El Teaming : «Ayuda ayudándote»

Ayer me ha llegado una información acerca de una iniciativa que me ha parecido realmente novedosa, gratificante y a la vez muy útil para el trabajo dentro de las organizaciones y la generación del espíritu de equipo. Se trata del Teaming.

Muy relacionado con la Responsabilidad Social Corporativa de las organizaciones, el teaming no es una ONG, no es una fundación, ni tampoco es una empresa, es sencillamente como dice su creador Jil van Eyle, es una idea.

La idea que subyace en este nuevo concepto es la de que «grano a grano se hace granero».

Dentro de las organizaciones y de acuerdo entre sus miembros se propone un proyecto a ayudar, del tipo que se consideré y de la actividad que sea. Por ejemplo, cada miembro de la organización dona un euro de su nómina al proyecto, con lo que lo que es simbólico para cada uno de los miembros se convierte en una ayuda consistente al sumar la aportación de cada uno de los miembros que componen la organización.

La idea es ayudar a un proyecto, a la vez que te ayudas a ti mismo, y te preguntarás el por qué.

Pues muy sencillo. La participación de todos los miembros del equipo en la elección del proyecto a ayudar de un modo democrático, va a fomentar una serie de valores que las organizaciones valoran positivamente:

-Fluidez en la comuniciación (debate para ponerse de acuerdo en el proyecto a ayudar).

-Trabajo en equipo (un mismo proyecto).

-Motivación por ver los resultados de su ayuda.

-Involucración de los miembros en una actividad común.

……

Lo que está claro es que es una forma de generar un clima laboral mejor en la organización al sentirse todos los miembros del grupo unidos en un fin común a la vez que ayudas a alguien ajeno a la organización.

¡¡Ayudas ayudándote!!.

Sabido es que muchas organizaciones utilizan la Responsabilidad Social Corporativa como herramienta de ayuda a la sociedad, pero decirme la verdad, ¿si participaseis en una iniciativa de teaming a que os sentiríais más involucrados que si la organización aportase una donación cada año a una ONG o fundación?

Realmente ayudar a los demás es una actuación aconsejable, deseable y noble. Pero daros cuenta que con estas iniciativas, a la vez os estáis ayudando a vosotros mismos y a vuestro equipo, con lo que se generarán unas expectativas y unos intereses comunes, que llevarán aparejados un espíritu de equipo que puede que antes no existiese o se hubiera perdido.

Los que seáis líderes de grupos humanos, proponer la idea al equipo y mirar el resultado.

Os dejo un video explicativo de autor de la idea Jil van Eyle.

Video

¿Que he hecho mal para que un buen empleado se quiera ir?

Siempre dentro de las organizaciones corremos el riesgo que alguien que consideramos muy valido se nos quiera ir. Es una gran perdida; probablemente otras organizaciones se han fijado en su buen hacer. Salvo que las condiciones ofertadas sean inigualables o bien el trato que nosotros le hayamos dado a nuestro empleado haya sido inadecuado, intentaremos de retenerlo como sea. La idea es no tener que llegar a esta situacion, dado que el poder de negociacion de nuestro empleado sera superior al nuestro.

¿La pregunta seria: he hecho bien mi trabajo para conseguir retenerlo en la organizacion o en que he fallado?

Si el empleado esta comprometido con el proyecto de mi organizacion, salvo mejora sustancial que le oferten, no tendria motivos para plantearse el irse. Algo habre hecho mal.

¿Que podia hacer para no llegar a esta situacion?

• Confíar en mi equipo. Deberia de haber dado a los empleados/miembros del equipo la oportunidad de usar sus fortalezas únicas cada día, de desarrollar sus cometencias de un modo efectivo. Importante la comunicacion vertical de abajo a arriba y que sea efectiva por mi parte, es decir, escuchar lo que me tienen que decir, de una forma honesta y efectiva y que mi equipo asi lo perciba.

• Consigue que existan interrelaciones. Fomentar el espiritu de equipo. Dedicar un tiempo cada día con cada empleado individual para ver cómo le va personal y profesionalmente. Detectar expectativas y necesidades. Deje que los empleados dirijan el rumbo de la conversación, para no tropezar con temas privados o sensibles.

• Ser ecuanime y respetar las diferencias. No todos los empleados son iguales. Reconocer sus necesidades individuales y adaptar las tareas, gratificaciones y reconocimientos consecuentemente.

• Conseguir la involucracion o compromiso con la organizacion. Para aumentar el compromiso y el rendimiento de los empleados, construir un equipo que tenga una misión con algo que sea atractivo para cada empleado (si es posible).

• Reconocer el trabajo bien hecho. No siempre el dinero es la mejor gratificacion, pensar en distintas formas de hacer que mi empleado se sienta importante y su esfuerzo sea reconocido.

• Delegar. Que los miembros del equipo desarrollen sus propios proyectos. Les deja aprender y desarrollar nuevas competencias, aptitudes y cometer sus propios errores (y aprender de ellos). Ellos sabran que se confia en ellos.

• Descubrir qué le importa a los empleados individualmente. Pregunte, escuche y luego entregar cuando sea posible y cumplir las expectativas que poseen. Los salarios y beneficios deben de ser competitivos y sobre todo justos al trabajo desarrollado. Ofertar planes de desarrollo de carrera. Tales oportunidades desafían a los empleados y les ayudan a fortalecer sus aptitudes.

Estos son algunas de las cosas que hacen que un trabajor bueno no piense en irse de la organizacion. Cada uno es cada uno y por lo tanto habra que saber cual de las circunstancias anteriores es la que mas valora el empleado que se quiere ir.