Laboralmente, más de 45: ‘peligro de muerte’

Ya hablé de este tema en algunas entradas anteriores (Paso de 50, ¿no le soy rentable a ninguna empresa ya? o Emprender a los 40 …. o más!!!), pero el estudio que ha realizado y publicado recientemente Viadeo, ha dado pié a que vuelva a retomar el tema, muy a mi pesar.

El estudio se ha realizado entre 2.134 españoles y 55 Directores de Recursos Humanos, revela que:

Los amigos y  las recomendaciones son las principales vías empleadas por los mayores de 45 para conseguir trabajo, según afirma el 48% de los encuestados.

Un 27% se decanta por el CV tradicional y las ofertas públicas del INEM.

Crear y mantener un perfil en una red social, actualizarlo de forma constante y conseguir una buena red de contactos son las recomendaciones de los  expertos para incrementar las oportunidades de éxito.

Un 64% de los Directores de Recursos Humanos suele consultar el perfil de los candidatos en las redes sociales antes de las entrevistas.


Me gustaría hacer referencia al 60% que tarda a más de una año.

Una pregunta es la que me hago con respecto a este grupo de personas. Y es que el concepto ‘más de un año’ es algo ambiguo, en el sentido de que a mi modo de ver el problema no radica en que sea más de un año, lo que en teoría sería ‘parado de larga duración’. Lo importante sería conocer qué parte de ese 60% lleva bastante más de un año buscando trabajo. Hablo de dos y tres años.

Ese es el verdadero drama de ese 60%. No sólo es gravísimo que el 60% tarde más de un año, sino el hecho de que es un grupo de personas con cargas familiares en su mayoría y que probablemente lleven dos años o más buscando trabajo y, tristemente, con muy pocas probabilidades de encontrarlo.

Se ve que el networking (contactos) a gente de 45 o más, es la fuente principal de colocación, pero no la suficiente.

Muchas de esta gente se ve forzada a entrar en las nuevas tecnologías para competir por un trabajo y claramente tiene muchas dificultades frente a los competidores jóvenes. Y es que a medida que avanza el tiempo las nuevas redes sociales y herramientas 2.0 son más necesarias para la búsqueda laboral y a mayor edad más dificultad de adaptación al cambio, aunque he de reconocer que en los últimos estudios el segmento de edad entre 45-54 años están consiguiendo niveles de uso de las redes sociales muy buenos.

Lo más doloroso de esta situación es que estamos ante un colectivo que atesora experiencia, tan ‘demandada’ por muchas empresas, se está perpetuando en el tiempo y se convierte en una bola de nieve. ¡¡Pobre como caigas con 45 años (yo incluso me iría a los 40 años ya) en las garras del paro!!

Pocas son las puertas que se abren en ese momento y muchas a las que hay que llamar por desgracia.

¿Soluciones? Según está el mercado laboral, ninguna. ¿Alguien realiza esfuerzos por cambiar esta situación? Nadie.

Los desempleados de más de 45 (o incluso 40), serán la generación de supervivientes laborles.

Puede llegar incluso, con mucha facilidad, el día en que el padre y el hijo vayan a la misma entrevista de trabajo.

La única profesión en estos momentos en la cual alguien queda desempleado con 45 años o más y no tiene ningún problema de recolocación es la política. ¿Será por los muchos contactos que cuando ‘trabajan’ se crean o sencillamente a que no es una profesión sino un subsidio permanente de dinero público?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *