Tag Archive for adecuación formativa

¿TE HAS REPLANTEADO TUS HÁBITOS Y PROCESOS DE TRABAJO?

Todos debemos tener claroVerano 2013 que, para obtener resultados diferentes debemos hacer las cosas de otra forma a la que estamos acostumbrados. Si siempre hacemos lo mismo, nuestros resultados serán siempre calcados. Las cosas se pueden hacer de muchas formas diferentes, es cuestión de pensar en los procesos que seguimos para hacerlas, buscarles mejoras y desarrollar otras formas de ejecutarlas.

Lo primero que debéis hacer es anotar todas las fases de cualquier proceso o acción del trabajo o tarea que realizáis de forma habitual. Esto consiste en anotar todos los pasos, por pequeños que puedan parecer. Después debéis preguntaros cuáles de esos pasos se pueden suprimir, integrar o eliminar para conseguir el mismo resultado. Por otro lado, debéis de buscar otras formas diferentes de hacer esas tareas y que os permitan obtener los mismos resultados en menos tiempo.

Es cuestión de ser creativos y eso requiere pensar cuál es la mejor forma de hacer llegar nuestro mensaje, proceso, o tarea a los destinatarios a los que va dirigido. Esto requiere investigar en qué medios se mueve cada destinatario, de qué forma puedo llamar su atención para que me dedique su tiempo, en qué aspectos es en los que más se fija… Vamos que requiere un proceso de observación.

Por ejemplo, una tarea que hacen hoy en día muchas personas es mandar su perfil profesional o currículum como auto candidatura a muchas empresas. Es más, muchas veces, su objetivo es mandar X veces su perfil al día. Si vemos que este proceso, al pasar un tiempo, no recibimos respuesta alguna, tendremos que identificar de qué otra forma podemos conseguir que lean nuestro perfil profesional y se fijen en nosotros. Esto requiere realizar un proceso de información de las empresas de mayor interés para vosotros para ver por qué otros canales podéis llegar a ellos. Una vez localizados esos canales, tenéis que idear una estrategia para mostraros de otra forma diferente a la tradicional que vaya con vosotros y con la que os sintáis cómodos. No es cuestión de hacer muchas cosas sino aquellas que pueden obtener resultados y eso, muchas veces, requiere llegar al destinatario que decide, que gestiona o que selecciona y eso requiere poner en marcha nuestra imaginación. Debéis pensar en qué canales, eventos, o personas os pueden proporcionar llegar a ellos. Eso sí, una vez detectado esto, no consiste en darles vuestro CV en papel sino aportarle algo sobre lo que hacéis diferente que llame su atención y le pueda gustar. Esto requiere invertir tiempo y curraros vuestras candidaturas con proyectos, ideas y otra forma diferente de plasmar vuestra trayectoria profesional donde queden reflejados vuestros conocimientos de forma real.

El trabajo bien realizado, al final, obtiene su recompensa. Eso sí, nuestras recompensas a veces tardan en llegar más de lo que nos gustaría. Es cuestión de tener paciencia, evaluar lo que hacemos y analizar los resultados.  Los resultados no tienen que ser conseguir nuestro fin sino el dar pasos hacia ese objetivo global que puede ser obtener el puesto de trabajo deseado. Un paso adecuado sería haber conocido al responsable de recursos humanos de una de las empresas en las que nos gustaría trabajar. Tendríamos que seguir trabajando en los siguientes pasos. Debemos asumir que todos los objetivos tienen diversos pasos y todos ellos requieren un trabajo y una preparación. 

Muchas personas que se encuentran en búsqueda activa de trabajo siguen teniendo el mismo objetivo y lo único que cambian son las herramientas utilizadas para conseguirlo y eso no cambia el contenido del proceso sino el continente. Algunas personas, como ven que por los medios tradicionales no consiguen que las empresas o seleccionadores lean sus perfiles, se han embarcado en las redes profesionales para hacerles llegar su CV por estos medios, sin plantearse cuál es el funcionamiento de esas herramientas, cómo debemos comportarnos en ellas, etc. Cada herramienta requiere una estrategia diferente y una forma diferente de actuar para llegar a nuestro fin.

Otras veces las personas confunden la creatividad con la inversión de mucho dinero. La creatividad no tiene nada que ver con el dinero. Podemos encontrar forma efectivas de llegar a los demás o de llamar su atención de forma totalmente gratuita. La cuestión es encontrar la clave. También se tiende a pensar que si determinados procesos o formas de hacer las cosas no las hacen la mayoría es que no sirven y eso es un gran error. Las personas tienden a llevar a cabo las tareas de la forma que menos esfuerzo les genere y, muchas veces, éstas suelen ser las menos efectivas. Yo conozco personas que se dedican a mandar correos electrónicos a personas de forma personalizada y como ven que avanzan poco comienzan a mandar los siguientes correo a dos destinatarios y van a aumentando progresivamente. No es cuestión de hacer las cosas antes sino de hacerlas mejor.

Mejorar las tareas y nuestros procesos requiere invertir tiempo para analizarlos  de forma objetiva y con autocrítica. Debemos también fijarnos en las personas similares a nosotros y analizar qué obtienen y lo que hacen para conseguirlo. Muchas veces criticamos a los demás y tendemos a buscar excusas en la mala suerte que tenemos y la suerte que tienen los demás. Cuando quizás deberíamos preguntarnos si estamos dispuestos a llevar a cabo lo que hacen otros a pesar del esfuerzo y trabajo que conlleve.

Los resultados tardan el llegar y requieren trabajo, dedicación y planificación. Hasta no hace demasiado hemos estado acostumbrados a conseguir las cosas sin ningún esfuerzo y eso no es lo habitual. Todo lleva su proceso lógico, independientemente de que a todos nos gustase que las cosas fuesen más rápidas.

 

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CUÉNTANOS COMO FUE TU BÚSQUEDA DE EMPLEO EN EL EXTRANJERO?

Hace décadas se produjo una avFotos 2012 372alancha de emigrantes españoles a otros países. Daba igual que tuviesen preparación o que supiesen el idioma del país al que se trasladaban. Lo importante es que tuviesen ganas de trabajar. En la actualidad muchos españoles tienen que plantearse irse porque aquí no existen oportunidades. Sin embargo, la situación es diferente porque para trabajar en puestos cualificados o sin cualificar se exige saber el idioma local o al menos inglés para poderte defender con soltura en el país de destino. Muchas españoles que se han ido sin saber nada de ingles ni de otros idiomas se han tenido que volver porque al ir a probar suerte su situación ha empeorado y no han tenido oportunidades. Muchos países exigen ya perfiles cualificados o de profesiones determinadas con amplia experiencia en el sector.

Por ello, conviene antes de decidir irse a buscar oportunidades a otros países investigar qué necesidades tienen allí de personas de vuestro perfil y para los sectores de vuestro interés, qué requisitos son necesarios para poder optar a los mismos, condiciones, burocracia a realizar, etc.

Tras analizar lo dicho, debemos marcarnos una planificación con tareas a realizar antes de irnos. Uno puede plantearse su marcha a medio plazo a otro país tras poner remedio a los criterios necesarios para poder mejorar sus opciones de empleabilidad en el país de su elección. Si uno no tiene el nivel de inglés necesario o de alemán para poder optar a los trabajos debe suplirlo desde la acción. Tiene que apuntarse a clases intensivas para adquirir un nivel de soltura adecuado para poderse defender en su destino. También el plazo dependerá del nivel del idioma de cada persona.

Es importante tener claro el país y la cuidad concreta porque el nivel de vida y la situación del empleo puede variar aun estando en el mismo país. Por ello, debemos hacer una buena labor de documentación e investigación en la red. Es importante intentar ir sondeando ofertas y optando a ellas antes de marcharnos. Se debe hacer la labor de siembra previa porque desde que se manda hasta que os llamen puede pasar tiempo. Es importante también que podáis contactar con personas de España que ya lleven viviendo tiempos en esos países y que os puedan dar consejos reales de dónde buscar, qué aspectos tener en cuenta, etc. Esto es factible poderlo conseguir con las nuevas tecnologías, debido a la multitud de foros, redes profesionales y grupos existentes. Es cuestión de dedicarle tiempo y tener claro lo que queremos conseguir y la información que precisamos. También es una forma de poder conocer gente en nuestro destino elegido.

Además, uno debe de ir viendo opciones de alojamiento, al menos saber dónde se mete y con quién. Internet nos puede ayudar a saber elegir los barrios más adecuados a nivel de seguridad y asequibles a nivel económico.

Una vez realizada esta primera fase en España, debemos dar el salto a la acción y eso supone tener remanente económico porque estar fuera de casa en otro país supone gasto desde el primer momento. Además el nivel de vida en otros países es más elevado que en España.

No debemos olvidar tampoco que por mucho que cumplamos los requisitos, el estar fuera de nuestro país no es fácil y nos encontraremos con adversidades y, en más de una ocasión, nos darán ganas de tirar la toalla y volver. Por eso, debéis tener claro lo que supone iros a buscar oportunidades a otros países.

En cada país, la forma de buscar trabajo, el currículum a presentar, la forma de abordar la entrevista es diferente y para tener más opciones, debemos investigar cuál es la forma adecuada de hacerlo para no tirarnos piedras contra nosotros mismos. Eso lo podéis averiguar en portales de empleo de consejos, blogs de empleo de los países de vuestra elección, hablando con profesionales de recursos humanos del lugar de origen para poder saber la realidad existente.

Ahora es vital la labor previa antes de irnos y pasar a la acción. Debemos trabajar nuestra marcha y eso requiere investigar, elegir y ejecutar.

¿Cuéntanos como fue tu búsqueda de empleo en el extranjero? Si resides en otro país ¿Qué consejos dais para buscar trabajo allí? ¿Cuáles son las mayores dificultades con las que os encontrasteis?

Autor: Juan Martinez de Salinas

Orientación laboral para salir del paso

Leyendo un post de Oliver, del blog Formación y Talento titulado “Orientación laboral para pobres” que recomiendo leer, me hizo reflexionar sobre sus ideas.

Ciertamente, muchas veces todos nos afanamos por consejos sobre gestión de personas, selección, orientación, uso de redes sociales, búsqueda de empleo hacia colectivos de perfil medio/alto sin darnos cuenta. Para empezar, muchas personas que tienen la necesidad perentoria de ponerse a trabajar ya para vivir no tienen acceso a Internet de forma habitual.

El conseguir el trabajo idílico está muy bien, sin embargo, en estos tiempos, uno debe de ser realista y, sinceramente, las oportunidades laborales escasean y al final uno debe ser práctico y primero prima la supervivencia particular y familiar y después ya nos plantearemos algo mejor.

Lo primero que uno debe plantearse seriamente cuando necesita trabajar en cualquier cosa, independientemente de su formación, es estar convencido de “querer trabajar, independientemente del trabajo” porque es muy fácil decirlo y más complicado hacerlo. Para ello, es necesario adaptar obligatoriamente vuestro currículum y no es cuestión de eliminar vuestra experiencia laboral y estudios sino de enfocarlo hacia ese tipo de trabajo. Por ejemplo, imaginemos que uno decide optar por puestos de atención al cliente, muy socorridos en estos tiempos como (dependientes, camareros, teleoperadores, etc.). Para empezar, debe plantearse qué competencias son las más necesarias para estos puestos ( por ejemplo, la amabilidad, la escucha activa, la especialización hacia el producto, capacidad de comunicación, orientación a las necesidades del cliente para ayudarle, asesorar sobre qué es lo más adecuado en computo global para él). Una vez realizado y con la experiencia anterior, debemos resaltar las funciones que hacíais enfocadas a esas competencias. No es tan complicado porque todos, en mayor o menor medida, tratamos con clientes internos. No olvidemos que el resto de departamentos, proveedores, etc.; con los que tratáis requieren vuestra atención adecuada.

Después, tenéis que mostrar interés en ese puesto aunque no sea el trabajo de vuestra vida, porque para hacerlo desmotivados y frustrados no merece la pena. Eso se nota y transmite y no os beneficia.

Si ya tenéis esto claro, os recomiendo que os planteéis los centros comerciales de vuestra ciudad porque es un sitio donde suelen requerir personal y dejéis el currículum en todos los bares y tiendas, preguntando si actualmente precisan personal y en caso de que la respuesta sea que no, se podría preguntar si tienen previsto en un futuro próximo necesitar gente.

De la misma forma, debéis de hacer llegar el currículum a las empresas de telemarketing que suelen buscar personal habitualmente.

Las empresas de trabajo temporal es otro recurso que debéis tocar y hacerles llegar vuestra candidatura, indicando claramente qué tipo de puestos estáis dispuestos a realizar. Adivinos no son y cuanto más lo especifiquéis mejor. Por supuesto, cuando más amplíes el sector y la disponibilidad, más posibilidades tendréis.

Igualmente, debéis plantearos en qué materias tenéis conocimientos suficientes como para poderos ofrecer para enseñarlo a los demás en plan clases particulares que son una ayuda en estos tiempos y os pueden venir muy bien para empezar.

Al no disponer de muchos recursos, convendría informaros en oficinas de orientación, sindicatos, oficinas de empleo, centros colaboradores, agencias de colocación, asociaciones sin ánimo de lucro de vuestra localidad, de los locales que tienen para atenderos y de los servicios que podéis usar normalmente de forma gratuita. Acceso a ordenador, teléfono, etc. Otra opción son las bibliotecas públicas que podéis reservar el uso de ordenador para determinadas horas de forma gratuita y poder navegar en la red para buscar empleo.

Uno de los grandes problemas es la falta de coordinación y colaboración entre todo este tipo de organizaciones e instituciones que deberían disponer de una base común de herramientas y recursos a los que poder acceder cualquiera que lo necesitase, donde constasen las opciones de cada una a nivel de ofertas, centros de formación, servicios de orientación, etc. Ayudaría mucho y ahorraría mucho tiempo a todas las partes. Porque no olvidemos que el fin principal es ayudar a las personas que no tienen trabajo a colocarse aunque a veces parece que no prime. Y en el momento que dispongan de material que pueda ayudar, colgadlo en la red y hacédselo llegar a todos los usuarios inscritos por correo electrónico para que estén informados. Todos estos centros deberían trabajar a una y recopilar la cantidad de recursos e iniciativas que existen en la red de ayuda a las personas que necesitan trabajar y que se desconocen por no dedicar tiempo añadir nuevos recursos. Deben existir los gestores de contenido de empleo, formación, etc. en este tipo de servicios cuanto antes.

Luego debéis usar todas las opciones posibles, por muy complicadas que os puedan parecer, porque si no lo intentáis, el no lo tenéis asegurado.

¿Qué más se os ocurre?

Autor: Juan Martinez