Line llega, los demás tiemblan

Realmente puede que haya surgido otra de las principales redes/aplicaciones con mucho futuro. Nosotros llevamos dos semanas probándola y nos parece una muy buena aplicación que sin duda hará temblar a Whatsapp y en cierta medida a redes más grandes como Instagram o incluso a Facebook.

Y es que Line no nace ahora, sino que trae debajo del brazo la friolera de 70 millones de usuarios en Japón donde ha nacido. ¿Qué la diferencia de otras aplicaciones? Pues si vamos a lo más habitual en los usuarios de smartphones, vemos que por un lado posee las ventajas de Whatsapp, o sea mensajería gratuita y con un muy buen interface y por otro posee las llamadas que puede ofrecer aplicaciones como Viber, y desde nuestro punto de vista, Line es más fácil de usar que este último.

Pero Line da un paso más allá que esta aplicaciones, ya que puede ser considerada como una red social en sí misma, ya que también en ella nos encontramos un centro de juegos y una cámara plagada posibilidades. Line es gratuita y ya está disponible en los principales sistemas operativos móviles: iOS, Android, y con menos funciones aún  Windows Phone y BlackBerry. No solo para ‘smartphones’, también está disponible en PC y Mac.

Y es que se puede bajar la aplicación para PC, con lo cual aquello de los dedos en el smartphone que pulsan más teclas de lo debido se puede acabar, algo de lo que se quejan mucho los usuarios de Whatsapp.

Permite importar nuestros contactos y elegir si queremos o no ser visibles para aquellos que nos tengan en su libreta. Una vez hecho esto, se pueden “esconder” o “bloquear” los contactos que no nos interesen. Como WhatsApp permite enviar texto, vídeos, fotos y compartir localización. Posee un atractivo que es el de que Line también permite añadir emoticonos Emoji, ‘stickers’, que son unos grandes dibujos de estética manga, y emoticonos basados en caracteres. Los hay gratuitos y de pago, que además se pueden regalar a otros usuarios a través de las conversaciones. Todo ello deja claro que ofrece más posibilidades que WhatsApp en este sentido.

También puede realizar llamadas a través de Internet a los usuarios que estén en su lista de contactos, lo que no deja Whatsapp.

Con respecto a otras redes sociales  Line tiene una “página” de perfil de usuario que podemos personalizar con un fondo. Su aspecto es bastante similar a la cabecera de la biografía de Facebook o al nuevo aspecto del perfil de Twitter. Esto es así porque estamos ante el espacio personal del usuario desde el que puede generar contenidos.

Posee un ‘Timeline’ muy similar a  Tumblr. Es posible publicar entradas, como fotos, enlaces o ‘stickers’ para acompañar un estado, que se pueden comentar o “calificar”. Aquí no hay exclusivamente “me gusta” o “favorito”, sino que podemos asociar diferentes ‘stickers’ que representan varios estados de ánimo, desde entusiasmo a medio o tristeza. O sea, podemos poner un ‘no me gusta’ a algo cosa que en Facebook no podemos.

Como en FB, permite esconder las publicaciones de aquellos contactos que no nos interesen, y podemos crear un ID único y hacer que sea público o no. De esta forma, podemos ser localizados (se pueden añadir contactos mediante búsqueda, pero también con un código QR), lograr “contactos-seguidores” y hacer que nuestras entradas sean públicas como en Twitter.

Line además de incorporar chat, llamadas, un perfil y un ‘Timeline’, su ‘app’ también ofrece una completa función fotográfica. Es Line Camera que no forma parte de la propia aplicación, sino que es una aplicación aparte, pero sí está bien integrada. En la cuarta pestaña de Line, llamada “Más”, encontramos varias funciones extra. Una de ellas es Line Camera. Si pulsamos sobre su botón, este nos lleva a Google Play, desde donde descargamos la ‘app’. A partir de entonces podremos acceder a ella de forma independiente o a través del acceso directo integrado en Line, como si fuera una más de sus opciones.

Line Camera es bastante completa y ofrece miles de combinaciones a través de filtros, marcos y pegatinas. También podemos cortar la instantánea en diferentes formatos, añadir texto y pintar con libertad encima con decenas de pinceles y colores. También tiene temporizador a la hora de disparar. Las posibilidades son enormes y lo curioso es que en sí misma es una de las ‘apps’ más completas de retoque fotográfico que hay y encima es gratuita.

Una vez que hacemos una foto podemos compartirla gracias en redes sociales como Facebook o Twitter, pero no a Instagram, pero podemos salvar la imagen o pulsar el botón “enviar a otra aplicación”, que en Android abre el cuadro de diálogo con otras ‘apps’ y podemos publicar donde queramos.

Por supuesto, también existe la posibilidad de enviar la fotografía directamente a Line. Si elegimos esta opción, podemos adjuntarla a conversaciones existentes, enviar a contactos con los que no haya chats o publicarla en nuestro ‘Timeline’. Lo dicho: muy completa.

Más utilidades en Portaltic

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *