Tag Archive for concepto

Mentoring

Muchos son los que no tienen claro lo que diferencia al mentoring del coaching tendiendo a mezclar ambos conceptos. El mentoring debe su nombre a la mitología griega. Méntor era el amigo íntimo de Ulises, el protagonista de la Odisea de Homero. Antes de partir para Troya, Ulises pidió a Méntor que se encargara de preparar a su joven hijo Telémaco para sucederle como rey de Itaca. Méntor tuvo que ejercer de padre, maestro, modelo, consejero asequible y fiable, inspirador y estimulador de retos de modo que Telémaco se convirtiera en un rey sabio, bueno y prudente.

El mentoring en ese sentido podría definirse como la existencia de una figura que quiere dar ejemplo a otra y ayudarla a aprender ser de una forma determinada y a comportarse como debería sobre todo sacando lo mejor de ella misma y explotando al máximo su potencial, pero ayudando, no haciendo que sea el propio individuo el que autoaprenda como es lo que pretende el coaching. Read more

¿Qué es coaching?

Coaching es….

Para muchos el coaching es un estilo de vida más que un proceso de aprendizaje. No sé si sería un concepto romántico el verlo de esta manera, pero si tiene parte de razón si lo analizamos dentro del segmento de tipos de coaching más enraizados con los términos filosóficos y psicológicos.

El coaching es realmente un proceso bidireccional de aprendizaje en el que el coach, mediante la realización de las preguntas adecuadas, consigue que el coachee encauce un sistema de autoconocimiento y autoaprendizaje que le lleve a romper paradigmas y mapas mentales limitantes y poder afrontar siempre el mismo los inconvenientes de su día a día, sabiendo de antemano que las limitaciones las pone el mismo y que es también él el único capaz de superarlas.

Lo que sí está claro en que en el coaching tiene que existir necesariamente la intención del coachee de querer cambiar o, cuando menos, ver la necesidad de ello. El coaching es un cambio de actitud frente a la vida y la solución de los problemas que en ella se encuentra el coachee.

Coaching es en cierta medida cambio. Si este no se produce no se puede decir que el coaching haya tenido su efecto, porque la pervivencia de los mismos límites impuestos es sinónimo de que la actitud de que las cosas cambien  no ha sido interiorizada por el coachee.

Cierto es que hay diferentes tipos de coaching, pero todos más o menos poseen la misma dirección u objetivo final que es el de que el coachee cambie por si mismo y no por lo que le indique el coach.

Coaching estructural

Cuando hablamos de coaching estructural, nos estamos refiriendo al tipo de coaching que se enraiza más con la esencia filosófica del concepto de coaching.

Y es que esta modalidad de coaching  integra diferentes filosofías, psicologías y avances científicos, además de que se ciñe en todo momento al criterio de lo que el Coaching es y significa en su versión más ortodoxa.

Estamos con el coaching estructural ante una nueva forma de vivir el Coaching en la cual se alimenta tanto de la sabiduría de culturas milenarias (oriental, egipcia, griega, etc.) como de las aportaciones de algunas corrientes psicológicas (Humanista, Constructivista, etc.), a la vez que de los más recientes e innovadores avances científicos (neurociencias, Física Cuántica, etc.).

El Coaching Estructural también adopta diversos métodos (socrático, GROW, etc.), modelos de contextos empresariales (estrategia, orientación a resultados, etc.), y en él conviven diferentes trabajos de personalidades tales como H. Maturana, V. E. Frankl, C. G. Jung y K. Wilber.

Una de las grandes influencias en el Coaching Estructural es precisamente el Estructuralismo del S. XX (de ahí su apellido) En él encontramos varias aplicaciones, y de entre ellas, algunas para el ámbito lingüístico y social-antropológico de la mano de Ferdinand de Saussure y de Claude Lévi-Strauss, respectivamente

La formación en este tipo de coach busca el ser una formación que contempla la totalidad de la persona en todos sus ámbitos: el éxito profesional, la felicidad en nuestras relaciones y nuestro propio bienestar. Un todo en conjunto que busca la felicidad en todas las facetas de la vida.

Coach Ontológico

Dentro del coaching, uno de los tipos de coaching más reconocidos es el coaching ontológico. Se trata de una disciplina que aporta una manera diferente de interpretar a los seres humanos, su modo de relacionarse, de actuar y de alcanzar los objetivos que se proponen para sí mismos, para sus empresas y para la sociedad.

Uno de los postulados que caracterizan al coaching ontológico es el de que el lenguaje no sólo describe la realidad, sino que por medio de él se genera la realidad.

El Coaching Ontológico funciona como una dinámica de transformación mediante la cual las personas y organizaciones revisan, desarrollan y optimizan sus formas de estar siendo en el mundo. Se presenta como una conversación que crea una nueva cultura y no como una técnica dentro de la cultura subyacente.

En un proceso de Coaching Ontológico el crecimiento ocurre en el dominio del Ser, a través de un aprendizaje transformacional que cuestiona con respeto los modos tradicionales de percibir e interpretar, donde las personas y los equipos interrumpen sus patrones de conducta y comportamiento habituales, para comenzar a operar con mayor creatividad, protagonismo y proactividad; generando competencias emocionales, del hacer, del pensar y de la comunicación.

El Coaching Ontológico es un proceso fundamentalmente liberador del sufrimiento y de las creencias condicionantes que nos limitan. Nos conecta con nuestros recursos y con nuestra capacidad de intervenir, logrando mayor bienestar y efectividad en el logro de los resultados que nos importan.

El Coaching Ontológico desarrolla la actitud y la aptitud para generar nuevas ideas, para crear nuevas posibilidades, para descubrir nuevos significados,…