Habilidades Directivas 2.0

Hoy me hago una reflexión sobre una de los temas que, con las nuevas herramientas 2.0 que hay en Internet, mucho ha dado que hablar y tiene que seguir dándo. Son las Habilidades Directivas 2.0.

Quienes en alguna ocasión hemos dado algún curso sobre el tema, siempre lo hemos dado (hasta la fecha) en el mundo 1.0. Interactuando con el alumno o asistente a la sesión formativa y viendo sus reacciones y, en definitiva, con ‘el cuerpo a cuerpo’ que nos gusta tanto. El feedback se produce de forma inmediata con lo que la sesión formativa se enriquece sobre la marcha.

Pero el otro día hablando con mi amigo Agustí Brañas, administrador del blog Habilidades Directivas 2.0 y creador del grupo en Linked In denominado de la misma manera ‘Habilidades Directivas 2.0’ me ha surgido una duda que espero que sirva para abrir un pequeño debate.

Las Habilidades Directivas, que hay quien las llama competencias, son adquiridas por nosotros mediante los conocimientos y hábitos del uso en el día a día en nuestro entorno (teoría y práctica). O sea, que se adquieren por el conocimiento y por el uso cotidiano.

Y es aquí donde viene mi duda:

Las Habilidades Directivas como eran entendidas hasta ahora (llamémoslas 1.0) ¿han cambiado con respecto a lo que se define como Habilidades Directivas 2.0 o nos encontramos con que hay nuevas habilidades que han aparecido distintas de las actuales?

Es decir, una transformación de las primeras, mediante un conocimiento teórico de las nuevas herramientas 2.0 y la posterior puesta en práctica, han derivado en la aparición de las segundas, pero siendo las mismas evolucionadas. O, por lo contrario, las nuevas herramientas de por si llevan a la fuerza innatas la aparición de unas nuevas habilidades.

Con la primera situación nos encontramos con que directivos actuales, con un reciclaje de conocimientos, seguirán siendo los directivos de siempre pero con nuevas herramientas.

Con la segunda situación, estamos hablando de que puede darse el caso de que un directivo, que hasta ahora no era bueno en Habilidades Directivas 1.0, si pueda serlo en Habilidades Directivas 2.0 nuevas que surjan al abrigo de estas nuevas herramientas, y viceversa.

Y aunque parece sencillo ya que la pregunta sería si un buen directivo lo seguirá siendo con las nuevas herramientas, la cuestión es más compleja.

Si optamos por la primera situación nos volcamos en que las habilidades o competencias están en las personas, mientras que si optamos por la segunda, le estamos dando el protagonismo a las herramientas y no a los individuos.

Con lo cual llego a una conclusión: Yo que tengo debilidad por las personas, creo que las herramientas, por definición, son instrumentos que deben de ayudar al directivo no condicionarlo. Un buen directivo lo será siempre con independencia del entorno o herramientas que emplee y consecuentemente, un mal directivo 1.0 no puede esperar milagros con las nuevas herramientas 2.0, como mucho puede aspirar a maquillar algo sus carencias con su uso, pero no van a obrar milagros.

A mi modo de ver, las Habilidades Directivas 2.0 serán una potenciación de las Habilidades Directivas 1.0 (o un maquillaje de las deficiencias en las mismas), pero lo que no creo es que sean sustitutidas las primeras (1.0) por las segundas (2.0). Como se suele decir, de ‘donde hay madera’ se puede sacar con unas buenas herramientas, pero donde no la hay, da igual las herramientas que se emplee.

16 comments

  1. Hola José Luis:

    Coincido contigo en que hay que diferenciar herramientas de personas. Para mi detrás de todo hay personas sean 1.0 2.0 0 3, 14, 16. La única diferencia es que el campo de actuación se amplia en todos los sentidos . ¿habilidades, competencias? Sentido común.
    Un abrazo amigo

  2. José Miguel Bolívar dice:

    En mi opinión, las habilidades directivas 2.0 son, o serán, aquellas que por una parte tengan su origen en los valores de la red social, por otra sirvan para gestionar las nuevas realidades y comportamientos derivados de la red social y, por último, no formen ya parte del catálogo de habilidades directivas tradicionales. Jaime Izquierdo está haciendo un gran trabajo en relación a las competencias 2.0 que también tendría cabida aquí como punto de referencia

    • Buenas José Miguel.

      Muy cierto lo de Jaime, si señor, está realizando un trabajo excelente.

      Tu eres de los que piensa que hasta la fecha se han dado ciertas habilidades, parte de las cuales se podrán traspasar al 2.0 y se unirán a otras nuevas que nazcan en este entorno. Me encanta esa idea, más que nada porque abre el abanico a nuevos profesionales que, sin ser ‘habilidosos’ en el 1.0 si que pueden desarrollar su potencial en el 2.0

      Lo veo como la posibilidad de descubrir nuevos talentos en personas que hasta ahora en el 1.0 no destacaban por sus habilidades directivas. ‘Una especie de OT de Nuevas habilidades’ 🙂

      Un saludo amigo

  3. Yo creo que con la web 2.0 se han recuperado valores un poco olvidados o menospreciados últimamente en los Directivo como la transparencia, la autenticidad, la escucha, la empatía, la honestidad, la humildad y el saber ser persona, con autenticidad.

    Pero ser un apasionado de las nuevas tecnologías y un experto en ellas no es suficiente para ser un buen Directivo. Es necesario estar alineado con ellas, con sus valores y compartirlos con su organización para poder enriquecerse y conocer mejor a su gente, a sus clientes, a su entorno. Este nuevo estilo de liderazgo más participativo y abierto le permitirá gestionar y liderar con más eficiencia y tomar mejores decisiones.

    • Buenas Mireia.

      Buen apunte en el sentido de que ‘algo de madera de buen directivo’ debe de haber si se quieren emplear las Habilidades Directivas 2.0 de un modo adecuado.

      No obstante lo que apunta José Miguel me hace pensar, y es el hecho de que pueden surgir nuevas habilidade innatas al ‘dospuntocerismo’ que a un Directivo 1.0 se le pueden dar bien o no.

      Es un tema complicado, el determinar si son evolución de las 1.0 o si surgen nuevas habilidades.

      Ciertamente es un tema que creo que daría mucho que hablar.

      Gracias por la visita amiga.

  4. Buenas amigo Fernando.

    ¡¡Cuanta razón tienes amigo!! Las habilidades y las competencias son las que forman las personas da igual que mundo sea el que frecuentan 🙂

    Aun así, José Miguel abre el debate de si surgirán o no nuevas habilidades con esto del 2.0 y es una cosa a tener muy en cuenta.

    Un saludo

  5. Alberto Barbero dice:

    Hola, José Luis:

    Pienso que esto es como aquello de los dos círculos con un espacio común que era la “intersección”:
    – En general, las HD2.0 son nuevas porque tienen que ver con el manejo de un entorno y unas herramientas nuevas. Sin embargo, embrionariamente ya tenían cierta importancia en el 1.0.
    – La base más importante es sin embargo común con las 1.0 de la “Teoría Y”, y éstos son sobre todo los actitudinales: confianza, colaboración.y los ingredientes psicológicos y relacionales con los que se construyen.
    – Hay otras habilidades que son 2.0 pero que ya eran 1.0, solo que tienen que reconvertirse. Por ejemplo, la comunicación.

    Yo también soy de los que se apuntan al modelo de competencias 2.0 de Jaime Izquierdo en el que todo ésto se entiende mejor con nombre y apellidos de las competencias.

  6. Muy cierto amigo Alberto. El trabajo de Jaime Izquierdo es muy pero que muy bueno, y sobre todo acaba con el desconocimiento verbal, es decir, le pone nombre a las cosas, con lo cual las ideas quedan mucho más claras.

    Este post era una pequeña reflexión y soy de los que cree , como tu dices, que efectivamente habrá una intersección entre ambos mundos 1.0 y 2.0, a la vez que ambos tendrán sus propias habilidades . Tendrá más el 1.0 que el 2.0? Esa es una duda a desvelar y que probablemente solo el tiempo desvelará.

    Ahora, inicialmente, lo qe se intenta buscar es el reflejo de las HD 1.0 en el 2.0, pero sin duda habrá muchas comunes que evolucionan y otra nuevas que nazcan.

    Un saludo amigo y buen fin de semana

  7. Christopher_Wright dice:

    Hola José Luis,

    Tanto tiempo.

    Pienso que las habilidades directivas 2.0 podrían incluir más conocimiento de habilidades interculturales. En persona nos adaptamos más rápido a los códigos del grupo y por eso hacemos más esfuerzo para que el grupo funcione.

    Sentados en nuestra oficina, en nuestra ciudad / pueblo en nuestro país no somos siempre conscientes de las diferencias culturales que existen en los ciudades / pueblos y los países de compañeros de nuestro equipo virtual.

    Un saludo,
    Christopher

    • Buenas Christopher

      Tocas un tema muy interesante y es el de relacionar la interculturalidad con las habilidades directivas.

      El 2.0 si que es más homogéneo a la hora de comparar las habilidades y es ese uno de los puntos que hace tan atractivo al tema 2.0

      Funcionan más o menos igual todas las habilidades que se mueven en este entorno con independencia del país o cultura donde esté quien las usa, de forma distinta a lo que ocurre con las 1.0

      Un saludo

  8. JFA dice:

    Yo me quedo con esta frase: “Un buen directivo lo será siempre con independencia del entorno o herramientas que emplee”. Será que tengo poca fe en el puntocerismo 😉

  9. curso habilidades directivas dice:

    interesante artículo. Es indispensable saber que las habilidades de dirección no son natas y pueden ser fácilmente aprendidas mediante una adecuada capacitación.

  10. ana alvarado dice:

    hooa estaba leyendo el tema y los variados comentarios..quisiera saber si alguno de uds me pueden ayuadr con un tema de las habilidades directivas..ya que en un ramo tengo que llegar a crear un know how
    sobre el tema de als habilidades directivas,.,,mi proyectoe s:
    Estrategia de Posicionamiento de una Empresa Formadora de Lideres Top.
    bueno asu alguno tiene mas info agradecira que puderia comentar
    muchas gracias

  11. Buenas amiga.

    Te recomiendo que en ese caso que indicas entres en el grupo de Linked In que hay de Habilidades Directivas 2.0

    Encontraras sin duda información al respecto.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *