Tag Archive for internet

¿Ya has hecho tu testamento…. digital?

¿Eres blogger? ¿Ya sabes a quien dejarás en herencia tu blog? ¿Alguien sabe las contraseñas de tu blog o por lo contraro quedará en la Red como un recuerdo de lo que fuiste y de tus ideas sin que nadie lo vuelva a tocar?

El otro día leyendo un artículo quede sorprendido al ver que casi 2 millones de perfiles de Facebook corresponden a personas que han fallecido. ¿Y si estoy solicitando amistad a una persona fallecida hace medio año? Resullta realmente macabro el pensarlo, pero es algo que realmente me ha preocupado.

Si ya en la vida real hay quien suplante nombres y personalidades de difuntos para fines poco agradables, si das con un hacker un poco hábil, no digamos la que se puede armar con el perfil en Facebook, la cuenta Twitter o un blog de una persona fallecida.

Realmente la herencia digital mayormente se quedará ahí, como un reflejo constante de ti en vida. Puede incluso resultar hasta poético, pero realmente puede pasar justo lo contrario, resultar algo potencialmente problemático. Read more

Al 97% de la gente que ha visto este video le gustó: La Historia de Internet

Hoy hemos decidido dejaros este video en el cual, a lo largo de poco más de 8 minutos podremos ver la historia de Internet que, aunque muchos crean que empezó hace unos años, estos ya son la friolera de 50 años.

No os preocupéis porque esté inglés, ya que está subtitulado (por Mauricio Diaz Orlich) y realmente aporta información muy interesante y hasta ahora poco conocida.

Avisamos que intenta contar la historia de Internet desde sus inicios hasta el año 2009, en el que el boom que se produce es el de las redes sociales más que de Internet propiamente dicho.

Esperamos que os guste.

 

‘Pequeños dictadores virtuales’, de Andrés Pérez Ortega

Nuestro amigo Andrés Pérez Ortega (Marca Propia) he realizado hoy un artíclo en el Expansión titulado 'Pequeños dictadores virtuales'.

Y hace una reflexión acerca de si en la vida real, la figura de los dictadores ha estado siempre`presente, ¿por qué no iba a ser lo mismo en el mundo 2.0.

Como siempre, mostramos un aprecio especial por nuestro amigo y consideramos que es digno de ser leído por lo cual os lo dejamos a continuación:

———————

En los documentales sobre las dictaduras del siglo XX siempre surge una pregunta: ¿Cómo es posible que gente civilizada cometiese tantas atrocidades? Parece que cuando tenemos algo de poder no dudamos en utilizarlo. Ya se sabe: “Si quieres conocer a fulanillo dale un carguillo”.

Internet se ha convertido en una fuente de poder, aunque sea ficticio. En cuanto surge una nueva herramienta, muchos se transforman en legisladores aficionados. Las redes sociales son un excelente caldo de cultivo para la aparición de telepredicadores que establecen lo que está bien y lo que está mal.

site de ventes aux encheres en ligne

En la Red proliferan personas que no han conseguido imponer su criterio ni a los compañeros de guardería, pero pretenden enseñar cómo dirigir una multinacional. Encuentras “expertos” en comunicación que parecen autistas cuando te los encuentras cara a cara. Individuos que se han pasado la vida pegados a la pantalla dividen a las personas en función del número de amigos en Facebook o Twitter. En dospuntocerolandia existen innumerables listas que convierten a las personas en estereotipos. En lugar de fomentar la diversidad y la singularidad, existe una obsesión por etiquetar a todo el mundo. Por separar a los “buenos” de los “malos” siguiendo unos criterios discutibles.

Cuando algunos de esos dictadorzuelos adquiere cierta relevancia virtual, sus paranoias se convierten en norma y son aceptadas y defendidas por una multitud que no las discute. Quienes pretenden dar una opinión distinta o una visión más objetiva son descartados y descalificados. La historia nos ha enseñado que lo mayoritario no es siempre lo correcto. Internet es el medio de los grandes números y quizá puede llevarnos a cometer, de nuevo, grandes atrocidades.

 

Fuente Expansión

zp8497586rq

Reputación online, ¡¡cuidado que Internet tiene memoria!!

No hace mucho hablamos de Twitter como forma de mejorar nuestra marca 2.0 y reputación 2.0. Hoy vamos a generalizar más y hablaremos sobre todo lo que cualquiera de nosotros puede dejar plasmado en la Red: Twitter, Facebook, Blogs (propios), comentarios en otros blogs,…, lo que sea, pero que queda guardado y crean nuestra reputación 2.0. Un aviso: ‘Internet tiene memoria’.

Me ha gustado mucho la frase que comenta Víctor Puig, director de Reputación y Contenidos de la agencia Overalia, en una presentación que ha realizado: ‘Eres lo que publicas…. y lo que los demás publican de ti’. Y es muy pero que muy cierto.

¿Quién en el 1.0 no ha dicho algo de lo que se arrepiente y luego lo ha matizado o corregido? Eso no es tan fácil en el mundo de Internet. Es más, la imagen que queda de algo escrito en un determinado momento y sitio queda ahí por mucho que a posteriori se quiera matizar. Coloquialmente podríamos decir que en Internet, lo ‘dicho, dicho está’ y si luego corregimos o matizamos lo dicho se interpretará como ‘otro dicho’. Read more

Reputación online, ¡¡cuidado que Internet tiene memoria!!

No hace mucho hablamos de Twitter como forma de mejorar nuestra marca 2.0 y reputación 2.0. Hoy vamos a generalizar más y hablaremos sobre todo lo que cualquiera de nosotros puede dejar plasmado en la Red: Twitter, Facebook, Blogs (propios), comentarios en otros blogs,…, lo que sea, pero que queda guardado y crean nuestra reputación 2.0. Un aviso: ‘Internet tiene memoria’.

Me ha gustado mucho la frase que comenta Víctor Puig, director de Reputación y Contenidos de la agencia Overalia, en una presentación que ha realizado: ‘Eres lo que publicas…. y lo que los demás publican de ti’. Y es muy pero que muy cierto.

¿Quién en el 1.0 no ha dicho algo de lo que se arrepiente y luego lo ha matizado o corregido? Eso no es tan fácil en el mundo de Internet. Es más, la imagen que queda de algo escrito en un determinado momento y sitio queda ahí por mucho que a posteriori se quiera matizar. Coloquialmente podríamos decir que en Internet, lo ‘dicho, dicho está’ y si luego corregimos o matizamos lo dicho se interpretará como ‘otro dicho’.

Yo he visto como alguien en un blog dejaba un comentario que, o se leían todos los siguientes o fácilmente podría ser mal interpretado.

Es propablemente más peligroso y más fácil de perder la reputación 2.0 que la 1.0.

Y es que hay que tener en cuenta una cosa: si en las dos primeras páginas de Google no sales, es malo, pero si sales, y lo que sale es una crítica hacia tu persona, casi que es peor.

E Internet es caldo de rumores y de frases grandilocuentes que se dan como verdaderas dichas por cualquiera. Sabíais que un 52% de los internautas cree en las críticas de un cualquier usuario de una marca en especial pero sólo el 26% cree a esta marca cuando un CEO o un director general hablan de ella?

A la velocidad con que la mala reputación corre por Internet es para asustar y lo peor de todo es que es muy pero que muy difícil de cambiar una vez cogida.

Por lo tanto si quieres cuidar tu reputación online estos son mis consejos:

  1. Intenta dar tu opinión sin faltar al respeto a nadie. El no compartir ciertas ideas no está reñido con la buena educación y las buenas formas.
  2. Se interactivo. Es decir, expresando una opinión y no interactuar con la otra parte hace que lo escrito se pueda malinterpretar, cosa que si se interactúa no suele pasar.
  3. Las críticas deben de ser aceptadas como algo normal, no se pretende que siempre le den la razón a uno. Si no las puedes contrarestar, se aceptan y punto, no es bueno enzarzarse en una discusión, que además va a quedar escrita y en la memoria de Internet.
  4. Si actúas con un perfil determinado ser coherente con el. Es decir, si todo el mundo sabe que eres un profesional de la medicina no te dediques a hablar del arte de la cocina como un profesional. Si hablas de otros temas, matiza que son placeres, hobbies o afiniciones y que son meras opiniones.
  5. No creesre el ombligo de Internet porque tengas muchos seguidores o followers. El ego es lo peor que hay porque se te vuelve en tu contra en menos de nada y es muy peligroso para tu reputación online.

Autor: Jose Luís Del Campo Villares