Tag Archive for curriculum

5 imaginativas formas de buscar #trabajo

La web es un lugar muy útil para dejar volar la imaginación, innovar y destacar sobre los demás a la hora de buscar trabajo.

En estos 5 ejemplos vemos esos casos, y esperamos os ayuden a inspiraros si buscais la forma de ser originales y saliros de lo habitual al buscar un empleo:

Hanna Phan, creó una presentación dirigida a un puesto en SlideRocket, empresa de creación de presentaciones:

En el blog de Ángel María Herrera, nos cuenta en una entrada cuál ha sido el CV mejor presentado que ha visto, que, además, le abrió a su creador una puerta a una primera entrevista en Animatium:

El creador llevó a la empresa una bolsa de papel, en la que ponia Tele Break, en cuyo interior iban envueltos en papel celofan, por un lado un plato con un tenedor y un cuchillo, por otro un trozo de jamón queso y pan y finalmente una botellita de vino con un vaso.

 Grapado a la bolsa había un sobre con una carta de presentación personalizada para Animatium, y un folleto explicando el resto de cosas que contenía:

Alec Brownstein utilizó Google Adwords. Pagó 6$ y compró las palabras de los nombres de los mejores publicistas de Nueva York, y como texto del anuncio puso que quería que le contrataran, de forma que si cualquiera de estos publicistas se buscaban a sí mismos en Google, en la búsqueda aparecería su mensaje: “Googlearte es divertido. Contratarme a mi también es divertido”. Consiguió una entrevista con 4 de ellos, y 2 le ofrecieron un trabajo.

Gustav Hedström y Joel Utter, dos directores de arte Suecos que buscan trabajo en cualquier agencia, han creado una web en la que puedes diseñar tu propia pizza con los ingredientes que prefieras, y si les concedes una entrevista te llevarán ellos mismos la pizza que creaste.

Y por último, Raquel Lemos, una viguesa licenciada en publicidad, como publicó El País en La Comunidad, encendió su “bombilla del ingenio” el día que se vio sin empleo y decidió enviar a todas las agencias publicitarias un original book en el que se promocionaba a sí misma y así conseguir seducir a algún empresario deseoso de incorporar sangre nueva a sus equipos.
Hubo suerte, ya que Publiwoman (título del currículum enviado) le supuso un nuevo empleo y apuntarse un tanto en la búsqueda de empleo al conseguir que la empresa CBS Outdoo, encargada de gestionar miles de vallas publicitarias en Europa, preparara un concurso que convertiría esos mamotretos que adornan las carreteras de las ciudades en gigantescos anuncios breves de búsqueda de empleo.
Así, cincuenta personas en paro pudieron dar a conocer su candidatura y su currículum de forma original y llamativa, y verlo en las vallas de su ciudad.

Elaborando el perfecto CV moderno 2ª parte (#encuesta)

Tras la última entrada me he dado cuenta que, por desgracia, el tema de los curriculums está a la orden del día.

Por lo cual, tras ver cuales son las posibilidades que las nuevas herramientas 2.0 nos traen para realizar un curriculum moderno vamos a profundizar más en el tema porque creo que las aportaciones en los comentarios de esa entrada han abierto unos buenos interrogantes que será bueno tratar.

¿Son válidas las nuevas herramientas 2.0 para todos los perfiles demandantes de empleo? ¿Hay casos dónde el curriculum tradicional sigue siendo necesario? ¿Cualquiera puede hacer un curriculum moderno? ¿Puede ser contraproducente el usar estas herramientas? ¿Sabes cuándo un reclutador realmente espera alguna novedad diferente al curriculum tradicional?….

Muchas más cuestiones han surgido en los comentarios y por eso voy a hacer esta segunda parte más interactiva con una serie de preguntas/encuestas a ver si conseguimos sacarle más jugo al tema y convencernos de los beneficios y los perjuicios que estas nuevas herramientas reportan al mundo del curriculum y por lo tanto a la búsqueda de empleo. Read more

Elaborando el perfecto CV moderno (#infografia)

Los currículos tradicionales con fechas cronológicas tanto de la formación como de la experiencia profesional han pasado a la historia. Los currículos exitosos hoy día son sociales, interactivos y cobran vida para todos aquellos que lo leen.

¿Cómo conseguir esto?

Tras analizar la siguiente infografía he podido obtener la información que os dejo a continuación y en ella se rompe claramente con los estereotipos que hasta ahora se creían que debían de cumplir los curriculos vitae.

Y es que la importancia que están teniendo los medios de comunicación social no cabe duda que ha influido sobremanera en como se deben de realizar ahora los curricuos si quieres competir en un proceso de reclutamiento en términos de modernidad.

Podríamos incluso decir, que el curriculum moderno puede verse como sinónimo de curriculum 2.0 sin riesgo a equivocarnos.

No son consejos, son sencillamente ideas que se detectan después de andar por las redes sociales y que se pueden trasladar al área de elaboración de curriculos que puede que os sean útiles. Read more

¿Qué pasa con los currículums en la actualidad?

Desde hace tiempo, un nuevo tipo de currículum deja atrás el pasado y se centra más en el ahora.

El currículum no deja de ser un documento que contiene datos e información que debe transmitir cosas. Muchas personas aun siguen usando el mismo tipo de currículum para todo y ese es un gran error. El currículum debe adaptarse a cada tipo de puesto y organización, haciendo hincapié en lo más importante para cada caso. No olvidéis que los seleccionadores os van a valorar por lo que ponéis, es decir, no pueden suponer nada ni adivinar determinadas cosas sin no están reflejadas en vuestra perfil profesional.

Muchas personas están obsesionadas con el tamaño del currículum y como un profesional les dijo que el tamaño máximo del mismo era de una hoja no dudan en quitar cosas hasta comprimirlo todo en una hoja, sin pararse a pensar si se poner todo lo relevante. Más de una persona querrá preguntarme la siguiente pregunta ¿Qué tamaño debe tener un currículum? Yo siempre digo que entre una y dos hojas como máximo, ocupando el espacio necesario para reflejar lo más relevante de tu “yo profesional”. Es decir, ni una ni dos sino entre este mínimo y máximo lo que cada uno precise para plasmar lo más relevante de cara a conseguir la entrevista de trabajo. Soy partidario de que no importa el tamaño del currículum sino lo que se refleja en el mismo y de la forma en que se plasma.

A la hora de plasmar aquello que tenemos que contar, determinadas personas están emperradas en poner solo lo que se ha finalizado. ¿Qué pasa con lo que se está haciendo en la actualidad? Para mi, es obligatorio reflejar todo lo que se esté realizando en ese momento, tanto en el ámbito formativo, experiencial o profesional. Porque sino se indica, a efecto reales, es como si no se estuviese haciendo nada. Imaginemos que una persona está llevando a cabo unas prácticas no laborales de un curso de formación y en el currículum no las refleja y resulta que su última experiencia laboral finalizó en febrero del 2009. Lógicamente, cualquier seleccionador interpretará que desde esa fecha, el sujeto en cuestión no ha hecho nada… ¡Menuda imagen! ¿No? Y el seleccionador no llamará para preguntar. Si no se pone, se sobreentiende que no hay nada. Si quieres que el seleccionador lo sepa, indícalo.

Al relatar la experiencia laboral, las personas tendéis a centraros en funciones genéricas que por si solas no dicen nada. Imaginemos un puesto de administrativa, en el que se indica “desarrollaba funciones típicas contables y administrativas”. Lógicamente no ayuda mucho porque las funciones contables y de cualquier otro tipo varían mucho en función del tipo de empresa en el que estemos. Es decir, debéis centraros más en los logros obtenidos y dificultades superadas en el desempeño de esas funciones concretas. Esta persona con experiencia de administrativa podría poner que realizaba contabilización de todos los asientos contables y para ello implantó un sistema de macros para llevar un control y poder sacar cifras diarias, mensuales en función de las peticiones de sus clientes internos y externos. Es cuestión de buscar las palabras más adecuadas que reflejen no solo tareas sino también vivencias, competencias y logros. ¡Ojo! Esto no debe confundirse con una fantasía laboral. Hay que de ceñirse a la realidad pero explayándose en aquello que pudiera ser interesante para el entrevistador, que te haga destacar frente a otros candidatos.

Siempre aconsejo, además, añadir un pequeño apartado de perfil profesional para definir de forma clara y concisa qué tipo de puesto se busca y para el cual nos encontramos capacitados. Esto ayuda bastante a centrar lo que uno quiere y si encaja en las necesidades actuales de personal de esa compañía a la que optas.

En el apartado de otros datos de interés se suelen incluir competencias genéricas, sin especificar más. Imaginaros que vosotros sois seleccionadores y veis que una persona os pone en su currículum que sois una persona con iniciativa, resolutiva y acostumbrada a trabajar bajo presión, sin especificar nada más. Lógicamente, os quedáis como estabais porque eso lo dice ella y con esa información no podéis sacar ninguna conclusión porque no conocéis a ese candidato. Sin embargo, si se indica una competencia y un ejemplo breve que refleje el tenerla puede hacer que el seleccionador se haga una pequeña idea y la quiera profundizar más o no en una entrevista de trabajo.

No debemos olvidar que el objetivo de un currículum no es conseguir un puesto de trabajo sino que su objetivo concreto es conseguir entrevistas de trabajo y será en ellas, donde alcancemos o no el puesto de trabajo al que optamos.

Las cosas se pueden decir y reflejar de muchas formas y debemos saber qué es lo que más puede interesar al que hacemos llegar nuestro currículum porque debemos tener claro que incluir todo es imposible. Por ello, debemos comenzar a ponernos más en el lugar del otro para ser capaces de conectar con su punto de vista.

Debemos poner datos que ayuden y que aporten algo. Por ejemplo, estamos obsesionados y acostumbrados con incluir determinados datos personales que ocupan bastante espacio y que, a priori, no aportan nada. Con mencionar la localidad de residencia más que suficiente y después si es preciso ya se concretará la dirección completa. Imprescindible nombre y apellidos, fecha de nacimiento y datos de contacto, es decir, teléfono y dirección de correo electrónico

Creo que todos debemos ejercer un espíritu de autocrítica en nuestro hoja de vida laboral y plantearnos si es necesario y prioritario todo lo que reflejamos en el mismo. Muchas personas mencionan determinados datos porque siempre se han puesto, sin pararse a plantear sin son realmente necesarios y si los seleccionadores los precisan para algo.

Lo que más importa es aquello que nos diferencia a nosotros del resto y para, así, reflejarlo en el currículum y que la información que queremos mostrar, pase al receptor de dicho CV.

¿Te parece adecuado este nuevo tipo de currículum?

 

Autor: Juan Martínez

¿Qué pensáis que ayuda más a un desempleado?

De todos es sabido que ya son más de 4 millones de personas en España las que se encuentran sin trabajo.

No todos tienen la misma forma de enfrentarse a esa situación. Algunos de ellos, se quedan en sus casas, esperando a que les vayan a buscar, con el pretexto de que como las cosas están muy mal, no merece la pena ir a buscar trabajo, pero lo harán cuando las cosas mejoren. ¿Cuándo creen que van a mejorar las cosas?

Muchas personas que se encuentran desempleadas se preguntan cómo pueden diferenciarme respecto al resto de personas que se encuentran en mi misma situación. La respuesta a esto es mantenerse activo, haciendo cosas que os ayuden a mejorar vuestras posibilidades de acceder al mercado laboral en el puesto o área profesional de vuestro interés.

La búsqueda de trabajo engloba multitud de actividades, además de mandar currículums, como por ejemplo, aprender cosas que sean necesarias para el perfil propio, conocer nuevas personas, investigar nuevas herramientas, búsqueda de otros recursos, investigar el mercado y sector de vuestro interés en la zona geográfica elegida, evaluar las actividades de nuestro día a día, entre otras cosas.

Y todo esto, obviamente, requiere planificarse e invertir tiempo porque el trabajo de una persona que busca trabajo es buscarlo, usando multitud de recursos y manteniéndose activo, haciendo cosas que le acerquen a su objetivo profesional. Así que lo primero que uno debe tener claro es qué busca para poder, así, centrarse en eso.

Por ello, debéis reflejar en el currículum todo lo que estéis haciendo en la actualidad, bien sea un curso, unas prácticas o un voluntariado porque todo esto dice cosas positivas de vosotros. Lo que no ayuda es pasarse bastante tiempo sin hacer nada de nada, ya que demuestra que sois una personas inactivas que os habéis dejado vencer por las dificultades a la primera de cambio. Para empezar, no os olvidéis de que nadie dijo que fuese fácil y requiere que invirtáis tiempo todos los días.

Hace poco, me preguntaba una persona que se encuentra en búsqueda activa de trabajo en estos momentos cómo podía haber estado yo parte del año pasado sin trabajo y mi respuesta fue que personas muy preparadas y válidas se encuentran hoy en día sin trabajo. Uno sabe cuando comienza la búsqueda pero no cuando la acaba. Pienso que una de las claves está en mantenerse fuerte en los momentos de debilidad, sin dejar de hacer actividades. Uno debe aprovechar, por ejemplo, para hacer cosas en el entorno profesional aquello que siempre hubiese querido hacer y que hasta ahora no había tenido ocasión. Si, por ejemplo, siempre os habéis plateado el ir a aprender otro idioma a otro país, quizás este sea el mejor momento en función de vuestras circunstancias personales.

Lo que está claro es que tenéis que mediros las fuerzas y mirar muy bien lo que queréis hacer antes de meteros de lleno. Por ejemplo, muchas personas deciden emprender una actividad por su cuenta porque quieren conciliar su vida laboral y familiar. Esto es un error porque cuando una persona se monta un negocio va a tener que meter muchas horas y más corto y medio plazo para sacarlo adelante y esto va a conllevar dejar un poco de lado las otras facetas de su vida. Con esto no quiero decir que una persona no se pueda montar nada por su cuenta sino que antes debe sopesar muy bien sus motivos para no arrepentirse. 

Estar desempleado no debe conllevar inactividad sino que es una etapa en la que se dispone de mucho tiempo libre que se debería dedicar a llevar a cabo múltiples actividades que os ayuden a poder crecer a en el campo profesional. Muchas veces, cuando las personas están si trabajo, tienden a ver todo negativo, sin analizar la realidad y esto les paraliza, haciendo que pase el tiempo sin que avancen ni retrocedan; el tiempo no vuelve, no olvidemos. Por supuesto, no pasa nada por permanecer mucho tiempo sin hacer nada, siempre y cuando asumáis las consecuencias.

Imaginaros, por ejemplo, que vosotros sois seleccionadores y que os llega una persona que durante año y medio no ha hecho nada en su vida porque las cosas estaban muy mal. ¿Qué pensaríais y cómo lo juzgaríais para el puesto al que opta?

No olvidéis que un seleccionador no os conoce y solo puede juzgar por lo que contáis que estáis haciendo y viviendo.

Es innegable decir que estáis haciendo múltiples actividades no garantiza que os vayáis a colocar mañana, sin embargo, os permite estar más preparados y dinámicos para poder estar al tanto de todas las oportunidades que pasen a vuestro alrededor.

¿Qué pensáis que ayuda más a un desempleado? ¿la actividad o la inactividad?

 

Autor: Juan Martinez de Salinas