Tag Archive for errores

Errores al planificar tu estrategia de contenidos en tu blog

Muchas veces hemos hablado de las estrategias en los social media y más concretamente incluso en la estrategia de contenidos como forma de captación de audiencia y de dar valor a nuestra aportación a la comunidad.

Planificar, desarrollar, ejecutar y gestionar los contenidos que queremos que aparezcan en nuestra web o blog, son las fases que deberemos de tener en cuenta. Mayor audiencia, mejor ubicación en buscadores para diferentes palabras de búsqueda. Todo ello gracias a un buen contenido y a un buen uso de las redes sociales para propagarlo.

Pero no todas la empresas comprenden este esquema y cometen diferentes errores que dan al traste con imagen en los medios de comunicación social.

Veamos unos errores comunes que realizan diferentes empresas:

√Seleccionar de forma errónea su audiencia:

Antes de la crear el contenido, es necesario determinar nuestro público objetivo. Crear el contenido teniendo en mente a quien va dirigido, ayudará a su movimiento por las redes sociales y los motores de búsqueda. Además, ayudará a que la gente enlace nuestro sitio (enlaces externos) y generar valor a nuestro site. Muchas empresas empiezan a meter contenidos sin saber muy bien a quien dirigirse y ahí comienza el error de la estrategia. Saber a quien se dirige lo que tu compartes es vital.

√Confiar solamente en el contenido:

Muchas empresas aportan lo mejor de si misma a la Red. Pero pude no ser suficiente. Y es que una estrategia excelente en contenido necesita ser movida por la Red. El contenido por si solo da valor, pero es necesaria la viralidad de las diferentes redes sociales para dar a conocer nuestra aportación. Muchas empresa creen que con publicar ya está y nada más lejos de la realidad. Alta el moverla en los social media.

√Contenido con valor:

Un contenido de baja calidad puede hacer que tus clientes potenciales ignoren tu aportación y que se vayana a tus competidores. Asegúrate de que tu contenido sea comprensible y legible. Muchas empresas se limitan a aportar contenidos como un anuncio o una copia de cualquier tipo de publicidad tradicional. Esto no va de eso, lo que hay es que convencer a los clientes de que tu aportación es la correcta que necesitan.

√Contenido para otras redes o plataformas:

No pongas tu mejor contenido en los sitios de terceros que ganan dinero a través del contenido de los demás. Es decir, construye el contenido en tu web o blog y de ahí muévelo a las diferentes redes. Siempre será mejor crear contenido en su site y luego moverlo en Facebook por ejemplo que crearlo directamente en esta red social.

Lo que debes es invertir esfuerzos y tiempo en tu sitio y luego producir contenidos para Facebook, LinkedIn, Twitter, Google +,…, o bien mover lo que hayas puesto en tu blog.

√Tratar a sus clientes como los lectores de un libro:

Muchas empresas se limitan a aportar texto en sus contenidos y eso es un error. Muchas son las herramientas que permiten incluir en nuestro contenido fotos o videos por ejemplo. Úsalas ya que será una excelente forma de atraer la atención del público y conseguir interés por tu aportación a los social media.

Los 7 pecados capitales en Twitter

No es que sea muy creyente en nada en especial y mucho menos practicante, pero hoy me ha gustado darle a este post este título, aparte de porque suena bien e ‘impacta’, porque aunque lo que se dice sobre los pecados capitales que se pueden cometer en Twitter sea verdad, no es menos verdad que los humanos somos personas pecadoras, con lo cual merecemos cometer alguno de estos pecadillos en Twitter de vez en cuando, porque sino ¡¡que sosa sería la vida!!

Claro está, pecar de forma continuada es síntoma de querer suicidarse dospuntoceristamente hablando.

Además, si somos pecadores, mereceremos el perdón ya que en eso se basan todas las religiones y creencias al fin y al cabo. Nadie es perfecto y, por lo tanto, ‘quien esté libre de pecado en Twitter, que tire el primer RT’.

Más que para una cuenta personal de Twitter, este post está dedicado a las cuentas de las empresas y organizaciones si lo que que quieren es evitar un suicidio en su estrategia en los medios de comunicación social y en concreto en este caso en Twitter. Read more

¿Qué sucede cuando no aprendes de tus errores en las redes sociales?

Si ya es dificil corregir los errores que uno comete en el mundo 1.0, imaginémonos lo complicado que puede ser el corregirlos en el 2.0 donde la falta de contacto físico limita la capacidad de explicación.

Por eso aprender de los errores que cometemos en las redes sociales se antoja vital para poder mantener una estrategia en social media.

Y es que en los negocios tanto 1.0 como 2.0, tarde o temprano, todos cometemos errores.

Cómo muchos de ellos influyen de forma importante en el largo plazo, depende de nuestra habilidad para aprender de ellos. Es más, estamos ante los medios de comunicación social en los cuales todos estamos parendiendo día a día, con lo cual no hay pautas aún definidas y nosotros somos quienes podemos impornerlas aún.

No aprender de nuestros errores en redes sociales es quizás más peligroso que no aprender de los mismo en el 1.0, tanto por la mala reputación online que se nos puede producir como por la velocidad en la propagación de la misma.

Ya hemos visto errores en el mundo 2.0 y nos han permitido ya el ver cuales son las mejores posturas ante los mismos y que derivan en determiandas actuaciones:

¿Cómo lidiar con los errores en los medios de comunicación social?

  1. Responder rápidamente y pedir disculpas en voz alta. Google ha cometido un error enorme cuando se puso en marcha en Buzz, rompiendo sus reglas de privacidad. Se disculpó de forma rápida y muy pública, revertir los cambios que había hecho y aceptado voluntariamente al escrutinio de supervisión de cinco años.
  2. Coloque el usuario final primera. No importa cuán grande sea la funcionalidad, contenido o el diseño que quieres introducir si no lo haces pensando en el usuario final o cliente. Necesidades de los usuarios siempre presentes y no las necesiadades de tu empresa. En 2008 Microsoft lanzó de nuevo un costoso rediseño de su interfaz de Hotmail y los usuarios se quejaron por su apariencia y dificultad de uso.
  3. Recuerda que es una cultura de servicio. La web es el mayor mercado de servicios hay y todos luchan por la captación de los clientes. Si te comportas como un déspota malamente podrás fidelizar a tus seguidores/clientes.
  4. Recuerda que es un medio público. La web no es un canal de comunicación privados. Todo lo que haces o dices está a la vista de cualquier persona a nivel mundial.
  5. Que tus fracasos se recuerdan más. Facebook jugó un papel decisivo como canal de comunicación en las pasadas revueltas en Egipto. Sin embargo, se recuerda más vivamente por dirigir un único desarrollador o por montar una campaña de difamación contra Goolgle y su privacidad.
  6. Participación con autoridad moral. En los asuntos reputación web y la forma en que se comportan los usuarios en la Red, uno siempre debe de predicar con el ejemplo, no psdri que se actúe de una manera y el actuar de otra. La fuerza moral de que haces lo que predicas es muy importante en las redes sociales.

La web es enorme, pero a la vez puede ser muy personal y directa y no nos podemos ocultar en ella. Si quieres que tu marketing en medios sociales tenga éxito no es necesario que nunca cometas errores, pero si que tienes que ser capaz de aprender de ellos y mejorar.

¿Por qué fallan muchas empresas en la social media?

¿Por qué es que muchos negocios, o sea empresas, no consiguen llegar al éxito esperado en la social media? Todos estamos de acuerdo que el marketing en medios sociales es muy importante. Sin embargo, muchos negocios o empresas no han conseguido tener éxito y usar los medios de comunicación social de forma efectiva, aunque han realizado muchos estudios de marketing al respecto.

Y yo creo que uno de los factores clave que está causando que la mayoría de las empresas fallen en la social media se pueden encontrar en un simple problema de planteamiento inicial. Este problema creo que es que las empresas no están por elegir a una persona o personas para ser el/los líder/es de su tribu (social) y no utilizan sus plataformas de social media a nivel personal.

La gente no va a interactuar con un logotipo y ya no digamos con una respuesta automática (boot). Cierto es que la social media no es una ciencia exacta y puede parecer bastante simple, pero hay un gran número de empresas por ahí que hacen esto.

Si tu negocio no puede ser real, verdadero acto de interactuación, y lo que es más improtante, parecer de verdad, vas a fallar en la social media antes de empezar.

A las empresas que se quieren meter en la social media les haría falta preguntarse:

  1. ¿Quién es la persona detrás de la cortina? ¿Quién es el jefe de su tribu social? Este puede ser el dueño del negocio, el CFO, un empleado clave, o un equipo de personas. Lo importante es que la gente detráss de su tribu social sabe quién es. Sin esto, su negocio no se desarrollen verdaderas relaciones y confianza con sus fans.
  2. ¿Cuál es tu de Twitter? @ Negosios123 , no es muy personal. Su nombre comercial y otra información importante debe estar en su biografía, pero su nombre debe estar en su manejo diario y en la interactuación con sus seguidores. Además, no te olvides de tener una foto de quien interactúa y no su logotipo para tu foto de perfil. La gente quiere hablar con la gente no con @ Negocios123 el logotipo.
  3. Obtenga su página en Facebook de derecho también! Es decir, la personalización da transparencia y tiene que ser visto en su página de fans en Facebook. Entiendo que tu página de fans en Facebook será el nombre de la empresa, pero ¿por qué no personalizar un perfil de foto y tienen tanto el logotipo y un representante clave o un líder comunitario en ella? Además, si hay más de un responsable de la página de fans tal vez la firma después de cada mensaje con su nombre para que la gente sepa que es en realidad la participación, el intercambio, o de responder.

¿Te parece que este es un problema común entre las empresas de medios de comunicación social?

Errores a la hora de poner en marcha un negocio

exitoMuchas personas se preguntan si las épocas de crisis son buen momento para emprender. Personalmente, soy de la opinión de que no son ni mejores ni peores que otras, sino que depende de muchos factores.

Cada emprendedor tiene su proceso de aprendizaje y el hecho de que a la primera intentona se falle no quiere decir, ni mucho menos, que las ideas de emprendimiento de una persona no sean válidas. El problema es que en España, las segundas oportunidades en el mundo de los negocios son escasas porque todas las puertas se le cierran al que fracasó, ya que le recuerdan constantemente su traspié, independientemente de que el emprendedor aprendiese la lección y tuviese en cuenta cuales fueron los puntos que le hicieron morder la tierra. El mundo en el que vivimos es un tanto hipócrita. Suele ocurrir que a la mínima dificultad, vea como se cierran puertas de aquellos que hace cuatro días le aplaudían y brindaban ayuda por sus éxitos.

Por ello, un emprendedor, antes que nada, debe tener claro quién es y de dónde procede para no perder su identidad ni su norte. Lo primero que un emprendedor debe hacer es dar forma a la idea que lleva en mente, puliendo y sacando brillo a todas las partes. Ello requiere desmontar la idea en piezas muy pequeñas para ver cuál es la mejor forma de ordenarlas, planificarlas, coordinarlas y casarlas. Para tener éxito no se requiere inventar algo nuevo sino que se puede dar vueltas a un producto o sector ya vigente, analizando qué falta, si satisface todas las necesidades su público objetivo y, en caso de no hacerlo, cómo podemos aportar algo para conseguirlo. Hay veces que se deben combinar ideas o procesos que a priori no tienen relación aparente.

No debemos segmentar al máximo el sector al que nos dirigimos porque cuanto más reducido es el público al que nos dirigimos más peligro tenemos de quedarnos estancados por no haber pensado con mentalidad global. Por ello, es bueno especializarse en varias líneas que sean atractivas para el colectivo al que nos dirigimos.

Se debe plasmar todo por escrito, asegurándose de la normativa vigente, forma jurídica necesaria, reparto de ganancias, responsabilidades… Aunque la llave del éxito está en mantener una comunicación fluida y constante entre todos los emprendedores involucrados en el proyecto. Sin confianza mutua no se llega lejos, independientemente de lo bueno que pueda ser el proyecto.

Se debe tener claro que nunca podemos pretender poner en marcha o que el proyecto sobreviva exclusivamente con las ayudas que podamos solicitar y nos correspondan porque desde que se piden hasta que se os den, pasarán muchos meses en los que la empresa ya debería estar en funcionamiento. Es decir, vamos a tener que invertir más dinero que el que se nos puedan facilitar en forma de ayudas o subvenciones.

La financiación debe solicitarse con cabeza, teniendo muy claro lo que tenemos y cuánto necesitamos para que funcione, presentando unas previsiones, cuota de mercado y números que se prevén obtener a corto, medio y largo plazo. Por ello, se debe hacer un estudio minucioso del sector, de la competencia y del público objetivo en el que nos pretendemos mover. Para poder ofrecer algo distinto debemos saber lo que hacen y ofrecen los demás y lo que no. Debemos tener clara la clave de partida de nuestro negocio. No podemos centrarnos solo en el producto o servicio que vamos a ofrecer y olvidarnos del resto de las variables porque no debemos olvidar que todas tienen su importancia.

Otra clave es tener contactos con los proveedores, distribuidores, intermediaros y empresarios del sector porque, de esa forma, nos da un conocimiento añadido que nos da la ventaja de saber cómo movernos en ese tipo de negocio.

A la hora de poner en marcha un negocio no podemos estar solos porque necesitamos la colaboración y ayuda de un grupo de personas de confianza que nos ayuden a ver con globalidad. Pero tampoco es positivo pedir consejo a todo el mundo porque eso hará que nos hagan perder visión y abrir demasiados frentes que nos dispersarán. Los primeros que debemos creer en la viabilidad de nuestro negocio somos nosotros mismos y el pedir consejo no significa que nos den la razón sino que nos hagan ver otras formas de platear demasiadas cosas en las que podemos estar equivocados.

Debemos dosificar los recursos y el capital. El que nos pueda ir bien inicialmente por un buen marketing y planes comerciales no debe hacernos bajar la guardia porque no hacemos nada con sobresalir si luego no sabemos mantenernos ni seguir avanzando.

El plan de negocio sobre papel está muy claro y luego puede ser que a la hora de la verdad surjan cosas inesperadas por lo que siempre debemos de pensar, antes de comenzar, qué podemos hacer si alguna de las variables previstas no sale como esperábamos.

Las personas con inquietud emprendedora deben tener una capacidad visionaria para saber qué sectores de los que comienzan a emerger tienen mayor futuro y cómo conseguir despegar de forma adecuada.

Me gustaría preguntaros un par de cosas ¿Qué errores cometisteis a la hora de poner en marcha un negocio? Y ¿Cómo los solucionasteis?

Personalmente pienso que el principal problema de muchos emprendedores es la financiación y se deberían dar más facilidades a las personas con ideas de negocio asumiendo el riesgo que conlleva. Es más, los fracasos deberían ser vistos como parte del aprendizaje como pasa en otros países y no ser el aliciente para comenzar a cavar la tumba de ese emprendedor, que es lo que suele ocurrir en España.

¿Cuántas personas conoces que tras fracasar en la primera intentona de poner un negocio lo han superado y  han puesto otro?

Lo importante no es caerse sino saberse levantar con más fuerza y perspectiva.

Autor: Juan Martinez de Salinas