Dos motivos porque no triunfa el 2.0 en el management de RRHH

El otro día estaba hablando por Twitter con mi amgia @nkkita sobre el tema del ‘dospuntocerismo‘ dentro de las organizaciones y de los departamentos de los RRHH concretamente. Le comenté que las reflexiones que estábamos teniendo eran necesarias plasmarlas en un post y aquí está, porque es bueno testear las opiniones de todo el mundo.

¿Por qué estamos a la cabeza en la utilización de las redes sociales en el mundo, todo el mundo tiene un blog,…, y sin embargo los departamentos de RRHH son reacios a su utilización masiva en su día a día dentro de las organizaciones?

Y he llegado a la conclusión de que el problema está en dos puntos básicamente: uno en los departamentos de RRHH y otros en los promotores del dospuntocerismo.

 

Por el lado de los departamentos de RRHH

Frente a otros departamentos dentro de las organizaciones más propensos a la innovación y adapatarse a los cambios del entorno, los RRHH has sido departamentos siempre más reacios al cambio. Han sido más clásicos y con menos experimentaciones. Mucho de ello debido a que son departamentos cuyo éxito en muchas ocasiones se ve a largo plazo, lo cual hace que se tomen las cosas más tranquilas y de ‘otra manera’.

Y en estos momentos han coincidido dos hechos en el tiempo: el ‘boom’ del dospuntocerismo y la crisis económica, donde los departamentos de RRHH tienen que jugar un papel fundamental.

¿Alguien se cree que en estos momentos, un departamento acostumbrado a tomarse las cosas con calma está por la labor de ‘abrazar el dospuntocerismo‘ como única religión?

Justo está pasando lo contrario. Están volviendo a prácticas anteriores a la crisis en las que no se veía el dospuntocerismo por ningún lado y que durante muchos años les permitieron vivir tranquilos. Y es algo humano. También peligran sus puestos de trabajo, por lo tanto, ‘experimentos en casa y con gaseosa’.

Por el lado de los dospuntoceristas

Por naturaleza humana que tenemos, solemos deconfiar de todo lo que a simple vista no conocemos. Y más cuando la vehemencia con la que ‘se nos lo vende’ es desmesurada.

Los especialistas en 2.0 están enfocando su trabajo hacia que ‘sólo hay un camino dentro del mangament de los RRHH’ y es el que ellos dicen, y piden a marchas forzadas que se cambie y se de un giro en estos departamentos.

¿No se dan cuenta de que departamentos tradicionales de por sí, anclados en el inmovilismo durante mucho tiempo, no van a cambiar de la noche a la mañana?

Pues contrario a esto, se empeñan en ‘meter por los ojos’ a estos departamentos las nuevas herramientas, con lo cual ya de por si reacios, tienen disculpa suficiente para rechazarlas.

Los especialistas por lógica intentan vender su trabajo porque realmente necesitan resultados que reafirmen sus tesis, pero esas prisas van en detrimento de su éxito. Es la pescadilla que se muerde la cola: si siembran y no recogen no pueden volver a sembrar.

 

A modo de conclusión: Ni las cosas se pueden ‘meter a calzador’ ni ‘los departamentos de RRHH se pueden quedar anclados en el inmovilismo’. Habrá que buscar la forma de que ambas cosas no pasen. Dependerá de cada organización y de cada departamento.

Lógico que los departamentos son reacios a los cambios y más en una situación laboral tan inestable, y lógico también que los especialistas en 2.0 intenten convencer de sus  bondades, porque de ello depende su trabajo.

Las cosas deben de fluir en la dirección del 2.0, eso seguro ¿a qué velocidad?  Pues, depende.

 

Autor: Jose Luís Del Campo Villares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *