Tag Archive for competitividad

¿CUÉNTANOS COMO FUE TU BÚSQUEDA DE EMPLEO EN EL EXTRANJERO?

Hace décadas se produjo una avFotos 2012 372alancha de emigrantes españoles a otros países. Daba igual que tuviesen preparación o que supiesen el idioma del país al que se trasladaban. Lo importante es que tuviesen ganas de trabajar. En la actualidad muchos españoles tienen que plantearse irse porque aquí no existen oportunidades. Sin embargo, la situación es diferente porque para trabajar en puestos cualificados o sin cualificar se exige saber el idioma local o al menos inglés para poderte defender con soltura en el país de destino. Muchas españoles que se han ido sin saber nada de ingles ni de otros idiomas se han tenido que volver porque al ir a probar suerte su situación ha empeorado y no han tenido oportunidades. Muchos países exigen ya perfiles cualificados o de profesiones determinadas con amplia experiencia en el sector.

Por ello, conviene antes de decidir irse a buscar oportunidades a otros países investigar qué necesidades tienen allí de personas de vuestro perfil y para los sectores de vuestro interés, qué requisitos son necesarios para poder optar a los mismos, condiciones, burocracia a realizar, etc.

Tras analizar lo dicho, debemos marcarnos una planificación con tareas a realizar antes de irnos. Uno puede plantearse su marcha a medio plazo a otro país tras poner remedio a los criterios necesarios para poder mejorar sus opciones de empleabilidad en el país de su elección. Si uno no tiene el nivel de inglés necesario o de alemán para poder optar a los trabajos debe suplirlo desde la acción. Tiene que apuntarse a clases intensivas para adquirir un nivel de soltura adecuado para poderse defender en su destino. También el plazo dependerá del nivel del idioma de cada persona.

Es importante tener claro el país y la cuidad concreta porque el nivel de vida y la situación del empleo puede variar aun estando en el mismo país. Por ello, debemos hacer una buena labor de documentación e investigación en la red. Es importante intentar ir sondeando ofertas y optando a ellas antes de marcharnos. Se debe hacer la labor de siembra previa porque desde que se manda hasta que os llamen puede pasar tiempo. Es importante también que podáis contactar con personas de España que ya lleven viviendo tiempos en esos países y que os puedan dar consejos reales de dónde buscar, qué aspectos tener en cuenta, etc. Esto es factible poderlo conseguir con las nuevas tecnologías, debido a la multitud de foros, redes profesionales y grupos existentes. Es cuestión de dedicarle tiempo y tener claro lo que queremos conseguir y la información que precisamos. También es una forma de poder conocer gente en nuestro destino elegido.

Además, uno debe de ir viendo opciones de alojamiento, al menos saber dónde se mete y con quién. Internet nos puede ayudar a saber elegir los barrios más adecuados a nivel de seguridad y asequibles a nivel económico.

Una vez realizada esta primera fase en España, debemos dar el salto a la acción y eso supone tener remanente económico porque estar fuera de casa en otro país supone gasto desde el primer momento. Además el nivel de vida en otros países es más elevado que en España.

No debemos olvidar tampoco que por mucho que cumplamos los requisitos, el estar fuera de nuestro país no es fácil y nos encontraremos con adversidades y, en más de una ocasión, nos darán ganas de tirar la toalla y volver. Por eso, debéis tener claro lo que supone iros a buscar oportunidades a otros países.

En cada país, la forma de buscar trabajo, el currículum a presentar, la forma de abordar la entrevista es diferente y para tener más opciones, debemos investigar cuál es la forma adecuada de hacerlo para no tirarnos piedras contra nosotros mismos. Eso lo podéis averiguar en portales de empleo de consejos, blogs de empleo de los países de vuestra elección, hablando con profesionales de recursos humanos del lugar de origen para poder saber la realidad existente.

Ahora es vital la labor previa antes de irnos y pasar a la acción. Debemos trabajar nuestra marcha y eso requiere investigar, elegir y ejecutar.

¿Cuéntanos como fue tu búsqueda de empleo en el extranjero? Si resides en otro país ¿Qué consejos dais para buscar trabajo allí? ¿Cuáles son las mayores dificultades con las que os encontrasteis?

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CONOCÉIS EL PROCESO DE DELEGACIÓN EXISTENTE EN VUESTRA COMPAÑÍA O DEPARTAMENTO?

La delegación, como ya he comentaFotos 2012 2053do en muchas ocasiones, es necesaria dentro de las organizaciones. Cada área de la empresa debe organizarse internamente en función de las personas existentes en cada departamento. El responsable de cada equipo de trabajo deberá establecer con el departamento de recursos humanos una serie de reuniones para determinar con planificación, organización y previsión las tareas delegables a cada puesto y las tareas que desde cada puesto se pueden delegar a otras personas del departamento.

Una vez establecido el plan, el responsable del departamento deberá de determinar si se puede ejecutar ese plan con el equipo existente. En caso de no ser así, deberá preparar a sus personas para poder delegar en ellos las tareas precisas y que ellos mismos puedan delegar parte de su trabajo a sus compañeros. La clave de este tipo de planificación y previsión es que todas las personas de cada departamento sepan hacer todas las tareas para cuando falte alguna de las personas de ese área y así no se quede nada sin atención adecuada.

Por supuesto, cada responsable debe saber qué tareas de responsabilidad no puede delegar y debe de asumir él mismo. Porque algunos jefes delegan en exceso todo y esperan que otras personas tomen las decisiones por ellos. Algunas personas de sus departamentos le podrán ayudar en la gestión de determinadas tareas. Cada responsable tiene unos objetivos de departamento y unas tareas asociadas a ellos. Este tipo de funciones deben ser realizadas y supervisadas por él, dando las correspondientes indicaciones a su equipo en la gestión de algunas partes de esas tareas que son más mecánicas y del día a día. Sin embargo, el responsable del equipo debe asumir la responsabilidad en caso de que eso no fuese bien porque él es quien debe marcar las directrices a su equipo.

Cada responsable debe saber de qué tareas se encarga cada persona de su equipo y supervisar su ejecución y cumplimiento. Esto no requiere que cada persona de vuestra responsabilidad os deba pasar un informe diario de todo lo que hace sobre cada tarea asignada porque no estáis en el colegio. Cada persona ya es mayor para saber cuáles son sus funciones y qué debe informar de los avances importantes, de las problemáticas vitales y de aquellas decisiones que no les competan a ellos tomar.

La delegación adecuada requiere la preparación y formación de las personas de nuestros equipos de trabajo dedicando tiempo a que aprendan y tenga claro su rol. Lo que no tiene ninguna coherencia es delegar funciones de peso a un becario que acaba de llegar y que está en proceso de aprendizaje y siempre debe tener la ayuda y asistencia de una persona del área de responsabilidad de esa empresa donde desarrolla su proceso de rodaje.

Los responsables profesionales y coherentes saben qué cosas son tarea y responsabilidad de cada miembro de su equipo. Delegar no supone “emplumar” tareas a otra persona que no tiene ni idea y que a partir de ahí se busque la vida. Porque eso es parchear y conseguir que muchas tareas salgan mal ya que el proceso está mal planteado. Parte del aprendizaje, cuando uno no sabe hacer algo, es equivocarse y darse cuenta de qué cosas debe tener en cuenta para las siguientes ocasiones. El tema es que en determinadas tareas o funciones de importancia no puede permitirse ningún error porque las consecuencias pueden ser la pérdida de clientes, cuentas o coste añadido a la cuenta de la empresa.

Por lo tanto si tienes que tomar la decisión de delegar tareas de tu responsabilidad debes plantearte las siguientes cuestiones: ¿Qué personas de tu empresa o departamento las pueden asumir? Establecer el período previo de formación y rodaje que precisan. ¿Son delegables esas funciones dentro de la estrategia de tu departamento y compañía? ¿Qué grado de importancia tienen esas tareas dentro del volumen de negocio de tu área de responsabilidad?

Delegar es confiar parte de tu trabajo a otra persona y debes estar seguro  que podrá responder del mismo con las mínimas garantías de calidad y profesionalidad. No olvides que esa persona que hará parte de tu trabajo está representando como tú a vuestra empresa y debe estar preparada. Una mala atención o ejecución del trabajo repercute negativamente en la imagen de vuestra compañía y cada vez debe prestarse más atención al servicio prestado. No olvidemos que los clientes cada vez son más exigentes y tienen menor tolerancia al error porque quieren soluciones a sus problemas. Esto supone una capacidad de respuesta y de reacción instantáneas por parte de las empresas. Lógicamente para esto es precisa una excelente organización y distribución del trabajo interno corporativo.

No obstante, la delegación también tiene su lado negativo. El superior que delega todo, que es incapaz de hacer nada, pese a ser algo directamente relacionado con él, puede terminar en malas relaciones con el equipo.

¿Conocéis el proceso de delegación existente en vuestra compañía o departamento? ¿Sabes que tareas de tu puesto debes delegar cuando estas ausente? ¿Habéis trazado con vuestro responsable el proceso de delegación de vuestro puesto y del departamento del que formáis parte? ¿Todas las tareas de vuestros departamentos están cubiertas cuando faltan las personas que las ejecutan?

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿Qué podéis hacer para evolucionar?

El pasado 27 de enero de 2010, acudí al primer evento de networking del año del grupo Xing Aragón del cual soy co-moderador del foro de recursos humanos. Había una ponencia sobre cuáles eran las claves para superar la situación de crisis crónica en la cual estamos inmersos. La primera conclusión a la que llegaron muchos de los asistentes es que los “brotes verdes”, estén o no, se los debe de buscar uno mismo.

Paso a dejar mis conclusiones en alto y algunas aportaciones de otras personas que me parecieron muy importantes.

Se repitieron constantemente las palabras, cambio, mentalidad global, reinventar, desaprender hábitos, falta de valores, las personas como herramientas impulsoras para evolucionar y salir reforzadas de esta situación que vivimos. El problema es que esto se dice en futuro de que es lo que se debería de hacer y la pregunta que me hago yo mismo en alto es ¿Por qué no se está haciendo ya? Desgraciadamente, muchas empresas y personas aun están estancadas, pensando que la opulencia de antaño volverá y desgraciadamente las cosas ya no volverán a ser como antes, para bien o para mal. Serán diferentes.

Se debe de aprender la lección del fracaso y del error porque esto nos ayudará  no volver a cometerlo. Porque si se deja pasar, volverá tarde o temprano con más fuerza. La perfección no existe, ni en las organizaciones ni en las personas y eso se debe de asumir y vivir con ello, intentando ser mejores cada día más.

Los clientes han perdido la confianza y están esperando mejores tiempos y ahora es cuando debéis fidelizarlos y satisfacerles más porque, en estos momentos, los pequeños detalles son los que diferencian a los buenos profesionales de los mediocres. Hasta ahora, valía cualquier cosa y cada vez más, los clientes internos y externos de las organizaciones saben lo quieren y están dispuestos a participar activamente.

Muchas empresas tienen su peor enemigo dentro de ellas porque hay rencillas internas entre los diversos departamentos, sin darse cuenta que están todos en el mismo barco. No puede ser que el departamento comercial y el de producción, por decir algo, no se puedan ver y se pongan la zancadilla porque eso perjudica a la empresa que representan.

Se debe valorar a las personas y no a los recursos que representan. Esto se hace valorando más sus competencias y dejando a un lado la “curriculitis”. Hay que tener en cuenta más lo que se hace y cómo se gestiona en los momentos de dificultad que en los de bonanza.

Como siempre, me gustaría comentar que el cambio debe partir de la cumbre de las organizaciones para que cale hondo en todo su entorno.

La polivalencia será la clave del futuro en las personas porque cada vez más, la empresa para toda la vida desaparece y los trabajadores ofrecerán valor con lo que saben hacer y crearan una marca propia.

Hace falta una limpieza o selección natural en muchos sectores donde abunda mucho mediocre y vendedor de humo que durante la bonanza sobrevivió y que ahora caerá por sus propias decisiones.

Ahora mismo, el queso y la tarta en forma de oportunidad es cada vez más pequeña y sólo aquellos que sepáis ver más allá conseguiréis una parte.

La cuestión es saber anteponerse a las circunstancias y tirar hacia delante con fuerza y valentía porque si os quedáis en modo off os estancáis y pasáis al olvido del mercado. Os deben recordar por lo que hacéis en presente y no por lo que hicisteis en un pasado boyante.

La situación de crisis es global y no es la primera ni la única que pasamos. Lo que si que es cierto es que en España estamos pasando mal momento porque no se lleva a cabo la adaptación del mercado a las necesidades actuales. La flexibilidad debe ser el estandarte imperante en todas las compañías para saber engranar las nuevas piezas y personas que ya tenéis en la nueva perspectiva.

No podemos residir en el ya sabía que iba a pasar esto porque si hubiésemos sabido la que se nos venía encima hace tiempo que las cosas las tendríamos que haber enfocado de otra manera.

Ahora mismo, debéis de preguntaros ¿Qué podéis hacer para evolucionar? Y ¿A dónde queréis llegar?

Se deben producir cambios de 180º grados en bastantes departamentos y sectores que viven en políticas y modos de actuar que valieron en el pasado.

La clave en el área del marketing está en la interactuación con los clientes de forma activa dejándoles participar en vuestro producto y proyecto porque ellos os consumen y os pueden dar pistas si os dejáis ayudar.

La reinvención teórica esta muy bien, sin embargo, la que realmente vale y ayuda es la que se produce de forma real poco a poco. No olvidéis que antes de volver a correr debéis aprender a andar bien por los nuevos caminos que se están comenzando a construir.

Como no, se mencionó el área formativa en muchos aspectos y se determinó que aun queda mucho por hacer y nuevas cosas que aprender. La cuestión está en que es necesaria una nueva forma de aprendizaje y nuevos hábitos de cómo enseñar ahora las materias.

Las claves creo que todos las tenemos claras; la cuestión es que cada uno las debe adaptar a sus circunstancias y situaciones particulares.

¿A qué esperas para cambiar ?

Autor: Juan Martinez

Gestión eficaz de tiempo

tiempo es dineroLa capacidad de gestionar bien el tiempo es una habilidad que las empresas deben de valorar cada vez más, tanto en su fiuncionamiento normal como en el de sus trabajadores.

Es el factor principal de la mejora de la productividad y la competitividad de las organizaciones.

Gestionando bien el tiempo conseguiremos ser más productivos y por ende más competitivos, teniendo en cuenta que que lo que nos espera en el mundo que nos viene. El hecho de querer salir de la crisis ya es planificar y quere aplicar nuestro tiempo en una dirección determinada. Por lo tanto, mientras antes comencemos a realizar una gestión eficaz del mismo, menos habremos perdido.

Porque no se si os habéis dado cuenta, pero el tiempo es el único recuros que es insustituible e irremplazable. Una vez consumido no hay solución. El tiempo que perdemos en  las nimiedades, nunca se recuperará.

Os dejo un video que espero que os guste.

Read more