El “ser” positivo (Optimismo)

ser positivo

Ser positivo implica cultivar las relaciones con las demás personas, ser amistoso y abierto a las interacciones con los otros y hacerlo de manera habitual, como norma de conducta.

Utilizar la sonrisa es algo que todo el mundo debería incorporar a su forma de ser, a su conducta; cuesta poco, es algo que nos hace sentir bien, mejora las relaciones sociales y redunda en nuestro propio beneficio.

Utilizamos el pensamiento positivo cuando preferimos ver el lado bueno de las cosas en cualquier situación; cuando vemos el vaso medio lleno, en lugar de medio vacío; cuando no permitimos que el fatalismo entre en nuestras vidas y cuando elegimos ser optimistas en lugar de pesimistas.

Indudablemente es mejor opción preferir ser feliz a ser desdichado, aunque en muchas ocasiones, consciente o inconscientemente, elegimos lo segundo.

Solo os quiero dar un mensaje con este post: “quien es el que decide ser positivo o negativo”.

Tras esta historia espero que os quede claro:

“Ricardo está muy preocupado porque piensa que sus compañeros de trabajo se ríen a sus espaldas y piensan que es muy torpe. Saber que piensan así de él le hace sentirse triste y desdichado. Ciertamente, si Ricardo no supiera lo que sus compañeros piensan y desconociera que se ríen de él no se sentiría triste y desdichado, ya que al no saberlo no se sentiría afectado por ello. Siguiendo esta lógica, observamos que no es lo que los compañeros de Ricardo piensan o hacen lo que le hace sentirse desdichado; Ricardo se siente mal porque SABE lo que sus compañeros piensan de él y SABE que se ríen de él. Así que no son los pensamientos de sus compañeros los que hacen que Ricardo se sienta desdichado, lo que le hace sentirse tan mal a Ricardo es lo que él mismo PIENSA sobre lo que piensan y hacen sus compañeros: Es Ricardo y no sus compañeros el causante de sus desdichas. Ricardo no está pensando correctamente, ya que sus pensamientos le hacen daño”.

Ser positivos y proactivos.

8 comments

  1. Alberto dice:

    Hola José Luis. Siempre que se trata de diferenciar a un optimista y un pesimista, se habla del “vaso que está a la mitad”, el optimista ve que que está medio lleno y el otro que está medio vacío. Igual cuando uno era niño con la cuenta regresiva de las vacaciones, a lo mejor algo queda de eso.

    La visión optimista va hacia lo que has aprendido, a quien has querido y a quién has ayudado, el pesimista ve, que me falta por aprender, la cantidad de gente que me faltó por querer y a lo mejor no se preocupa por lo tercero.

    Aquel dicho, “solo se que no se nada”, era optimista o pesimista?
    Un abrazo,
    Alberto

  2. Buenas amigo.

    Tienes toda la razon es el ejemplo tipico para diferenciar al positivo del negativo.

    la pregunta que me haces es complicada.”Solo se que no se nada” denota que se ha parado a observar lo que le rodea, que ha hefcho un buen ejercicio de autoreflexion, que se ha fijado en los detalles y que ha legado a una conclusión. Si para decir esta frase ha hecho todo esto, creo que es una frase positiva, sino, al haber sacado estas conclusiones no hubiera seguido como hasta la feha, cambiaria la forma de hacer las cosas.

    Se limita a reconocer “una verdad” y aceptarla, lo que denota un alto grado de positividad.

    Un saludo

  3. Sara dice:

    Ojos que no ven… hostia que te pegas.

  4. Ely dice:

    Entonces de esa ostia hay que aprender y ver el lado bueno, siempre lo hay, asi es como se hace uno mas fuerte y como mas aprende…Asi que no hay mal que por bien no venga. Es asi.

  5. Pamela dice:

    Hola me llamo Pamela entre a esta pagina de casualidad porque no estoy nada bien soy una persona
    con negatividad estoy apunto de postular y tengo miedo de no llegar a entrar mis papas dicen que tengo que tener fe esperanza ser postivia optimista y no se como hacerlo haber si me pueden ayudar con sus opiniones les agradeceria mucho de verdad solo qiero sentirme bien y entrar a esa universidad.
    gracias

    • Buenas amiga Pamela.

      Lo primero de todo es intentar no ponerse nervioso porque eso solo deriva en tensión y negatividad.

      Por lo que me cuentas hay presiones familiares. Intenta olvidarte de ellas, porque la mayor parte de las veces conducen a decisiones erróneas.

      Ante todo y lo que debes de hacer es preguntarte ¿qué quieres tú y no que quieren los demás de tí?.

      Siepre que sigas lo que tu creas que debes de hacer tendrás pensamientos positivos sobre ello. Si implican no seguri un guión prefijado, siempre será mejor cortar el problema antes de que crezca.

      Si lo que quieres coincide con lo de tu familia y estas negativa piensa en que sería lo peor que te puede pasar y lo mejor al respecto de este asunto. Una vez hecho esto, piensa que lo mejor es posible, y que lo peor ¿a dónde te llevaría? Seguro que se abrirían mil y una oportunidades nuevas que te llevarían a nuevos sitios.

      Por lo tanto. Lo primero es que identifiques las situaciones las visualices y veas que ni una ni la otra son definitivas, sino que sn simples pasos en la vida que hay que dar, y como tal hay que hacerlos positivamente. Son pasos sucesivos. Si los ves como problemas seguro que la negatividad te invade.

      Piensa que todo lo que ocurre es una oportunidad para hacer algo nuevo y ten seguro que lo que parece que es malo acaba siendo siempre algo positivo.

      Lo que ocurre es que sempre tenemos en la cabeza ideas preconcebidas de todo. Rompe con ellas y mira las cosas como te comento. Si entras, feliz y si no entras seguro que es porque te espera algo mejor, que ahora no lo ves, pero que seguro que llegará.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *