Tag Archive for actitud

¿CUÁNTO TIEMPO HABÉIS DEDICADO O SEGUÍS DEDICANDO PARA SER ESPECIALISTAS EN ALGO?

Todas las personas, cuando Foto verano 2013nos quedamos sin trabajo, solemos decir la expresión de “nos tenemos que poner a buscar trabajo” y quizás lo correcto fuera utilizar la expresión “ponernos a crear un puesto de trabajo en un nuevo proyecto profesional”. Igualmente, cuando recurrimos a un servicio de orientación o a una oficina de empleo se suele lanzar la siguiente expresión “vengo a que me den trabajo o a que me lo busquen”

Partimos de parámetros equivocados, debemos asumir que el trabajo nos lo tenemos que buscar nosotros. Otra cosa es que estos servicios especializados para el empleo nos den pautas, herramientas, recursos e información de donde poder buscar en función de nuestro perfil.

Estamos aun en el mercado laboral, que se ha ido para no volver, donde nos daban un puesto de trabajo. Ahora ya estamos en un nuevo paradigma laboral donde somos nosotros, en función de nuestras competencias, de los que sabemos hacer, de nuestros conocimientos y actitudes nos creamos un nuevo proyecto donde colaborar e interactuar. Es decir, actualmente todos estamos comenzando a ser prestadores de servicios.

Durante mucho tiempo, se nos ha vendido la moto de que debíamos dedicar tiempo a reforzar aquellas competencias o conocimientos en los que menos destacábamos y que, por lo tanto, peor se nos daban dentro de nuestro sector u área profesional. Tenemos que asumir que es imposible saber de todo y aun más ser un crack en todo. Es preferible dedicar tiempo a esas actividades, materias, conocimientos y trabajos en los que somos especialistas y sobresalimos. Cuanta más experiencia adquiramos en lo que se nos da bien nos permitirá ser aun más efectivos y resolutivos en ello. Lo que está claro es que para poder dedicar tiempo a lo que se nos da bien debemos tener identificado qué nos diferencia a nivel profesional del resto. Es decir, saber en qué somos mejores que el resto. Esto requiere dedicar tiempo en observarnos y, por ende, conocernos a nosotros mismos. A veces uno lleva años haciendo las cosas de forma mecánica sin pararse a pensar en que es lo que se le da bien y, además, nos gusta.

Igualmente en tiempo de escasez de trabajo debemos de reinventarnos y eso supone analizar qué otras cosas sabemos hacer, se nos dan bien y nos gustan. Puede ser pintar, cocinar, escribir, conducir, etc. Después de tener esto detectado debemos analizar cómo se puede uno ganar la vida haciendo ese tipo de actividades. Esto requiere investigar a las personas que ya viven de eso, lo que se necesita para poderlo desempeñar, ver cómo esta ese sector y qué se puede ofrecer en el mismo de forma diferente. La cuestión es hacer cosas con las que disfrutemos.

Después debemos tener claro que el diferenciarnos en algo supone dedicar tiempo, esfuerzo y empeño en adquirir experiencia. Es decir, las hora de vuelo necesarias para ser aun más buenos en algo. Todas las personas que consiguen el éxito en una disciplina o profesión llevan con anterioridad muchas horas dedicadas a prepararse, especializarse y adquirir rodaje. El gran error es que muchas personas quieren diferenciarse y ser especialistas con un chasquido de dedos sin invertir tiempo. Esto no es diferenciarse sino “vender humo”, irrealidad y paja. Quizás podáis engañar una vez pero no dos ni tres. La gente al final sabe diferenciar el trigo de la paja, de lo poco y bueno frente a lo mucho y malo.

Uno no consigue ser especialista o bueno en algo de la noche a la mañana. Con independencia de que algo se os de bien de manera innata, deberéis dedicar tiempos a seguir aprendiendo, perfeccionando y mejorando vuestras dotes en eso que se os da bien. Lo que pasa es que las personas, cuando analizan a otros que han logrado diferenciarse, solo ven el éxito pero no todo lo que han sacrificado he invertido para que esa diferenciación viese la luz.

¿Cuánto tiempo dedicáis a conoceros a vosotros mismos? ¿Qué os diferencia del resto? ¿Cuánto tiempo habéis dedicado o seguís dedicando para ser especialista en algo?

Es cuestión de que le deis vueltas a qué podéis hacer para buscaros de nuevo las habichuelas y conseguir ingresos. Uno puede ser muy bueno en algo pero si no consigue rentabilizarlo para obtener ingresos o beneficios cuantificables de algún tipo se queda con eso, es decir, con nada. Como ejemplo tenemos las herramientas 2.0 que nos dan mucha visibilidad a lo que hacemos o decimos. Es decir, esto es ruido porque eso no significa que lo que decimos nos haga más competentes o mejores profesionales. Muchas personas alardean de tener miles de seguidores en una red social o profesional, sin embargo, no cuentan cuántos de esos seguidores pagan o estarían dispuestos a pagar algo por seguirlos. Esto, para ser cierto y saberlo aprovechar, debe tener una equivalencia con nuestra trayectoria profesional fuera de esas plataformas.

En muchas plataformas parece que estamos en la alfombra roja de alguna entrega importante de premios porque a todo el mundo le va fenomenal en su nueva andadura profesional relacionada con la red y como quien dice acaban de empezar sin tener aun las horas de vuelo necesarias. Muchas veces debemos de hacer caso al refranero español que es muy sabia y aquí nos viene al pelo el siguiente “dime de qué presumes y te diré de que careces”

Diferenciarse es hacer algo de forma excepcional y esto consiste más en hacerlo  y demostrarlo y menos en decirlo. No olvidéis que la mejor plataforma para vender vuestra diferenciación es las personas que ya han contratado vuestros servicios.

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CUÁNTAS VECES HABÉIS REPRIMIDO VUESTROS SENTIMIENTOS?

Todo el mundo pretende a loFotos 2012 2053 largo de la vida ser feliz y aun mucha gente asocia ésta a lo material. Qué duda cabe que tener dinero ayuda pero está comprobado que no da la felicidad, porque muchas personas con dinero tienen todo lo que quieren, pero al mismo tiempo, suelen ser inmensamente infelices.

La felicidad es un estado interno que se debe cuidar y mantener. Todo comienza por saber valorar lo realmente importante en nuestras vidas. Va bien hacer una reflexión interna sobre cómo nos sentimos y qué nos produce esos sentimientos. Es un buen punto de partida.

La felicidad es aprender a disfrutar de los pequeños/grandes momentos que ocurren a lo largo de la vida. Debemos saber alegrarnos del proceso y no solo del momento en que conseguimos algo.

Estar feliz conlleva sentirnos en paz con nosotros mismos y no tiene nada que ver con lo que poseemos o tenemos. En los países desarrollados, se asocia la felicidad a lo que tenemos y parece que cuanto más tenemos más felices debemos ser. Sin embargo, la felicidad no se consigue con una regla de tres exacta porque es algo inmaterial. Tenemos personas que viven con pocos o escasos bienes materiales y son muy felices porque aprecian quiénes son, con quiénes viven y lo poco que tienen. Dan más importancia al hecho de vivir que a las cosas que tienen para vivir.

La felicidad es un estado interno que se transmite de manera externa por como nos comportamos y actuamos. Las muestras de afecto y cariño suelen producir una felicidad inmensa. Sin embargo, los seres humanos somos poco tendentes a demostrar nuestro afecto a las personas que se lo tenemos. Como que se de por hecho y estas cosas deben manifestarse abiertamente. A todo el mundo nos gusta oír que nos quieren y que somos importantes para los demás. El tema es que si lo que remos oír también debemos decirlo.

No debemos olvidar que las posesiones nunca nos harán felices porque siempre queremos más cosas y cuando tenemos algo nos acostumbramos a ello y no se tiende a valorar hasta que se pierde. La felicidad asociada a las cosas está vinculada a poderlas disfrutar con los demás.

También debemos asumir que a lo largo de nuestra vida tendremos buenos y malos momentos y debemos saber convivir con eso. La vida es una montaña rusa de subidas y bajadas. La felicidad por el contrario puede estar en el proceso de esas subidas o bajadas de nuestra vida.

Va bien platearse y responderse a uno mismo las siguientes preguntas ¿Cuál ha sido el momento más feliz de vuestra vida y cuáles eran vuestras circunstancias materiales en ese momento? ¿Qué os hace ser felices? ¿Cómo os sentís en la actualidad? ¿Tendéis a manifestar vuestros sentimientos?

Las personas vivimos en una sociedad acostumbrada a reprimirnos nuestras emociones positivas y negativas porque se asocia a la vulnerabilidad por mostrar como estamos. El manifestar como estamos va muy bien para desahogarnos. Está claro que no vale cualquier persona para poderles abrir nuestra emociones, aunque tenemos que comenzar a compartir como nos sentimos con nuestros entornos.  ¿Cuando fue la ultima vez que les dijisteis a las personas más cercanas a vosotros que las queríais y que eran importantes para vosotros? Igualmente va bien plantearse si las personas realmente sabéis como os sentís o si vosotros sabéis como se sienten los demás. Se suele dar por hecho que las personas que tienen su vida organizada son felices. No podemos dar por hecho la felicidad de los demás si no la manifiestan abiertamente.

A veces las personas que menos lo aparentan son las más infelices del mundo. Otras personas, por el contrario, que están pasando duros momentos y que abiertamente transmiten como se sienten están plenamente felices a nivel de emociones.

Es muy habitual, sobre todo en el sexo masculino, asociar el llorar a debilidad y muchos hombres, cuando lloran se esconden o se excusan en que se les ha metido algo en los ojos. No pasa nada por llorar porque es un sentimiento y debemos permitir que se exprese y salga lo que llevamos dentro en cada momento. Nuestra vida debe canalizar los estados por los que pasa.

¿Cuántas veces habéis reprimido vuestros sentimientos y por qué?

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿QUÉ METODOLOGÍA EXISTE EN VUESTRAS ORGANIZACIONES PARA DETECTAR A LOS FUTUROS LÍDERES?

Las empresas, desde hace tieFotos 2012 1601mpo, deberían tener sistemas adecuados en su interior para detectar a los líderes innatos que tienen en sus filas. Eso sí, se deben saber identificar las señales adecuadas. No aquellas personas que siempre dan la razón o apoyan al equipo directivo son las personas más adecuadas porque quizás se deben mirar los motivos que les llevan a tener esa actitud tan “altruista”.

Las empresas deben fijarse en las personas que son un ejemplo a seguir, es decir, que no dicen qué hacen sino que son los primeros que hacen lo que deben hacer, es decir, lo correcto. Aquellas personas que hacen más de lo que se les encomienda, que aportan ideas y propuestas innovadoras que pueden ir en beneficio de la compañía global. Las personas que se arriesgan a pesar de ser conscientes de los peligros y enemigos internos que esa actitud les puede conllevar. A veces las personas más atípicas pueden ser los líderes del futuro de una compañía. Debéis fijaros en personas que asuman sus errores sin dudarlo, que sepan agradecer lo que los demás hacen por ellos y que no tienen inconveniente en pedir disculpas cuando sea preciso. Este tipo de personas son las que piensan en grupo, están acostumbradas a trabajar en equipo y ven al grupo como algo que aporta y beneficia, a pesar del esfuerzo que a todos supone trabajar con los demás. Estas personas son aquellas que saben que el apoyarse, ayudarse y relacionarse con los demás compañeros es vital aun con los roces que siempre surgen. La clave es saber comunicarse, hablando todo y dejando los temas de trabajo en él al salir del mismo.

En las compañías existen carencia de líderes y personas francas e involucradas con la actividad empresarial. Se debe buscar naturalidad, esencia, coraje, fuerza, ilusión, franqueza y humildad en las personas que gestionen los equipos en las organizaciones.

Normalmente lo que nos encontramos en las empresas son jefes que dicen lo que se debe hacer, sin embargo, ellos no dan ejemplo de ese discurso corporativo que no se creen porque no lo cumplen. Son personas que criticaban a sus antecesores y ellos lo hacen igual o peor. De boca, todos somos muy buenos, sin embargo, luego se debe demostrar en el día a día. Los jefes, por regla general, tienden a rodearse de personas leales que son afines a su forma de liderar, es decir, buscan personas que sean “de su cuerda”. A veces, no se fijan en sus competencias, valía y capacidades sino en sus relaciones dentro de la compañía. Los jefes habituales asumen los avances en su área de responsabilidad porque les generan medallas. Eso sí, los errores o meteduras de pata las endosan a otras personas por debajo de ellos, cuando la máxima responsabilidad la tiene él como gestor de ese equipo de personas. Los logros de los equipos de trabajo deben ser de todos al igual que los fracasos.

Por supuesto, asumo que no es fácil gestionar equipos de trabajo, sin embargo, tampoco es tan complicado. Debemos buscar personas en las empresas que quieran y deseen gestionar equipos porque les gusta, asumiendo todo lo que conlleva. Algunas personas solo ven como motivación para ocupar puestos de responsabilidad el cobrar más, sin asumir las responsabilidades, esfuerzos extras y quebraderos de cabeza que eso les puede conllevar. Un buen jefe debe estar dispuesto a luchar por sus personas por encima de determinadas órdenes gerenciales que no comparta. Al menos deben intentar defender a sus personas.

Los jefes tienden a ver a sus equipos de trabajo como meros números y no como personas de carne y hueso. No todas las personas son iguales y eso debe quedar reflejado dentro de las organizaciones a la hora de las recompensas y reconocimientos. No puede ser que reciba lo mismo el que hace que el que no hace y esto ocurre en muchas empresas. Este tipo de comportamientos injustos y poco profesionales va en perjuicio de las organizaciones que perderán a las personas involucradas de forma real o figurada. Si no se van de la empresa esas personas involucradas al final pasarán al bando del mínimo esfuerzo porque ven que haciendo eso reciben lo mismo. Vamos, que se desmotivarán.

Se debería destinar formación para preparar a las personas para ser líderes en competencias humanas, profesionales y actitudinales. Uno de los grandes problemas es que en muchas empresas cuando se asciende a una persona a jefe no se hace de forma progresiva, sino que es de un día para otro. Además, se le suele vender el pack formativo de “búscate la vida” y “aprende a base de golpes” como nos ha tocado a todos. En las empresas debería existir un protocolo de actuación para gestionar los ascensos y que todas las personas que pasan por esa nueva situación, reciban la misma asistencia, formación y ejemplo para generar homogeneidad de comportamientos corporativos a sus equipos de trabajo.

No obstante, no hay que olvidar que cada persona es de una forma diferente, sin embargo, la forma de tratar a sus personas, de aplicar la normativa y todos los procesos y normas corporativas deben ser iguales.

¿Qué metodología existe en vuestras organizaciones para detectar a los futuros líderes? ¿Existe período formativo y de preparación de las personas que ascienden? Las personas que ejercen puestos de responsabilidad en vuestras compañías ¿son un ejemplo a seguir? ¿Qué ideas se os ocurren para elegir a las personas más adecuadas para ocupar los puestos de líderes de las empresas?

Autor: Juan Martinez de Salinas

ENTREVISTA A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA POR SU LIBRO “TE VAN A OÍR”

¿Cómo surgió la poFoto Andréssibilidad de escribir el libro Te Van A Oír?

Hace tiempo que quería escribir un libro específico sobre las formas y herramientas que tenemos actualmente los profesionales para mostrar nuestro trabajo. En mis dos libros anteriores me había centrado en la estrategia personal y el branding personal, pero pensé que sería interesante escribir algo específico y útil sobre marketing personal online y offline. En junio del 2012 mi editor me llamó y me propuso exactamente esto, así que fue justo el empujón que necesitaba para ponerme en marcha.

¿En cuanto tiempo lo has escrito? ¿Cómo te has organizado?

Es curioso, pero en los tres libros que he escrito he tardado aproximadamente dos meses. Eso sí, he aprovechado el verano o épocas de trabajo tranquilas para centrarme casi por completo en ellos.

Normalmente me paso el día aprendiendo, investigando y desarrollando ideas propias, así que, cuando llega el momento de sentarme a escribir, mi trabajo consiste básicamente en organizar todos esos apuntes y datos y, sobre todo, crear una estructura sobre la que construir el libro. Y tengo que reconocer que esto último es quizás lo más importante. Sin una buena planificación, es muy fácil que el libro se descontrole y te encuentres a mitad del proceso con algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Tras leer tu libro, comentas que lo más difícil es escribir el primero, entonces nos surge la siguiente pregunta: ¿Cómo apareció la oportunidad de tu primer libro? Estaría bien poder contar alguna anécdota en el proceso. 

Pues suelo contarlo en mis cursos porque es un ejemplo “de libro” de todo lo que cuento y en el que se combinan todos los elementos de marketing personal.

Cuando hace nueve años creé mi primera página Web (el blog llegaría pocos meses después), alguien la vio y me llamó por teléfono para quedar a tomar un café. Resultó que esa persona (mi amigo Tomás Marcos) era profesor del CEU y me propuso organizar unas charlas sobre el tema en esa escuela de negocios. Así lo hicimos en varias ocasiones y en una de ellas conocí a Alejandro Domínguez, otro buen amigo al que le gustó el tema y me puso en contacto con la editorial de ESIC en donde él ya había publicado antes. Con sus referencias y con la visibilidad que había alcanzado hasta aquel momento todo lo demás fue sencillo. Pero como ves, aquí se combina Internet, con las conferencias, con el networking pero no hay que olvidar que entre mi primera Web y la publicación de mi primer libro pasaron cuatro años.

Para esta estrategia de visibilidad global ¿Cuántas herramientas de la Web 2.0 utilizas a parte de tu blog?

Para mí, la piedra filosofal en todo este asunto es el blog. Es el medio en el que me siento más cómodo porque puedo expresarme sin limitaciones. Me permite mostrar mis ideas y mi trabajo y yo tengo todo el control.

La siguiente herramienta de apoyo es Twitter. Creo que es una buena herramienta para unir lo “real” con lo virtual. Es muy fácil que alguien escriba un tuit sobre tu trabajo o sobre una conversación contigo.

LinkedIn es una herramienta que puede ser muy útil especialmente para profesionales por cuenta ajena. Pero creo aunque no le dediques mucho tiempo, es imprescindible mantener una cuenta actualizada. Facebook es, en mi opinión, la más prescindible de todas para un profesional.

En ocasiones me apoyo en otras herramientas de visibilidad que me permiten mostrar mi trabajo como Flickr, Slideshare o Youtube.

Lo más gratificante de escribir Te Van A Oír y lo más complicado

Tengo que decir que yo no me considero escritor ni me gusta escribir. Así que cada libro que escribo es una especie de Via Crucis. Lo que más me preocupa es repetirme y, sobre todo, que el libro sea impersonal o una simple recopilación de ideas. Creo que hasta ahora he conseguido que lo que escribo tenga mi estilo cascarrabias y directo.

Lo más gratificante es releer tu propio libro cuando sale publicado y comprobar que lo que tanto esfuerzo te costó ha quedado bien. Pero hay algo mejor y es cuando la gente te escribe o comenta en Twitter que le ha sido útil y que le ha ayudado en algo.

¿Qué finalidad tenía lanzar este libro?

Creo que este libro completa la parte de Marketing Personal que ahora es muy importante y que había mucho que decir pero que por cuestión de espacio no había desarrollado como quería en mis libros anteriores.

¿A qué público va dirigido?

Por tipo de profesionales, está dirigido a quienes se han dado cuenta que no basta con ser bueno sino que hay que mostrar tu trabajo. Creo que poca gente se da cuenta de las posibilidades de darnos a conocer que tenemos en este momento a nuestro alcance y que apenas tienen un coste económico.

En cuanto al nivel, creo que hay mucha información técnica circulando por ahí, pero hay pocos sitios en los que se hable de forma sencilla y realista del uso que un profesional puede dar a las herramientas de Internet. Pero además parece que últimamente todo es dospuntocero y he querido dedicar una parte importante del libro a canales más tradicionales (conferencias, artículos, libros, networking,…) pero igualmente asequibles.

¿Qué 3 consejos das a las personas que quieran poner en marcha los consejos que das en tu libro?

Definir un objetivo a alcanzar

Tener claro lo que quieres comunicar

Ponerte en marcha hoy mismo

Desde tu opinión ¿cualquier persona con independencia de su formación, situación y conocimientos puede tener éxito en la red?

Por supuesto. A veces no nos damos cuenta de lo sencillo que es todo esto. El problema ya no está en las cuestiones tecnológicas o económicas sino en algo mucho más básico, en nuestra cabeza. La principal pega que me pone toda la gente a la que le hablo de esto no es la herramienta sino el miedo, vergüenza, pereza o desmotivación para ponerse en marcha. Si eso no está solucionado, lo demás simplemente ni empieza.

Coincido contigo en que todas las personas tenemos las mismas horas al día pero no las mismas obligaciones y, por ello ¿Cómo propones que uno debe organizarse para poder llegar a este plan personal, teniendo en cuenta nuestra disponibilidad?

Creo que hay un gran desconocimiento de lo que supone todo esto. Yo escribo dos posts largos a la semana (martes y viernes) y voy tuiteandTevanaoirpeqo sobre la marcha, desde el móvil, cuando se me ocurre algo. El resto de las herramientas las tengo conectadas para que, por ejemplo, cuando escriba algo en el blog aparezca en Facebook o LinkedIn. Pues bien, siendo generosos yo calculo que le dedico unas 5-6 horas a la semana. Creo que se trata sobre todo de levantarse un poco antes, aprovechar tiempos muertos o dejar de ver un poco de televisión. Pero está claro que si quieres excusas las vas a encontrar.

La teoría todos la sabemos y lo complicado es la práctica, por esto, quiero preguntarte ¿Cuánto tiempo te costo ser reconocido en tu sector desde que comenzaste en estas herramientas? ¿Qué tuviste que hacer para lograrlo? ¿Qué tuviste que sacrificar?

Yo he tardado dos o tres años en empezar a ser conocido y reconocido pero tengo que decir que he cometido muchos errores y por eso trato de transmitir esa experiencia en mis libros y en mi blog. Creo que si alguien se lo toma en serio y tiene algunas ideas claras puede posicionarse bien en un plazo de seis meses o un año dependiendo del sector en el que se encuentre.

Básicamente lo centraría en mantener un blog escribiendo con una rutina y sin desfallecer y combinarlo con encuentros con personas en eventos y con conferencias o ponencias en cualquier ocasión en la que te permitan subirte a un escenario a hablar de lo tuyo.

El sacrificio básicamente es de tiempo de ocio y horas de sueño.

¿Cómo te definirías Andrés en el ámbito profesional?

Creo que lo que he aprendido como Químico es que si coges cosas distintas y las combinas de forma adecuada puedes crear algo interesante. Me gusta mucho coger cosas de distintos campos y juntarlas. Soy muy insistente y cabezota. Me he dado cuenta que tengo una terrible tendencia a llevar la contraria a cualquier tendencia mayoritaria. Eso te da quebraderos de cabeza pero también he comprobado que siempre hay gente que piensa como yo pero no se atreve a mostrarlo de un modo tan políticamente incorrecto como yo hago.

¿Cuál es tu marca personal? ¿Cuál sería tu “elevator pitch” qué te hace diferente a los demás? ¿Cómo crees que te ven los demás tras más de 10 años en la red?

Creo que mi posicionamiento después de todos estos años es el de un profesional que ayuda a otros a aumentar sus opciones de éxito y por lo tanto de ser la opción preferente cuando tienen que ser escogidos. Cuando hay más gente que quiere que participes en sus proyectos aumentan tus opciones y, por lo tanto, tu libertad.

Creo que me ven como un antisistema dentro del sistema, brutalmente honesto y con ideas que, aunque no siempre gusten, suelen ser útiles (al menos para reflexionar).

Brevemente, cuéntame qué aporta este libro diferente a los de la misma temática

Creo que este libro hace un repaso completo de todos los canales online y offline de Marketing Personal. Hay libros sobre el uso de las herramientas dospuntocero, hay otros sobre networking y otros sobre la forma de llegar a dar una conferencia, pero creo que hasta ahora no había uno que explicase de forma sencilla y “de andar por casa” como combinarlo todo de forma eficiente.

Por otra parte, siempre me ha parecido mal que se utilicen ejemplos de éxito de empresas y personas del mundo anglosajón que nos son muy ajenas. Mi obsesión ha sido utilizar profesionales y situaciones perfectamente reconocibles y cercanas.

En pocas palabras, ¿de qué trata el libro?

De conocer y utilizar los medios disponibles y accesibles para amplificar tu mensaje y dar a conocer tus ideas y tú trabajo.

¿Cómo pueden adquirir el libro las personas interesadas en el mismo?

En cualquier librería mediana o grande y en Amazon.

¿Cuáles son las citas previstas de presentación del libro por España?

Eso de las presentaciones está un poco sobrevalorado. Creo que con los medios disponibles ya no hace falta organizar presentaciones salvo para conocer a quienes puedan estar interesados en tu trabajo. Pero si alguien tiene interés, puede ponerse en contacto conmigo o con mi editorial (Alienta).

¿Cuál será tu próxima aventura literaria? ¿Te planteas algún día escribir un libro con otras personas? Porque sino me equivoco tus tres libros los elaboraste en solitario.

Estoy en otro proyecto relacionado con el Branding Personal que espero que cierre el ciclo sobre el tema. Me gustaría que fuese el libro en el que quedase claro lo que debe ser este concepto en el futuro. Calculo que saldrá a principios del 2014.

He participado en varios libros colaborativos en los que cada autor escribía un capítulo. Pero no me he planteado escribir un libro a “varias manos”.

A una persona que recientemente se ha quedado sin trabajo, ¿qué le aconsejas hacer para seguir avanzando en su proyecto profesional?

Básicamente hay dos problemas que no suelen estar relacionados con la visibilidad, aunque parece que esa es la mayor obsesión.

Creo que alguien que no tenga trabajo o que lo tenga pero esté descontento, debe aclarar dos cosas. Cual es su objetivo profesional y Qué va a ofrecer por lo que alguien esté dispuesto a pagar.

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿QUÉ SALIDAS PROFESIONALES PUEDEN TENER ESAS COSAS QUE OS GUSTAN Y SE OS DAN BIEN?

Estamos comenzando un nuevo año, que se presenta con nubarrones en el horizonte como los que dejamos atrás. Tenemos dos opciones, la primera quedarnos de brazos cruzados sin hacer nada, lloriqueando de lo mal que están las cosas, esperando que se arregle la situación… o ponernos manos a la obra, a pesar de las dificultades, para hacernos un hueco entre los nubarrones y conseguir ver el sol. Cada uno es libre de elegir la opción que prefiera y asumir las consecuencias. Yo lo tengo claro: el único camino posible es la opción dos porque la clave está en intentarlo y al final lo lograremos. Quedarnos inmóviles sin hacer nada nos hace caer en el pozo aun más y el retorno se vuelve más difícil.

Está claro que las oportunidades no abundan y quizás debamos creárnoslas. Siempre digo que eso se consigue al seguir haciendo cosas que nos ayuden a mejorar nuestras habilidades, competencias y experiencias.

Por lo tanto, debemos comenzar a hacer cosas y dejar de decir que las vamos a hacer algún año de estos. Hacer es mucho más efectivo que decir y pensar que lo haremos. Cualquier momento es bueno para comenzar, está claro que el primer día te costara mucho, el segundo un poco menos y, cuando te quieras dar cuenta, ya habrás incorporado esa acción a tu rutina de vida. Lo mejor es comenzar poco a poco. La cuestión es comenzar y no parar de hacer lo que debemos, a pesar de las dificultades que nos surjan y la pereza que llevamos dentro de nosotros mismos. Cuanto menos hacemos menos queremos hacer.

Muchos de vosotros me diréis que vuestro sector y vuestro perfil profesional no tienen opciones laborales y quizás tengáis razón. Sin embargo, debéis salir de ese pensamiento negativo y pensar qué otras alternativas de ganaros el pan tenéis. Es cuestión de que os planteéis las siguientes preguntas ¿qué os gusta hacer? ¿Qué se os da bien? ¿Qué salidas profesionales pueden tener esas cosas que os gustan y se os dan bien? ¿Hacia qué sectores profesionales afines podéis optar con vuestras competencias y experiencia? ¿Qué áreas de vuestro perfil profesional debéis reforzar para tener más opciones de empleabilidad?

Está claro que no será fácil, sin embargo, si queréis, lo podéis lograr porque las personas tenemos una capacidad de sacrificio y un afán de superación único. El quedarnos sin hacer nada, esperando a que alguien nos solucione nuestros problemas no es una alternativa con futuro. Para que los demás crean en vosotros tenéis que hacerlo primero con vosotros mismos y eso empieza por ser conscientes de qué aspectos debéis mejorar de vuestros hábitos de vida actuales.

Tenéis múltiples cosas que aprender, existen multitud de personas interesantes a las que podéis conocer, existen muchas charlas/conferencias a las que poder acudir para cambiar el chip, podéis reforzar vuestras cosas a mejorar. La cuestión es querer hacerlo por encima de todos los peros y las pegas que le podáis encontrar.

Por ello, a los que os encontráis en estos momentos sin trabajo y que se os cae el mundo a los pies debéis de sacar fuerzas y creer en vuestras opciones. Tenéis que crearos vuestra rutina y eso pasa por levantaros pronto todos los días. Tenéis miles de motivos para hacerlo porque os quedan muchas cosas por hacer y aprender. El quedaros en la cama hasta las tantas no os aportará nada bueno. Debéis que coger el hábito de salir a la calle todos los días para manteneros activos. Dedicaros a realizar diversas actividades que os permitan seguir aprendiendo cosas de interés para mejorar vuestro perfil, tenéis que seguir conociendo gente y relacionándoos con las personas que ya conocéis. Habéis de seguir buscando trabajo y lo podéis hacer en grupo con otras personas que se encuentren sin trabajo con independencia de que tengan perfiles diferentes al tuyo. Se trata de ayudaros unos a otros compartiendo recursos y experiencias.

Para poder hacer todas estas cosas y sentiros vivos y activos es necesario salir a la calle, a pesar de que vuestra cabeza os diga que no tenéis ningún buen motivo para hacerlo. Salir supone mantenerse activo. También  habrá que quedarse en casa haciendo cosas provechosas que os ayuden y os mantengan activos a nivel profesional y personal.

Estas recomendaciones os pueden parecer una majadería, sin embargo, reflexionar sobre ello y mañana es el mejor día para comenzar con vuestra nueva vida activa. Las circunstancias de haberos quedado sin trabajo no podéis cambiarlas y cualquiera, hoy en día, nos podemos quedar sin trabajo. La clave está en cómo reaccionamos antes esta situación. No olvidemos que estar sin trabajo es un circunstancia de nuestra vida no un estado permanente de nuestra persona.

Esos días de bajón y de negatividad absoluta lo mejor es dejar de hacer nada y poneros a hacer cosas que os animen, distraigan y os gusten. Lo peor que podéis hacer es quedaros melancólicos pensando lo mal que os van las cosas porque eso por desgracia no cambia nada.

Os quedan muchas cosas por hacer, por aprender, por vivir, por experimentar y eso requiere vuestra atención e interés.

Para ver vuestro cambio, lo mejor es que apuntéis es una agenda personal las cosas que vais haciendo cada día y, con el paso de los días, evaluar cómo veis lo que habéis realizado y lo que podéis ir haciendo de otra forma para mejorarlo en un futuro.

Habrá quienes piensen que esto es una tontería y sigan sin hacer nada para cambiar su situación. Es una opción personal, qué duda cabe, pero esa actitud no les beneficia y lo que es peor, no les da ese trabajo que no tienen.

Así que hay que buscar esa fuerza, energía y ánimo para continuar con vuestra vida y salir de esa pausa indefinida en la que os encontráis en la actualidad. ¿Qué pierdes por intentarlo? Cuéntanos tus avances ¿Cuáles son vuestros principales obstáculos?

Posts Relacionados:

  • COMENZAR A TRAZAR EL CAMINO A SEGUIR
  • ¿QUÉ TIPO DE ACTIVIDADES HACÉIS EN VUESTRO PROCESO DE…
  • ¿QUÉ MÁS PODRÍAIS HACER PARA TENER OPCIONES DE ENCONTRAR
  • LA ESTRATEGIA DE LOS SENTIMIENTOS
  • ¿QUÉ OTRAS COSAS CREÉIS QUE NO SE DEBEN DE OLVIDAR A LA…

Autor: Juan Martinez de Salinas