mismos los que anticipamos la imposibilidad de ser líderes en algo, incluso cuando mucha gente si que nos ve capacitados para ello.

¿Cómo empezar a mentalizarse de que cualquiera de nosotros puede ser líder

  • Empezar por liderar pequeñas cosas. En definitiva liderar no es otra cosa enfrentarse a los cambios que vienen con la idea de que son necesraios y la voluntad de sacarles el mayor provecho posible. Cambiar algunos pequeños aspectos en nuestro trabajo por ejemplo, pero siempre pensando en el hecho de que liderar no es ni más ni menos que encaminarnos hacia algo que consideramos como meta, haciendo partícipes de ello a nuestro entorno. Realizar un pequeño listad de las pequeñas cosas que se quiere liderar y lanzarse luego a ello.
  • Eliminar nuestras barreras menttales. Muchas veces no queremos asumir el papel de líderes porque nos da miedo lo que ello conlleva y sus responsabilidades. El sentimiento de no encontrarnos a la altura de lo que se espera de nosotros o sencillamente pensamos que no merecemos ser líderes.para unos pocos elegidos. Esto no es ni más ni menos que una autolimitación impuesta por nosotros mismos. Y por lo tanto está en nuestra mano el cambiar esto.
  • El liderazgo no es algo estático. No se reduce a un ejecutivo, sino que este pepel puede moverse de persona en persona. Cualquiera puede ser líder de un modo transitorio o pasajero. Lo que realmente nos asusta y dificulta nuestra posibilidad de liderar es el hecho de que esa posible eventualidad de ser líder se perpetúe y eso nos asusta. Ello constituye el arte del liderazgo flexible, dinámico y relajado. Todo fluye en continuo cambio.

7 comments

  1. José Luis, entiendo que estos consejos pueden servir a alguien que ya es jefe y que por ende, necesita ser líder. Pero no comparto que cualquiera que se proponga ser líder puede llegar a serlo, pues no se trata sólo de aprender sino de tener las condiciones para convertirse en uno.
    Hay personas que, por mucho que se lo porpongan, jamás llegarán a ser líderes, no quiero mezclar temas, pero cada quien nace con lo que tiene y por mucho que trates de convertirte en otra cosa, nunca llegarás a serlo totalmente…
    SM

    • Tienes toda la razón, quien no ha nacido para ser líder nunca logrará serlo en su plenitud.

      Pero si que son consjeos para ser un líder en tudia a dia, aunque el unico que lideres sea a ti mismo.

      Son ideas para que la gente cambie de pensar, una noción de coaching pequeñita, jejeje!!!

      Un saludo

  2. Efectivamente amigo.

    La idea no es que alguien que no valga par ello llegue a ser un lider de masas.

    Son pequeñas pautas para que todos podamos comprender que en algo si podemos liderar en algún momento. Como le decía a Senior, es una pequeña idea de como debería de cambiar de pensar lagente con respecto al liderazgo.

    Un saludo

  3. DeFormador dice:

    Buenas a todos;

    SM, no comparto la idea de que las cualidades para ser líder sean “innatas”… Que alguien despliegue una conducta de liderazgo depende de dos cosas: que esté en su repertorio (si no la conoce no la puede poner en marcha) y que exista un entorno en el que pueda ponerse en práctica. La entrada de José Luis hace hincapié en la primera condición, y la segunda es la que explica que cualquiera sea líder a veces, y seguidor a veces. Ser líder en todas las ocasiones consistiría en adaptar nuestros comportamientos de liderazgo a cualquier situación, algo yo diría que imposible.

    Otra cosa es que haya gente a la que le resulte más difícil aprender y desplegar esos comportamientos, y dada la tendencia de las personas a tirar la toalla pronto, esos sí que nunca serán líderes (o cualquier otra cosa). Pero únicamente por falta de perseverancia.

    Saludos,

    DeFormador.

  4. Lo que dices amigo DeFormador es verdad.

    El lider como tal lo entendemos, como algo inalcanzables sublime, por encima del bien y del mal, es algo que se debe de nacer. Pero las pequeñas metas del dia a dia exigen muchas veces cualidades de lider, que por descontado no son en la msima intensidad que las de los líderes heróicos auqne en el fondo si que son las mismas cualidades pero en distinta intensidad, como digo yo.

    Aunque parezca mentira, muchas veces en el dia a dia somos líderes sin saberlo y por hay iban mis tiros al hacer este post, que la gente vea que lider a myor o menor escala puede serlo todo el mundo. Como una pequña lección de coaching.

    Un saludo

  5. Miguel Pérez dice:

    estoy de acuerdo, en realidad todos los días hacemos de lideres de nuestras propias vidas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *