Cuándo dejar de sembrar para empezar a recoger

images

Pregunta difícil de responder porque depende de muy variados factores. Depende en gran medida de los objetivos que te hayas marcado, acciones para conseguirlo y tiempo en el cual te lo has propuesto alcanzar.

Ahora bien, el mundo de los medios de comunicación social para muchos nuevos emprendedores o profesionales freelance, se ha convertido en un campo para crear y/o fortalecer lo que es su marca personal y que sirve como una herramienta para acelerar o frenar el objetivo que inicialmente perseguíamos.

Pero como ámbito de actuación nuevo que surgió hace ya unos años, todo el mundo era consciente de que lo primero que debía de hacer era sembrar para posteriormente recoger.

Como todo en esta vida, hay quien ha recogido una buena cosecha, hay quien ha recogido poco pero al fin y al cabo ha recogido, hay quien ha recogido tempestades y hay incluso quien sigue sembrando con la esperanza de algún día recoger.

Veamos cuando puede ser el momento en el cual debes de plantearte seriamente que debes de dejar de sembrar.

En el mundo de las redes sociales, al igual que ocurre en el mundo real, siempre que hay alguien dispuesto a sembrar, trabajar gratis o a bajo coste, regalar su esfuerzo y su trabajo en aras a mejorar su marca personal,…, también hay quienes están dispuestos a aprovecharse de tu siembra. El problema radica cuando siendo consciente de ello ves que quienes se aprovechan no te darán en el futuro ningún fruto con lo cual estás realmente perdiendo tu tiempo en esa siembra, tiempo que no volverá y lo has perdido para poder sembrar en un sitio más adecuado.

Sabes que sembrar significa que se están aprovechando en cierta medida (o en su totalidad) de ti, de tu trabajo y de tu marca personal. Pero la cosa ya empieza a rozar lo absurdo cuando ves que otros se benefician de tu esfuerzo y de la cosecha que ellos recogen tu no ves nada. ¿Te ha pasado o te está pasando?

Además normalmente este tipo de gente vuelve a pedirte que sigas sembrando y tú dudas si debes de seguir por ese camino o plantarte.

¿Cuándo dejar de sembrar para empezar a recoger?

Hay una serie de indicadores que hacen que te debas de tomar en serio el tema de que ya es hora de recoger y dejar de sembrar.

  • Cuando veas que algo que has sembrado a dado beneficios a otro y que los ha monetizado y a ti no te ha servido de nada.
  • Deberás dejar de sembrar cuando recibas semanalmente varios mails en los que figure alguna de esta frases: ‘Buscamos una colaboración…’, ‘Queremos colaborar…’, ‘Sería interesante para ambas partes…’,….
  • Cuando el mail que te solicita la colaboración deje bien claro que los medios económicos son escasos y no se te puede pagar tu esfuerzo.
  • Cuando percibas que el sembrar está haciendo que pierdas tu tiempo y lo dejes de emplear en algo que realmente te llene personalmente. 
  • Cuando ves que otros profesionales siembran y recogen haciendo lo mismo que tú.
  • Pero sobre todo debes dejar de sembrar cuando tengas el sentimiento interno de que se están aprovechando de ti y de tu marca personal.

No hace mucho el departamento de Sociología de una universidad pública me dijo si quería impartir una sesión formativa de ‘marca personal’ de 2 horas. Mi respuesta fue clara y les pregunté que estaba interesado y de que retribución estábamos hablando, a lo que me respondieron que era gratuita y que incluso los gastos corrían de mi cuenta. Le pregunté a la catedrática de turno dos cositas bien claras:

  • Si estás interesada en que te de el seminario ¿será por qué cumplo determinados requisitos? No creo que sea una elección al azar. Deduzco que entonces demandas un servicio.
  • La segunda pregunta fue más clara: tu cobras por dar clase en la universidad y cuando vas a dar una conferencia a otro sitio ¿a qué sueles cobrar?

La respuesta dada fue la de que para mi sería muy productivo ya que mejoraría mi marca personal y podrían haber colaboraciones futuras. La respuesta definitiva que le dí fue la de que por mi ‘marca personal’ era el motivo por el cual estábamos teniendo esta conversación y que había despertado su interés por mi persona para impartir el seminario, de lo que deducía de que mi marca personal ya estaba en el camino correcto, además del hecho de que yo como día a día y que no puedo quedarme sin comer mañana a la expectativa de comer dentro de un mes con suerte.

Para no liaros más: cuando estés cansado de que te pidan colaboraciones altruistas, algo muy de moda en las redes sociales, y te des cuenta de que lo que realmente quieres es ‘trabajar y no colaborar’, puedes que estés en el punto que debas de dejar de sembrar o, cuando menos, remplantearte lo que estás haciendo en esa siembra.

9 comments

  1. Joel Pinto dice:

    Ayyyyyyyy, José Luis

    Los temas que tocas. Pues yo hace tiempo que pase de un sitio para el otro y cuando me hacen mención a ese tipo de colaboraciones, sencillamente las descarto.

    Lo que me preocupa no es tanto que esté ocurriendo ahora por la crisis, sino que se convierta en una “cosa normal” el que a las personas se les pida trabajar a cambio de visibilidad.

    ¿Te imaginas a los hijos de uno graduándose de la Universidad para tener que trabajar de gratis por un montón de años mientras se dan a conocer?

    Hace tiempo escribí un artículo que te dejo acá:
    Trabajar de Gratis: ¿Cuándo?,¿por qué?,¿por cuánto tiempo?

    • jose luis dice:

      Buenas amigo Joel.

      Lo que parece mentira de todo esto es que siguen las cosas así y cada día más. Parece una vuelta al pasado. A nosotros más o menos nos da igual, pero la forma de aprovecharse de esta forma de las nuevas generaciones es francamente vergonzosa 🙁

      Se ha generalizado de tal forma que se menosprecia el talento de los desconocidos y se aprovechan de su trabajo y esfuerzo. Me parece vergonzoso por decirlo de una forma suave 🙁

      Un abrazo amigo y me paso a leer ese artículo ahora mismito 😉

  2. Cuándo dejar de sembrar para empezar a r... dice:

    […] Pregunta difícil de responder porque depende de muy variados factores. Depende en gran medida de los objetivos que te hayas marcado, acciones para conseguirlo y tiempo en el cual te lo has propuesto alcanzar.  […]

  3. Aflabor dice:

    Hola José Luis.
    Yo no sé qué pasa, pero esto de las colaboraciones gratis solo se produce en los sectores tipo comunicación, periodismo, publicidad, etc. como bien dices. Yo creo que es por la fama (no realidad) que tienen de profesiones “cómodas”. Yo no veo albañiles, fontaneros, mecánicos ni similares que hagan estas cosas.
    ¿Será culpa de los propios profesionales? Yo ya no sé qué pensar.
    Un saludo.

    • Cierto amigo Antonio. La duda que me surge es si que no se da valor al trabajo de los demás o sencillamente que el ‘buenrolling’ de los medios sociales hace que estas cosas ‘no tengan precio’ en el mal sentido de la expresión 🙂

  4. Carmen dice:

    Cuánta razón tienes José Luis. Esto es como todo, empezar es un lío que no veas y la ilusión te mueve a poner todo el empeño del mundo. Siempre ha habido y siempre habrá rapaces dispuestas a sacar provecho.
    Gracias por compartir tus conocimientos y abrirnos los ojos ;D
    @carmen5anz

    • jose luis dice:

      Buenas amiga Carmen. Es así. Siempre, y no solo en el mundo online ha habido gente especialista en aprovecharse del trabajo ajeno. El problema es que la crisis agudiza el ingenio en unos y la necesidad en otros y eso va a peor 🙁 A ver si cambian las cosas pronto 🙂

      Un beso

  5. Antonio Gómez Cava dice:

    A todos creo, que en algún momento nos ha ocurrido algo parecido José Luis. Yo pase por la misma experiencia y a menos que no estuviera monetizada la acción esta claro que no iba a dar un curso u ofrecer my Know How. Si contratas los servicios de un abogado, te cobra…. Hay que seguir caminando…

    Un saludo

    Antonio Gómez
    http://www.antoniogomezcava.com

    • jose luis dice:

      Buenas amigo Antonio. Y es la verdad, parte de la culpa de todo esto es de nosotros mismos, que alimentamos el altruismo y después nadie quiere remunerar por ello. La época de crear marca propia ya pasó de largo si lo que quieres es luego vivir de ella. De nada vale el ser benefactor cuando vemos que todo el mundo cobra por ello 🙁 Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *