Siempre hemos sido un país mediocre dirigido por mediocres

Hace 10 años en España un arquitecto, ingeniero o aparejador ganaba poco más de 1.000 euros. El encofrador, el yesista, albañil o pintor (sin formación en muchos casos) no baja de 3.000 euros al mes. Hoy, 10 años después, un arquitecto, ingeniero o aparejador no puede ganar ni 1.000 euros y con suerte ‘rasca’ los 600, pero lo normal es que esté condenado a emigrar.

La mediocridad en la creación de la marca online

He repetido hasta la saciedad que crear la marca personal , tanto para personas físicas como para empresas, debe de ser algo pensado de antemano, coherente y que se debe de ir consiguiendo paso a paso. Muchos piensan que las redes sociales son la puerta que les faltaba o que les puede ayudar a conseguir su ‘personal branding’ y que pueden llegar a ser conocidas internacionalmente, cuando realmente si se fijan, a lo largo de toda su vida no han hecho nada por crear o cuidar su marca personal en el mundo real. Es como si considerasen que todo debe ahora será un estilo ‘borrón y cuenta nueva’, que las redes sociales lo cambian todo

Máster en Dirección de Personas en Organizaciones

Hoy, pese a que muchas veces soy crítico con la formación que ofertan algunas entidades, escuelas de negocios o universidades, os comento esta porque incluye dos de las cosas que considero capital en estos momentos en los que la buena formación sí que puede ser un elemento capital a la hora de conseguir un trabajo, como son la internalización y la tutela de un coach a disposición del alumno dentro de un programa encaminado a la Dirección de Personas en Organizaciones . Este Máster es impartido por la Universidad de Navarra, en concreto por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de esta Universidad y me ha resultado atractivo por tocar puntos que sí que considero relevantes en la búsqueda de empleo en estos momentos como son el de la ‘dirección de negocios’ actividad y gestión de personas, el de la ‘gestión de la innovación’ como elemento diferenciador y generador de marca a implantar en el mercado y el de la importancia de la ‘internacionalización’ ya que por ejemplo este máster prevé una estancia de una semana en Londres para ahondar en la gestión de la innovación en contextos internacionales

Cuando la formación no es suficiente

Si hablamos en términos empresariales y decimos que cuando alguien termina su formación es un ‘output’ del sistema educativo y un ‘input’ para el mercado laboral, la cosa puede parecer algo liosa aunque realmente no lo sea. Toda formación reglada tiene un ‘perfil curricular’ que indica cual es la salida profesional que tendrá la persona que la realice en el momento de finalizarla.