Cuando llega el antes y el después, ¿qué hacer?

Todos, y probablemente en más de una ocasión, hemos sufrido un acontecimiento que nos ha marcado, de aquellos de los que se dice ‘que hay un antes o un después’ una vez que acontecen.

Pueden ser para bien o para mal, aunque por desgracia, como la vida es dura, siempre se suelen recordar con más intensidad los que han marcado la existencia de una forma negativa.

Y es que los cambios cuando vienen, no por esperados, dejan de ser cambios. Y ya no digamos si estos vienen sin ser en ningún momento esperados. Si las cosas se ven venir en cierto modo, la sorpresa es menor que si los acontecimientos se desencadenan a una velocidad vertiginosa.

¿Qué hacer para que la transición en estos casos no sea traumática?

Difícil respuesta dado que cada persona es un mundo e iguales situaciones nunca van a tener respuestas iguales. No soy quien para dar consejos, ni mucho menos, pero si para intentar mermar en la medida de lo posible las más que probables tensiones, problemas o preocupaciones. Continuar leyendo «Cuando llega el antes y el después, ¿qué hacer?»