Tag Archive for escucha activa

¿QUÉ OTRO TIPO DE CANDIDATO INADECUADO PODRÍAMOS AÑADIR A ESTA LISTA?

Cada vez es más complicado cViaje Costa Rica 2013onseguir una entrevista de trabajo debido a la brutal competencia que existe en la actualidad ante la escasez de ofertas. Sin embargo, todos los días se formalizan contratos en España. Sólo necesitáis un puesto de trabajo para vosotros.

Muchos candidatos siguen sin valorar el tener una entrevista y cometen errores evitables. ¿Cómo? Tan sencillo como ponerse en el lugar del entrevistador y pensar qué actitudes y comportamientos son inadecuados.

EL CANDIDATO PASOTA

Es aquel que va a una entrevista, mostrando menos interés que las personas que no se han inscrito a esa oferta. ¿QUÉ HACER? Uno debe mostrar su interés, competencias y valía en el tiempo que dura la entrevista. Es durante ese tiempo que se os valora, así que hay que aprovechar y “venderse” lo mejor que uno pueda.

EL CANDIDATO PENA PENITA PENA

Siempre nos encontramos uno que viene quejándose de lo mal que le va en la vida. Por supuesto, todos podemos tener un mal día. ¿QUÉ HACER? Olvidarnos de exteriorizar esos problemas en el breve espacio de tiempo que dura la entrevista. Hay que tener en cuenta que la apatía y el pesimismo no ayudan porque ese tipo de comportamientos se transmiten con el lenguaje no corporal. Y ahora os pregunto yo ¿vosotros contrataríais a una persona con es actitud independientemente del perfil que tenga?

EL CANDIDATO COMO PEDRO POR SU CASA

Aquellos que entran al lugar de la entrevista y más que sentarse se tiran en la silla como si estuviesen en su propia casa. A veces el entrevistador debe de inclinar la cabeza para verles porque están totalmente tumbados o puestos en posiciones de retorcimiento que si se lo pidieses adrede como prueba en el proceso de selección no lo harían. Incluso se permiten el lujo de juguetear y cambiar de lugar objetos que se encuentran en la mesa del entrevistador. ¿QUÉ HACER? Ante todo, se debe estar en una postura adecuada y relajada teniendo en cuenta que estas en una entrevista y debes transmitir una buena imagen. De la misma forma debéis evitar poneros a juguetear con los utensilios existentes en la mesa de la entrevista porque eso desvía la atención y da una imagen de que hacéis lo que os da la gana y eso no es positivo. Mucho menos poneros a chupetear, lametear y morder el bolígrafo vuestro o del entrevistador aunque tengáis la tentación porque antes de hacerlo debéis preguntaros ¿os han dado tanta confianza o os han pedido que hagáis eso?

EL CANDIDATO VAGABUNDO

Suelen aparecer de vez en cuando, personas cuyo aseo personal deja mucho que desear. Incluso, aquellos que deciden limpiar ciertas partes de su cuerpo durante la entrevista. ¿QUÉ HACER? Dejarlo para la intimidad, por su puesto, antes de la entrevista para acudir con una imagen respetable. Nada de ponerse a buscar tesoros en narices u oídos. Igualmente las manos quietas y nada de tenerlas en la boca para morderos las uñas o quitaros los pelarzos aunque eso lo hagáis para relajaros porque por si lo habíais olvidado estáis en una entrevista. 

Las manos y brazos relajados porque de momento no sois un concertista famoso que dirija a su banda de música clásica y estáis en esa entrevista para otro tipo de puesto. Eso distrae y da la sensación de posiciones forzadas.

EL CANDIDATOR BROKER

Ir sin compromisos a corto plazo ese mismo día porque a veces os pueden hacer varias pruebas y desarrollarse en varias horas. Normalmente suelen avisar de la duración aproximada pero no siempre. Algunos candidatos cuando ven las pruebas les entran las prisas porque han quedado, se acuerdan que tienen cita en el medico o cualquier otra excusa. ¿QUÉ HACER? No podéis iros sin acabar las pruebas así que despejad vuestra agenda el día que tengáis entrevista siempre y cuando sea posible.

EL CANDIDATO GRACIOSILLO

¿Desde cuando el entrevistador es tu colega, con el que bromeas de todo lo que se te ocurre? ¿QUÉ HACER? Cuidado con las bromas y los chistes porque el sentido del humor es mejor reservarlo para situaciones más propicias y cuando ya exista una cierta confianza para evitar conclusiones equivocadas.

EL CANDIDATO… ¿DÓNDE ESTOY?

Nos encontramos a veces con especímenes que no saben ni a qué han ido a la entrevista. Parece como si se hubiesen puesto en una cola para ver que daban u ofrecían. ¿QUÉ HACER? Debéis informaros sobre la empresa a la que vais para tener una idea ya que pueden preguntarlo.

EL CANDIDATO ORADOR

La entrevista, según quienes, parece que es la oportunidad para recitar la vida, sea o no sea de interés para el entrevistador. ¿QUÉ HACER? Evitad los monólogos porque debéis dejar hablar al entrevistador. Eso supone que tenéis que escuchar a la otra parte porque sino lo hacéis en la entrevista mucho menos lo haréis después. Antes de contestar, uno debe pensar cuál es la mejor forma de responder porque las cosas se pueden decir de muchas formas y por ello producen consecuencias diversas.

EL CANDIDATO MANOS EN LOS BOLSILLOS

Es muy normal ver como la gente acude a una entrevista con las manos en los bolsillos. ¿QUÉ HACER? Siempre recomiendo que llevéis un currículum actualizado, incluso, varios por si acaso hay más de un entrevistador. Debéis llevarlo en una carpeta o portafolios para que esté intacto y perfecto para leer. Así que prohibido llevarlo doblado en múltiples pliegues en plan mapa del tesoro antiguo hallado tras años de estar perdido. Igualmente da mala imagen llevarlo enrollado en plan catalejo.

EL CANDIDATO KOLEGA

¿Qué os parecería que apareciera un candidato diciéndoos “Hola kolega, qué tal con tu piva? No es vuestro colega. ¿QUÉ HACER? Debéis tratar al entrevistador de usted, independientemente de que se mayor o joven,  a no ser que él os pida que le tuteéis. Porque debéis saber guardar las distancias y adaptaros a las diversas situaciones.  Cuidado con el lenguaje que usáis, así que nada de tacos o palabras mal sonantes, es decir, es le momento de demostrar vuestra verborrea con las mejores expresiones, que dejen clara vuestra valía y la exquisita forma de haceros entender.

EL CANDIDATO MODELO DE LOS AÑOS 80

¿Pero qué lleva puesto el de fuera? Diría vuestra recepcionista a la hora de anunciaros la llegada del candidato. ¿QUÉ HACER? Ante todo, debéis llevar una apariencia discreta, que no llame la atención en ningún sentido porque debéis destacar por lo que sois y no por lo que lleváis para evitar malentendidos. Nada de accesorios que os tapen los ojos. Todos los instrumentos que puedan sonar apagados aunque seáis de los que pensáis que “A esas horas no os llama nadie” porque siempre hay una primera vez para todo.

 

Autor: Juan Martinez de Salinas

ENTREVISTA A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA POR SU LIBRO “TE VAN A OÍR”

¿Cómo surgió la poFoto Andréssibilidad de escribir el libro Te Van A Oír?

Hace tiempo que quería escribir un libro específico sobre las formas y herramientas que tenemos actualmente los profesionales para mostrar nuestro trabajo. En mis dos libros anteriores me había centrado en la estrategia personal y el branding personal, pero pensé que sería interesante escribir algo específico y útil sobre marketing personal online y offline. En junio del 2012 mi editor me llamó y me propuso exactamente esto, así que fue justo el empujón que necesitaba para ponerme en marcha.

¿En cuanto tiempo lo has escrito? ¿Cómo te has organizado?

Es curioso, pero en los tres libros que he escrito he tardado aproximadamente dos meses. Eso sí, he aprovechado el verano o épocas de trabajo tranquilas para centrarme casi por completo en ellos.

Normalmente me paso el día aprendiendo, investigando y desarrollando ideas propias, así que, cuando llega el momento de sentarme a escribir, mi trabajo consiste básicamente en organizar todos esos apuntes y datos y, sobre todo, crear una estructura sobre la que construir el libro. Y tengo que reconocer que esto último es quizás lo más importante. Sin una buena planificación, es muy fácil que el libro se descontrole y te encuentres a mitad del proceso con algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Tras leer tu libro, comentas que lo más difícil es escribir el primero, entonces nos surge la siguiente pregunta: ¿Cómo apareció la oportunidad de tu primer libro? Estaría bien poder contar alguna anécdota en el proceso. 

Pues suelo contarlo en mis cursos porque es un ejemplo “de libro” de todo lo que cuento y en el que se combinan todos los elementos de marketing personal.

Cuando hace nueve años creé mi primera página Web (el blog llegaría pocos meses después), alguien la vio y me llamó por teléfono para quedar a tomar un café. Resultó que esa persona (mi amigo Tomás Marcos) era profesor del CEU y me propuso organizar unas charlas sobre el tema en esa escuela de negocios. Así lo hicimos en varias ocasiones y en una de ellas conocí a Alejandro Domínguez, otro buen amigo al que le gustó el tema y me puso en contacto con la editorial de ESIC en donde él ya había publicado antes. Con sus referencias y con la visibilidad que había alcanzado hasta aquel momento todo lo demás fue sencillo. Pero como ves, aquí se combina Internet, con las conferencias, con el networking pero no hay que olvidar que entre mi primera Web y la publicación de mi primer libro pasaron cuatro años.

Para esta estrategia de visibilidad global ¿Cuántas herramientas de la Web 2.0 utilizas a parte de tu blog?

Para mí, la piedra filosofal en todo este asunto es el blog. Es el medio en el que me siento más cómodo porque puedo expresarme sin limitaciones. Me permite mostrar mis ideas y mi trabajo y yo tengo todo el control.

La siguiente herramienta de apoyo es Twitter. Creo que es una buena herramienta para unir lo “real” con lo virtual. Es muy fácil que alguien escriba un tuit sobre tu trabajo o sobre una conversación contigo.

LinkedIn es una herramienta que puede ser muy útil especialmente para profesionales por cuenta ajena. Pero creo aunque no le dediques mucho tiempo, es imprescindible mantener una cuenta actualizada. Facebook es, en mi opinión, la más prescindible de todas para un profesional.

En ocasiones me apoyo en otras herramientas de visibilidad que me permiten mostrar mi trabajo como Flickr, Slideshare o Youtube.

Lo más gratificante de escribir Te Van A Oír y lo más complicado

Tengo que decir que yo no me considero escritor ni me gusta escribir. Así que cada libro que escribo es una especie de Via Crucis. Lo que más me preocupa es repetirme y, sobre todo, que el libro sea impersonal o una simple recopilación de ideas. Creo que hasta ahora he conseguido que lo que escribo tenga mi estilo cascarrabias y directo.

Lo más gratificante es releer tu propio libro cuando sale publicado y comprobar que lo que tanto esfuerzo te costó ha quedado bien. Pero hay algo mejor y es cuando la gente te escribe o comenta en Twitter que le ha sido útil y que le ha ayudado en algo.

¿Qué finalidad tenía lanzar este libro?

Creo que este libro completa la parte de Marketing Personal que ahora es muy importante y que había mucho que decir pero que por cuestión de espacio no había desarrollado como quería en mis libros anteriores.

¿A qué público va dirigido?

Por tipo de profesionales, está dirigido a quienes se han dado cuenta que no basta con ser bueno sino que hay que mostrar tu trabajo. Creo que poca gente se da cuenta de las posibilidades de darnos a conocer que tenemos en este momento a nuestro alcance y que apenas tienen un coste económico.

En cuanto al nivel, creo que hay mucha información técnica circulando por ahí, pero hay pocos sitios en los que se hable de forma sencilla y realista del uso que un profesional puede dar a las herramientas de Internet. Pero además parece que últimamente todo es dospuntocero y he querido dedicar una parte importante del libro a canales más tradicionales (conferencias, artículos, libros, networking,…) pero igualmente asequibles.

¿Qué 3 consejos das a las personas que quieran poner en marcha los consejos que das en tu libro?

Definir un objetivo a alcanzar

Tener claro lo que quieres comunicar

Ponerte en marcha hoy mismo

Desde tu opinión ¿cualquier persona con independencia de su formación, situación y conocimientos puede tener éxito en la red?

Por supuesto. A veces no nos damos cuenta de lo sencillo que es todo esto. El problema ya no está en las cuestiones tecnológicas o económicas sino en algo mucho más básico, en nuestra cabeza. La principal pega que me pone toda la gente a la que le hablo de esto no es la herramienta sino el miedo, vergüenza, pereza o desmotivación para ponerse en marcha. Si eso no está solucionado, lo demás simplemente ni empieza.

Coincido contigo en que todas las personas tenemos las mismas horas al día pero no las mismas obligaciones y, por ello ¿Cómo propones que uno debe organizarse para poder llegar a este plan personal, teniendo en cuenta nuestra disponibilidad?

Creo que hay un gran desconocimiento de lo que supone todo esto. Yo escribo dos posts largos a la semana (martes y viernes) y voy tuiteandTevanaoirpeqo sobre la marcha, desde el móvil, cuando se me ocurre algo. El resto de las herramientas las tengo conectadas para que, por ejemplo, cuando escriba algo en el blog aparezca en Facebook o LinkedIn. Pues bien, siendo generosos yo calculo que le dedico unas 5-6 horas a la semana. Creo que se trata sobre todo de levantarse un poco antes, aprovechar tiempos muertos o dejar de ver un poco de televisión. Pero está claro que si quieres excusas las vas a encontrar.

La teoría todos la sabemos y lo complicado es la práctica, por esto, quiero preguntarte ¿Cuánto tiempo te costo ser reconocido en tu sector desde que comenzaste en estas herramientas? ¿Qué tuviste que hacer para lograrlo? ¿Qué tuviste que sacrificar?

Yo he tardado dos o tres años en empezar a ser conocido y reconocido pero tengo que decir que he cometido muchos errores y por eso trato de transmitir esa experiencia en mis libros y en mi blog. Creo que si alguien se lo toma en serio y tiene algunas ideas claras puede posicionarse bien en un plazo de seis meses o un año dependiendo del sector en el que se encuentre.

Básicamente lo centraría en mantener un blog escribiendo con una rutina y sin desfallecer y combinarlo con encuentros con personas en eventos y con conferencias o ponencias en cualquier ocasión en la que te permitan subirte a un escenario a hablar de lo tuyo.

El sacrificio básicamente es de tiempo de ocio y horas de sueño.

¿Cómo te definirías Andrés en el ámbito profesional?

Creo que lo que he aprendido como Químico es que si coges cosas distintas y las combinas de forma adecuada puedes crear algo interesante. Me gusta mucho coger cosas de distintos campos y juntarlas. Soy muy insistente y cabezota. Me he dado cuenta que tengo una terrible tendencia a llevar la contraria a cualquier tendencia mayoritaria. Eso te da quebraderos de cabeza pero también he comprobado que siempre hay gente que piensa como yo pero no se atreve a mostrarlo de un modo tan políticamente incorrecto como yo hago.

¿Cuál es tu marca personal? ¿Cuál sería tu “elevator pitch” qué te hace diferente a los demás? ¿Cómo crees que te ven los demás tras más de 10 años en la red?

Creo que mi posicionamiento después de todos estos años es el de un profesional que ayuda a otros a aumentar sus opciones de éxito y por lo tanto de ser la opción preferente cuando tienen que ser escogidos. Cuando hay más gente que quiere que participes en sus proyectos aumentan tus opciones y, por lo tanto, tu libertad.

Creo que me ven como un antisistema dentro del sistema, brutalmente honesto y con ideas que, aunque no siempre gusten, suelen ser útiles (al menos para reflexionar).

Brevemente, cuéntame qué aporta este libro diferente a los de la misma temática

Creo que este libro hace un repaso completo de todos los canales online y offline de Marketing Personal. Hay libros sobre el uso de las herramientas dospuntocero, hay otros sobre networking y otros sobre la forma de llegar a dar una conferencia, pero creo que hasta ahora no había uno que explicase de forma sencilla y “de andar por casa” como combinarlo todo de forma eficiente.

Por otra parte, siempre me ha parecido mal que se utilicen ejemplos de éxito de empresas y personas del mundo anglosajón que nos son muy ajenas. Mi obsesión ha sido utilizar profesionales y situaciones perfectamente reconocibles y cercanas.

En pocas palabras, ¿de qué trata el libro?

De conocer y utilizar los medios disponibles y accesibles para amplificar tu mensaje y dar a conocer tus ideas y tú trabajo.

¿Cómo pueden adquirir el libro las personas interesadas en el mismo?

En cualquier librería mediana o grande y en Amazon.

¿Cuáles son las citas previstas de presentación del libro por España?

Eso de las presentaciones está un poco sobrevalorado. Creo que con los medios disponibles ya no hace falta organizar presentaciones salvo para conocer a quienes puedan estar interesados en tu trabajo. Pero si alguien tiene interés, puede ponerse en contacto conmigo o con mi editorial (Alienta).

¿Cuál será tu próxima aventura literaria? ¿Te planteas algún día escribir un libro con otras personas? Porque sino me equivoco tus tres libros los elaboraste en solitario.

Estoy en otro proyecto relacionado con el Branding Personal que espero que cierre el ciclo sobre el tema. Me gustaría que fuese el libro en el que quedase claro lo que debe ser este concepto en el futuro. Calculo que saldrá a principios del 2014.

He participado en varios libros colaborativos en los que cada autor escribía un capítulo. Pero no me he planteado escribir un libro a “varias manos”.

A una persona que recientemente se ha quedado sin trabajo, ¿qué le aconsejas hacer para seguir avanzando en su proyecto profesional?

Básicamente hay dos problemas que no suelen estar relacionados con la visibilidad, aunque parece que esa es la mayor obsesión.

Creo que alguien que no tenga trabajo o que lo tenga pero esté descontento, debe aclarar dos cosas. Cual es su objetivo profesional y Qué va a ofrecer por lo que alguien esté dispuesto a pagar.

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CUÁNTAS MEJORAS QUE HABÉIS PROPUESTO EN VUESTRAS ORGANIZACIONES SE HAN LLEVADO A CABO?

Cada vez está más de moda el temFotos 2012 291a del emprendimiento y ahora es fundamental potenciar que las personas se generen empleo por cuenta propia. Sin embargo, debemos asumir que no todo el mundo puede o quiere ser emprendedor y montar algo por su cuenta. También debemos asumir que para emprender algo uno no debe montarse una empresa. Creo que es de ahí donde muchas veces parte el error. Todos nosotros emprendemos a lo largo de nuestra vida muchos cambios que nos generan cambiar el chip y no resulta fácil pero no es imposible.

Sin embargo, una figura que se debe potenciar y que casi es inexistente es el emprendedor interno dentro de las empresas y organizaciones. No nos referimos a personas que se den de alto en el régimen de autónomos y colaboren con las compañías. Sino me estoy refiriendo a personas que trabajan por cuenta ajena y que tienen buenas ideas de cómo mejorar o lanzar nuevos procesos, procedimientos, productos, etc.

Por ello, para comenzar voy a lanzar varias preguntas ¿Cuántas mejoras que habéis propuesto en vuestras organizaciones se han llevado a cabo? ¿Cuál es el proceso en vuestra empresa para proponer nuevas ideas o mejoras? Cuando vuestra empresa acomete mejoras ¿cuenta con vuestra participación? Lógicamente, son preguntas con respuestas múltiples pero en la mayoría de las compañías de España, las preguntas no tienen respuesta porque ni se plantean.

Muchas organizaciones acometen cambios en procesos de trabajo dando la espalda a las personas que trabajan con ellos y que mejor saben qué aspectos pueden o deben ser cambiados para optimizar. Esto produce una reactividad por su parte y genera el efecto contrario al esperado. Los procesos de mejora deben dejarse abiertos para que sus usuarios internos los prueben y puedan plantear mejoras y eso es una prueba de que se cuenta con ellos.

Algunas personas con inquietud proponen nuevas ideas y como no existe un proceso para plantearlas y desarrollarlas muchas acaban en un cajón cogiendo polvo porque sus responsables lo ven como que se entromete donde no le llaman.

Se deben potenciar canales para que los empleados tengan tiempo para poder plasmar sus ideas de mejora, desarrollos de nuevos productos o servicios porque ellos son los que tratan con los nuevos clientes.

Para que este proceso fluya de forma correcta, las organizaciones deben tener integrado este tipo de cuestiones en su estructura. Algunas empresas tienen grupos de mejora para llevar a cabo estos cambios y les supone más trabajo y en más de una ocasión tienen que meter más horas de las debidas. Es decir, no se les da cierta flexibilidad para innovar en su tiempo de trabajo y en más de una ocasión no se les agradece ese esfuerzo por parte de su organización.

Por ello, a veces las organizaciones, cuando plantean procesos o grupos de mejora y ven que nadie quiere participar, en vez de criticar la actitud de sus trabajadores, deberían plantearse por qué pasa eso. Y las piezas claves a analizar son las personas que en algún momento han propuesto ideas y mejoras y ahora no lo hacen. ¿Qué ha pasado para que esas personas cambien de actitud? ¿Qué hace vuestra organización para potenciar la participación de vuestros trabajadores? ¿Qué diferencias hacéis entre los que aportan mejoras en los procesos y productos y no? Respondiendo con objetividad a estas preguntas vuestras organizaciones encontraran las verdaderas razones y para avanzar solo es cuestión de cambiar y replantearse el proceso.

Las empresas deben ser flexibles e introducir medidas que incentiven la participación y la generación de nuevas ideas. Esto comienza por formar a la cúpula, directivos y mandos intermedios para que permitan que sus equipos de personas puedan proponer ideas de mejora, de procesos, plantear nuevos productos y esto se hace contando más con ellos y permitiéndoles participar mucho más en la gestión de sus áreas. También requiere que los responsables les permitan alcanzar los resultados y objetivos sin importar tanto el como lo alcanzan. Es cuestión que las personas de una organización puedan replantearse la forma de hacer su trabajo y ver como pueden alcanzar mejores resultados. Esto es muy fácil decirlo pero requiere una cambio de 180º de nuestros responsables y que desaprendan muchas de sus actitudes de jefe “chapado a la antigua”. Muchos de estos jefes aun dicen y piensan que para qué cambiar las cosas si siempre se ha realizado de la forma que se pretende cambiar… independientemente de que no dé los resultados de antaño.

Si queremos que las compañías mejoren y cambien debemos contar más con nuestras personas en esos procesos porque son los que mejor conocen lo que se hace.

Hoy en día se sigue pensando que a un trabajador por cuenta ajena se le paga para que haga su trabajo, sin plantearse como puede hacerlo mejor. Aun se escucha de boca de responsables de empresas “te pago para que hagas tu trabajo y para que no me des problemas” entendiendo por problemas proponer mejoras, ideas o cambios necesarios en las organizaciones.

Lógicamente, este debate se debe abrir en nuestra sociedad y en las organizaciones para ver de que forma se puede cambiar porque obviamente no es fácil de hacer.

¿Cuántos emprendedores internos existen en vuestras compañías? ¿Cuántas ideas de mejora habéis propuestos a vuestras compañías? ¿Cómo han sido recibidas?

Autor: Juan Martinez de Salinas