Tag Archive for Marca Propia

Capitalismo personal

avanzar hacia lo nuevo1

Hace tiempo que se viene hablando de capital humano en las organizaciones,  de recursos (humanos o No humanos), y personas. Todo ello mezclándose con terminología económica, y obteniendo un binomio interesante personas+economía.

En el post de hoy hablaré de tu capital personal. Del tuyo, el del vecino, el de tu compañero de despacho, etc. Todos tenemos nuestro propio capital y eso es lo que nos hace únicos. En nuestra cuenta personal tenemos:
  • Toda la formación que hemos recibido.
  • Nuestros talentos y habilidades (todo aquello en lo que somos buenos).
  • Toda nuestra experiencia laboral y los aprendizajes obtenidos de todo su conjunto.
  • Nuestras competencias (querer, poder y hacer).
  • Nuestra capacidad de aprendizaje.
  • Todo aquello que nos divierte.

Junto con nuestro capital personal tenemos una serie de ventajas como pueden ser nuestra red de contactos y nuestra creatividad a la hora de movernos en los diferentes ámbitos. Estas ventajas para algunos serán más sencillas de cultivar que para otros, pero todas ellas desarrollables por todos nosotros.

A la vista de todo lo mencionado, todos tenemos una riqueza de experiencias, aprendizajes y habilidades que nos hacen únicos; y es justamente lo que nos diferencia,  lo que nos va a facilitar el acceso a nuevas oportunidades laborales. Por consiguiente, y como dice mi amigo Germán, “sé tu mismo y deja que el mundo se asombre“.

Autora: Mónica Morales

¿CUÁL ES VUESTRO PROYECTO DE MARCA PERSONAL?

No es la primera vez quFotos 2012 1163e hablo sobre la marca personal pero es un tema que da para escribir mucho sobre ello. Debemos asumir que trabajar nuestra marca es un proceso global que requiere planificación, trabajo y esfuerzo. Se trata de trabajar en nuestro proyecto profesional, es decir, sobresalir, dar visibilidad, mostrar a los demás nuestro talento, competencias, conocimientos y de lo que somos capaces.

El darnos visibilidad no consiste en tener simplemente presencia en la Web 2.0, gritando a los 4 vientos que somos expertos en no sé en cuantas cosas que están de moda y de las que se asume que todo el mundo sabe. Es cuestión de mostrar de forma sólida lo que sabemos. Esto requiere un proceso de planificación en varios frentes. Una buena herramienta para mostrar lo que sabemos sobre un área, materia o sector es un blog porque permite llegar a muchas personas. Esto requiere una inversión de tiempo, una planificación, preparar los contenidos, buscar el público al que ir dirigido, buscar bitácoras afines y disfrutar con compartir vuestros conocimientos. Yo tengo blog propio desde hace 6 años y disfruto mucho con ello. Personalmente me satisface y creo que eso es lo primordial. Por supuesto, no cualquier cosa es publicable y debéis buscar vuestro propio estilo. Es cuestión de que seáis vosotros mismos y os dejéis llevar. No se trata de copiar formatos o estilos de escritura porque cada uno es como es. Aun muchas personas, cuando deciden comenzar un blog, se ponen en contacto con otros autores de blogs afines para preguntarles qué deben hacer para tener éxito con su blog. No existe ninguna formula mágica, requiere trabajo, dedicación y verlo como una inversión a medio/largo plazo.

Abrir un blog es muy fácil y abandonarlo aun más.

A las personas que os animéis, tenéis que plantearos las siguientes preguntas y buscarles respuesta con vuestra reflexión ¿sobre qué vais a escribir? ¿Cuánto tiempo estáis dispuestos a invertir para escribir? ¿Cada cuánto tiempo vais a publicar? ¿Cómo haréis difusión de vuestro blog? ¿A qué publico vais dirigidos? ¿Con qué finalidad decidís comenzar una bitácora?

El tener un blog puede traer resultados a medio/largo plazo que pueden ser consecuencia indirecta de que otros os leen. También un resultado es que os consideren un profesional competente sobre la materia que escribís donde queda constancia de que sabéis. Los resultados no siempre tienen que ser económicos o cuantitativos.

Otra manera de ayudaros a globalizar vuestra marca fuera de la red es dando charlas, conferencias y participar como ponente en jornadas para desarrollar vuestra capacidad comunicativa. Lógicamente, si nunca habéis impartido charlas sobre vuestra materias o áreas de conocimiento requiere que penséis sobre qué podéis hablar, de que manera, si pueden interesar ese tipo de charlas, qué puedes aportar diferentes al resto de personas que ya imparten charlas sobre eso… Pero también es cierto que lo normal sea que a este nivel llegues cuando tienes cierto prestigio.

La clave es hacer las cosas de manera diferente. Debéis tener claro si estáis dispuestos a mostrar de lo que sois capaces de forma gratuita porque de esta forma os verán otras personas que os pueden recomendar porque les ha gustado como impartes o lo que cuentas y con el tiempo te salgan charlas, ponencias y conferencias remuneradas. Hace poco me escribía una persona para ver si le podía ayudar para introducirse en el mundo de las charlas, jornadas y conferencias y en nuestra primera toma de contacto me decía que “la calidad se paga”. Estoy parcialmente de acuerdo, pero no todo lo que se paga es calidad. Todos hemos hecho cursos donde se han impartido materias de una forma poco profesional, carente de contenido o metodología. Desgraciadamente, hay mucho formador pagado que muchas veces no sabe de lo que habla o simplemente, no es la persona adecuada para hablar de ese tema.

Tenemos que pensar que para que nos paguen en algo que no hemos hecho nunca tendremos que mostrar nuestra calidad y esto se comienza haciendo. Con esto no estoy diciendo que tengáis que impartir cosas de forma gratuita, sino que para recibir tenemos que estar dispuestos a dar y más al comienzo sin esperar nada a cambio.

No es cuestión de parecer un buen profesional sino de serlo y esto se debe demostrar diariamente. Cada vez más, la vida consiste en mostrar de lo que somos capaces y qué podemos aportar diferente a los demás.

Todos somos cada vez más prestadores de servicios y tenéis que cuidar vuestro contenido y continente porque todo influye. Sin embargo, no podemos olvidar que el contenido es el rey.

Tenéis que seguir invirtiendo tiempo en vuestra especialización y mejora continua. Siempre os quedan cosas por aprender de los demás y eso requiere no solo daros difusión, sino también leer y seguir a los demás.

Otro aspecto que debemos tener claro es que gustarle a todo el mundo es imposible porque cada uno tiene libertad de pensar lo que quiere. La cuestión es que vosotros hagáis bien vuestro trabajo, tengáis claro vuestro público y vayáis a por ellos.

Con la marca personal estáis vendiendo a los demás de forma indirecta aquello de lo que sois capaces. La clave está en que se acuerden de vosotros y eso requiere que sepan cuál es vuestra área de especialización. El tema es que mostrar de lo que sabemos capaces no se debe hacer en un plazo de 3 meses sino que se debe hacer de forma progresiva y continua en el tiempo.

Nuestro proyecto de marca personal no tiene fin y debemos trabajar en él durante todo el año para obtener resultados. De la misma forma, debemos hacer balance de lo conseguido para saber qué cosas debemos mejorar.

¿Cuál es vuestro proyecto de marca personal? ¿Qué opináis de la marca personal? ¿Habéis tenido en cuanto todo lo que se plantea en este post?

Autor: Juan Martinez de Salinas

Pasos para crear tu marca propia

Hoy nos ha gustado el dejaros la siguiente infografía que hace referencia a las fases o pasos que debemos de realizar si queremos crear nuestra propia marca, y a mi modo de ver, tanto es aplicable al mundo 1.0 como al mundo 2.0, ya que el objetivo perseguido es el mismo aunque las herramientas sean diferentes.

Además hemos de agradecer a Spoonch que la infografía está realizada en castellano, que para los que no estamos muy avezados al idioma de Shakespeare, es algo bastante interesante.

En la imagen siguiente vemos de una forma clara cuales son los pasos o fases para crear nuestra propia marca (personal branding).


‘Pequeños dictadores virtuales’, de Andrés Pérez Ortega

Nuestro amigo Andrés Pérez Ortega (Marca Propia) he realizado hoy un artíclo en el Expansión titulado 'Pequeños dictadores virtuales'.

Y hace una reflexión acerca de si en la vida real, la figura de los dictadores ha estado siempre`presente, ¿por qué no iba a ser lo mismo en el mundo 2.0.

Como siempre, mostramos un aprecio especial por nuestro amigo y consideramos que es digno de ser leído por lo cual os lo dejamos a continuación:

———————

En los documentales sobre las dictaduras del siglo XX siempre surge una pregunta: ¿Cómo es posible que gente civilizada cometiese tantas atrocidades? Parece que cuando tenemos algo de poder no dudamos en utilizarlo. Ya se sabe: “Si quieres conocer a fulanillo dale un carguillo”.

Internet se ha convertido en una fuente de poder, aunque sea ficticio. En cuanto surge una nueva herramienta, muchos se transforman en legisladores aficionados. Las redes sociales son un excelente caldo de cultivo para la aparición de telepredicadores que establecen lo que está bien y lo que está mal.

site de ventes aux encheres en ligne

En la Red proliferan personas que no han conseguido imponer su criterio ni a los compañeros de guardería, pero pretenden enseñar cómo dirigir una multinacional. Encuentras “expertos” en comunicación que parecen autistas cuando te los encuentras cara a cara. Individuos que se han pasado la vida pegados a la pantalla dividen a las personas en función del número de amigos en Facebook o Twitter. En dospuntocerolandia existen innumerables listas que convierten a las personas en estereotipos. En lugar de fomentar la diversidad y la singularidad, existe una obsesión por etiquetar a todo el mundo. Por separar a los “buenos” de los “malos” siguiendo unos criterios discutibles.

Cuando algunos de esos dictadorzuelos adquiere cierta relevancia virtual, sus paranoias se convierten en norma y son aceptadas y defendidas por una multitud que no las discute. Quienes pretenden dar una opinión distinta o una visión más objetiva son descartados y descalificados. La historia nos ha enseñado que lo mayoritario no es siempre lo correcto. Internet es el medio de los grandes números y quizá puede llevarnos a cometer, de nuevo, grandes atrocidades.

 

Fuente Expansión

zp8497586rq

¿Dónde está nuestro Steve Jobs?

(Artículo de mi amigo Andrés Pérez para el Expansión)

Hace poco asistí a un evento de directores de comunicación. No soy del gremio, así que pregunté ingenuamente por qué no se fomentaba la participación de los directivos en la Red. La respuesta fue: “Nuestros directivos tienen demasiado ego y debemos tenerlos ocultos para que no metan la pata”.

Es un hecho que en muchas empresas se impide que los empleados “asomen la cabeza al exterior”. Que utilicen blogs y otras herramientas 2.0. Los firewall reales y virtuales dificultan que los profesionales se conviertan en embajadores de su empresa. Lo que no imaginaba era que también se hiciese con “los de arriba”.

Aquí ya nadie quiere hablar, dar la cara o sacar los pies del tiesto por temor al “que dirán”. Y parece que la mejor forma de impedir meteduras de pata es tapar la boca a todo el mundo. Especialmente en la red.

Estamos acostumbrados a que los políticos manipulen y maquillen los hechos. Pero con muchos directivos ocurre algo peor: Sólo hablan en condiciones controladas de presión y temperatura. Justo lo opuesto a lo que significa lo 2.0.

Eso puede explicar nuestra falta de referentes empresariales. No tenemos modelos a los que admirar. No hay un Steve Jobs, ni siquiera un Richard Branson con quien soñemos ser de mayores.

Salí de aquel evento convencido de que los expertos en comunicación creen que el márketing consiste en hablar bien de uno mismo. Son los guardianes de las apariencias (y de sus directivos). Su actitud es defensiva y reactiva. La gente habla en la red y, si no está en la ‘conversación’, perderá el control. Pero todo problema es una oportunidad. Muchos directivos aprovecharán la ocasión para ocupar su espacio en lugar de pasar desapercibidos. Como no hay nadie, serán los primeros.