5 Razones por las que nos resistimos al cambio

‘Año nuevo, vida nueva’, es lo que reza el dicho. Para quien está en mala situación en el deposita esperanzas. Pero para quien está en buena situación lo de ‘que me quede como estoy’ es lo que prima.

Unos son más propensos al cambio porque puede suponer oportunidades de mejora, pero otros son menos dispuestos a estos ya que representan más obstáculos que oportunidades en si mismas.

Y es que todos tenemos una posición determinada que hace que nos enfrentemos a los cambios de formas diversas, con actitudes muy diferentes según sea nuestra posición inicial.

Lo cierto es que la actitud es fundamental, ya que hay quien se crece frente a los cambios viendo enormes oportunidades y se lanza y arriesga y quien se escuda en posibles problemas para resistirse a los mismos.

El primero se inspira en la frescura de lo novedoso para abrazar nuevas experiencias. El segundo busca la estabilidad, introduzca las nuevas situaciones con cuidado y coloque obstáculos antes de que la más mínima mención de algo diferente.

¿Hay solo estas dos tipologías de actitudes ante los cambios? Yo creo que sí, ya que hay quien no teme a los cambios pero no quiere correr ningún riesgo.

Continuar leyendo «5 Razones por las que nos resistimos al cambio»