Unos ejemplos de diferencias de opiniones y tolerancia

Hace unos dias publique un post sobre la tolerancia. He visto recientemente estas anecdotas o historia sy creo que seria bueno que os las dejases, como representacion de que la pluralidad de opiniones y la tolerancia de las mismas implica el hecho de que todas ellas deben de ser respetadas, porque una misma realidad puede poseer diferentes verdades.

La realidad es percibida de distinta manera por diferentes observadores en función de su perspectiva, pero incluso siendo esta la misma, las conclusiones pueden ser distintas, porque además de la perspectivas nuestras opiniones están influidas por el aprendizaje, las creencias y nuestra exeriencia en la vida. Valores y creencias tienen un peso muy grande y ante una misma situación, diferentes personas pueden hacer muy distintas valoraciones.

Observar la siguiente historia, ejemplo de diversas perspectivas de una misma realidad :

“Una mujer joven y guapa, Alíce, cuyo marido no le dedica mucho tiempo, pues viaja bastante, tiene un amante. Una noche ella la pasa con su amante y cuando al amanecer vuelve a casa, tiene que pasar un puente donde encuentra un loco en actitud amenazante. Retrocede y va a ver a un barquero para que le cruce el río, pero este le pide dinero por adelantado; al carecer de él va a ver de nuevo al amante, le explica lo que ocurre y le pide el dinero para pagar al barquero, pero el amante se lo niega sin dar explicaciones. Va a ver a un amigo, que ha estado enamorado platónicamente de ella, y le cuenta todo sobre su marido, el amante el barquero y el loco, pero su amigo también le niega el dinero, a pesar de que ella le cuenta que se ha portado mal con él. Sin saber ya qué hacer, retrocede sobre sus pasos y decide afrontar el peligro. Pasa el puente y el loco la mata”.

Ahora, de todos los personajes que intervienen en la historia, trata de establecer un orden de culpabilidad, dándole el número 1 al más responsable y el 6 al menos responsable.

Independientemente de la valoración que hagas de la historia, otra persona puede tener, y de hecho tendrá, una valoración diferente a la tuya, por lo que dará a los responsables un orden distinto al que tú acabas de dar, proporcionándote, además de forma convencida, sus argumentos de por qué lo entiende así.

Haz una prueba con un grupo de amigos, cuéntales la historia de Alice y verás cómo las opiniones varían, aportando cada uno “sus razones” de quién es el más y el menos culpable del desenlace.

En esta segunda historia veremos un ejemplo claro de la diversidad de opiniones de un mismo problema y un comportamiento como funciona la tolerancia:

Dos hombres mantenían una disputa. Para zanjarla, acudieron al rabino Samuel. El más extrovertido expuso sus argumentos. Era muy elocuente y persuasivo en sus razonamientos. Cuando terminó, el rabino inclinó su cabeza repetidas veces en señal de aprobación y dijo: “Correcto, correcto. ”
Al oír esto, el otro hombre, que hasta entonces había permanecido callado se levantó de un salto y expuso sus argumentos con mucha fluidez y convicción. Escuchada su disertación, el rabino volvió a asentir con la cabeza diciendo: “Correcto, correcto.
La mujer del rabino, que había presenciado la escena en silencio, se dirigió de forma airada a su marido diciéndole:
“Samuel,¡ambos no pueden tener razón!” El rabino, mirando resignadamente a su mujer, volvió a múrmurar: “Correcto, correcto. “

Concluyendo:
-Todos somos únicos e irrepetibles.
-Nuestra razón es tan válida como la de cualquiera (y viceversa).
-Las personas al ser diferentes tienen distintos valores, actitudes y creencias.
-Las opiniones ajenas son siempre respetables aunque no las compartamos.
-La percepción de la realidad es distinta de unos a otros, porque los valores también lo son.
-Un partido de fútbol se percibe de forma diferente por los jugadores, el árbitro y el público. Pero, al fin y al cabo, el partido es el mismo.

Tolerancia, hace que las relaciones humanas sean fluidas y apacibles. Pero como toda regla tiene excepciones, en ciertos momentos la tolerancia nos puede llevar a la intolerancia; del filósofo de la ciencia Kart Popper es la siguiente frase: “En nombre de la tolerancia, debe reivindicarse el derecho a no tolerar la intolerancia.” Mucha razón tiene Popper con su paradoja, porque la tolerancia ilimitada nos lleva fatalmente a la desaparición de la propia tolerancia.

5 comments

  1. valentina dice:

    bueno segun lo que eleido la tolerancia es el secreto del amor algunos ejemplos de tolerancias es amor el secreto la capacidad de respetar la realidad. devaloracion

  2. Susanna dice:

    Me parece interesante este post, pero siempre me pregunto cuando leo sobre éste tema: Debo tolerar -por que eso significaria respetar los distintos valores, puntos de vista sobre las cosas, tradiciones culturales y demás actitudes y creencias- todo? Debo tolerar cosas como que a la mujer no se la respete en la mayor parte del mundo islámico u oriental? Debo tolerar la ablación en África porque es una práctica cultural?
    Siempre llego a la misma respuesta, NO, por ahí no paso.

    Acabo de descubrir tu blog y me encanta. Felicidades.

    • Muy buenas Susana y bienvenida y muchas gracias por tus palabras.

      Y ves que aquí solemos ver cosas del ‘día a día’ que ya son complejas de por sí, como pare meternos a temas más profundos 🙂

      Y este es un tema dél día a día y muy complejo, porque tolerar etimológicamente es respetar las creencias (culturales incluso) de otra persona, aunque nos parezca salvaje esa cultura. Si vamos al diccionario los ejemplos que pones serán tolerados pero no respetados. Pero dando una vuelta de terca al asunto, el tolerar digo yo que será si no se atenta contra los derechos de las personas, ya que en ese caso, aunque sea cultural, existe un perdida de derechos de un ser humano, y eso es intolerable, y me da igual que me tache de ser intolerante. Primero las personas y luego las culturas :-9

      Un abrazo y bienvenida 🙂

  3. […] el ámbito político, se han originado muchas diferencias de opiniones entre bandos que apoyan un partido político y otros que lo adversan, de allí que siempre se […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *