Tag Archive for que es

Cultura organizacional no es lo mismo que clima organizacional

24-unwritten-company-rules

En bastantes ocasiones me he encontrado con gente que confunde estos dos términos, o sea, que no llega a diferenciar lo que es el clima organizacional y la cultura organización pensando incluso que son la misma cosa, lo que no es ni media verdad. Hay diferencias sustanciales y de peso entre ambos conceptos.

Cuando hablamos sobre clima organizacional, nos referimos a las percepciones de los empleados de su lugar de trabajo, la toma de decisiones, las relaciones interpersonales entre los empleados (jefes y compañeros), la comunicación informal, entre otros. Vemos que es todo lo que desarrolla en el ambiente físico propiamente dicho.

Todo lo anteriormente expuesto está vinculado con el ambiente laboral. Read more

Cultura organizacional no es lo mismo que clima organizacional

24-unwritten-company-rules

En bastantes ocasiones me he encontrado con gente que confunde estos dos términos, o sea, que no llega a diferenciar lo que es el clima organizacional y la cultura organización pensando incluso que son la misma cosa, lo que no es ni media verdad. Hay diferencias sustanciales y de peso entre ambos conceptos.

Cuando hablamos sobre clima organizacional, nos referimos a las percepciones de los empleados de su lugar de trabajo, la toma de decisiones, las relaciones interpersonales entre los empleados (jefes y compañeros), la comunicación informal, entre otros. Vemos que es todo lo que desarrolla en el ambiente físico propiamente dicho.

Todo lo anteriormente expuesto está vinculado con el ambiente laboral.

Es algo así como la atmósfera dentro de la compañía o como lo que se respira en ella y tiene que ver con el conjunto de sentimientos y emociones favorables y desfavorables con la cual los empleados valoran su trabajo, sus motivaciones, su forma de involucrarse,…

Si una empresa tiene un clima organizacional favorable, esto repercute en una mayor calidad en la vida de su personal y, como consecuencia, se reflejará en sus productos y servicios. De allí que se diga que las percepciones sobre el clima organizacional son un elemento clave del comportamiento de los individuos en las organizaciones.

Pasemos ahora a lo que se conoce como cultura organizacional. Está se encuentra relacionada con las normas escritas (y a veces hasta no escritas) de una empresa que deben ser seguidas por los colaboradores para el correcto funcionamiento de la organización y que puede incluir: Sus planes estratégicos (visión, misión, objetivos entre otros) y la gestión empresarial (procedimientos para capacitación, procedimiento para la toma de vacaciones, ausencias, etc.)

Antes las empresas le daban mucho énfasis a la cultura organizacional y descuidaban, un poco, el clima. Sin embargo, se observó que si se reforzaba el clima de forma tal que los trabajadores se sintieran a gusto en sus puestos, podían rendir mucho más y las organizaciones alcanzaban la prosperidad deseada. Es desde entonces que se le ha dado al clima organizacional el lugar de importancia que merece.

Sin embargo, muchas empresas no saben cómo pueden crear o desarrollar un clima organizacional favorable. Para ello, es necesario que la organización proporcione o facilite lo siguiente:

  • Factores físicos adecuados como un lugar de trabajo confortable, tranquilo, en el cual se encuentren todas las herramientas para desarrollar de una manera eficiente la labor del trabajador. Además, el puesto o lugar donde desarrollar sus funciones debe estar bien iluminado y reunir condiciones higiénicas óptimas.
  • Factores psicológicos los cuales deben incluir la forma cómo el superior se refiere a sus colaboradores, cómo los trata, los incentiva y los promueve. Además, debe dar la confianza necesaria, para que las personas puedan poner a prueba sus ideas y cometer errores sin temor.
  • Sistema de comunicación interna y externa apropiados para que todos los involucrados estén plenamente al tanto de las necesidades y metas de la organización y viceversa.
  • Procesos que garanticen la retribución de ideas potencialmente útiles que pueden ayudar a los colaboradores a realizar sus funciones de una forma más fácil y eficaz mejorando, a la vez, los rendimientos de la empresa mediante sistemas de méritos basados en premiar, ya sea con un aumento de salario o a través de promociones o capacitaciones, a aquellos empleados que puedan crear e implementar ideas innovadoras.

A veces no es fácil que un gerente general pueda determinar si su organización posee un buen clima organización. Para ello, debe:

  • Medir los elementos del clima mediante encuestas, entrevistas, focus groups, entre otros para conocer si existe algún déficit o problema.
  • Implementar un proceso que permita que los empleados puedan proveer información sobre el clima y contribuir en el diseño de acciones a seguir.
  • Si una empresa valora su clima organizacional y hace que ésta se fortalezca o mejore, puede lograr grandes beneficios, ya que los trabajadores expondrán ideas innovadoras, soluciones creativas a problemas que se presenten y ayudarán a sus colegas lo cual fomenta la unidad y un buen trabajo de equipo y el crecimiento y de desarrollo de la propia empresa.

¿Qué es el autocoaching?


Creo que en los tiempos que corren esta disciplina, para muchos entre los que me encuentro, un tipo de coaching, es de vital importancia y que cada uno de nosotros, en la medida de lo posible, se debería de plantear de realizar, porque estos tiempos convulsos y dados al cambio llevan a ello.

Entendemos por autocoaching a una metodología basada en el coaching ontológico y que apoyándose en la creación de opciones con el coaching de la variedad busca desarrollar el potencial profesional y humano para conseguir lo mejor de uno mismo sin ayuda presencial.

El coaching de la variedad, es un motor taxonómico completo e integrado que facilita a la persona entrenada a seleccionar en una base de datos compuesta por un listado de ejemplos de factores y cambios relacionados entre sí de forma jerárquica.

Hablando más claro, es un método o tipo de coaching que enseña a ser feliz y disfrutar de la vida con las personas que te rodean desde el autoconocimiento y la aplicación de un compromiso para mejorar. Read more

¿Qué opináis sobre la ‘reputación online’?

El mundo va cambiando y los nuevos tiempos nos traen nuevas herramientas que hacen que empresas y personas se preocupen, por ejemplo, de aquello que la red dice de ellas, o lo que es lo mismo, les preocupa su reputación online. En estos momentos, es normal que se comiencen a establecer estrategias más o menos adecuadas para controlarlo.

La reputación no deja de ser una casación entre lo que somos y hacemos y lo que se dice que somos y hacemos. Es decir, debe producirse una coincidencia entre ambas. Para empezar, debemos partir de la premisa de que es imposible que a todo el mundo le guste lo que hacemos. Debemos aceptarlo porque la diversidad de criterio y de opinión es respetable y necesaria.

La reputación es lo que se dice sobre nosotros, sobre lo que hacemos, la opinión que los demás tienen de nosotros, es decir, es un compendio de cosas que conforman la reputación que tenemos. A ella, ayudan a generarla las personas que nos conocen, que trabajan con nosotros, que han tenido alguna experiencia laboral más o menos intensa. Aunque no debemos olvidar que también pueden existir personas que opinen sobre nuestro trabajo sin conocernos ni tener ninguna relación con nosotros y, en función de su influencia, nos puede causar mayor o menor daño. Yo siempre digo que en el mundo real, si uno es fiel a lo que dice con lo que hace y, además, es consciente de que todos nos equivocamos, asumiendo que no tiene nada que ocultar, no debe tener ningún miedo sin olvidar ser precavido.

La cosa cambia en la red porque es un sitio donde fluye una gran cantidad de información de cosas, personas, etc. procedente de múltiples fuentes de veracidad diversa. Es decir, cualquiera puede decir cualquier cosa en la red sobre una empresa, producto o persona y esto se queda ahí y lo puede encontrar cualquiera con mayor o menor influencia. Por ello, lo primero que debemos de hacer cuando encontremos información sobre algo que nos interese en la red es contrastar la fuente, es decir, de dónde o de quién proviene esa información y luego buscar más información que ratifique esa información en una u otra dirección.

Para ello, lo primero que debéis hacer para poder controlar vuestra propia reputación online es saber qué dice de vosotros la red, tanto buena como mala y llegar a la fuente que dice eso y en qué se basa. Es decir, debéis investigar que se dice de vosotros en diversos buscadores y es tan fácil como poner vuestro nombre completo en cualquier buscador, esto se llama egosurfing. De la misma forma, tenéis que conocer qué información dejáis disponible en la red a disposición de cualquiera y para ello tenéis que controlar el apartado de configuración de cada Web, página o portal donde tengáis información y decidir conscientemente qué dejáis disponible y qué no. La red es un gran motor de búsqueda que permite que se encuentre, en la gran mayoría de las ocasiones, lo que nosotros dejamos disponible sin protección. La red es una gran ventana que hará que la hagamos discreta o indiscreta si somos concientes de que los protagonistas de la misma somos nosotros mismos.

La red es interactuación, por lo tanto, si la red no dice nada de vosotros eso significa que no existís en el mundo online. El que aparezcan cosas positivas de vosotros en la red es bueno siempre que se corresponda con la realidad que demostramos diariamente en nuestra vida profesional. Por ello, el hacer cosas en la red que muestren lo que sois capaces de hacer es muy positivo siempre que lo planifiquéis adecuadamente y conectéis con las personas y los sitios apropiados para mostraros. Esto por supuesto requiere constancia, trabajo y tener algo que mostrar.

La red no olvida y no podéis pretender mostrar solo las grandezas de vuestra persona o compañía porque, para empezar, nadie es perfecto. Por ello, ayuda más en un momento dado reconocer vuestras debilidades o las cosas a mejorar que intentar ocultarlas a cualquier precio. Se consigue mucho más con la sinceridad que con la prepotencia. Quienes interactuamos en la red somos personas y cada vez tenemos más poder cada uno de nosotros y sabemos obtener más información y el criterio más adecuado. En la red puedes mentir una vez pero no dos ni tres porque al final, se te “ve el plumero” y borrar después eso será muy costoso.

Lógicamente, no toda la información inadecuada que aparece de una persona o compañía tiene porque ser verdad y si es falsa se deberán tomar las medidas adecuadas de la índole necesaria para revertir la situación a lo que es real.

En otras ocasiones el saber lo negativo que aparece de nosotros o de nuestra compañía en la red nos puede servir como punto de inflexión para comenzar un proceso de cambio que nos ayude a saber por qué camino debemos ir para conseguir la imagen deseada. Es decir, la imagen debe ir acompañada de hechos que den veracidad a la misma.

La información se puede gestionar de muchas formas y debemos de tener claro que no vale cualquier manera porque a veces el precio que pagaremos es más caro de lo que a priori pensábamos. Las cosas llevan su proceso y los atajos no siempre son recomendables.

Debemos saber preparar, lanzar y trabajar la estrategia de nuestro trabajo o de nuestra compañía en la red. Para ello, debemos ponernos más en el lugar de los demás y plantearnos qué es lo que más van a valorar y qué menos. Si nosotros fuésemos usuarios de la red, ¿que nos gustaría encontrar de una persona o compañía?

¿Qué opinión te merece la reputación online? ¿Habéis hecho egosurfing? ¿Os habéis encontrado? ¿Estáis de acuerdo con lo que se dice de vosotros?

Autor: Juan Martinez de Salinas

Esto es el Plan Bolonia (un timo)

A tenor de lo que dice el Decano de Ciencias de la Universidad de Vigo, del cual os dejo dos videos a continuación, da un giro para aquellos que se creían que lo del Plan Bolonia iba a ser la panacea que salvase todos los males de la mala formación universitaria con respecto a su adecuación al mercado laboral.

Una clara muestra del timo que nos quieren vender son las palabras de este Decano que tiene más razón que un santo.

Y me vale para ahondar en el post que os puse hace unos días para criticar la mala formación universitaria que hay en este país.

Video 1:

Video 2: Read more