¿Qué sucede cuando no aprendes de tus errores en las redes sociales?

Si ya es dificil corregir los errores que uno comete en el mundo 1.0, imaginémonos lo complicado que puede ser el corregirlos en el 2.0 donde la falta de contacto físico limita la capacidad de explicación.

Por eso aprender de los errores que cometemos en las redes sociales se antoja vital para poder mantener una estrategia en social media.

Y es que en los negocios tanto 1.0 como 2.0, tarde o temprano, todos cometemos errores.

Cómo muchos de ellos influyen de forma importante en el largo plazo, depende de nuestra habilidad para aprender de ellos. Es más, estamos ante los medios de comunicación social en los cuales todos estamos parendiendo día a día, con lo cual no hay pautas aún definidas y nosotros somos quienes podmeos impornerlas aún.

Desconecta 2.0

En el post de hoy comentaré algunas ideas, sugerencias para no estar localizable y poder desintoxicarnos del exceso de información. Es muy bueno, y recomendable tener nuestros momentos de respiro, bien sea porque tenemos que abordar una tarea que requiere máxima concentración, o por  hacer un parentesis en nuestra actividad para retomar fuerzas. Algunos trucos que podeís utilizar: Móvil: Olvídate el móvil en casa

Las cosas pasan, ¿y qué?

¿Eres de los que piensan que si una puerta se cierra, otras se abrirán, con las que aprenderás a poner a prueba tus propias capacidades?.

O por lo contrario, ¿eres de los que piensan que el tren pasa sólo una vez y si no tes subes no vuelve a pasar?.

Es muy fácil de contestar, no dudes, ¿crees que siempre hay otra oportunidad o crees que éstas son contadas y no se pueden dejar escapar?

Si eres de los que consideran que la respuesta primera es la adecuada, probablemnte en esta vida se te cerrarán muchas puertas pero serás capaz de abrir otras muchas. De hecho tu alegría de la vida será abrir cuantas más puertas mejor. Lo que hay detrás de ellas ya es otro cantar.

Si eres de los que creen que la segunda es la respuesta adecuada, muy probablemente pierdas el tiempo de tu vida lamentándote por las puertas que se te han ido cerrando a lo largo del camino, lo que pudieron haber significado y a dónde te habrían conducido.

Es cierto que todos debemos de aprender de nuestros errores y que si una de esas puertas se nos cerró sin nosotros quererlo, debemos de aprender de ello, pero no debemos de estar en ningún momento perdiendo el tiempo lamentándonos por ello, porque lo único que conseguiremos es perdernos algo que nos espera, el cual muy probablemente valga la pena el que lo descubramos.
aprender de nuestros errores, prender, capacidades propias,psicología positiva,