Tag Archive for ética profesional

¿QUÉ OS FRENA PARA NO DESARROLLAR VUESTRA IDEA EMPRENDEDORA?

Desde hace un tiempo, hVerano 2013e estado pensando sobre el emprendimiento y, si lo analizamos  detenidamente, siempre se trata en los libros los éxitos de los emprendedores, sin embargo, se ha tratado muy poco sobre los fracasos de las personas que han emprendido un negocio. Esto serviría para analizar más en detalle las causas y poder sacar unos patrones que ayudasen a los demás.

En España, aunque se ha mejorado mucho, aun existen muchos tópicos respecto al fracaso y aun se sigue pensando que al emprendedor al que no le vaya bien a la primera suele ser porque no vale o es un fracasado… Y los demás, lo sabían. Eso sí, si uno triunfa le salen amigos hasta debajo de las piedras. Aunque lógicamente uno debe tener los pies en la tierra para saber discernir lo verdadero de lo falso.

Para empezar, me gustaría lanzar una serie de preguntas a los emprendedores que comenzaron un negocio y que tuvieron que cerrar: ¿Analizasteis cuál fue el motivo que os llevó a fallar en la consolidación del proyecto? ¿Qué aprendisteis de ese fracaso? ¿Habéis vuelto a emprender un negocio a raíz de esa experiencia? ¿Qué fue lo más duro de asumir? ¿Qué recomendaciones daríais a las personas que quieren emprender un negocio?

Los emprendedores que lo intentaron y al final fracasaron en sacar a flote su proyecto son ganadores porque lo han intentado a pesar de las dificultades. Es una lección de vida el tener que empezar de cero tras no conseguir lo esperado y dedicar mucho tiempo, esfuerzo, ilusión y capital. Siempre digo que todos, cuando hemos intentado algo en nuestra vida personal o profesional, hemos fracasado y por ello no hemos dejado de seguir intentándolo hasta conseguir el objetivo marcado. No conseguir las cosas a la primera suele ser lo más habitual, aunque muchos recurren a no contar las veces que se quedaron por el camino antes de llegar a la meta.

Desde mi punto de vista estos son los principales errores del emprendedor que le pueden llevar a fracasar rápidamente:

1.- Pensar que la idea lo es todo, sin dar importancia a la necesidad de conocer el sector de ese negocio y disfrutar con esa actividad. No olvidéis que una idea por sí sola no es nada, debe darse forma a la misma para materializarla.

2.- Confiarse en exceso por diferentes parámetros que puedan indicarnos que triunfará nuestro negocio. La confianza es mala compañera de viaje y para consolidar nuestro negocio hace falta trabajar duro y eso se consigue a medio o largo plazo. Que los dos primeros meses nos vayan fenomenal no supone ya bajar la guardia, porque ese solo es el comienzo que nos debe hacer trabajar más y mejor.

3.- Pensar que seréis capaces de hacer todo vosotros solos. Debéis asumir que es imposible saber de todo y eso os debe hacer recapacitar para saber buscar buenos profesionales expertos en cada área de puesta en marcha de vuestro negocio para asesoraros correctamente.

4.- Confiar en que el conseguir la financiación necesaria o que confíen en vosotros unos inversores que pongan su capital ya es suficiente para triunfar. La inversión es parte del producto, sin embargo, eso no hará que se venda vuestro producto o servicio porque sí. Conseguir ventas y convencer a los potenciales clientes solo os lo dará vuestro trabajo con enfoque, planificación y sentido común.

5.- No hacer el trabajo de campo necesario a la hora de elaborar vuestro plan de empresa porque ya conocéis el sector en el que emprendéis vuestro negocio. Es vital que superviséis y busquéis vosotros mismos el local, la ubicación geográfica del mismo, los clientes potenciales de esa zona, los negocios similares en esa zona. Para poder ver los pros y contras. También es bueno que podáis escuchar los puntos de vista de otras personas que han emprendido en ese u otros sectores.

6.- Querer correr antes de andar, es decir, marcaros plazos demasiado cortos para levantar la persiana de vuestro negocio. Si la idea se os ha ocurrido en enero no podéis pretender abrir vuestro negocio en marzo con premura. A cada paso debemos dedicarle el tiempo suficiente para analizar todo y estar seguros de que es lo correcto.

7.- Pensar que cualquier persona puede ser vuestro socio. A veces es mejor estar solo que mal acompañado. Así como no todo el mundo puede ser vuestro amigo, tampoco vale cualquier persona para asociarse con vosotros. Si necesitáis socios en vuestro negocio debéis plantearos las siguientes preguntas: ¿en qué os puede ayudar esa persona en la que habéis pensado? ¿Qué áreas de ese negocio son su fuerte y cuáles las más flojas? ¿Cómo encajáis a nivel de carácter? ¿Conoces realmente a esa persona?

8.- Dejaros llevar por la necesidad porque esta sin un planteamiento adecuado puede haceros pasaros muchos pasos por alto que os hagan estar en peor situación unas semanas o meses más tarde. Comenzar algo nuevo no es nada fácil, aunque está claro que nada es imposible.

9.- Esperar que los demás os van a dar las cosas hechas. Otras personas u organizaciones os pueden ayudar en el proceso de puesta en marcha de vuestra idea o proyecto, sin embargo, los que tenéis que liderar el proceso y tirar del carro sois vosotros.

10.- Pensar que emprender no entraña riesgos y dificultades. Poner en marcha algo nuevo supone estar dispuesto a sacrificaros y saber rectificar rápidamente porque las cosas no salen como esperabais en el papel.

11.- Tener solamente un plan A. Cuando uno comienza un negocio debe tener un plan B, C y D si es preciso a pesar de que todo indicase que el plan A era perfecto. Siempre deben tenerse alternativas si las cosas no van como esperabais.

12.- Pensar que ser vuestros propios jefes supondrá que viviréis mejor que trabajando por cuenta ajena. Tenéis que asumir que no levantar la persiana de vuestro negocio o que no os compren os supone perder dinero. Si no vendéis vosotros, ¿quién lo hará? Es decir, el emprender supone invertir las primeras semanas, meses e incluso años muchas horas al día y tener que sacrificar mucho de vuestro tiempo libre para lograr asentar ese negocio.

13. Debéis tener claro que emprender no supone hacerse millonario. La mayoría de las personas emprendedoras viven de su negocio con mucho esfuerzo y les permite llevar una vida normal. Simplemente ha sido su forma de trabajar porque disfrutan con ello.

Por supuesto, existen otros muchos errores que pueden hacer fracasar un negocio nada más comenzar, aunque creo que estos son los más habituales. ¿Qué otros errores creéis que pueden hacer fracasar un negocio?

¿Cuéntanos tu experiencia emprendedora? ¿Qué os frena para no desarrollar vuestra idea emprendedora?

Autor: Juan Martinez de Salinas

¿CUÉNTANOS COMO FUE TU BÚSQUEDA DE EMPLEO EN EL EXTRANJERO?

Hace décadas se produjo una avFotos 2012 372alancha de emigrantes españoles a otros países. Daba igual que tuviesen preparación o que supiesen el idioma del país al que se trasladaban. Lo importante es que tuviesen ganas de trabajar. En la actualidad muchos españoles tienen que plantearse irse porque aquí no existen oportunidades. Sin embargo, la situación es diferente porque para trabajar en puestos cualificados o sin cualificar se exige saber el idioma local o al menos inglés para poderte defender con soltura en el país de destino. Muchas españoles que se han ido sin saber nada de ingles ni de otros idiomas se han tenido que volver porque al ir a probar suerte su situación ha empeorado y no han tenido oportunidades. Muchos países exigen ya perfiles cualificados o de profesiones determinadas con amplia experiencia en el sector.

Por ello, conviene antes de decidir irse a buscar oportunidades a otros países investigar qué necesidades tienen allí de personas de vuestro perfil y para los sectores de vuestro interés, qué requisitos son necesarios para poder optar a los mismos, condiciones, burocracia a realizar, etc.

Tras analizar lo dicho, debemos marcarnos una planificación con tareas a realizar antes de irnos. Uno puede plantearse su marcha a medio plazo a otro país tras poner remedio a los criterios necesarios para poder mejorar sus opciones de empleabilidad en el país de su elección. Si uno no tiene el nivel de inglés necesario o de alemán para poder optar a los trabajos debe suplirlo desde la acción. Tiene que apuntarse a clases intensivas para adquirir un nivel de soltura adecuado para poderse defender en su destino. También el plazo dependerá del nivel del idioma de cada persona.

Es importante tener claro el país y la cuidad concreta porque el nivel de vida y la situación del empleo puede variar aun estando en el mismo país. Por ello, debemos hacer una buena labor de documentación e investigación en la red. Es importante intentar ir sondeando ofertas y optando a ellas antes de marcharnos. Se debe hacer la labor de siembra previa porque desde que se manda hasta que os llamen puede pasar tiempo. Es importante también que podáis contactar con personas de España que ya lleven viviendo tiempos en esos países y que os puedan dar consejos reales de dónde buscar, qué aspectos tener en cuenta, etc. Esto es factible poderlo conseguir con las nuevas tecnologías, debido a la multitud de foros, redes profesionales y grupos existentes. Es cuestión de dedicarle tiempo y tener claro lo que queremos conseguir y la información que precisamos. También es una forma de poder conocer gente en nuestro destino elegido.

Además, uno debe de ir viendo opciones de alojamiento, al menos saber dónde se mete y con quién. Internet nos puede ayudar a saber elegir los barrios más adecuados a nivel de seguridad y asequibles a nivel económico.

Una vez realizada esta primera fase en España, debemos dar el salto a la acción y eso supone tener remanente económico porque estar fuera de casa en otro país supone gasto desde el primer momento. Además el nivel de vida en otros países es más elevado que en España.

No debemos olvidar tampoco que por mucho que cumplamos los requisitos, el estar fuera de nuestro país no es fácil y nos encontraremos con adversidades y, en más de una ocasión, nos darán ganas de tirar la toalla y volver. Por eso, debéis tener claro lo que supone iros a buscar oportunidades a otros países.

En cada país, la forma de buscar trabajo, el currículum a presentar, la forma de abordar la entrevista es diferente y para tener más opciones, debemos investigar cuál es la forma adecuada de hacerlo para no tirarnos piedras contra nosotros mismos. Eso lo podéis averiguar en portales de empleo de consejos, blogs de empleo de los países de vuestra elección, hablando con profesionales de recursos humanos del lugar de origen para poder saber la realidad existente.

Ahora es vital la labor previa antes de irnos y pasar a la acción. Debemos trabajar nuestra marcha y eso requiere investigar, elegir y ejecutar.

¿Cuéntanos como fue tu búsqueda de empleo en el extranjero? Si resides en otro país ¿Qué consejos dais para buscar trabajo allí? ¿Cuáles son las mayores dificultades con las que os encontrasteis?

Autor: Juan Martinez de Salinas

ENTREVISTA A ANDRÉS PÉREZ ORTEGA POR SU LIBRO “TE VAN A OÍR”

¿Cómo surgió la poFoto Andréssibilidad de escribir el libro Te Van A Oír?

Hace tiempo que quería escribir un libro específico sobre las formas y herramientas que tenemos actualmente los profesionales para mostrar nuestro trabajo. En mis dos libros anteriores me había centrado en la estrategia personal y el branding personal, pero pensé que sería interesante escribir algo específico y útil sobre marketing personal online y offline. En junio del 2012 mi editor me llamó y me propuso exactamente esto, así que fue justo el empujón que necesitaba para ponerme en marcha.

¿En cuanto tiempo lo has escrito? ¿Cómo te has organizado?

Es curioso, pero en los tres libros que he escrito he tardado aproximadamente dos meses. Eso sí, he aprovechado el verano o épocas de trabajo tranquilas para centrarme casi por completo en ellos.

Normalmente me paso el día aprendiendo, investigando y desarrollando ideas propias, así que, cuando llega el momento de sentarme a escribir, mi trabajo consiste básicamente en organizar todos esos apuntes y datos y, sobre todo, crear una estructura sobre la que construir el libro. Y tengo que reconocer que esto último es quizás lo más importante. Sin una buena planificación, es muy fácil que el libro se descontrole y te encuentres a mitad del proceso con algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Tras leer tu libro, comentas que lo más difícil es escribir el primero, entonces nos surge la siguiente pregunta: ¿Cómo apareció la oportunidad de tu primer libro? Estaría bien poder contar alguna anécdota en el proceso. 

Pues suelo contarlo en mis cursos porque es un ejemplo “de libro” de todo lo que cuento y en el que se combinan todos los elementos de marketing personal.

Cuando hace nueve años creé mi primera página Web (el blog llegaría pocos meses después), alguien la vio y me llamó por teléfono para quedar a tomar un café. Resultó que esa persona (mi amigo Tomás Marcos) era profesor del CEU y me propuso organizar unas charlas sobre el tema en esa escuela de negocios. Así lo hicimos en varias ocasiones y en una de ellas conocí a Alejandro Domínguez, otro buen amigo al que le gustó el tema y me puso en contacto con la editorial de ESIC en donde él ya había publicado antes. Con sus referencias y con la visibilidad que había alcanzado hasta aquel momento todo lo demás fue sencillo. Pero como ves, aquí se combina Internet, con las conferencias, con el networking pero no hay que olvidar que entre mi primera Web y la publicación de mi primer libro pasaron cuatro años.

Para esta estrategia de visibilidad global ¿Cuántas herramientas de la Web 2.0 utilizas a parte de tu blog?

Para mí, la piedra filosofal en todo este asunto es el blog. Es el medio en el que me siento más cómodo porque puedo expresarme sin limitaciones. Me permite mostrar mis ideas y mi trabajo y yo tengo todo el control.

La siguiente herramienta de apoyo es Twitter. Creo que es una buena herramienta para unir lo “real” con lo virtual. Es muy fácil que alguien escriba un tuit sobre tu trabajo o sobre una conversación contigo.

LinkedIn es una herramienta que puede ser muy útil especialmente para profesionales por cuenta ajena. Pero creo aunque no le dediques mucho tiempo, es imprescindible mantener una cuenta actualizada. Facebook es, en mi opinión, la más prescindible de todas para un profesional.

En ocasiones me apoyo en otras herramientas de visibilidad que me permiten mostrar mi trabajo como Flickr, Slideshare o Youtube.

Lo más gratificante de escribir Te Van A Oír y lo más complicado

Tengo que decir que yo no me considero escritor ni me gusta escribir. Así que cada libro que escribo es una especie de Via Crucis. Lo que más me preocupa es repetirme y, sobre todo, que el libro sea impersonal o una simple recopilación de ideas. Creo que hasta ahora he conseguido que lo que escribo tenga mi estilo cascarrabias y directo.

Lo más gratificante es releer tu propio libro cuando sale publicado y comprobar que lo que tanto esfuerzo te costó ha quedado bien. Pero hay algo mejor y es cuando la gente te escribe o comenta en Twitter que le ha sido útil y que le ha ayudado en algo.

¿Qué finalidad tenía lanzar este libro?

Creo que este libro completa la parte de Marketing Personal que ahora es muy importante y que había mucho que decir pero que por cuestión de espacio no había desarrollado como quería en mis libros anteriores.

¿A qué público va dirigido?

Por tipo de profesionales, está dirigido a quienes se han dado cuenta que no basta con ser bueno sino que hay que mostrar tu trabajo. Creo que poca gente se da cuenta de las posibilidades de darnos a conocer que tenemos en este momento a nuestro alcance y que apenas tienen un coste económico.

En cuanto al nivel, creo que hay mucha información técnica circulando por ahí, pero hay pocos sitios en los que se hable de forma sencilla y realista del uso que un profesional puede dar a las herramientas de Internet. Pero además parece que últimamente todo es dospuntocero y he querido dedicar una parte importante del libro a canales más tradicionales (conferencias, artículos, libros, networking,…) pero igualmente asequibles.

¿Qué 3 consejos das a las personas que quieran poner en marcha los consejos que das en tu libro?

Definir un objetivo a alcanzar

Tener claro lo que quieres comunicar

Ponerte en marcha hoy mismo

Desde tu opinión ¿cualquier persona con independencia de su formación, situación y conocimientos puede tener éxito en la red?

Por supuesto. A veces no nos damos cuenta de lo sencillo que es todo esto. El problema ya no está en las cuestiones tecnológicas o económicas sino en algo mucho más básico, en nuestra cabeza. La principal pega que me pone toda la gente a la que le hablo de esto no es la herramienta sino el miedo, vergüenza, pereza o desmotivación para ponerse en marcha. Si eso no está solucionado, lo demás simplemente ni empieza.

Coincido contigo en que todas las personas tenemos las mismas horas al día pero no las mismas obligaciones y, por ello ¿Cómo propones que uno debe organizarse para poder llegar a este plan personal, teniendo en cuenta nuestra disponibilidad?

Creo que hay un gran desconocimiento de lo que supone todo esto. Yo escribo dos posts largos a la semana (martes y viernes) y voy tuiteandTevanaoirpeqo sobre la marcha, desde el móvil, cuando se me ocurre algo. El resto de las herramientas las tengo conectadas para que, por ejemplo, cuando escriba algo en el blog aparezca en Facebook o LinkedIn. Pues bien, siendo generosos yo calculo que le dedico unas 5-6 horas a la semana. Creo que se trata sobre todo de levantarse un poco antes, aprovechar tiempos muertos o dejar de ver un poco de televisión. Pero está claro que si quieres excusas las vas a encontrar.

La teoría todos la sabemos y lo complicado es la práctica, por esto, quiero preguntarte ¿Cuánto tiempo te costo ser reconocido en tu sector desde que comenzaste en estas herramientas? ¿Qué tuviste que hacer para lograrlo? ¿Qué tuviste que sacrificar?

Yo he tardado dos o tres años en empezar a ser conocido y reconocido pero tengo que decir que he cometido muchos errores y por eso trato de transmitir esa experiencia en mis libros y en mi blog. Creo que si alguien se lo toma en serio y tiene algunas ideas claras puede posicionarse bien en un plazo de seis meses o un año dependiendo del sector en el que se encuentre.

Básicamente lo centraría en mantener un blog escribiendo con una rutina y sin desfallecer y combinarlo con encuentros con personas en eventos y con conferencias o ponencias en cualquier ocasión en la que te permitan subirte a un escenario a hablar de lo tuyo.

El sacrificio básicamente es de tiempo de ocio y horas de sueño.

¿Cómo te definirías Andrés en el ámbito profesional?

Creo que lo que he aprendido como Químico es que si coges cosas distintas y las combinas de forma adecuada puedes crear algo interesante. Me gusta mucho coger cosas de distintos campos y juntarlas. Soy muy insistente y cabezota. Me he dado cuenta que tengo una terrible tendencia a llevar la contraria a cualquier tendencia mayoritaria. Eso te da quebraderos de cabeza pero también he comprobado que siempre hay gente que piensa como yo pero no se atreve a mostrarlo de un modo tan políticamente incorrecto como yo hago.

¿Cuál es tu marca personal? ¿Cuál sería tu “elevator pitch” qué te hace diferente a los demás? ¿Cómo crees que te ven los demás tras más de 10 años en la red?

Creo que mi posicionamiento después de todos estos años es el de un profesional que ayuda a otros a aumentar sus opciones de éxito y por lo tanto de ser la opción preferente cuando tienen que ser escogidos. Cuando hay más gente que quiere que participes en sus proyectos aumentan tus opciones y, por lo tanto, tu libertad.

Creo que me ven como un antisistema dentro del sistema, brutalmente honesto y con ideas que, aunque no siempre gusten, suelen ser útiles (al menos para reflexionar).

Brevemente, cuéntame qué aporta este libro diferente a los de la misma temática

Creo que este libro hace un repaso completo de todos los canales online y offline de Marketing Personal. Hay libros sobre el uso de las herramientas dospuntocero, hay otros sobre networking y otros sobre la forma de llegar a dar una conferencia, pero creo que hasta ahora no había uno que explicase de forma sencilla y “de andar por casa” como combinarlo todo de forma eficiente.

Por otra parte, siempre me ha parecido mal que se utilicen ejemplos de éxito de empresas y personas del mundo anglosajón que nos son muy ajenas. Mi obsesión ha sido utilizar profesionales y situaciones perfectamente reconocibles y cercanas.

En pocas palabras, ¿de qué trata el libro?

De conocer y utilizar los medios disponibles y accesibles para amplificar tu mensaje y dar a conocer tus ideas y tú trabajo.

¿Cómo pueden adquirir el libro las personas interesadas en el mismo?

En cualquier librería mediana o grande y en Amazon.

¿Cuáles son las citas previstas de presentación del libro por España?

Eso de las presentaciones está un poco sobrevalorado. Creo que con los medios disponibles ya no hace falta organizar presentaciones salvo para conocer a quienes puedan estar interesados en tu trabajo. Pero si alguien tiene interés, puede ponerse en contacto conmigo o con mi editorial (Alienta).

¿Cuál será tu próxima aventura literaria? ¿Te planteas algún día escribir un libro con otras personas? Porque sino me equivoco tus tres libros los elaboraste en solitario.

Estoy en otro proyecto relacionado con el Branding Personal que espero que cierre el ciclo sobre el tema. Me gustaría que fuese el libro en el que quedase claro lo que debe ser este concepto en el futuro. Calculo que saldrá a principios del 2014.

He participado en varios libros colaborativos en los que cada autor escribía un capítulo. Pero no me he planteado escribir un libro a “varias manos”.

A una persona que recientemente se ha quedado sin trabajo, ¿qué le aconsejas hacer para seguir avanzando en su proyecto profesional?

Básicamente hay dos problemas que no suelen estar relacionados con la visibilidad, aunque parece que esa es la mayor obsesión.

Creo que alguien que no tenga trabajo o que lo tenga pero esté descontento, debe aclarar dos cosas. Cual es su objetivo profesional y Qué va a ofrecer por lo que alguien esté dispuesto a pagar.

Autor: Juan Martinez de Salinas