Los 40 años de historia de los social media y el paso a la empresa social

¿A qué realmente os sorprende lo de los 40 años cuándo todo el mundo dice que el boom de los social media es de hace una década para aquí?

Pues realmente no es una cosa que sea tan próxima en el tiempo como podemos ver. Facebook, Twitter, LinkedIn y YouTube son algunos de los exponentes más claros del boom de los medios de comunicación social y los que están en la mente de todos y son todos nacidos de la década pasada. Pero lo cierto es que por ejemplo a los emails y a los newsletters se les atribuye el éxito posterior de estas nuevas plataformas que ahora parecen que han estado con nosotros toda la vida. Google +, Pinterest, Instagram y Foursquare son otros de los ejemplos de nuevas plataformas sociales que ni siquiera son de la década pasada sino que son de la actual.

Lo que si podemos decir es que la década pasada se ha pasado al cambio de cultura o mentalidad digital a la cultura social o 2.0.  Lo que si está claro en estos momentos es que si tu empresa no tiene la mentalidad de usar los medios sociales como canales para conectar, participar, compartir y construir confianza con sus clientes actuales y potenciales, está totalmente ausente de lo que se conoce como comunicación y cultura social.

Es decir, los social media no son de hace unos años, pero si el cambio de la mentalidad a la hora de emplearlos y sobre todo en la empresa.

En el 2011, el año pasado, puede decirse que las empresas han querido entrar a ser lo que se denomina como ‘Empresa social’. lo que viene a ser en la ‘jerga marketiniana digital’  que una empresa social, entiende que es B2H (empresa a humano) o lo que es el H2H (de humano a humano).

Por eso es bueno no mezclar ideas, ya que las empresas que sólo utilizan los social media como plataformas de difusión y publicidad no son sociales, están pero no lo son. 

Una empresa social entiende desde la dirección de la misma de la importancia de la participación del empleado en el compromiso con los clientes, otros empleados, proveedores, socios, su comunidad local e incluso a los competidores a través de los canales digitales. Una empresa social entiende la importancia de un compromiso auténtico con la comunidad. Una empresa social entiende la forma de ofrecer una experiencia relevante y agradable que puede no tener las ventas de forma directa que espera por otros medios.  Y una empresa social entiende que los empleados tienen el potencial para construir una marca personal que puede tener un efecto positivo en el negocio.

Veamos aquí los hitos históricos de la historia de los social media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *