Tag Archive for reputación online

Cómo utilizar los social media para parecer un especialista

¿Arte, saber o camuflaje?

Cuando usamos los social media como forma de crear una marca personal (personal branding), no hay mejor cosa para conseguir una buena reputación online que el parecer un experto en un determinado tema. Cierto es que conseguir ser experto en algo implica haber cometido todos los errores posibles en ese ámbito, pero en ocasiones el parecer un experto no quiere decir necesariamente el serlo.

Por eso nos hemos decidido hoy por dejaros esta infografía que nos ha parecido muy interesante en la que se enfocan, dentro de las cuatro grandes plataformas sociales, la manera de compartir los contenidos pareciendo ser expertos en la materia.

Pero como hemos dicho cien veces, y no nos cansaremos de repetirlo hasta la saciedad, las redes y plataformas sociales no dejan de ser herramientas, con lo cual difícilmente un burro será un caballo en el mundo 2.0, sin embargo, si un burro puede llegar a ser un excelente burro en el 2.0, es decir, usar los social media de la forma correcta, te ayudará a demostrar que eres un experto (o buen profesional) en un determinado tema, pero difícilmente te harán parecer un especialista o experto en alguna materia en la cual no tengas ni idea.

Por muchos social media que emplees, como todo en esta vida, no vale con parecerlo sino que hay que serlo. ¿De qué te vale el parecer un experto o especialista en algo si a la hora de la verdad no lo vas a poder demostrar?

Lo que sin duda alguna si que pasa es que aquel que es bueno en algo, empleando las herramientas social media adecuadas puede agrandar de forma positiva su reputación online.

Cómo hacer el seguimiento cuando alguien menciona tu marca en Twitter

Siempre hemos dicho en este blog que Twitter es un ejemplo en tiempo real de cómo las buenas críticas y recomendaciones de productos puede ayudar a un negocio a disparar sus cifras así como a crear una buena marca online.

Muchas son las cosas que se pueden hacer para mejorar nuestra reputación online con Twitter, tomando como punto de partida el hecho de que alguien nos mencione en la red de microblogging.

Vamos a ver qué es lo que podemos hacer si nos encontramos con alguien que nos menciona en Twitter:

1. Corresponder: Si alguien menciona nuestra marca en Twitter, y además es una mención positiva, empezamos bien. Esto no implica que tengamos a un cliente fidelizado, ni que tengamos que empezar a saturarle de publicidad (al estilo tradicional). Agradecer el tweet bien en público bien en privado (DM) significa el crear una base de confianza para fomentar lo ‘social’ que es lo que está de trasfondo en todos los social media. Se abierto y no lo quieras meter cliente a las primeras de cambio, que se cree y fortalezca la relación.

2. Rapidez en responder: ‘El tiempo hace el olvido y no la distancia’. Si alguien te menciona no tardes en contestarle y más si es una mención positiva. La tardanza no es aceptable. La velocidad con la que respondes a los mensajes de la gente es directamente proporcional a las reacciones positivas que se obtendrá para el tweet. 

3. Personalizar las respuestas: Esta es una táctica no utilizada por todos. La automatización en las respuestas mata a los social media. Si comienzas a seguir la cuenta de una determinada marca y lo haces público en tu TL de Twitter y te responden con un DM en el que realmente te piden que les sigas también en Facebook, ¿qué piensas? Lo menos que debes hacer por alguien que ha dedicado su tiempo en hacer un comentario positivo sobre tu marca en twitter, es dedicarle unos momentos a responderle de forma individual y personal. Eso fomentará y fortalecerá la relación.

4. Que la respuesta sea el inicio de algo: No vale con un seco ‘gracias’ o ‘igualmente’. Si alguien menciona tu marca en Twitter deberás de haber pensado que es lo que persigues con esa mención y/o persona que te menciona y darle una respuesta que sirva como inicio de algo, básicamente deberá de ser el inicio de una futura interactuación.

Párate y piensa en lo que quieres escribir como respuesta y lo que persigues con ella. Además de ser amigable, es una oportunidad para decir algo productivo sobre tu marca. Recuerda eso si, que tienes 140 caracteres para expresarte y hay que usarlos con prudencia. Recuerde que menos es más. Que la respuesta de conversación. No suenes como un vendedor.

5. Siempre responder: Es que no todos son menciones positivas. La menciones negativas, aunque nos pese, necesitan de dar una respuesta.  Algunas personas tienden a rehuir los tweets negativos pero esa no es la mejor manera de abordar una situación. Es necesario hacerles frente pero con estilo. Si la crítica es continuada, hacer una declaración pública para mejorar la imagen, y si no es así, con gracia da una explicación a la consulta o queja. Es tentador enviar un mensaje privado al usuario, sin embargo, puede que no sea lo mejor. Ser honesto en una mención negativa es probablemente la única manera de convertir una crítica en una ventaja.

6. Sopesar la importancia de la mención recibida: Tanto para bien como para mal, las menciones no son las mimas dependiendo de quien las realice. Aunque los social media son interacciones, lógicamente hay usuarios y usuarios, con lo cual, además de personalizar la respuesta, hay que sopesar el esfuerzo que debemos hacer en función del beneficio o perjuicio que nos puede dar nuestra respuesta.

En Twitter no se trata de ser profesional ya que el mantenimiento de tu presencia es una cosa difícil, pero si se hace bien puede que te haya tocado el premio gordo. Por lo general, los tweets interesantes si se gestionan con respuestas secas conduzcan a un callejón sin salida. Encontrar la oportunidad en los tweets para mejorar o crear reputación online es lo que se debe de realizar.

39 Cosas que hay que hacer antes de entrar en los social media

Hoy nos ha parecido muy interesante el hacer mención a este post, que es fruto de las ideas plasmadas en su magnífico blog por Pam Moore. Y es que para evitar males futuro a la hora de entrar en los social media, es necesario tener muchos factores en cuenta y sopesar las medidas y decisiones a tomar. Y este resumen nos ha parecido de lo más completo al respecto de esas actuaciones.

Y es que mucha gente, pymes y particulares, toman con ligereza el hecho de entrar en las redes sociales sin percatarse de las consecuencias que ello lleva aparejadas en su reputación online y que puedan ser difícil solución en un futuro.

Por eso cuando ya se ha decidido el que hay que enrtrar en los social media, lo adecuado es mirar un listado de cosas para ver si están claras y evitar futuros males.

1. ¿Cuáles son tus metas y objetivos de negocio? Qué es lo que esperas conseguir con tu entrada en los social media.

2. ¿Qué significa el éxito? Determinar que es lo que va a determinar si has tenido éxito o no en tu entrada social.

3. ¿Quién de tu organización va a defender el proyecto? Quien se responsabilizará en la organización de la decisión de entrar en los social media.

4. ¿Quién va a tener lugar en los medios de comunicación social dentro de tu organización? O sea, quien será los ojos, oidos y boca de tu organización en los social media.

5. ¿Quién irá a la cabeza en el desarrollo de una política de medios sociales? ¿Quién tiene que revisar y aprobar? El que se preocupará de que las cosas se hagan de la forma adecuada.

6. ¿Cómo vas a integrar la política de medios sociales con las políticas de recursos humanos? Necesitarás más gente, contratarm, externalizar,…

7. ¿Cuál es su presupuesto para marketing? ¿Y para los medios de comunicación social? Compatibilizarlos.

8. En caso de competir presupuestos con otros departamenteoos, ¿quién tendrá preferencia?

9. Vas a apoyar la entrada en los social media con otros medios de la organización: publicidad tradicional, mailings,…

10.¿Quiénes son sus mejores audiencias? Sabes tu objetivo de seguidores, ¿cómo son?

11. ¿Usa tu competencia los medios de comunicación social? Comience temprano y ver, escuchar y aprender sobre la forma en que están involucrados y cómo sus comunidades les están respondiendo.

12. ¿Sabe usted si su público superior y la competencia están usando?

13. ¿Has creado una lista de personas influyentes que puedas empelar para aumentar el impacto de entrada?

14. ¿Qué objetivos crees que reforzará más a tu organización y logrará un mejor aprovechamiento de los medios de comunicación social?

15. ¿Tienes algún servicio que pueda convertirse en un negocio social?

16. ¿Cuáles son los departamentos de alto nivel que brindará apoyo y la participación?

17. ¿Qué departamentos valorará la entrada en términos de eficiencia, el impacto en el balance final, los objetivos y metas?

18. ¿Qué inversión de gestión del cambio deberá asegurar que los empleados estén debidamente capacitados y en el juego?

19. ¿Quién irá a la cabeza en el desarrollo de contenidos?

20. ¿Quién irá a la cabeza en el compromiso de la comunidad?

21. ¿Tienes los activos de marketing y de marca listo para poner en práctica en las redes de medios sociales como Facebook, Twitter, LinkedIn, etc?

22. ¿Está tu equipo mortivado para ser social?

23. ¿Has mentalizado a tu equipo de la necesidad de la involucración?

24. ¿Cómo vas a lograr la aceptación y la participación de otros departamentos? ¿Les asignará un responsable de equipo de cada departamento? ¿Con qué frecuencia se reunirán? ¿Cómo va a fijar objetivos? ¿Cómo va a facilitar y obtener su entrada en la delantera?

25. ¿Quién va a hacer una comprobación de validez de lo que se está llevando a cabo y que se realiza de manera correcta?

26. ¿Cuál es tu plan B en caso de tu plan no funcione?

27. ¿Cómo se va a priorizar y en qué orden poner en práctica los medios de comunicación social en los departamentos internos?

28. ¿Qué impacto tendrán los medios de comunicación social tienen en las ventas? ¿Cómo se puede impulsar la eficiencia, generar más clientes potenciales?

29.¿Qué impacto tendrán los medios de comunicación social tienen el servicio al cliente? ¿Cómo se puede aumentar la intimidad con el cliente, la satisfacción del cliente?

30. ¿Qué cambios deben hacerse con los activos de marketing en apoyo de la social? Esto podría incluir el embalaje del producto, plantillas de correo electrónico, muestra de ferias, campañas, carteles, boletines de noticias.

31. ¿Son tus productos y servicios listos para ser sociales? ¿Qué cambios se necesitan?

32. ¿Cuáles son los indicadores clave que le ayudarán a medir el éxito?

33. ¿Sabes lo que tu público y el mercado está diciendo sobre ti? ¿Cómo vas a medir el impacto en la reputación de cara al futuro?

34. ¿Cómo va a gestionar proactivamente su reputación?

35. ¿Actualmente tienes las herramientas y paneles de control para vigilar y llevar a cabola escucha en los medios de comunicación social? ¿Quieres comprar estos instrumentos, utilizar las herramientas gratuitas o aprovechar una agencia que puede manejar eso y te de un informe semanal, quincenal, mensual?

36. ¿Qué importancia tiene la gestión de tu reputación en lo que respecta a otras prioridades? ¿Estás dispuesto a asignar un presupuesto para hacer esa finalidad?

37. ¿Estás listo para invertir en la gente en tus comunidades? No se trata sólo de vender y hablar de uno mismo. Este es un gran cambio para muchas organizaciones y más difícil de lo que inicialmente pensamos implementar y asignar recursos.

38.  ¿Tiene usted alguna información histórica y actual que puede ser utilizado por la agencia o consultor para ayudarle a tomar las mejores decisiones? Esto podría incluir encuestas, estudios de mercado primario, marketing por correo electrónico las métricas, Google Analytics, las mediciones de feria, los resultados del correo directo, análisis de campaña, etc

39. Y por último y más importante : ¿Quién va a tomar todas las decisiones anteriores?

Realmente, ¿usan los reclutadores las redes sociales? (#infografia estudio)

A tenor del presente estudio, la respuesta es que sí.

Y ya es un tema del que hemos hablado varias veces en este blog en referencia a la búsqueda de empleo y de como evolucionan los reclutadores (dígase departamento de RRHH o consultoras de selcción) en la/s forma/s de conseguir información de los potenciales candidatos.

Si que hay que tener en cuenta que el estudio se realiza sobre una muestra de procesos de selección en los EE.UU. pero eso no deja de ser un ejemplo de como se irán realizando en otros países occidentales, ya que siempre, en materia de management de RRHH, hemos ido cogiento ejemplos de este país.

No deja de ser impactante el hecho de que un 91% de los reclutadores afirma si mirar las redes sociales para los procesos de reclutamiento, y lo que más hay que tener en cuenta es el hecho de que un 47% de los que las utilizan son nada más recibir el curriculum o solicitud de empleo, con lo cual indica que son un primer filtro ahora mismo para descartar o no a candidatos para la primera entrevista. Read more

Cómo construir la reputación online

En un artículo escrito en mi blog este año titulado “¿Qué opinión te merece la reputación online?” decía que esta no deja de ser una casación entre lo que somos y hacemos y lo que se dice que somos y hacemos.

Lo que quiero abordar en el artículo de hoy es como construir una reputación online de forma adecuada porque debéis tener claro que no todo vale; nuestras actuaciones conllevan consecuencias tarde o temprano.

Antes de nada, habría que contestar a las siguientes preguntas: ¿Por qué queréis estar en la red? ¿Cómo queréis que os vean los demás? Y por último ¿Cómo os ven ya las personas que están en la red? Porque no olvidemos que todo lo que hagáis genera una opinión en los demás.

Para empezar, os recomiendo ser fieles a vuestro estilo, es decir, debéis ser vosotros mismos y no interpretar papeles o roles que no sois. De la misma forma, se debe asumir que caer bien o gustar a todo el mundo es imposible.

La red requiere conversación, interactuación y establecimiento de sinergias de diversa índole con otras personas. No podemos pretender hacer monólogos e ignorar las opiniones, dudas y críticas constructivas de otras personas con presencia en los diversos medios sociales disponibles en la red.

Igualmente, debemos identificar qué plataformas sociales existentes en la red son las más adecuadas para nuestros objetivos, intereses, para encontrar al tipo de personas al que queremos dirigirnos y con los que queremos conversar, etc.

El estar en la red no significa pretender recibir solamente, es decir, no podemos pretender ir en modo “Yo he venido a hablar de mi libro” y eso significa que todo lo demás no os interesa u os resulta indiferente. En la red debemos ofrecer, aportar y participar, sin pretender esperar nada a cambio a priori; después pueden llegar cosas insospechadas. Por supuesto, con esto no quiero decir que debáis ofrecer vuestros servicios o trabajos gratuitos porque en la red, como en el mundo real, existen personas sin escrúpulos que no valoran el trabajo de los demás. Una cosa es colaborar y participar con otras personas sin esperar recompensa alguna y otra muy distinta, “hacer el primo”.

De la misma forma, en nuestra presencia en la red debemos dejar claro quiénes somos, qué hacemos, qué aportamos, etc. para que las personas que nos visiten o que dialoguen con nosotros se hagan una idea clara de nuestro perfil. No podemos pretender saber cosas de los demás sin intercambiar información de nosotros mismos. Porque, como dice un amigo mío, si no quieres que te pregunten, el primero que no debe preguntar eres tú.

Debemos saber dialogar en la red con personas de todo tipo y eso requiere asumir que, en muchas ocasiones, escucharemos cosas que no nos gustan porque contradigan nuestra postura. No se puede pretender tener siempre la razón o que todos los demás piensen lo mismo que nosotros porque la libertad significa diversidad de criterio y de acciones. Así que la soberbia se debe dejar en casa porque si no, debéis asumir lo que os puede acarrear. Por supuesto, la diversidad no significa que debamos tolerar faltas de respeto e insultos hacia nuestra persona porque ante este tipo de actitudes, la mejor compañera de viajes es la ignorancia más absoluta. El entrar en su juego es ponernos a su altura que es lo que quieren esas personas y esto nos hace perder la razón y el respeto. 

Debemos responder a las personas que nos pregunten cosas y dudas aunque sea tarde. La red supone dialogo con otras personas. Si pretendemos hacer monólogos la red no es nuestro lugar porque llegará un momento que con toda razón se nos ignore. Por supuesto, cada uno debe comportarse en la red como quiera siempre que aporte cosas y respete a los demás. No podemos pretender que todas las personas se comporten de la misma forma porque cada uno somos de una forma aunque siempre existen unos mínimos que todos debemos cumplir.

La reputación conlleva esfuerzo y trabajo, es decir, debemos ser consistentes y seguir con nuestro trabajo porque todo lleva un proceso continuo en el tiempo, es decir, las cosas no ocurren de un día para otro.

Igualmente, debemos preocuparnos, dialogar y dedicar nuestro tiempo en la red a las personas que nos siguen, que participan en las conversaciones que generamos y que están ahí para lo bueno y lo malo. Si no les dedicamos tiempo nos quedaremos solos. El tiempo de los demás es igual de importante que el nuestro, independientemente de quien sea la otra persona.

Constantemente debemos ponernos en el lugar de los demás porque así conseguiremos llegar a gente que, a priori, puede parecernos extraña. A veces, las personas más interesantes pueden ser las que nos lleven la contraria, generando interesantes debates e intercambios de opiniones que pueden aportarnos mucho a las dos partes.

Por ir finalizando yo os recomiendo que os marquéis plazos de tiempo para ir haciendo autocrítica de vuestra presencia en la red, de la opinión que creéis que los demás tienen de vosotros y de todo en general porque esto os dará alternativas de qué cosas debéis cambiar para dar un giro al rumbo que lleváis en el mundo en la red. Al fin y al cabo, todos sabemos lo que está bien y lo que está mal, la cuestión es hacerlo o no.

¿Cómo estáis construyendo vuestra reputación online?

 

 

Autor: Juan Martinez de Salinas