Otras ‘mentiras y gordas’ sobre el mercado laboral

Formación y EmpleoHoy me ha dado por volver ‘a cargar’ contra los ‘famosos’ estudios que realizan consultoras y fundaciones recibiendo para ellos ingentes cantidades de subvenciones para decir ‘nada y más’ y en este caso de hoy, por encima, mentir.

Y es que clama al cielo las conclusiones que sacan del cuaderno ‘Capital Humano 122’ elaborado por Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) presentado hoy mismo:

La edad y el nivel de estudios son los factores más determinantes para sufrir el Paro de larga duración (correcto)

Un licenciado tiene un 14,5% menos de probabilidad de encontrarse en esa situación que si tuviera estudios primarios, mientras que para un diplomado la posibilidad es 13,8% menor que para una persona que sólo ha cursado primaria. Eso es una mentira que no se la cree ni quien encargó el estudio.

Vamos a ver si nos entendemos.

En un mercado laboral más o menos normal, cosa que aquí no pasa, está claro que la formación es fundamental para poseer un tejido empresarial competitivo y productivo, cosa justamente lo contrario que ocurre aquí.

Si los niveles salariales fueran comparativamente equitativos a la media europea y a su nivel de vida se podría incluso entender que el mejor formado es el que posee al final mayor sueldo, cosa que tampoco pasa aquí. 

¿Qué pasa aquí?

Este estudio es completamente mentira en un país como el nuestro donde apenas se alcanza el sueldo ‘mileurista’.

Si yo tengo a una persona de estudios básicos desarrollando un trabajo y cobra 900 euros al mes, es más factible que se quede en el trabajo que un diplomado o un licenciado, ya que se han formado con la intención de cobrar más y en el momento que puedan cambiarán de trabajo. ¿Y si voy a contratar a alguien para un puesto en el que las 3 opciones me son válidas? Es mentira que contratarías al más formado, porque nuestras empresas temen la posterior huída de talento. Si todos hacen su cometido, el que menos se quejará del bajo salario es el menos formado, con lo cual, en esa situación, la probabilidad de que un parado de larga duración sin formación sea escogido para el puesto es mayor que la de un licenciado, por ejemplo.

Y voy un paso más allá. Un obrero no cualificado de 50 años frente a un licenciado y con master de 50 años. Ambos compiten para el mismo puesto (que eso es lo triste en este país, que compiten para el mismo puesto dado el penoso mercado laboral que tenemos), ¿qué pensaría yo si soy el reclutador? Del primero, que la formación de la que carece ha hecho que esté en esa situación. Mientras que del segundo, pesnaría que con esa formación y la edad que posee, algo habrá hecho mal en su vida para encontrarse así. A uno lo comprendería y a otro lo prejuzgaría.

Y miente quien no piense así.

Nuestro estereotipo de licenciado de 50 años, es el de un cabeza de familia con futuro asegurado, éxito en su empresa y estabilidad personal y profesional. Si no es así, pensamos que ha fracasado. Miestras que el estereotipo de un albañil de 50 años en el paro, no se le prejuzga, se reconoce que por la crisis de la construcción es normal que esté asi.

El estudio presentado hoy al que hago referencia arriba será válido para un país ‘normal’, sin tasas de paro superior al 20%, sin paro juvenil del 47%, sin paro feminino del 45%, sin más de 1,8 millones de parados de larga duración. Pero aquí es sencillamente mentira.

En este país, mientras más formado estás, menos probable es que encuentres trabajo, y menos un buen trabajo. Como muestra nuestros políticos.

8 comments

  1. Siendo que estoy de acuerdo en alguna parte de la propuesta, me propongo matizar que no polemizar, simplemente matizar.

    Dirijo una empresa dedicada a la selección de personal, en una ciudad básicamente de servicios y tengo que decir que la formación pesa, y pesa bastante a la hora de llevar a cabo la selección.

    Ser diplomado o licenciado no es, en absoluto, una garantía de trabajo, ni siquiera de tener más oportunidades de una manera objetiva, hay que tener en cuenta muchos parámetros, es decir, indudablemente que para administrativo un licenciado no tiene ninguna posibilidad, por la misma razón que indica el bloger, la empresa necesita un administrativo, cobrará como administrativo y tendrá las responsabilidades de administrativo, si en un caso así contratamos a un licenciado, a la primera ocasión que tenga, desaparecerá; sin embargo en una ciudad de servicios, se precisa cada día más, personal cualificado y es por ello, que cada día se solicita más formación en el candidato.

    Nuestro consejo a todos los candidatos que se presentan a nuestras selecciones, es siempre que mejoren en su formación, tendrán más oportunidades.

    Como siempre a vuestra disposición en smorales@gesalmed.com y http://www.facebook.com/sergio.moralesparra

    • Buenas amigo Sergio.

      Calro que tienes toda la razón y serñia lo suyo si estuviésemos en un país donde la ‘sobrfoemación’ de los trabajadores no fuera lo normal. ¿Culpa de las empresas, tejido empresarial, políticas educativas…? , pero el hecho de que hay licenciados en matemáticas de barrenderos y licenciados en económicas pintores de brocha gorda (con todos los respetos) son reales y te podría dar nombres y apellidos.

      Este estudio es idílico y aquí nunca será así. Aqui más formación es sinónimo de mayores problemas a la hora de buscar empleo. Aligerar el curriculum es el pan nuestro de cada día. Y me remito a lo dicho con una prueba palpable: coge mi curriculum y busca perfiles a mi medida (lo tienes en la web) 🙂 y si quieres te remito un curriculm que presento yo para que veas la diferencia entre lo que uno tiene y lo que presenta.

      Ojala llegásemos a tener un tejido empresarial y mercado laboral como el descrito, pero por ahora no es asi 🙁

      Un abrazo

  2. Julio Aliaga dice:

    Me encanta la coletilla. Por lo demás, gran artículo y totalmente de acuerdo. En cualquier caso “quisiera romper una lanza” por Sergio en el sentido de que está comentando que está en una ciudad, principalmente de servicios.

    Creo, corrígeme Sergio si me equivoco, que la formación a la que te refieres no se trata de licenciaturas sino más bien de formaciones específicas y generalistas, que te puedan ayudar a encontrar un trabajo en un sector, como el de servicios, en el que ahora has de conocer bien, herramientas tecnológicas, algo de marketing, atención telefónica. Ese tipo de formación, opino que si que ayuda a conseguir empleo, aunque no uno mejor. Esa formación ya se da por supuesta para poder conseguir empleo con respecto a los que no la tienen.

    Pero creo que en la base, estamos todos de acuerdo ¿No?

    • Buenas amigo Julio.

      La coletilla es como la vida misma 🙂 y por donde he vivido yo siempre se dijo cosas similares: ‘el que vale vale y sino… para la caja de ahorros, para la Clesa, para la FASA,…, ‘ siempre ha habido empresas que era como ser funcionario con lo cual lo de la productividad y la formación no iba con ellos.

      Lo que es cierto es la especialización en ciudades grandes que ayuda a ubicarte en ofertas. Pero básicamente el estudio dice que son mas fáciles para buscar empleo, ni habla de zonas geográficas ni tipos de trabajo, habla de forma genérica, y precísamente es ahi donde justo es lo contrario.

      Un saludo

  3. Julio Aliaga dice:

    Cierto José Luis:

    Hablamos del Estudio y estoy totalmente de acuerdo. Pero, pobrecitos, son el mismo grupillo de expertos que nos dijeron que no había burbuja inmobiliaria, que no vieron venir la crisis ya a finales de 2006, cuando los que estábamos, en ese momento, en el sector de la construcción en empresas grandes ya lo veíamos, los mismos que cuando llegó nos dijeron que era culpa, exclusivamente, de EEUU (aquí lo habíamos hecho todo muy bien), los que ahora saben todas las razones del porqué de la crisis y como salir de ella (no les preguntan a los que ya están saliendo, no; son más listos que ellos), los que nos dan cifras e informes de las PYMES (Pymes para ellos son empresas de chorrocientos empleados), bueno y un largo etc.

    Pobrecitos, repito, perdónalos, porque no saben lo que dicen – yo creo que les falta formación XD –

    Un cordial saludo José Luis y un placer “conocerte”,

    Julio Aliaga

  4. Buenas de nuevo Julio.

    Y un placer también el poder compertir opiniones.

    Lo más triste del hecho en si es que si se investiga me gustaría saber cuanto gasto ha generado este estudio, y más teniendo en cuenta que es la fundación de una caja de ahorros.

    ¿Lo que nos demuestra que ¡¡como van a estar estas!! si con un estudio semejante no han acertado 🙂 ?

    Un saludo

  5. Uno que pasaba dice:

    Estimados bloggers,

    Según Addecco, entre un 5% y un 10% de los parados de larga duración ha recurrido a un “Curriculum B” (adelgazado) para tener más posibilidades de encontrar empleo en puestos de menor cualificación a la que le corresponde, ante la imposibilidad de emplearse en puestos adecuados a su nivel formativo.

    El 5 o 10% de 2 millones de parados de larga duración es una cantidad importante de personas ocultando partes de su curriculum, parados que perciben que su extenso curriculum les perjudica. Hasta aquí, su razonamiento tiene sentido.

    Sin embargo, creo que van demasiado lejos en sus conclusiones. No diré que “mienten” deliberadamente, como no creo que lo haga el IVIE, pero sí que algunas de sus afirmaciones son diametralmente erróneas. En particular, el mensaje central del post: “mientras más formado estás, menos probable es que encuentres trabajo”.

    He aquí lo que dicen las estadísticas del INE. En 2010, las tasas de paro por nivel de estudios eran:

    Entre quienes no superaban los estudios obligatorios: 27%
    Entre los activos con secundaria superior (bachilerato y FP): 17,7%
    Entre quienes tenían estudios universitarios: 9,6%

    Media española: 20,1%

    En cuanto a los salarios, más de lo mismo. De media, y entre trabajadores con una misma edad, los más formados cobran más.

    En cuanto a la tasa de paro femenino, no se sitúa en el 47%, sino en torno al 20,5%.

    • Buenos días.

      El problema radica en que la afirmación realizada o mejor dicho, la conclusión obtenida del estudio, no está supeditada a la situación actual y menos al mercado laboral español.

      Puede ser igual de atrevida (:-) ) la afirmación de que es mentira este estudio, como la que afirman ellos si no se supedita a los condicionantes del mercado. Lo que esta claro es que en la situación que tenemos ahora, por desgracia, su conclusión es mentira, salvo que la apostillen o condicionen a algo.

      Puede que esa conclusión en Alemania o Francia sea verdad tal cual la dicen ellos, pero aquí no.

      Todos son matices de como se digan las cosas a lo que se le añade que realmente la casuística es enorme y variada, pero lo de generalizar, puede ser que en esta ocasión se aproxime a que no es verdad que a que si lo sea 🙂

      Un saludo y gracias por participar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *