Tag Archive for aprendizaje

Todas las cosas llevan su tiempo y es necesario aprender continuamente

Todas las cosas llevan su tiempo y es necesario aprender continuamente.

Todas las cosas llevan su tiempo. Y es que aunque es un spot publicitario, el siguiente vídeo presenta de forma muy amena que lo que persigues en tu vida lleva su tiempo y es una secuencia de actos que tienes que tener claro que debes seguir, así como que la vida es un continuo proceso de aprendizaje.

Particularmente es un vídeo que me ha encantado: ¿Quieres hacerte chef?

¿QUÉ OS FRENA PARA NO DESARROLLAR VUESTRA IDEA EMPRENDEDORA?

Desde hace un tiempo, hVerano 2013e estado pensando sobre el emprendimiento y, si lo analizamos  detenidamente, siempre se trata en los libros los éxitos de los emprendedores, sin embargo, se ha tratado muy poco sobre los fracasos de las personas que han emprendido un negocio. Esto serviría para analizar más en detalle las causas y poder sacar unos patrones que ayudasen a los demás.

En España, aunque se ha mejorado mucho, aun existen muchos tópicos respecto al fracaso y aun se sigue pensando que al emprendedor al que no le vaya bien a la primera suele ser porque no vale o es un fracasado… Y los demás, lo sabían. Eso sí, si uno triunfa le salen amigos hasta debajo de las piedras. Aunque lógicamente uno debe tener los pies en la tierra para saber discernir lo verdadero de lo falso.

Para empezar, me gustaría lanzar una serie de preguntas a los emprendedores que comenzaron un negocio y que tuvieron que cerrar: ¿Analizasteis cuál fue el motivo que os llevó a fallar en la consolidación del proyecto? ¿Qué aprendisteis de ese fracaso? ¿Habéis vuelto a emprender un negocio a raíz de esa experiencia? ¿Qué fue lo más duro de asumir? ¿Qué recomendaciones daríais a las personas que quieren emprender un negocio?

Los emprendedores que lo intentaron y al final fracasaron en sacar a flote su proyecto son ganadores porque lo han intentado a pesar de las dificultades. Es una lección de vida el tener que empezar de cero tras no conseguir lo esperado y dedicar mucho tiempo, esfuerzo, ilusión y capital. Siempre digo que todos, cuando hemos intentado algo en nuestra vida personal o profesional, hemos fracasado y por ello no hemos dejado de seguir intentándolo hasta conseguir el objetivo marcado. No conseguir las cosas a la primera suele ser lo más habitual, aunque muchos recurren a no contar las veces que se quedaron por el camino antes de llegar a la meta.

Desde mi punto de vista estos son los principales errores del emprendedor que le pueden llevar a fracasar rápidamente:

1.- Pensar que la idea lo es todo, sin dar importancia a la necesidad de conocer el sector de ese negocio y disfrutar con esa actividad. No olvidéis que una idea por sí sola no es nada, debe darse forma a la misma para materializarla.

2.- Confiarse en exceso por diferentes parámetros que puedan indicarnos que triunfará nuestro negocio. La confianza es mala compañera de viaje y para consolidar nuestro negocio hace falta trabajar duro y eso se consigue a medio o largo plazo. Que los dos primeros meses nos vayan fenomenal no supone ya bajar la guardia, porque ese solo es el comienzo que nos debe hacer trabajar más y mejor.

3.- Pensar que seréis capaces de hacer todo vosotros solos. Debéis asumir que es imposible saber de todo y eso os debe hacer recapacitar para saber buscar buenos profesionales expertos en cada área de puesta en marcha de vuestro negocio para asesoraros correctamente.

4.- Confiar en que el conseguir la financiación necesaria o que confíen en vosotros unos inversores que pongan su capital ya es suficiente para triunfar. La inversión es parte del producto, sin embargo, eso no hará que se venda vuestro producto o servicio porque sí. Conseguir ventas y convencer a los potenciales clientes solo os lo dará vuestro trabajo con enfoque, planificación y sentido común.

5.- No hacer el trabajo de campo necesario a la hora de elaborar vuestro plan de empresa porque ya conocéis el sector en el que emprendéis vuestro negocio. Es vital que superviséis y busquéis vosotros mismos el local, la ubicación geográfica del mismo, los clientes potenciales de esa zona, los negocios similares en esa zona. Para poder ver los pros y contras. También es bueno que podáis escuchar los puntos de vista de otras personas que han emprendido en ese u otros sectores.

6.- Querer correr antes de andar, es decir, marcaros plazos demasiado cortos para levantar la persiana de vuestro negocio. Si la idea se os ha ocurrido en enero no podéis pretender abrir vuestro negocio en marzo con premura. A cada paso debemos dedicarle el tiempo suficiente para analizar todo y estar seguros de que es lo correcto.

7.- Pensar que cualquier persona puede ser vuestro socio. A veces es mejor estar solo que mal acompañado. Así como no todo el mundo puede ser vuestro amigo, tampoco vale cualquier persona para asociarse con vosotros. Si necesitáis socios en vuestro negocio debéis plantearos las siguientes preguntas: ¿en qué os puede ayudar esa persona en la que habéis pensado? ¿Qué áreas de ese negocio son su fuerte y cuáles las más flojas? ¿Cómo encajáis a nivel de carácter? ¿Conoces realmente a esa persona?

8.- Dejaros llevar por la necesidad porque esta sin un planteamiento adecuado puede haceros pasaros muchos pasos por alto que os hagan estar en peor situación unas semanas o meses más tarde. Comenzar algo nuevo no es nada fácil, aunque está claro que nada es imposible.

9.- Esperar que los demás os van a dar las cosas hechas. Otras personas u organizaciones os pueden ayudar en el proceso de puesta en marcha de vuestra idea o proyecto, sin embargo, los que tenéis que liderar el proceso y tirar del carro sois vosotros.

10.- Pensar que emprender no entraña riesgos y dificultades. Poner en marcha algo nuevo supone estar dispuesto a sacrificaros y saber rectificar rápidamente porque las cosas no salen como esperabais en el papel.

11.- Tener solamente un plan A. Cuando uno comienza un negocio debe tener un plan B, C y D si es preciso a pesar de que todo indicase que el plan A era perfecto. Siempre deben tenerse alternativas si las cosas no van como esperabais.

12.- Pensar que ser vuestros propios jefes supondrá que viviréis mejor que trabajando por cuenta ajena. Tenéis que asumir que no levantar la persiana de vuestro negocio o que no os compren os supone perder dinero. Si no vendéis vosotros, ¿quién lo hará? Es decir, el emprender supone invertir las primeras semanas, meses e incluso años muchas horas al día y tener que sacrificar mucho de vuestro tiempo libre para lograr asentar ese negocio.

13. Debéis tener claro que emprender no supone hacerse millonario. La mayoría de las personas emprendedoras viven de su negocio con mucho esfuerzo y les permite llevar una vida normal. Simplemente ha sido su forma de trabajar porque disfrutan con ello.

Por supuesto, existen otros muchos errores que pueden hacer fracasar un negocio nada más comenzar, aunque creo que estos son los más habituales. ¿Qué otros errores creéis que pueden hacer fracasar un negocio?

¿Cuéntanos tu experiencia emprendedora? ¿Qué os frena para no desarrollar vuestra idea emprendedora?

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿QUÉ OS IMPIDE DAR EL PASO A LA WEB 2.0?

Emprender las ideasDesde hace unos meses, estoy dando bastantes formaciones relacionadas con la Web 2.0 y podría afirmar sin equivocarme que partimos de la idea equivocada de que la gran mayoría de las personas ya saben lo que es y que la usan de forma mayoritaria en su vida personal y profesional.

Para empezar, cada uno entiende una cosa distinta de lo que es la web 2.0 y qué significado tiene. Quizás el concepto, como tal, no esté claro para muchos, pese a oírlo constantemente. Pero si hablamos de Facebook, de Twitter, de Linkedin…, seguro que los reconoceremos. Son herramientas que empiezan a ser más conocidas. Pero no solo se limita a estos nombres.

Para mí, la web 2.0 hace referencia a todas aquellas aplicaciones y herramientas de la red que permiten la interactuación, colaboración y conversación con otras personas desde una perspectiva global. Aquí, podríamos englobar a todas las múltiples redes sociales y profesionales, blogs, foros y demás herramientas que se os puedan ocurrir que existan en la red.

Lo primero que suelo encontrar entre aquellos a los que me dirijo en estos cursos de introducción es la reticencia al cambio porque, al no estar acostumbrados a usarlas, no les ven utilidad alguna. Siempre suelo repetir la misma idea: debéis al menos darles una oportunidad y tener inquietud por probarlas. Tenéis que asumir de una vez por todas que las cosas van cambiando y debéis adaptaros. Nunca es tarde para nada, sin embargo, debéis estar abiertos a la exploración, a la observación, a la práctica y a intentar encontrarle utilidad para vuestras necesidades personales y profesionales.

Para ello, muchas veces nos tenemos que desaprender de determinadas conductas y pensamientos sobre los cambios que hacen que estemos bloqueados y ponernos en el lugar de los que las usan. Cuando muchas personas las van usando y aplicando en su día a día es porque alguna utilidad y ventaja tendrán. Esto no es cuestión de edad, sino más bien de mentalidad y actitud hacia las nuevas cosas.

Pero también es cierto que no todo viene tal cual. Deberéis buscar las razones y las tareas que realmente os sean útiles a vosotros. Una vez comencéis a utilizar alguna de ellas, veréis que se abre un universo lleno de oportunidades para los diferentes aspectos de vuestras vidas.

Lo que está claro es que no podéis hacer (pero es muy habitual) es recomendar el uso de algunas de estas herramientas que vosotros ni conocéis ni usáis porque eso puede generar incertidumbre en los demás. Realmente debéis estar convencidos de recomendar su uso y eso requiere dejar a un lado todos sus miedos, creencias y estar dispuesto a lanzarse a lo desconocido con curiosidad de probar y darle una oportunidad. Esto es cuestión de tiempo y constancia mediante la práctica y la interactuación.

El estar en la web 2.0 no consiste en probar todas las nuevas aplicaciones que van surgiendo y abandonar las que ya comenzábamos a conocer y dominar. Es preferible usar las necesarias tras conocerlas en profundidad que ir picando de todas sin darle una oportunidad real a ninguna. El comenzar y darse de alta en las aplicaciones de la web 2.o es muy fácil, lo complicado es rellenar todos sus apartados e ir probando sus diferentes opciones poco a poco. El uso debe ser progresivo y debemos empezar por la observación, la búsqueda y la lectura que son acciones pasivas dentro de la actividad para luego, una vez superada esa fase, pasemos a la acción propiamente dicha que requiere nuestra participación e interactuación con los demás.

¿Qué os impide dar el paso a la web 2.0?

Autor: Juan Martinez de Salinas

ENTREVISTA A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA POR SU LIBRO “TE VAN A OÍR”

¿Cómo surgió la poFoto Andréssibilidad de escribir el libro Te Van A Oír?

Hace tiempo que quería escribir un libro específico sobre las formas y herramientas que tenemos actualmente los profesionales para mostrar nuestro trabajo. En mis dos libros anteriores me había centrado en la estrategia personal y el branding personal, pero pensé que sería interesante escribir algo específico y útil sobre marketing personal online y offline. En junio del 2012 mi editor me llamó y me propuso exactamente esto, así que fue justo el empujón que necesitaba para ponerme en marcha.

¿En cuanto tiempo lo has escrito? ¿Cómo te has organizado?

Es curioso, pero en los tres libros que he escrito he tardado aproximadamente dos meses. Eso sí, he aprovechado el verano o épocas de trabajo tranquilas para centrarme casi por completo en ellos.

Normalmente me paso el día aprendiendo, investigando y desarrollando ideas propias, así que, cuando llega el momento de sentarme a escribir, mi trabajo consiste básicamente en organizar todos esos apuntes y datos y, sobre todo, crear una estructura sobre la que construir el libro. Y tengo que reconocer que esto último es quizás lo más importante. Sin una buena planificación, es muy fácil que el libro se descontrole y te encuentres a mitad del proceso con algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Tras leer tu libro, comentas que lo más difícil es escribir el primero, entonces nos surge la siguiente pregunta: ¿Cómo apareció la oportunidad de tu primer libro? Estaría bien poder contar alguna anécdota en el proceso. 

Pues suelo contarlo en mis cursos porque es un ejemplo “de libro” de todo lo que cuento y en el que se combinan todos los elementos de marketing personal.

Cuando hace nueve años creé mi primera página Web (el blog llegaría pocos meses después), alguien la vio y me llamó por teléfono para quedar a tomar un café. Resultó que esa persona (mi amigo Tomás Marcos) era profesor del CEU y me propuso organizar unas charlas sobre el tema en esa escuela de negocios. Así lo hicimos en varias ocasiones y en una de ellas conocí a Alejandro Domínguez, otro buen amigo al que le gustó el tema y me puso en contacto con la editorial de ESIC en donde él ya había publicado antes. Con sus referencias y con la visibilidad que había alcanzado hasta aquel momento todo lo demás fue sencillo. Pero como ves, aquí se combina Internet, con las conferencias, con el networking pero no hay que olvidar que entre mi primera Web y la publicación de mi primer libro pasaron cuatro años.

Para esta estrategia de visibilidad global ¿Cuántas herramientas de la Web 2.0 utilizas a parte de tu blog?

Para mí, la piedra filosofal en todo este asunto es el blog. Es el medio en el que me siento más cómodo porque puedo expresarme sin limitaciones. Me permite mostrar mis ideas y mi trabajo y yo tengo todo el control.

La siguiente herramienta de apoyo es Twitter. Creo que es una buena herramienta para unir lo “real” con lo virtual. Es muy fácil que alguien escriba un tuit sobre tu trabajo o sobre una conversación contigo.

LinkedIn es una herramienta que puede ser muy útil especialmente para profesionales por cuenta ajena. Pero creo aunque no le dediques mucho tiempo, es imprescindible mantener una cuenta actualizada. Facebook es, en mi opinión, la más prescindible de todas para un profesional.

En ocasiones me apoyo en otras herramientas de visibilidad que me permiten mostrar mi trabajo como Flickr, Slideshare o Youtube.

Lo más gratificante de escribir Te Van A Oír y lo más complicado

Tengo que decir que yo no me considero escritor ni me gusta escribir. Así que cada libro que escribo es una especie de Via Crucis. Lo que más me preocupa es repetirme y, sobre todo, que el libro sea impersonal o una simple recopilación de ideas. Creo que hasta ahora he conseguido que lo que escribo tenga mi estilo cascarrabias y directo.

Lo más gratificante es releer tu propio libro cuando sale publicado y comprobar que lo que tanto esfuerzo te costó ha quedado bien. Pero hay algo mejor y es cuando la gente te escribe o comenta en Twitter que le ha sido útil y que le ha ayudado en algo.

¿Qué finalidad tenía lanzar este libro?

Creo que este libro completa la parte de Marketing Personal que ahora es muy importante y que había mucho que decir pero que por cuestión de espacio no había desarrollado como quería en mis libros anteriores.

¿A qué público va dirigido?

Por tipo de profesionales, está dirigido a quienes se han dado cuenta que no basta con ser bueno sino que hay que mostrar tu trabajo. Creo que poca gente se da cuenta de las posibilidades de darnos a conocer que tenemos en este momento a nuestro alcance y que apenas tienen un coste económico.

En cuanto al nivel, creo que hay mucha información técnica circulando por ahí, pero hay pocos sitios en los que se hable de forma sencilla y realista del uso que un profesional puede dar a las herramientas de Internet. Pero además parece que últimamente todo es dospuntocero y he querido dedicar una parte importante del libro a canales más tradicionales (conferencias, artículos, libros, networking,…) pero igualmente asequibles.

¿Qué 3 consejos das a las personas que quieran poner en marcha los consejos que das en tu libro?

Definir un objetivo a alcanzar

Tener claro lo que quieres comunicar

Ponerte en marcha hoy mismo

Desde tu opinión ¿cualquier persona con independencia de su formación, situación y conocimientos puede tener éxito en la red?

Por supuesto. A veces no nos damos cuenta de lo sencillo que es todo esto. El problema ya no está en las cuestiones tecnológicas o económicas sino en algo mucho más básico, en nuestra cabeza. La principal pega que me pone toda la gente a la que le hablo de esto no es la herramienta sino el miedo, vergüenza, pereza o desmotivación para ponerse en marcha. Si eso no está solucionado, lo demás simplemente ni empieza.

Coincido contigo en que todas las personas tenemos las mismas horas al día pero no las mismas obligaciones y, por ello ¿Cómo propones que uno debe organizarse para poder llegar a este plan personal, teniendo en cuenta nuestra disponibilidad?

Creo que hay un gran desconocimiento de lo que supone todo esto. Yo escribo dos posts largos a la semana (martes y viernes) y voy tuiteandTevanaoirpeqo sobre la marcha, desde el móvil, cuando se me ocurre algo. El resto de las herramientas las tengo conectadas para que, por ejemplo, cuando escriba algo en el blog aparezca en Facebook o LinkedIn. Pues bien, siendo generosos yo calculo que le dedico unas 5-6 horas a la semana. Creo que se trata sobre todo de levantarse un poco antes, aprovechar tiempos muertos o dejar de ver un poco de televisión. Pero está claro que si quieres excusas las vas a encontrar.

La teoría todos la sabemos y lo complicado es la práctica, por esto, quiero preguntarte ¿Cuánto tiempo te costo ser reconocido en tu sector desde que comenzaste en estas herramientas? ¿Qué tuviste que hacer para lograrlo? ¿Qué tuviste que sacrificar?

Yo he tardado dos o tres años en empezar a ser conocido y reconocido pero tengo que decir que he cometido muchos errores y por eso trato de transmitir esa experiencia en mis libros y en mi blog. Creo que si alguien se lo toma en serio y tiene algunas ideas claras puede posicionarse bien en un plazo de seis meses o un año dependiendo del sector en el que se encuentre.

Básicamente lo centraría en mantener un blog escribiendo con una rutina y sin desfallecer y combinarlo con encuentros con personas en eventos y con conferencias o ponencias en cualquier ocasión en la que te permitan subirte a un escenario a hablar de lo tuyo.

El sacrificio básicamente es de tiempo de ocio y horas de sueño.

¿Cómo te definirías Andrés en el ámbito profesional?

Creo que lo que he aprendido como Químico es que si coges cosas distintas y las combinas de forma adecuada puedes crear algo interesante. Me gusta mucho coger cosas de distintos campos y juntarlas. Soy muy insistente y cabezota. Me he dado cuenta que tengo una terrible tendencia a llevar la contraria a cualquier tendencia mayoritaria. Eso te da quebraderos de cabeza pero también he comprobado que siempre hay gente que piensa como yo pero no se atreve a mostrarlo de un modo tan políticamente incorrecto como yo hago.

¿Cuál es tu marca personal? ¿Cuál sería tu “elevator pitch” qué te hace diferente a los demás? ¿Cómo crees que te ven los demás tras más de 10 años en la red?

Creo que mi posicionamiento después de todos estos años es el de un profesional que ayuda a otros a aumentar sus opciones de éxito y por lo tanto de ser la opción preferente cuando tienen que ser escogidos. Cuando hay más gente que quiere que participes en sus proyectos aumentan tus opciones y, por lo tanto, tu libertad.

Creo que me ven como un antisistema dentro del sistema, brutalmente honesto y con ideas que, aunque no siempre gusten, suelen ser útiles (al menos para reflexionar).

Brevemente, cuéntame qué aporta este libro diferente a los de la misma temática

Creo que este libro hace un repaso completo de todos los canales online y offline de Marketing Personal. Hay libros sobre el uso de las herramientas dospuntocero, hay otros sobre networking y otros sobre la forma de llegar a dar una conferencia, pero creo que hasta ahora no había uno que explicase de forma sencilla y “de andar por casa” como combinarlo todo de forma eficiente.

Por otra parte, siempre me ha parecido mal que se utilicen ejemplos de éxito de empresas y personas del mundo anglosajón que nos son muy ajenas. Mi obsesión ha sido utilizar profesionales y situaciones perfectamente reconocibles y cercanas.

En pocas palabras, ¿de qué trata el libro?

De conocer y utilizar los medios disponibles y accesibles para amplificar tu mensaje y dar a conocer tus ideas y tú trabajo.

¿Cómo pueden adquirir el libro las personas interesadas en el mismo?

En cualquier librería mediana o grande y en Amazon.

¿Cuáles son las citas previstas de presentación del libro por España?

Eso de las presentaciones está un poco sobrevalorado. Creo que con los medios disponibles ya no hace falta organizar presentaciones salvo para conocer a quienes puedan estar interesados en tu trabajo. Pero si alguien tiene interés, puede ponerse en contacto conmigo o con mi editorial (Alienta).

¿Cuál será tu próxima aventura literaria? ¿Te planteas algún día escribir un libro con otras personas? Porque sino me equivoco tus tres libros los elaboraste en solitario.

Estoy en otro proyecto relacionado con el Branding Personal que espero que cierre el ciclo sobre el tema. Me gustaría que fuese el libro en el que quedase claro lo que debe ser este concepto en el futuro. Calculo que saldrá a principios del 2014.

He participado en varios libros colaborativos en los que cada autor escribía un capítulo. Pero no me he planteado escribir un libro a “varias manos”.

A una persona que recientemente se ha quedado sin trabajo, ¿qué le aconsejas hacer para seguir avanzando en su proyecto profesional?

Básicamente hay dos problemas que no suelen estar relacionados con la visibilidad, aunque parece que esa es la mayor obsesión.

Creo que alguien que no tenga trabajo o que lo tenga pero esté descontento, debe aclarar dos cosas. Cual es su objetivo profesional y Qué va a ofrecer por lo que alguien esté dispuesto a pagar.

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿ESTÁN LOS DEPARTAMENTOS DE RECURSOS HUMANOS INVOLUCRADOS SOCIALMENTE CON SUS PERSONAS?

Los departamentFotos 2012 1072os de recursos humanos de las organizaciones, como ya he comentado en más de una ocasión, deben hacerse más sociales. Deben ser el nexo de unión de los trabajadores que son a los que representa y parte de sus tareas han de ser desarrollar y permitir que saquen a relucir todo su talento en beneficio de sus empresas. Sin embargo, no podemos negar que en muchas empresas los departamentos de recursos humanos son todavía los ejecutores de las medidas tomadas por la cúpula directiva. Es decir, son vistos como los policías jerárquicos que están para aplicar las normas, hacerlas cumplir e imponer las correspondientes sanciones en caso de ser necesario.

Por supuesto, los departamentos de recursos humanos deben formar parte de la dirección estratégica de sus compañías, aunque deben ser independientes. Los departamentos de recursos humanos deben propiciar que las personas desarrollen su máximo potencial, que aporte ideas, que pongan en marcha proyectos de investigación dentro de sus áreas de trabajo, que participen en la elaboración de los procesos de las compañías, etc. Las personas necesitan sentirse parte importante de sus empresas y eso supone contar con ellos para lo bueno y lo malo. No podemos decir que lo más importante son nuestras personas y después tratarlas como un mero número.

Los departamentos de recursos humanos deben ser sociales interna y externamente, es decir, que tienen que fomentar las relaciones con sus personas, propiciar la comunicación y el debate para saber lo que piensan las personas de las organizaciones. De la misma forma, recursos humanos tiene que relacionarse con talento externo independientemente de que lo puedan precisar o no en ese momento. Los departamentos de personal tienen que tener localizado el talento que pueda ser de interés para sus compañías y poder aprender, dialogar e interactuar con ellos. Esto supone que los departamentos de recursos humanos estén al tanto de todas estas nuevas tendencias, sepan manejar las nuevas herramientas sociales, sean flexibles, estén al tanto de los foros donde se encuentran actualmente las personas de interés para las compañías.

Las empresas cada vez más van a tener mayor variedad de personas en sus compañías, las precisarán para proyectos concretos y llegarán con ellos a acuerdos de prestación de servicios. Eso requerirá tener localizados a los mejores en las competencias que se precisen en cada momento. Así, tendrán que al tanto de lo que hacen, lo que publican, lo que aportan, los proyectos en los que participan, su desarrollo en la red a lo largo del tiempo. La red, cada vez nos permite poder seguir en tiempo real lo que hacen las personas y de lo que son capaces. No se trata de decir tanto lo que somos capaces de hacer sino de demostrarlo realmente.

Se debe buscar personas con inquietudes, valores, implicación, ganas de hacer las cosas de forma diferente en sus áreas profesionales. No se trata ya de que las personas vengan a los departamentos de recursos humanos sino de tener localizado el talento porque nos relacionamos habitualmente con ellos. Esto comienza por tener localizado a nuestro propio talento interno. ¿Las empresas saben con seguridad el máximo de capacidad al que puede llegar cada uno de sus trabajadores? ¿Sabéis que competencias tiene cada uno de vuestros trabajadores y le sacáis el máximo desarrollo? Normalmente, la respuesta es negativa. A las personas se les contrata para unas funciones concretas, con independencia de que puedan ser capaces de hacer muchas otras cosas de mayor valor. Es una pena que las empresas sean cajones estancos donde cada uno deber ocupar su rol y no se da flexibilidad, ni libertad para que las personas puedan experimentar, aportar y participar dentro de los límites lógicos en áreas de su interés que puede redundar en beneficio corporativo.

En muchas ocasiones, las empresas ponen trabas al desarrollo interno y externo de sus trabajadores cuando eso lo podrían usar a su favor. Tener personas con inquietudes que las desarrollan en el trabajo y fuera de él es muy positivo. Algunas empresas aun ponen cortapisas al desarrollo de sus personas y lo ven como negativo porque brillan en exceso. El talento no puede limitarse. Las personas necesitan espacio y libertad para llegar a su máximo nivel. Las empresas y sus departamentos de recursos humanos deben confiar en sus personas una vez de que estas demuestren constantemente que son merecedores de la misma.

No todas las personas son iguales y las empresas tienen que saber identificar a las personas más involucradas, participativas y trabajadoras para darles el trato que se merecen. Si se trata igual a los que aportan y se involucran más que a los que no, fomentándose así que las personas hagan lo justo y necesario.

Por lo tanto, es hora de replantearse la labor de los departamentos de recursos humanos dentro de las empresas y comenzar un proceso de cambio que comienza por hacer autocrítica y ver qué necesitan las personas en las compañías y qué se puede hacer para lograrlo. Sin transformación los departamentos de recursos humanos están avocados a la desaparición o a realizar funciones sin valor que podrán desempeñar cualquier persona.

¿Están los departamentos de recursos humanos involucrados socialmente con sus personas?

Autor: Juan Martinez de Salinas