Tag Archive for emprendedores

La cifras de la caída de autónomos desde el 2007 hasta hoy, ¿no querían emprendedores?

Más que interesante me parece esta infografía que refleja la caída en la cifra de autónomos registrados desde el 2007 hasta hoy. ¿Cómo era aquello? Ahh si, ya me acuerdo, ‘España necesita emprendedores‘.

Os invito a que miréis con detalle la información que está en ella y que observéis al final lo que deben de pagar mensualmente los autónomos en otros países además de como tributan por los ingresos que tengan en su actividad lo que, como digo siempre, es una de las cosas por las que aquí no abundan los emprendedores, porque les nacen dos tumores en la empresa el primer día que comienzan a trabajar que no producen nada: Hacienda y Seg.Social.

Aquí resaltan la caída del año 2011, donde solo nos supera Portugal, recuerdo país intervenido y rescatado.

A mi modo de ver somos el país menos motivante en cuanto a impuestos y régimen de la seguridad social para que salgan emprendedores, pero esa e una opinión propia. Read more

La creatividad, algo más necesario cada día

La creatividad, denominada también ingenio, inventiva, pensamiento original, imaginación constructiva, pensamiento divergente o pensamiento creativo, es la generación de nuevas ideas o conceptos, o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.

Yo añadiría algo más, la creatividad es algo que nos hace únicos, es un elemento diferenciador y que muchas veces puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Y visto como está el mundo hoy, cada día que pasa más me doy cuenta de que la única forma de sobrevivir en este mundo es ‘ser creativo’.

Y es que además de unir creatividad a inventiva, considero que lo que que distingue a una persona creativa de la que no lo es, es la voluntad de modificar o transformar el mundo.

Hoy por hoy es lo que necesitamos, ‘cambiadores del mundo’. Por desgracia el mercado laboral da opción a escoger entre ‘más de lo mismo’ con lo cual sólo tenemos una forma de hacernos ver, de destacar, de diferenciarnos del entorno y es el ser creativos. Read more

10 Citas para potenciar la cultura emprendedora

cultura emprendedoraVisto como se está poniendo el mercado laboral, la alternativa de hacerse emprendedor es algo que se debe de considerar pese al hecho de que este país no está preparado para potenciar la cultura emprendedora por desgracia.

Ser emprendedor es algo más que abrir un negocio, una tienda,…, es una forma de ser (actitud) y de actuar de las personas.

Los emprendedores poseen una características personales diferenciadoras del resto de las personas. Tenacidad, constancia, sacrificio, visión abstracta del entorno,…, muchas de ellas son innatas en el propio individuo.

Con esto no digo que quien carezca de estos rasgos no pueda llegar a ser un buen emprendedor, pero yo me inclino más a que ha conseguido ser un buen ‘empresario’ que emprendedor.

Algo hay en la cultura emprendedora que la consigue hacer diferenciadora del comportamiento de otros personas en términos del mercado laboral.

Pensamientos, formas de actuar, frases, citas,…

Por eso me he animado a dejaros aquí citas motivadoras para cualquier emprendedor de su propio negocio. Read more

Errores a la hora de poner en marcha un negocio

exitoMuchas personas se preguntan si las épocas de crisis son buen momento para emprender. Personalmente, soy de la opinión de que no son ni mejores ni peores que otras, sino que depende de muchos factores.

Cada emprendedor tiene su proceso de aprendizaje y el hecho de que a la primera intentona se falle no quiere decir, ni mucho menos, que las ideas de emprendimiento de una persona no sean válidas. El problema es que en España, las segundas oportunidades en el mundo de los negocios son escasas porque todas las puertas se le cierran al que fracasó, ya que le recuerdan constantemente su traspié, independientemente de que el emprendedor aprendiese la lección y tuviese en cuenta cuales fueron los puntos que le hicieron morder la tierra. El mundo en el que vivimos es un tanto hipócrita. Suele ocurrir que a la mínima dificultad, vea como se cierran puertas de aquellos que hace cuatro días le aplaudían y brindaban ayuda por sus éxitos.

Por ello, un emprendedor, antes que nada, debe tener claro quién es y de dónde procede para no perder su identidad ni su norte. Lo primero que un emprendedor debe hacer es dar forma a la idea que lleva en mente, puliendo y sacando brillo a todas las partes. Ello requiere desmontar la idea en piezas muy pequeñas para ver cuál es la mejor forma de ordenarlas, planificarlas, coordinarlas y casarlas. Para tener éxito no se requiere inventar algo nuevo sino que se puede dar vueltas a un producto o sector ya vigente, analizando qué falta, si satisface todas las necesidades su público objetivo y, en caso de no hacerlo, cómo podemos aportar algo para conseguirlo. Hay veces que se deben combinar ideas o procesos que a priori no tienen relación aparente.

No debemos segmentar al máximo el sector al que nos dirigimos porque cuanto más reducido es el público al que nos dirigimos más peligro tenemos de quedarnos estancados por no haber pensado con mentalidad global. Por ello, es bueno especializarse en varias líneas que sean atractivas para el colectivo al que nos dirigimos.

Se debe plasmar todo por escrito, asegurándose de la normativa vigente, forma jurídica necesaria, reparto de ganancias, responsabilidades… Aunque la llave del éxito está en mantener una comunicación fluida y constante entre todos los emprendedores involucrados en el proyecto. Sin confianza mutua no se llega lejos, independientemente de lo bueno que pueda ser el proyecto.

Se debe tener claro que nunca podemos pretender poner en marcha o que el proyecto sobreviva exclusivamente con las ayudas que podamos solicitar y nos correspondan porque desde que se piden hasta que se os den, pasarán muchos meses en los que la empresa ya debería estar en funcionamiento. Es decir, vamos a tener que invertir más dinero que el que se nos puedan facilitar en forma de ayudas o subvenciones.

La financiación debe solicitarse con cabeza, teniendo muy claro lo que tenemos y cuánto necesitamos para que funcione, presentando unas previsiones, cuota de mercado y números que se prevén obtener a corto, medio y largo plazo. Por ello, se debe hacer un estudio minucioso del sector, de la competencia y del público objetivo en el que nos pretendemos mover. Para poder ofrecer algo distinto debemos saber lo que hacen y ofrecen los demás y lo que no. Debemos tener clara la clave de partida de nuestro negocio. No podemos centrarnos solo en el producto o servicio que vamos a ofrecer y olvidarnos del resto de las variables porque no debemos olvidar que todas tienen su importancia.

Otra clave es tener contactos con los proveedores, distribuidores, intermediaros y empresarios del sector porque, de esa forma, nos da un conocimiento añadido que nos da la ventaja de saber cómo movernos en ese tipo de negocio.

A la hora de poner en marcha un negocio no podemos estar solos porque necesitamos la colaboración y ayuda de un grupo de personas de confianza que nos ayuden a ver con globalidad. Pero tampoco es positivo pedir consejo a todo el mundo porque eso hará que nos hagan perder visión y abrir demasiados frentes que nos dispersarán. Los primeros que debemos creer en la viabilidad de nuestro negocio somos nosotros mismos y el pedir consejo no significa que nos den la razón sino que nos hagan ver otras formas de platear demasiadas cosas en las que podemos estar equivocados.

Debemos dosificar los recursos y el capital. El que nos pueda ir bien inicialmente por un buen marketing y planes comerciales no debe hacernos bajar la guardia porque no hacemos nada con sobresalir si luego no sabemos mantenernos ni seguir avanzando.

El plan de negocio sobre papel está muy claro y luego puede ser que a la hora de la verdad surjan cosas inesperadas por lo que siempre debemos de pensar, antes de comenzar, qué podemos hacer si alguna de las variables previstas no sale como esperábamos.

Las personas con inquietud emprendedora deben tener una capacidad visionaria para saber qué sectores de los que comienzan a emerger tienen mayor futuro y cómo conseguir despegar de forma adecuada.

Me gustaría preguntaros un par de cosas ¿Qué errores cometisteis a la hora de poner en marcha un negocio? Y ¿Cómo los solucionasteis?

Personalmente pienso que el principal problema de muchos emprendedores es la financiación y se deberían dar más facilidades a las personas con ideas de negocio asumiendo el riesgo que conlleva. Es más, los fracasos deberían ser vistos como parte del aprendizaje como pasa en otros países y no ser el aliciente para comenzar a cavar la tumba de ese emprendedor, que es lo que suele ocurrir en España.

¿Cuántas personas conoces que tras fracasar en la primera intentona de poner un negocio lo han superado y  han puesto otro?

Lo importante no es caerse sino saberse levantar con más fuerza y perspectiva.

Autor: Juan Martinez de Salinas

En ocasiones ….. ¡¡veo emprendedores!!

Según los últimos datos publicados, un 38% de los alumnos universitarios que empiezan estudios quieren trabajar en una multinacional, entendamos, gran empresa. Un 27% quieren ser funcionarios. Un 28% quieren montar su propio negocio y un 7% trabajarían en una ONG.

Lo más triste aún es que sólo un 11,3% de los ya funcionarios está realmente interesado en ascender laboralmente, lo que da que poco más de 4  de 100 son los estudiantes futuros universitarios quieren prosperar en el funcionariado.

Se sacan una conclusiones muy simpáticas de todo esto:

  1. Casi un 40% de los estudiantes sigue confiando en el sector privado, pero centrado en grandes empresa, con lo cual el tejido empresarial que tenemos, básicamente de pymes y microempresas, no es que les resulte muy atractivo.
  2. Casi un tercio de los estudiantes quiere ser funcionario (27%), cosa que en los tiempos que corren es muy respetable. Lo pero es lo segundo, que solo 4 de cada 100 (11,3% del 38%) piensa hacer carrera en el funcionariado, lo que denota una ‘nulas expectativas profesionales’.
  3. Un agradable 7% dedicarían su trabajo a los demás (ONG)
  4. En el meollo de la cuestión, a un 28% les gustaria ser emprendedores, que de gustar a serlo va aun largo trecho. Read more