Tag Archive for coherencia

¿QUÉ OTRO TIPO DE CANDIDATO INADECUADO PODRÍAMOS AÑADIR A ESTA LISTA?

Cada vez es más complicado cViaje Costa Rica 2013onseguir una entrevista de trabajo debido a la brutal competencia que existe en la actualidad ante la escasez de ofertas. Sin embargo, todos los días se formalizan contratos en España. Sólo necesitáis un puesto de trabajo para vosotros.

Muchos candidatos siguen sin valorar el tener una entrevista y cometen errores evitables. ¿Cómo? Tan sencillo como ponerse en el lugar del entrevistador y pensar qué actitudes y comportamientos son inadecuados.

EL CANDIDATO PASOTA

Es aquel que va a una entrevista, mostrando menos interés que las personas que no se han inscrito a esa oferta. ¿QUÉ HACER? Uno debe mostrar su interés, competencias y valía en el tiempo que dura la entrevista. Es durante ese tiempo que se os valora, así que hay que aprovechar y “venderse” lo mejor que uno pueda.

EL CANDIDATO PENA PENITA PENA

Siempre nos encontramos uno que viene quejándose de lo mal que le va en la vida. Por supuesto, todos podemos tener un mal día. ¿QUÉ HACER? Olvidarnos de exteriorizar esos problemas en el breve espacio de tiempo que dura la entrevista. Hay que tener en cuenta que la apatía y el pesimismo no ayudan porque ese tipo de comportamientos se transmiten con el lenguaje no corporal. Y ahora os pregunto yo ¿vosotros contrataríais a una persona con es actitud independientemente del perfil que tenga?

EL CANDIDATO COMO PEDRO POR SU CASA

Aquellos que entran al lugar de la entrevista y más que sentarse se tiran en la silla como si estuviesen en su propia casa. A veces el entrevistador debe de inclinar la cabeza para verles porque están totalmente tumbados o puestos en posiciones de retorcimiento que si se lo pidieses adrede como prueba en el proceso de selección no lo harían. Incluso se permiten el lujo de juguetear y cambiar de lugar objetos que se encuentran en la mesa del entrevistador. ¿QUÉ HACER? Ante todo, se debe estar en una postura adecuada y relajada teniendo en cuenta que estas en una entrevista y debes transmitir una buena imagen. De la misma forma debéis evitar poneros a juguetear con los utensilios existentes en la mesa de la entrevista porque eso desvía la atención y da una imagen de que hacéis lo que os da la gana y eso no es positivo. Mucho menos poneros a chupetear, lametear y morder el bolígrafo vuestro o del entrevistador aunque tengáis la tentación porque antes de hacerlo debéis preguntaros ¿os han dado tanta confianza o os han pedido que hagáis eso?

EL CANDIDATO VAGABUNDO

Suelen aparecer de vez en cuando, personas cuyo aseo personal deja mucho que desear. Incluso, aquellos que deciden limpiar ciertas partes de su cuerpo durante la entrevista. ¿QUÉ HACER? Dejarlo para la intimidad, por su puesto, antes de la entrevista para acudir con una imagen respetable. Nada de ponerse a buscar tesoros en narices u oídos. Igualmente las manos quietas y nada de tenerlas en la boca para morderos las uñas o quitaros los pelarzos aunque eso lo hagáis para relajaros porque por si lo habíais olvidado estáis en una entrevista. 

Las manos y brazos relajados porque de momento no sois un concertista famoso que dirija a su banda de música clásica y estáis en esa entrevista para otro tipo de puesto. Eso distrae y da la sensación de posiciones forzadas.

EL CANDIDATOR BROKER

Ir sin compromisos a corto plazo ese mismo día porque a veces os pueden hacer varias pruebas y desarrollarse en varias horas. Normalmente suelen avisar de la duración aproximada pero no siempre. Algunos candidatos cuando ven las pruebas les entran las prisas porque han quedado, se acuerdan que tienen cita en el medico o cualquier otra excusa. ¿QUÉ HACER? No podéis iros sin acabar las pruebas así que despejad vuestra agenda el día que tengáis entrevista siempre y cuando sea posible.

EL CANDIDATO GRACIOSILLO

¿Desde cuando el entrevistador es tu colega, con el que bromeas de todo lo que se te ocurre? ¿QUÉ HACER? Cuidado con las bromas y los chistes porque el sentido del humor es mejor reservarlo para situaciones más propicias y cuando ya exista una cierta confianza para evitar conclusiones equivocadas.

EL CANDIDATO… ¿DÓNDE ESTOY?

Nos encontramos a veces con especímenes que no saben ni a qué han ido a la entrevista. Parece como si se hubiesen puesto en una cola para ver que daban u ofrecían. ¿QUÉ HACER? Debéis informaros sobre la empresa a la que vais para tener una idea ya que pueden preguntarlo.

EL CANDIDATO ORADOR

La entrevista, según quienes, parece que es la oportunidad para recitar la vida, sea o no sea de interés para el entrevistador. ¿QUÉ HACER? Evitad los monólogos porque debéis dejar hablar al entrevistador. Eso supone que tenéis que escuchar a la otra parte porque sino lo hacéis en la entrevista mucho menos lo haréis después. Antes de contestar, uno debe pensar cuál es la mejor forma de responder porque las cosas se pueden decir de muchas formas y por ello producen consecuencias diversas.

EL CANDIDATO MANOS EN LOS BOLSILLOS

Es muy normal ver como la gente acude a una entrevista con las manos en los bolsillos. ¿QUÉ HACER? Siempre recomiendo que llevéis un currículum actualizado, incluso, varios por si acaso hay más de un entrevistador. Debéis llevarlo en una carpeta o portafolios para que esté intacto y perfecto para leer. Así que prohibido llevarlo doblado en múltiples pliegues en plan mapa del tesoro antiguo hallado tras años de estar perdido. Igualmente da mala imagen llevarlo enrollado en plan catalejo.

EL CANDIDATO KOLEGA

¿Qué os parecería que apareciera un candidato diciéndoos “Hola kolega, qué tal con tu piva? No es vuestro colega. ¿QUÉ HACER? Debéis tratar al entrevistador de usted, independientemente de que se mayor o joven,  a no ser que él os pida que le tuteéis. Porque debéis saber guardar las distancias y adaptaros a las diversas situaciones.  Cuidado con el lenguaje que usáis, así que nada de tacos o palabras mal sonantes, es decir, es le momento de demostrar vuestra verborrea con las mejores expresiones, que dejen clara vuestra valía y la exquisita forma de haceros entender.

EL CANDIDATO MODELO DE LOS AÑOS 80

¿Pero qué lleva puesto el de fuera? Diría vuestra recepcionista a la hora de anunciaros la llegada del candidato. ¿QUÉ HACER? Ante todo, debéis llevar una apariencia discreta, que no llame la atención en ningún sentido porque debéis destacar por lo que sois y no por lo que lleváis para evitar malentendidos. Nada de accesorios que os tapen los ojos. Todos los instrumentos que puedan sonar apagados aunque seáis de los que pensáis que “A esas horas no os llama nadie” porque siempre hay una primera vez para todo.

 

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CUÁNTO TIEMPO PODÉIS ESTAR SIN ESTAR CONECTADOS A LAS REDES SOCIALES?

La red nos está permVerano 2013itiendo estar cada vez más conectados al mundo virtual pero como con todo, hay que tener en cuenta que no se puede vivir exclusivamente en la red. Hay que ser consciente de que hay que optar por un término medio. Algunas personas están todo el día hiperconectados, es decir, su vida gira alrededor de la red. Nosotros debemos controlar a la red y no ella a nosotros. Todo, en exceso, es malo.

Muchos son los que consultan ya su móvil nada más levantarse, en el baño, cuando ven la tele, cuando han quedado con sus amigos a tomar un café, en sus conversaciones de trabajo, etc. Es decir a uno le surge la pregunta de si en algún momento dejan de estar conectados a sus múltiples herramientas en la red.

Debemos saber diferenciar nuestra vida en la red y fuera de ella. Cada una de las facetas tiene sus momentos. Debemos saber dar a cada una de ellas la verdadera importancia. Está claro que es más importante la vida fuera de la red y debemos saber cuidarla. Muchas veces se desatiende esta faceta por estar conectado. Algunas personas tienen en la red su modo de vida y entretenimiento. No debemos sacrificar una por otra. Siempre defiendo que se pueden complementar ambas.

Como consejo sugiero establecer nuestra planificación de tiempo diario y semanal con la correspondiente flexibilidad que se debe tener. Todos sabemos lo que tenemos que hacer cada día de forma prioritaria y debéis especificar cuánto tiempo podéis dedicar a cada cosa. La clave está en respetar esos tiempos y hacer lo que se pueda gestionar en ese tiempo. Lo que no se haga, se queda para el día siguiente que tengáis tiempo para gestionarlo. Por ello, es vital que sepáis establecer la prioridad adecuada y objetiva a cada cosa. Os planteo las siguientes preguntas: ¿Cómo determináis la prioridad de las tareas o cosas a realizar en el día? ¿Comenzáis por lo que os gusta más o menos? ¿Respetáis los tiempos marcados para cada tarea o actividad? ¿Qué escusas buscáis para justificar los incumplimientos reiterados?

Está claro que cada persona somos un mundo y nuestras prioridades y necesidades son diferentes en función de nuestras circunstancias personales, familiares y profesionales. Sin embargo, estar todo el día conectados no es saludable porque nos puede apartar y aislar en exceso. Debemos también tener nuestro tiempo de relax fuera de la red haciendo otras múltiples cosas que se pueden hacer sin estar conectado.

Además de esa planificación que os comentaba anteriormente, aconsejo establecerse una rutina diaria de encendido y apagado de nuestros artilugios tecnológicos. Después tenemos que establecer el momento de encenderlos. No es recomendable que sea lo primero que se haga nada más levantarse porque debemos dedicar tiempo para nosotros para despertarnos, estirarnos, asearnos y prepararnos para comenzar la jornada. Al finalizar esto, sí que podemos establecer la rutina de encender estas herramientas tecnologías que forman parte de nuestra vida. No es recomendable tener estos artilugios encendidos por la noche sino que debemos marcar una hora de apagado y desconexión automático de estas herramientas.

Tenemos también que ser coherentes con lo que hacemos en la red y dar prioridad a las tareas que son vitales para nuestro trabajo. No pasa nada por no actualizar tu cuenta de twitter, ni tu perfil de facebook o de otras múltiples herramientas disponibles. Determinados correos electrónicos pueden contestarse más adelante.

El exceso de información a la que estamos expuestos hoy en la red nos distrae y nos desconcentra. Debemos filtrar y dar prioridad a determinada información porque es imposible poder canalizar, sintetizar y leer todo lo que nos llega.

Es recomendable marcarse períodos al día, a la semana, al mes, al trimestre, al semestre o al año de desconexión total en función del tiempo libre que tengamos para permanecer desconectado de aparatos tecnológicos. Yo lo llevo ya probando desde hace un tiempo y va fenomenal. Al principio, a uno le entra el mono de necesitar mirar sus aparatos tecnológicos y su cabeza le engaña y estimula con el “por si acaso”, “tal vez tengas”, “debes hacerlo”, sin embargo, una vez superados esos momentos de estrés mental, te das cuenta de que puede esperar y que la red puede vivir sin ti como lo hacía antes de que llegases.

Muchas veces, cuando estamos manteniendo una conversación con otras personas nos dedicamos a estar mirando a la vez el móvil o cualquier otro de los múltiples aparatos tecnológicos que tenemos y aunque digamos que prestamos atención no estamos ni a una ni a otra cosa. Yo, el primero que en alguna ocasión lo he hecho y me doy cuenta que está mal. Debes ser consciente de que lo primero es atender a la persona con la que estás. Otra cosa es que te entre una llamada urgente que estás esperando pero no para mirar el email porque te entra esa necesidad. Las obligaciones y necesidades nos las creamos nosotros mismos.

La red nos ha aportado grandes avances, sin embargo, el otro día leía una noticia cuyo titular era que uno de cada tres jóvenes usa las redes sociales desde el baño y creo que esto ya es pasarse y nos debemos parar a pensar. Se me ocurre lanzar unas cuantas preguntas a raíz de este tema: ¿desde qué sitios más extraños os conectáis a las redes sociales? ¿Cuántas horas estáis conectados al día a la red? ¿Cuánto tiempo podéis estar sin estar conectados a las redes sociales? ¿Qué significa para vosotros la red en vuestras vidas?

Por supuesto las prioridades y necesidades de todos han cambiado con las nuevas tecnologías que nos dan comodidad, seguridad e inmediatez. Aunque también tenemos que saber ver que hace unos años podíamos vivir sin ellas y es cuestión de buscar el punto intermedio de integración en nuestras vidas. Debemos controlar nosotros las nuevas tecnologías y no ellas a nosotros.

Cuéntanos como estas integradas las nuevas tecnologías en vuestras vidas. ¿Consideras que estar hiperconectados es bueno o malo?

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CÓMO COMPORTARSE EN UN EVENTO DE NETWORKING?

Los eventos de networking se Verano 2013han puesto de moda, pero… ¿todo el mundo sabe comportarse adecuadamente en ellos?  Claramente, no y a la pregunta de cómo hacerlo de forma óptima, existen múltiples respuestas.

Cualquier evento, charla, congreso, curso al que acudamos nos va a permitir conocer gente nueva y ello conlleva una oportunidad para poder comenzar nuevas relaciones profesionales sobre las que trabajar con la lógica coherencia y con los ritmos adecuados.

No podemos llegar, de buenas a primeras y preguntar ¿Tienes trabajo para mí? De la misma forma que la venta a puerta fría se lleva muchos portazos, el optar por este tipo de acercamiento puede conllevar la pérdida de un contacto que pudiera ayudar.

Lo primero que tenemos que tener claro es que, aunque parezca incoherente, para conocer a otras personas tenemos que estar dispuestos a hablar con personas que no conocemos. Porque si siempre hablamos con las personas que ya conocemos no fomentamos el conocer a otras personas. Muchos, cuando acuden solos a eventos donde pueden charlar con otras personas, se dedican a estar solos y no dan pie a conversar con ellos.

Para romper el hielo, lo más fácil es presentarnos, diciendo nuestro nombre y la actividad a la que nos dedicamos. A partir de ahí, debemos comportarnos de forma normal y ser nosotros mismos. Es decir debemos asumir que es gente a la que acabamos de conocer y a la cual no le vamos a contar nuestra vida. Si es un evento relacionado con vuestro campo profesional es fácil romper el hielo y centrarnos en lo que hacemos, porque estamos en esa actividad y podemos buscar puntos de conversación de forma más fácil.

El conocer a nuevas personas en charlas, eventos, congresos cursos o actividades similares es un medio y no un fin. Es decir, es un principio que para que siga un desarrollo debemos trabajarlo con posterioridad. De nada sirve recopilar tarjetas de otras personas que hemos conocido en eventos si las almacenamos en una caja donde recogen polvo. Si escribimos a la vuelta de un año a una persona que conociste puntualmente en un evento os aseguro que no se va a acordar de vosotros. Por ello, lo adecuado es que, a los pocos días de conocer a esa persona y teniendo su tarjeta, escribirle para recordarle tu existencia y agradecer el haberle conocido y a partir de ahí poder seguir un proceso de conocimiento lógico. No podemos pretender que alguien que acabamos de conocer y que lógicamente no os conoce apenas os vaya a ofrecer un trabajo o la oportunidad de vuestra vida. Deberéis ir poco a poco conversando, quedando y colaborando para establecer sinergias si las dos partes lo consideráis oportuno.

Todas las relaciones profesionales tienen un comienzo y si no lo creéis plantearos las siguientes preguntas con respecto a personas con las que colaboráis a nivel profesional de forma asidua: ¿Cómo las conocisteis? ¿Cuál fue el proceso de establecimiento de sinergias? ¿Cuánto tiempo pasó desde que os conocisteis hasta que comenzasteis a colaborar? ¿Cómo fuisteis cogiendo confianza? ¿Cómo te diste cuenta de lo que sabían hacer a nivel profesional?

Al conocer a una persona, debéis evitar hacer comentarios demasiado generales que puedan herir a los demás del tipo “Todos los madrileños son unos estirados” o “los andaluces están todo el día de juerga” o “los aragoneses son cabezotas e intransigentes” porque con ese tipo de comentarios es probable comenzar con mal pie. No sabemos su origen, el de su esposa o marido, o incluso sus padres o amigos. Cuidado con hacer comentarios demasiado personales a personas que acabáis de conocer. No os recomiendo juzgar o criticar a las personas que acabáis de conocer porque las apariencias pueden engañar.

Está claro que el conocer a nuevas personas conlleva un riesgo, sin embargo, todos nos necesitamos unos a otros y eso requiere seguir relacionándonos. Cada persona es un mundo y debemos seguir buscando personas afines con las que poder colaborar. Todas las personas tenemos cosas positivas y otras a mejorar. Debemos asumir que la perfección no existe. Tendréis que establecer vuestro filtro de a qué personas os apetece dar la oportunidad de que os conozcan y de conocerles. Está claro que es imposible establecer contacto con todas las personas que acuden a un evento o charla.

Conocer personas supone dedicarles tiempo para poder seguir avanzando de forma adecuada y lógica. Todo lleva su proceso y no podemos forzar las relaciones. No podemos pretender que personas que acabamos de conocer nos ayuden sin más si no pretendemos dar nada a cambio. El pedir ayuda supone estar dispuesto a ayudar. En las relaciones profesionales debe existir una reciprocidad en las que ambas partes salgáis beneficiadas de colaboraciones o del establecimiento de sinergias. Muchas personas no tienen claro que, en los procesos de colaboración, ambas partes deben aportar. Si solamente pretendéis conseguir cosas de los demás sin dar nada a cambio, está claro que el networking no es para vosotros.

Imaginaros que uno fuese a un evento donde nada más conoceros y deciros su nombre os preguntase si queréis ser su amigo. Está claro que os echaría para atrás y os generaría el efecto contario de rechazo porque lo veríais raro y lo enmarcaríais dentro de la categoría de friki.

Cuando uno va a eventos donde conoce a nuevas personas va muy bien observar a los demás y fijarnos cómo se comportan y en los pequeños detalles. También va bien guiaros por vuestra intuición y dejar llevaros con la lógica prudencia. Por si acaso, al principio va bien aplicar la máxima de “No te puede fiar ni de tu padre” y para romper esa expresión os lo deberán demostrar poco a poco con hechos y acciones. Es una táctica tan buena como otra, pero ante todo, conlleva ser precavido

La confianza en las nuevas personas se generará con el tiempo. Debemos dudar de esas relaciones de ámbito profesional que se intentan forzar y que todo se pretende que sea de un día para otro, porque las cosas no funcionan bien. Las personas necesitamos conocernos y las relaciones fluidas a nivel profesional son las que van con los ritmos lógicos.

También debemos asumir que para poder colaborar con una persona a nivel profesional no nos tenemos porque conocer en persona. Es decir, podeis conocer mucho a una persona porque charláis con ellas a través de la red y vais viendo lo que sabe hacer a bases de hablar mucho con ellas y de hacer pequeñas colaboraciones que refuercen esa confianza. Lógicamente el conocerse en persona reforzara esos vínculos que han podido surgir en la distancia.

Cuéntanos las anécdotas que has vivido en los eventos de networking a los que has acudido

Autor: Juan Martinez de Salinas

ENTREVISTA A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA POR SU LIBRO “TE VAN A OÍR”

¿Cómo surgió la poFoto Andréssibilidad de escribir el libro Te Van A Oír?

Hace tiempo que quería escribir un libro específico sobre las formas y herramientas que tenemos actualmente los profesionales para mostrar nuestro trabajo. En mis dos libros anteriores me había centrado en la estrategia personal y el branding personal, pero pensé que sería interesante escribir algo específico y útil sobre marketing personal online y offline. En junio del 2012 mi editor me llamó y me propuso exactamente esto, así que fue justo el empujón que necesitaba para ponerme en marcha.

¿En cuanto tiempo lo has escrito? ¿Cómo te has organizado?

Es curioso, pero en los tres libros que he escrito he tardado aproximadamente dos meses. Eso sí, he aprovechado el verano o épocas de trabajo tranquilas para centrarme casi por completo en ellos.

Normalmente me paso el día aprendiendo, investigando y desarrollando ideas propias, así que, cuando llega el momento de sentarme a escribir, mi trabajo consiste básicamente en organizar todos esos apuntes y datos y, sobre todo, crear una estructura sobre la que construir el libro. Y tengo que reconocer que esto último es quizás lo más importante. Sin una buena planificación, es muy fácil que el libro se descontrole y te encuentres a mitad del proceso con algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Tras leer tu libro, comentas que lo más difícil es escribir el primero, entonces nos surge la siguiente pregunta: ¿Cómo apareció la oportunidad de tu primer libro? Estaría bien poder contar alguna anécdota en el proceso. 

Pues suelo contarlo en mis cursos porque es un ejemplo “de libro” de todo lo que cuento y en el que se combinan todos los elementos de marketing personal.

Cuando hace nueve años creé mi primera página Web (el blog llegaría pocos meses después), alguien la vio y me llamó por teléfono para quedar a tomar un café. Resultó que esa persona (mi amigo Tomás Marcos) era profesor del CEU y me propuso organizar unas charlas sobre el tema en esa escuela de negocios. Así lo hicimos en varias ocasiones y en una de ellas conocí a Alejandro Domínguez, otro buen amigo al que le gustó el tema y me puso en contacto con la editorial de ESIC en donde él ya había publicado antes. Con sus referencias y con la visibilidad que había alcanzado hasta aquel momento todo lo demás fue sencillo. Pero como ves, aquí se combina Internet, con las conferencias, con el networking pero no hay que olvidar que entre mi primera Web y la publicación de mi primer libro pasaron cuatro años.

Para esta estrategia de visibilidad global ¿Cuántas herramientas de la Web 2.0 utilizas a parte de tu blog?

Para mí, la piedra filosofal en todo este asunto es el blog. Es el medio en el que me siento más cómodo porque puedo expresarme sin limitaciones. Me permite mostrar mis ideas y mi trabajo y yo tengo todo el control.

La siguiente herramienta de apoyo es Twitter. Creo que es una buena herramienta para unir lo “real” con lo virtual. Es muy fácil que alguien escriba un tuit sobre tu trabajo o sobre una conversación contigo.

LinkedIn es una herramienta que puede ser muy útil especialmente para profesionales por cuenta ajena. Pero creo aunque no le dediques mucho tiempo, es imprescindible mantener una cuenta actualizada. Facebook es, en mi opinión, la más prescindible de todas para un profesional.

En ocasiones me apoyo en otras herramientas de visibilidad que me permiten mostrar mi trabajo como Flickr, Slideshare o Youtube.

Lo más gratificante de escribir Te Van A Oír y lo más complicado

Tengo que decir que yo no me considero escritor ni me gusta escribir. Así que cada libro que escribo es una especie de Via Crucis. Lo que más me preocupa es repetirme y, sobre todo, que el libro sea impersonal o una simple recopilación de ideas. Creo que hasta ahora he conseguido que lo que escribo tenga mi estilo cascarrabias y directo.

Lo más gratificante es releer tu propio libro cuando sale publicado y comprobar que lo que tanto esfuerzo te costó ha quedado bien. Pero hay algo mejor y es cuando la gente te escribe o comenta en Twitter que le ha sido útil y que le ha ayudado en algo.

¿Qué finalidad tenía lanzar este libro?

Creo que este libro completa la parte de Marketing Personal que ahora es muy importante y que había mucho que decir pero que por cuestión de espacio no había desarrollado como quería en mis libros anteriores.

¿A qué público va dirigido?

Por tipo de profesionales, está dirigido a quienes se han dado cuenta que no basta con ser bueno sino que hay que mostrar tu trabajo. Creo que poca gente se da cuenta de las posibilidades de darnos a conocer que tenemos en este momento a nuestro alcance y que apenas tienen un coste económico.

En cuanto al nivel, creo que hay mucha información técnica circulando por ahí, pero hay pocos sitios en los que se hable de forma sencilla y realista del uso que un profesional puede dar a las herramientas de Internet. Pero además parece que últimamente todo es dospuntocero y he querido dedicar una parte importante del libro a canales más tradicionales (conferencias, artículos, libros, networking,…) pero igualmente asequibles.

¿Qué 3 consejos das a las personas que quieran poner en marcha los consejos que das en tu libro?

Definir un objetivo a alcanzar

Tener claro lo que quieres comunicar

Ponerte en marcha hoy mismo

Desde tu opinión ¿cualquier persona con independencia de su formación, situación y conocimientos puede tener éxito en la red?

Por supuesto. A veces no nos damos cuenta de lo sencillo que es todo esto. El problema ya no está en las cuestiones tecnológicas o económicas sino en algo mucho más básico, en nuestra cabeza. La principal pega que me pone toda la gente a la que le hablo de esto no es la herramienta sino el miedo, vergüenza, pereza o desmotivación para ponerse en marcha. Si eso no está solucionado, lo demás simplemente ni empieza.

Coincido contigo en que todas las personas tenemos las mismas horas al día pero no las mismas obligaciones y, por ello ¿Cómo propones que uno debe organizarse para poder llegar a este plan personal, teniendo en cuenta nuestra disponibilidad?

Creo que hay un gran desconocimiento de lo que supone todo esto. Yo escribo dos posts largos a la semana (martes y viernes) y voy tuiteandTevanaoirpeqo sobre la marcha, desde el móvil, cuando se me ocurre algo. El resto de las herramientas las tengo conectadas para que, por ejemplo, cuando escriba algo en el blog aparezca en Facebook o LinkedIn. Pues bien, siendo generosos yo calculo que le dedico unas 5-6 horas a la semana. Creo que se trata sobre todo de levantarse un poco antes, aprovechar tiempos muertos o dejar de ver un poco de televisión. Pero está claro que si quieres excusas las vas a encontrar.

La teoría todos la sabemos y lo complicado es la práctica, por esto, quiero preguntarte ¿Cuánto tiempo te costo ser reconocido en tu sector desde que comenzaste en estas herramientas? ¿Qué tuviste que hacer para lograrlo? ¿Qué tuviste que sacrificar?

Yo he tardado dos o tres años en empezar a ser conocido y reconocido pero tengo que decir que he cometido muchos errores y por eso trato de transmitir esa experiencia en mis libros y en mi blog. Creo que si alguien se lo toma en serio y tiene algunas ideas claras puede posicionarse bien en un plazo de seis meses o un año dependiendo del sector en el que se encuentre.

Básicamente lo centraría en mantener un blog escribiendo con una rutina y sin desfallecer y combinarlo con encuentros con personas en eventos y con conferencias o ponencias en cualquier ocasión en la que te permitan subirte a un escenario a hablar de lo tuyo.

El sacrificio básicamente es de tiempo de ocio y horas de sueño.

¿Cómo te definirías Andrés en el ámbito profesional?

Creo que lo que he aprendido como Químico es que si coges cosas distintas y las combinas de forma adecuada puedes crear algo interesante. Me gusta mucho coger cosas de distintos campos y juntarlas. Soy muy insistente y cabezota. Me he dado cuenta que tengo una terrible tendencia a llevar la contraria a cualquier tendencia mayoritaria. Eso te da quebraderos de cabeza pero también he comprobado que siempre hay gente que piensa como yo pero no se atreve a mostrarlo de un modo tan políticamente incorrecto como yo hago.

¿Cuál es tu marca personal? ¿Cuál sería tu “elevator pitch” qué te hace diferente a los demás? ¿Cómo crees que te ven los demás tras más de 10 años en la red?

Creo que mi posicionamiento después de todos estos años es el de un profesional que ayuda a otros a aumentar sus opciones de éxito y por lo tanto de ser la opción preferente cuando tienen que ser escogidos. Cuando hay más gente que quiere que participes en sus proyectos aumentan tus opciones y, por lo tanto, tu libertad.

Creo que me ven como un antisistema dentro del sistema, brutalmente honesto y con ideas que, aunque no siempre gusten, suelen ser útiles (al menos para reflexionar).

Brevemente, cuéntame qué aporta este libro diferente a los de la misma temática

Creo que este libro hace un repaso completo de todos los canales online y offline de Marketing Personal. Hay libros sobre el uso de las herramientas dospuntocero, hay otros sobre networking y otros sobre la forma de llegar a dar una conferencia, pero creo que hasta ahora no había uno que explicase de forma sencilla y “de andar por casa” como combinarlo todo de forma eficiente.

Por otra parte, siempre me ha parecido mal que se utilicen ejemplos de éxito de empresas y personas del mundo anglosajón que nos son muy ajenas. Mi obsesión ha sido utilizar profesionales y situaciones perfectamente reconocibles y cercanas.

En pocas palabras, ¿de qué trata el libro?

De conocer y utilizar los medios disponibles y accesibles para amplificar tu mensaje y dar a conocer tus ideas y tú trabajo.

¿Cómo pueden adquirir el libro las personas interesadas en el mismo?

En cualquier librería mediana o grande y en Amazon.

¿Cuáles son las citas previstas de presentación del libro por España?

Eso de las presentaciones está un poco sobrevalorado. Creo que con los medios disponibles ya no hace falta organizar presentaciones salvo para conocer a quienes puedan estar interesados en tu trabajo. Pero si alguien tiene interés, puede ponerse en contacto conmigo o con mi editorial (Alienta).

¿Cuál será tu próxima aventura literaria? ¿Te planteas algún día escribir un libro con otras personas? Porque sino me equivoco tus tres libros los elaboraste en solitario.

Estoy en otro proyecto relacionado con el Branding Personal que espero que cierre el ciclo sobre el tema. Me gustaría que fuese el libro en el que quedase claro lo que debe ser este concepto en el futuro. Calculo que saldrá a principios del 2014.

He participado en varios libros colaborativos en los que cada autor escribía un capítulo. Pero no me he planteado escribir un libro a “varias manos”.

A una persona que recientemente se ha quedado sin trabajo, ¿qué le aconsejas hacer para seguir avanzando en su proyecto profesional?

Básicamente hay dos problemas que no suelen estar relacionados con la visibilidad, aunque parece que esa es la mayor obsesión.

Creo que alguien que no tenga trabajo o que lo tenga pero esté descontento, debe aclarar dos cosas. Cual es su objetivo profesional y Qué va a ofrecer por lo que alguien esté dispuesto a pagar.

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿QUÉ TIPO DE PRUEBAS PRÁCTICAS O TRABAJOS OS HAN PEDIDO REALIZAR EN UN PROCESO DE SELECCIÓN?

Hace poco me planteaba un amiga que se dedica al mundo de la formación y los recursos humanos una pregunta ¿Cómo ves que en los procesos de selección te pidan presentar informes, estudios o propuestas sobre el departamento al que optas entrar a trabajar?

En muchas ocasiones, da igual lo que a uno le parezca porque el tema es que las empresas pueden solicitar lo que estimen en sus procesos de selección y después decidir por si mismos si aceptan o no.

A mí, en más de una ocasión en procesos de selección que he participado, me han pedido que lleve desarrollado un informe sobre como implementaría determinado proceso, política o herramientas en esa empresa o en el departamento correspondiente. Y es en la entrevista donde te toca explicar y defender tu informe. Curiosamente, los seleccionadores se quedan ese informe, estudio o desarrollo.

La pregunta que muchos candidatos se hacen ante esta situación es ¿Qué hacen esas empresas con esos informes, estudios o desarrollos de ideas? Nunca sabremos lo que hacen con ellos a ciencia cierta. A muchos de esos candidatos que han desarrollado o preparado esos informes nunca les darán el puesto al que optaban y eso no quiere decir que lo que presentasen estuviese mal. La ética empresarial debería usar esas pruebas e informes para el proceso de selección y no darle ningún otro uso. Sin embargo, las ideas a medio desarrollar son eso y las empresas, a posteriori, pueden decir darles otro enfoque.

Lo más normal es que las empresas, en sus proceso de selección, os pongan un supuesto práctico o un caso real a desarrollar en la entrevista, delante de los entrevistadores para ver tus conocimientos, estrategias y planteamientos de cómo te defenderías si estuvieses trabajando con ellos. Este tipo de pruebas son las que quieren ver y no fiarse por lo que simplemente les decís que sabéis o que realizasteis.

Cuando os pidan en algún proceso que llevéis informes, estudios o temas desarrollados os aconsejo que llevéis o mostréis un borrador. Es decir, un documento bien presentado que recojan las principales líneas de actuación, el resumen argumental de porqué esa estrategia y poco más. Luego ya haréis el desarrollo en persona en la prueba de defensa. Si quieren el estudio, informe o tema desarrollado completo, que os contraten. Una cosa es realizar una prueba y otra hacerles un informe completo.

Esto también pasa cuando uno se presenta como formador a centros de formación o academias y a uno le solicitan en el proceso de selección que presente el temario completo para ver lo que preparas y cómo lo impartirías. Ni se os ocurra. Es vuestro trabajo, vuestro tiempo y si alguien lo quiere porque les haya gustado, que os contrate. Lo que debéis presentar en estos casos es un dossier del curso donde se recoja el título de la acción formativa, el fin de la misma, sus objetivos, publico al que va dirigido, duración del mismo, materias a impartir con distribución horaria, metodología de impartición, material necesario y evaluación a realizar. Y como extra les podéis preparar una hoja con desarrollo de temario o ejercicios para que se hagan una idea.

El temario no lo debéis presentar hasta que no hubieseis llegado a un acuerdo contractual de que seréis vosotros los que realizareis el curso.

Está claro que cuando uno acude a procesos de selección tiene que ir predispuesto a mostrar de lo que es capaz para aportar un extra. Sin embargo, os debéis andar con cuidado porque una cosa es mostrar vuestro material, trabajo y otra muy distinta darlo gratuitamente.

Las empresas, en sus procesos de selección, deben también saber diferenciar lo que es una prueba del proceso de selección y lo que deben hacer con ello. Algunas, aprovechan la necesidad de muchas personas para obtener material que luego poder usar de forma fácil y gratuita. Afortunadamente, estos casos son minoritarios pero existen más de lo que nos gustaría.

Esta es mi humilde opinión y cada uno de vosotros os podéis sentir libres para realizar lo que queráis, eso sí, tendréis que asumir las consecuencias de hacerlo o no.

En los procesos de selección también os debéis dejar llevar por vuestro sentido común e intuición porque a veces es preferible ser precavidos para evitar malos ratos.

Por un lado me gustaría saber la opinión de las empresas y lanzarles las siguientes preguntas ¿Qué tipo de pruebas prácticas solicitáis a vuestros candidatos en los procesos de selección? ¿Se las solicitáis insitu o que las lleven ya desarrolladas? ¿Qué hacéis posteriormente con esas pruebas o trabajos? ¿Qué os aportan?

A los que habéis sido candidatos en alguna ocasión, me gustaría preguntaros ¿Qué tipo de pruebas prácticas o trabajos os han pedido realizar en un proceso de selección? ¿Cómo habéis reaccionado a las mismas?

Posts Relacionados:

  • ¿EN CUÁNTOS PROCESOS DE SELECCIÓN OS HAN REALIZADO…
  • ¿CREÉIS QUE LOS PROCESOS DE SELECCIÓN ACTUALES TIENEN…
  • ¿SUELEN ESPECIFICAR LOS SELECCIONADORES POR QUÉ NO FUISTE…
  • ¿QUÉ ES LO MÁS EXTRAÑO QUE OS HAN PREGUNTADO O QUÉ OS…
  • ¿QUÉ HACÉIS PARA MOSTRAR VUESTRO TALENTO?

Autor: Juan Martinez de Salinas