¡¡¡Por su blog… lo conoceréis!!!

blog-golf

Hoy voy a tocar un tema nuevo en mi blog pero que habéis tocado muchos de vosotros en diferentes ocasiones y que hoy me he propuesto comentar: “La importancia de un blog en un proceso de selección“.

Claro está que los tiempos avanzan que es una barbaridad, que las nuevas tecnologías están por todos los sitios a nuestro alrededor influyendo cada vez en más factores de la vida. Y como no podía ser menos, también influyen en el área de los RRHH

Muchas veces hemos hablado en diferentes blogs, y entrado en calurosas discusiones siempre amistosas, de las herramientas 2.0 en el área de los RRHH y su infuencia. Al “networking” lo hemos dado la vuelta un par de veces, encontrándonos todos más o menos con una conclusión (corregirme si me equivoco), que es que se debe de considerar como una herramienta más, ni la mejor, ni la peor, sencillamente en una posibilidad más que según avance el tiempo y la tecnología, probablemente irá ganando muchos más adeptos. 

Pero hoy me he propuesto analizar otro de los recursos que la red y el 2.0 nos han puesto al alcance: “El blog”.

¿Qué importancia tiene un blog como espejo de una persona en un proceso de selección?

Cada uno de nosotros empezó de un modo cualquiera con su experiencia como blogger y “nuestro ego” de bloggers nos ha hecho crecer en nuestras ansias de compartir experiencias, conocimientos y Know-how.

Mucha gente tambien utiliza también los blogs como medio de entretenimiento, de evasión o sencillamente porque quiere contar sus vivencias.

¿Qué ocurre cuando una persona participa en un proceso de selección y el reclutador introduce su nombre en cualquier buscador y muestra que esta persona posee un blog? ¿A alguien le ha pasado esto alguna vez con su/s blog/s?

¿Consideráis que puede perjudicar la candidatura de esa persona en el citado proceso de selección? O por lo contrario, si entendemos un blog como una imagen de la personalidad, de las habilidades, de la forma en que acomete las relaciones interpersonales del autor, en definitiva de su forma de ser y actuar, ¿upone un bue espejo cara al reclutador?.

Me imagino que me diréis que dependerá del blog y de como en el te comuniques.

Pero os hago otra reflexión en voz alta, ¿nunca habéis pensado que algo puesto en vuestro blog os puede algún día llegar a perjudicar, en este caso que os comento, en un proceso de reclutamiento de personal? ¿No tmeis en algún momento que se distorsionen vuestras palabras y se quede una imagen errónea de vuestra personalidad y/o forma de ser?.

Probablemente alguno, entro los que me incluyo, ha realizado alguna vez un articulo en su blog bajo los efectos de un estado de ánimo particular (rabia, enfado, ira, nerviosismo, tensión,…) que es inadecuado y que pudiese sesgar la opinión que de ti tenga una tercera persona. Seguro que os ha pasado, porque como me encanta decir a mi, somos humanos y no recursos, y como humanos que somos, estamos sujetos a nuestras virtudes y a nuestros defectos, a nuestras habilidades y a nuestros vicios, dejándonos llevar a veces nos dejamos llevar por nuestros sentimientos en “el calor del momento”.

Queramos o no, la red , o sea internet, es un buen registro de todo lo que dices o haces, todo queda ahí, en público, a la vista de todos, sólo hace falta sacarlo a la luz. De hecho ya hay empresas que se dedican a limpiar de la red aquellos datos, opiniones o cualquier circustancia que te pudiese perjudicar en cualquier momento, tanto personal como profesionalmente.

Mi experiencia personal me dice, que para poder formarse una opinión de un blogger, es necesario seguirlo durante un tiempo, pero que para “venir a bajo” su imagen basta con unas pocas palabras que estén publicadas en un día de esos que no nos son propicios.

El blog debe de ser considerado como un medio generador de “tu propia marca” (Personal Branding), como analiza de un modo excelente Andrés Pérez en su blog Marca Propia.

En pura lógica el trabajar con blogs, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Pero como se suele decir “ni todo es blanco ni es negro, hay tonalidades”.

Una vez leí en una revista de managment a un CEO de una multinacional americana que decía

“El sitema de comunicación dentro de las organizaciones (comunicación interna), debe de cambiar y adaptarse a las herramientas facilitadas por la red 2.0 . Considero que el blog es la revolución comunicacional y la mejor forma en la que los miembros de un equipo pueden comonicarse”.

A parte de todo lo anterior que opináis de esta reflexión también, ¿será el blog la herramienta comunicacional y generadora de tu propia marca en el futuro cercano?

3 comments

  1. Hola José luís,

    Me gusto mucho este post.

    La verdad que esto que plateas yo me lo he formulado en más de una ocasión.

    Sin embargo, no olvidemos que en un blog plasmamos nuestras opiniones personales sobre como pensamos que se deberían hacer las cosas o como las haríamos nosotros. Eso si, esto no quiere decir que cuando estemos en una organización lo haríamos así porque sabemos que cuando una forma parte de una empresa, hay que amoldarse a la forma de ser u actuar de la misma.

    Luego como bien comentas, para que un reclutador pueda sacar conclusiones sobre el blog de un candidato tiene que seguirle durante un tiempo y no ver sólo lo que dice sino también lo que esta haciendo al tener un blog.

    Sinceramente creo que las personas que tienen un blog sobre su disciplina laboral tienen un punto a favor. Sólo se puede ver como algo negativo cuando es un blog que difame o menosprecie a personas u organizaciones con nombres y apellidos.

    Saludos,

    Juan

    • En eso es verdad. Lo de la disciplina es un punto a favor.

      Yo he ido en el ultimo mes a dos procesos de selección y en los dos vieron mi blog. En ambos casos quedaron sorprendidos gratamente

      La verdad es que si los procesos de selección durasen tiempo, y viesen un blog de los nuestros, entenderían mucho mas nuestro perfil.

      Un saludo amigo

  2. […] en nuestro día a día? ¿Podría ser determinante para nuestras relaciones sociales o para nuestra proyección profesional? ¿Qué ocurre cuando esta identidad digital no es “la que debería […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *