Tag Archive for adicción

15 Cosas que indican que estás ‘enganchado’ a Foursquare

Terminamos hoy con esta trilogía de post sobre ‘enganchamientos’ a las redes sociales que ya inicamos con Facebook y continuamos con Twitter.

Aunque creáis que no, hablar de Foursquare es también posible hablar de una posible adicción a otra red social. Una conducta obsesiva por decir siempre donde estás parece cercana a los comportamientos del programa Gran Hermano, cuando realmente a mucha gente le da igual donde estés en un determinado momento.

No se, pero es una red social peculiar ya que en esta, a diferencia de Facebook y Twitter que son más de obsesión por interactuar, en Foursquare es una obsesión más por hacerse ver, y ya no digamos lo de conseguir alcaldías.

Pero lo cierto, y los que sois usuarios de Foursquare sois conscientes de la existencia de verdaderos enganchados o adictos a esta red social de geolocalización.

Preocúpate porque serás una adicto a esta red:

  • Cuando te levantes pensando en que eres alcalde de 6 o 7 lugares y, además, presumes de ello con tus amigos.
  • Cuando vas pensando por la calle en ir a determinado lugar y realmente vas (sin motivo), porque si haces che-in en ese momento robarás una alcaldía.
  • Cuanto te enfadas porque te roban una alcaldía aunque hayas hecho check-in en ese lugar 15 veces y planeas tu venganza para recuperar el poder.
  • Cuando te enfadas porque te roban una alcaldía y vas a ver de dónde es alcalde quien te la ha quitado y planificas el quitarle las suyas.
  • Cuando realizas 5 check-ins en menos de 2 minutos. Rara vez conoces a alguien que se pueda desplazar tan rápido.
  • Cuando crees que más medallas significa mayor reconocimiento.
  • Cuando llegas a un kiosko y compras la prensa y tardas en recoger las vueltas por el hecho de que te interrumpen el hacer el check-in correspondiente.
  • Cuando ya cansado de realizar check-ins en el mismo sitio los acompañas de fotos chorras.
  • Cuando haces un check-in desde la T4 (ya me comprendéis) que se muera de envidia más de uno.
  • Cuando vas por una ciudad cualquiera y en vez de recurrir a las fotos de toda la vida prefieres realizar check-ins sabiendo que a lo mejor nunca vuelves a esa ciudad.
  • Cuando pasas por un sitio interesante y en vez de lamentar el no poder verlo con detenimiento por falta de tiempo solo te acuerdas de que no tienes batería en el móvil para hacer un check-in.
  • Cuando haces check-in en tu casa al salir por la mañana o al entrar: ¡¡que a la gente le da igual dónde vivas!!
  • Cuando realizas un check-in en un sitio donde tu pareja no quiere que vayas (por cualquier motivo) pero tu tienes que checkear igualmente a riesgo de un disgusto conyugal.
  • Cuando estás como loco por encontrar un sitio en el que nadie haya hecho check-in antes para ser el primero y qudar como ‘un general’.
  • Simplemante, cuando sueñas con chek-ins.

15 Cosas que indican que estás ‘enganchado’ a Twitter

Ayer analizábamos en tono de humor y serio el problema de la adicción a Facebook. Y como no podía ser menos, hoy vamos a ver que cosas o indicadores puedes ver que indiquen que está enganchado a Twitter.

Lo que puede que si no sea posible es que si eres adicto a Facebook lo vayas a ser también a Twitter, aunque todo puede ser y te puedas catalogar de ‘poliadicto’. Lo cierto es que son adicciones sustitutivas: quien está enganchado a Facebook odia a morir a los enghanchados a Twitter y viceversa.

Lo mismo que el otro día, contando una dosis de humor, esperemos que os autoanalicéis y podáis decir si sois o no adictos a Twitter:

  • Cuando pasa algo en el mundo 1.0 y lo primero que piensas es ‘¿qué estarán diciendo en Twitter‘ sobre eso.
  • Cuando te encuentras a un amigo que hace tiempo que no lo ves y en vez de charlar coloquialmente, solo te salen frases de máximo 140 caracteres.
  • Cuando hablando con un conocido en el mundo 1.0 le dices la palabra hashtag como lo más normal del mundo y el interlocutor queda ojiplático.
  • Cuando te levantas por la mañana y lo primero que haces es mirar cuales son los ‘trendtopics’ en vez de ver la prensa.
  • Cuando haces un RT en una noticia retweteada unas 857 veces ya y te sientes como el primero en haberla visto.
  • Cuando tweeteas cosas como que es lo que vas a comer, si vas al baño,…, o cosas peores.
  • Cuando te interesa y vas a ver cuales son los ‘trendtopics’ en otros países del mundo de los que desconoces su idioma.
  • Vas por la calle y ves algo que te gusta y lo primero que haces es sacar el teléfono móvil para sacarle una foto y subirla a Twitter. Ipso facto te pones a ver quien y cuantas veces lo retweetean.
  • Cuando en una conversación empiezas a hablar como los ‘indios americanos’ en medio de la misma, olvidándote de lo importante que son los artículos: #crisis, #banca, #paro,…, en vez de la crisis, la banca, el paro.
  • Cuando hablas con alguien que no conocías y te parece un tostón y piensas en un huevo de color (avatar clásico en Twitter).
  • Cnd crees q esto q escribes es un dialecto dl #español.
  • Cuando te dan igual las faltas de ortografía con tal de que quepan en 140 caracteres lo que quieres decir.
  • Cuando vas a una conferencia y lo único que te has enterado al final es del hashtag del evento.
  • Cuando te sientas en una mesa con unos amigos y todos estáis con el móvil (o sea en Twitter) y os gastaís bromas en vez de hablar cara a cara.
  • Cuando terminas de leer este post y vas corriendo a pinchar el botón de RT.

SocialMedia #6: 6 cosas que no debes mencionar en Facebook

Nos ha gustado mucho este post realizado por Néstor Parrondo en el que se indican '6 cosas que no debes de mencionar en Facebook'.

Y es que son verdades como puños que pueden costarnos caro en más de una ocasión.

Psiquiatras y psicólogos de distinto pelaje llevan unos meses hablando de la supuesta adicción que generan las redes sociales. Pero ninguno de ellos habla de un síndrome que todos vemos a diario en nuestros amigos de Facebook: el exhibicionismo 2.0.

Se trata de gente que no puede dar un paso sin anunciarlo en su muro, ir a tomar algo sin hacer un check-in en Foursquare (para que todo el mundo vea donde ha ido) o que cambia su situación sentimental cada dos minutos, según haya tenido éxito el fin de semana o no. Para todos ellos está dedicada la entrada de hoy, con los 6 datos que JAMÁS hay que revelar en esta red social.

Tu fecha de nacimiento
No, no se trata de ser vanidosos y ocultarla para que nadie sepa nuestra edad. Es recomendable no hacer visible este dato, porque varias páginas web (como InfoJobs o PayPal) piden este dato a la hora de recuperar nuestra contraseña olvidada. Alguien con mala fe y habilidoso con los ordenadores, puede hacerse con el control de nuestra cuenta en esas páginas.

Anunciar nuestros planes de vacaciones
Ir al Caribe en verano es genial. Publicarlo en Facebook para que nuestros amigos se mueran de envidia, es incluso mejor. Pero también tiene sus riesgos. Es una manera de avisar de que no vamos a estar en casa durante una temporada y constituye una generosa invitación a que nos roben.

Escribir tu dirección de casa
Muy relacionado con el punto anterior, ya que sí avisamos de que nos vamos de vacaciones, y a la vez, ponemos nuestra dirección de casa, los ladrones lo tendrán muy fácil. Pero también es conveniente para evitar otro tipo de sustos. Por ejemplo, ex-parejas obsesionadas, acosadores y demás ralea emocional.

Confesiones
En las entrevistas de trabajo, uno de los pecados más graves es el de hablar mal de tu anterior empresa. Si lo hacemos, perderemos muchas posibilidades de conseguir el nuevo puesto. Si en Facebook ponemos a caldo a nuestro jefe, puede que un compañero, que sea nuestro amigo en la red social, le haga llegar la información. O peor, hacer bromas sobre determinados temas, que pueden hacer que seamos despedidos de inmediato, como le ocurrió a una trabajadora de Wisconsin.

Escribió en su estado que era adicta a la marihuana y otras sustancias, y fue despedida de inmediato, a pesar de que en los test de detección de drogas siempre había dado negativo. Por no hablar de las personas que se van de viaje de negocios y sólo hablan de las cenas pantagruélicas y los licores que consumen a cuenta de las tarjetas de crédito de su empresa.

Pistas sobre contraseñas
Un poco rebuscado, pero tristemente, es verdad y puede ser peligroso. Si continuamente hablamos de un grupo de música, de lo mucho que queríamos a nuestro perrito, o lo feliz que fuimos en un determinado bar, estamos dando pistas sobre nuestras contraseñas.

No existen datos al respecto, pero muchas de nuestras contraseñas están creadas en base a experiencias placenteras de nuestro pasado. O, como sucede con nuestra fecha de nacimiento, algunas webs nos piden datos de este estilo como por ejemplo “¿Cuál es el nombre de tu primera mascota?” para recuperar o crear nuevas contraseñas.

Comportamientos peligrosos o ilegales
Dedicado especialmente a los adolescentes españoles. Muchos de ellos pueden vanagloriarse de que el fin de semana pasado lanzaron huevos a unos autobuses, hicieron un grafiti en un tren de cercanías o que consumieron alcohol. Incluso, pueden subir fotos de sus proezas.

buy cialis online safely

Un error absoluto, ya que las fotografías pueden ser usadas como prueba en un juicio. O peor aún, como les pasó a estos jóvenes descerebrados de Galicia, que se grabaron a sí mismos robando en un supermercado e insultando a un discapacitado, y lo subieron a You Tube. Las imágenes están en poder de la policía y los menores, en busca y captura.

zp8497586rq