Reputación online, ¡¡cuidado que Internet tiene memoria!!

No hace mucho hablamos de Twitter como forma de mejorar nuestra marca 2.0 y reputación 2.0. Hoy vamos a generalizar más y hablaremos sobre todo lo que cualquiera de nosotros puede dejar plasmado en la Red: Twitter, Facebook, Blogs (propios), comentarios en otros blogs,…, lo que sea, pero que queda guardado y crean nuestra reputación 2.0. Un aviso: ‘Internet tiene memoria’.

Me ha gustado mucho la frase que comenta Víctor Puig, director de Reputación y Contenidos de la agencia Overalia, en una presentación que ha realizado: ‘Eres lo que publicas…. y lo que los demás publican de ti’. Y es muy pero que muy cierto.

¿Quién en el 1.0 no ha dicho algo de lo que se arrepiente y luego lo ha matizado o corregido? Eso no es tan fácil en el mundo de Internet. Es más, la imagen que queda de algo escrito en un determinado momento y sitio queda ahí por mucho que a posteriori se quiera matizar. Coloquialmente podríamos decir que en Internet, lo ‘dicho, dicho está’ y si luego corregimos o matizamos lo dicho se interpretará como ‘otro dicho’.

Yo he visto como alguien en un blog dejaba un comentario que, o se leían todos los siguientes o fácilmente podría ser mal interpretado.

Es propablemente más peligroso y más fácil de perder la reputación 2.0 que la 1.0.

Y es que hay que tener en cuenta una cosa: si en las dos primeras páginas de Google no sales, es malo, pero si sales, y lo que sale es una crítica hacia tu persona, casi que es peor.

E Internet es caldo de rumores y de frases grandilocuentes que se dan como verdaderas dichas por cualquiera. Sabíais que un 52% de los internautas cree en las críticas de un cualquier usuario de una marca en especial pero sólo el 26% cree a esta marca cuando un CEO o un director general hablan de ella?

A la velocidad con que la mala reputación corre por Internet es para asustar y lo peor de todo es que es muy pero que muy difícil de cambiar una vez cogida.

Por lo tanto si quieres cuidar tu reputación online estos son mis consejos:

  1. Intenta dar tu opinión sin faltar al respeto a nadie. El no compartir ciertas ideas no está reñido con la buena educación y las buenas formas.
  2. Se interactivo. Es decir, expresando una opinión y no interactuar con la otra parte hace que lo escrito se pueda malinterpretar, cosa que si se interactúa no suele pasar.
  3. Las críticas deben de ser aceptadas como algo normal, no se pretende que siempre le den la razón a uno. Si no las puedes contrarestar, se aceptan y punto, no es bueno enzarzarse en una discusión, que además va a quedar escrita y en la memoria de Internet.
  4. Si actúas con un perfil determinado ser coherente con el. Es decir, si todo el mundo sabe que eres un profesional de la medicina no te dediques a hablar del arte de la cocina como un profesional. Si hablas de otros temas, matiza que son placeres, hobbies o afiniciones y que son meras opiniones.
  5. No creesre el ombligo de Internet porque tengas muchos seguidores o followers. El ego es lo peor que hay porque se te vuelve en tu contra en menos de nada y es muy peligroso para tu reputación online.

Autor: Jose Luís Del Campo Villares

No comments

  1. Raul F.G. dice:

    RT @tweetmeme Reputación online, ¡¡cuidado que Internet tiene memoria!! http://bit.ly/cqu2Ic

  2. RT @contafisca: Reputación online, ¡¡cuidado que Internet tiene memoria!! http://ht.ly/2CyaR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *