Siempre hemos sido un país mediocre dirigido por mediocres

7332_el_talento_tiene_limites_la_mediocridad

Hace 10 años en España un arquitecto, ingeniero o aparejador ganaba poco más de 1.000 euros. El encofrador, el yesista, albañil o pintor (sin formación en muchos casos) no baja de 3.000 euros al mes.

Hoy, 10 años después, un arquitecto, ingeniero o aparejador no puede ganar ni 1.000 euros y con suerte ‘rasca’ los 600, pero lo normal es que esté condenado a emigrar. El encofrador, el yesista, albañil o pintor, con suerte cobra paro o cualquier otro tipo de prestación y trabaja en negro (muy respetable por otro lado).

Ahora bien, hay cosas que no cambian. Si antes había 375.000 políticos viviendo del cuento, ahora hay 450.000. Si antes se optaba al Madrid 2012 ahora se opta al Madrid 2020. Si antes había 37.500 coches oficiales, ahora también pero de menor cilindrada. Continuar leyendo «Siempre hemos sido un país mediocre dirigido por mediocres»