¿Cuáles son las cuatro cualidades para un líder eficaz?

La sensación de sentirse cómodo con la diferencia es la base de una perspectiva global. Por cierto, ese atributo lo llamamos “empatía”, y lo ubicamos en primer lugar entre cuatro E que requiere el liderazgo global, a fin de alcanzar el éxito en el nuevo mundo empresarial. Pero, antes que hablemos de empatía y de otros atributos, revisemos primero esos dones que desarrollé hace unos 20 años para codificar los puntos de vista sobre un liderazgo eficaz.

En primer lugar, figura la energía, la capacidad de marchar y de estar siempre dispuestos a un desafío. La segunda habilidad es energizar, la aptitud de dar vigor a otros. Y como muchas personas en ocasiones quedan frustradas por pensar en exceso, el tercer lugar entre los atributos del líder es empuje, su talento para adoptar decisiones tajantes, de sí o no. Y el cuarto atributo es la ejecución, concretar la tarea. Pero esas cuatro E no están completas si no vienen envueltas en P, pasión en el trabajo y en la vida.

Ahora bien, en la actualidad, en el medio ambiente global, con una competitividad cada vez más intensa, los líderes todavía necesitan las antiguas E. Pero las nuevas E se están convirtiendo también en esenciales.

Tolerancia y respeto

Veamos la empatía. En el contexto de los negocios globales, significa mucho más que calidez y compasión. Señala la necesidad de entender diferentes culturas para mostrar respeto por sus valores y tradiciones. Bill Amelio, director general de la empresa de computadoras chino-estadounidense Lenovo, una firma cuyos bienes ascienden a 16.000 millones de dólares, nos dijo que sus gerentes estadounidenses deben aprender a mantenerse callados durante las reuniones. De esa manera, permiten a sus colegas la posibilidad de traducir lo que están oyendo, y de entender las palabras.

De manera similar, nos dijo: “Al comienzo no teníamos un calendario de la corporación con todas las festividades. Y algunas personas programaban reuniones para el Año Nuevo chino. Si usted quiere crear confianza, no puede hacer eso. En el mundo global, debe respetar las creencias de pueblos de todo el mundo”.

La segunda E global es experimental. Eso significa que el líder debe explorar sin temores nuevas ideas, productos y mercados, inclusive si las recompensas no son inmediatas. En una época, las compañías podían aguardar la llegada de la innovación ofrecida por algunos genios en su sede, y aprovechar de los descubrimientos a medida que aparecían. En la actualidad, hay empresarios emprendedores en virtualmente cada esquina del mundo, y multinacionales que cosechan la capacidad de invención de sus empleados sin importar donde trabajan. Por lo tanto, cada compañía debe asumir riesgos como algo rutinario.

Como señaló en fecha reciente Jeff Bezos, director general de Amazon, “no se puede permitir que inversionistas de corto plazo y eruditos a la violeta asusten a los empresarios y les impidan hacer experimentos”. Al aludir al exitoso negocio de Amazon, que comercia en objetos usados y de colección, Bezos dijo, “fue nuestro tercer intento en un nuevo negocio. Los dos primeros fracasos no nos frenaron. Por el contrario, nos enseñaron”.

Predicar con el ejemplo

La tercera E es la letra inicial de ejemplo. A medida que las empresas extienden más sus actividades, los líderes enfrentan desafíos cada vez más difíciles para construir una cultura con valores compartidos. Es por eso que los líderes, a cada nivel, necesitan servir como modelos de sus empleados. Ellos deben demostrar la conducta que la empresa espera de todo su personal. Seguramente, los líderes pueden usar un altavoz y hablar acerca de la necesidad de hacer las cosas con premura, o demostrar franqueza. Pero, como todo el mundo sabe, las acciones hablan con más vigor que las palabras, especialmente cuando esas palabras son traducidas.

La E final es entusiasmo, o, para decirlo de manera más específica, entusiasmo para ganar. Muchas personas se sienten felices de ir al trabajo y cumplir con sus tareas. Pero el mundo, en perpetuo cambio, exige que los líderes muestren una actitud totalmente diferente. “Si una persona se muere por triunfar, y odia perder, todo lo demás es secundario”, dice Mel Karmazin, el director general de Sirius XM Radio. “Ese deseo, ese hambre … Si usted no lo posee hoy, no puede competir”.

Estamos totalmente de acuerdo. Sí, en los negocios, algunas cualidades de liderazgo nunca cambian. Pero el mundo de los negocios se ha expandido, a lo ancho y a lo largo. Y con ello, el requisito de liderazgo también lo ha hecho.

Fuente: Jack y Suzy Welch. The NewYork Times

2 comments

  1. Muy útiles tus “E”´s… pero yo agregaría una última, la de Entender, pues por mucho que machaquemos estos puntos si el que funge como líder no los entiende, muy poco podrá hacer con sólo saberlos.
    Slds
    SM

  2. La E espero que sea mejor que el plan E del gobierno.

    Efectivamente, entender es lo importante por parte de los lideres, y no solo entender, diria algo mas, sino que saber asimilarlo, voluntad para ello. Si se entiende pero no lo quieres asimilar, de poco vale.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *