5 millones, ¿qué piensas hacer?

Abismo del desempleoEste post es fruto de una conversación mantenida con mi amigo Felipe García el pasado martes en nuestra tierra Galicia y en la que mantuvimos un cambio de impresiones sobre todo ‘lo actual’ que nos rodea.

Excelente ‘motivador‘ como es él, me comentaba una charla que tuvo recientemente que dio a un grupo de desempleados y de la cual me ha surgido esta reflexión de hoy.

¿Alguien se cree que con 5 millones de parados y un mercado laboral como el que tenemos se puede ofrecer formación a los desempleados para que encuentren trabajo? ¿No será mejor dar una charla motivacional para que en cada uno que se encuentre por desgracia en el paro crezca la semilla de las ‘ansias’ de salir de esa situación?

Imaginaros una presentación. Primera diapositiva que ponga ‘5 millones de parados’. Segunda diapositiva que ponga ‘que coño piensas hacer’. Se acabó la presentación.

Por favor, a los que sois formadores de desempleados, orientadores laborales y similares profesionales os pido que hagáis este experimento. Primera diapositiva un minuto expuesta. Segunda diapositiva 3 minutos. Por favor, después empezar la sesión formativa.

De la necesidad surge la virtud y de la necesidad de empleo debe de surgir la motivación por salir del ‘pozo’ del desempleo.

No hay peor cosa que poner a alguien al borde del abismo, pero no es menos cierto que es en ese momento de que ‘fibra’ están echas las personas, pero sobre todo es el momento en el cual se le puede dar a alguien el impulso definitivo para que pueda salir del pozo.

A nadie le gusta verse metido en una situación como la del desempleo actual con más de dos millones de parados de larga duración (más de un año en las listas del INEM).

Cuando se ve el abismo de cerca solo quedan dos opciones: o tirarse a él de cabeza, cosa que es lo que están realizando muchos desempleados o bien alejarse lo más posible de él, que es lo que debería de ser.

A los que sois motivadores y formáis a desempleados, ¡¡por favor!! intentar lo segundo, no os limiteis a dar una formación de cualquier tipo que sea para cubrir un expediente, que el desempleado siga cobrando el paro y aquí paz y después gloria. ¡¡Poner al borde del abismo a los desempleados, porque será la única forma de poder estimularlos!!

8 comments

  1. Raúl dice:

    A ver, que no comprendo mucho el tema. Qué hay que poner al borde del abismo al desempleado para motivarlo?, Comó se hace?, se le le quita el subsidio para que pase hambre y tenga que hace, o buscar lo que sea?. Igual le interpreto mal, igual me equivoco con usted, no se, es un tema que me toca la fibra sensible.

    • El tema no está en quitar el subsidio a los desmepleados, ojala que no pase eso nunca. Sólamente que la formación que se esta dando actualmente a los desempleados es inutil para su colocacion y que la formacion que se le debia de dar es motivacional y de estimulación más que la que se les esta dando. Por eso, el efecto de poner al borde del abismo al desempleado es testimonial, que se vbea en una situacion que motivacionalmente le ayude a cambiar la forma de pensar aunque sea dificil.

      Un saludo

  2. pablo blanco dice:

    Completamente de acuerdo Jose Luis, se contiúa insistiendo en la necesidad de mejorar la cualificación de los trabajadores cuando el porcentaje de paro es tan alto (probablemente muy superior al que reflejan los datos oficiales: muchas personas no están dadas de alta en el inem y, según tengo entendido, algunas ayudas retiran al beneficiario de la contabilización). sólo se entiende por un ansia de dinamizar el sector de la formación, lo cual sería legítimo si esa acción no implicase engaño del educando.

    Pienso que lo ético es no ocultar que la idea de sociedades sin desempleo pertenedce al pasado y que el desarrollo técnico continuará haciendo que el úmero de puestos de trabajo (en sentido estricto) sea siempre descendiente . O repartimos el trabajo, o repartimos el dinero o depositamos nuestra fe en un mercado de servicios y bienes inmateriales de oferta descentralizada.

    Qué mensajes podríamos dar a personas en situación de desempleo con la que está cayendo?

    – Podemos disfrutar y aprovechar periodos de inactividad laboral, para reequilibrar aspectos de nuestra vida personal y por supuesto también para aprender… a ganar autonomía y a necesitar menos dinero: aprender a poner una huerta, aprender a alimentarse y cocinar con sencillez, aprender a desplazarnos sin vehículo… estar desempleado no significa no emplear tu tiempo y energía, no significa estar parado, sólo sigifica tener menos o poco dinero.

    – Podemos emprender, realizar actividades profesionales sin necesidad de un empleador. Las redes sociales facilitan este tipo de iniciativas. Cada vez es más fácil ubicar tus servicios en un espacio público. Estar en situación de desempleo te permite disponer del espacio mental y del tiempo necesarios para imaginarlo, diseñárlo e intentarlo.

    • Buenas Pablo.

      Tienes toda la razón. ¿Qué se le puede aportar de formación a un desempleado con la que está cayendo? Lo único que se consigue con la desgracia ajena es que los que ‘montan’ el negocio de la formación ‘se embolsen dinero de subvenciones a manos llenas’, sin que ello genere posibilidades laborales reales para los desempleados.

      Necesitamos insuflar actitudes, que no aptitudes. Ganas de no quedarse en el agujero de por vida que significa el desempleo. Coerto que es difícil pero es necesario. Si no concienciamos a los desempleados de que tienen que hacer algo, las cosa solo puede ir en aumento. Habrá que asesorar a cada desempleado de las posibilidades que tiene, pero de ahi, a dar cursos de word, excel y demás tonterías para cobrar subvenciones, a sabiendas de que nunca encontraán trabajo de eso es muy triste y lo unico que se consigue es que unos cuantos ‘del negocio de la formación’ se sigan enriqueciendo a costa del empobrecimiento de la sociedad en general.

      Un abrazo

  3. Buenas amigo José Luis:

    Poco que comentar porque de acuerdo con el planteamiento. La formación que se esta ofreciendo en este pais deja bastante que desear, está obsoleta y no aporta mucho pero eso si que da para varios post.
    Un abrazo amigo

  4. Buenas amigo Fernando.

    Yo diría que para casi un libro da si nos ponemos a hablar de la formación para los desempelados hoy en dia.

    Debemos de tener presente que antes que desempleados, los parados son personas, y como tal hay que saber motivarlas e insuflarles esperanzas, no conocimientos que no valen para nada .

    Un abrazo

  5. Felipe García dice:

    Buenos dias,

    me permito la confianza de aportar algo que creo que puede marcar la barrera entre lo realmente útil y efectivo, y lo que puede ser un gran formación pero con menor impacto.

    En muchas ocasiones siempre digo que no tenemos que olvidarnos que antes de profesionales somos personas. Nuestro trabajo no deja de ser una parcela de un campo mayor que se llama vida.

    ¿Cual es la realidad hoy?: que las personas están desmotivadas. Lo estoy comprobando en todos y cada uno de los eventos o formaciones a los que me invitan.

    Muchas personas se encuentran con formaciones que amplian sus conocimientos, mejoran sus aptitudes y les dan información sobre determinados aspectos.

    ¿De que sirve mejorar su conocimiento si no se cuida la esencia como persona?.

    Ésta ha sido una cuestión que he escuchado en mas de una ocasión y que, junto a otras, ha sido el factor determinante para que colabore con entidades o profesionales en el desarrollo de personas.

    En el mundo comercial siempre decimos que puedes contar con una persona en tu equipo con muchos conocimientos, que, mientras que no cuente con una motivación u objetivo personal, será ineficaz a medio-largo plazo. Por otro lado, si cuentas con una persona motivada, la falta de conocimiento se llega a suplir o adquirir con gran eficacia.

    Gracias José Luis por compartir inquietudes comunes. Estoy totalmente seguro que, entre todos, podemos desarrollar soluciones a esta etapa que nos ha tocado vivir.

    Un abrazo,

    Felipe García

  6. Buenas Felipe.

    Gracias a ti por la charla enriquecedora que mantuvimos.

    A tu comentario no puedo por más que darle toda la razón e indicar que espero que pronto en la formación sea tan importante las aptitudes a adquirir como lo es ahora la actitud.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *