EL goce de las pequeñas cosas ( la atención )

Atención significa ser consciente del grado de importancia de lo que estamos haciendo en cada momento, de lo que merece y de lo que no merece la pena que gastemos nuestras energías en ello.

Atención para darnos cuenta que hace un excelente día, para disfrutar de las pequeñas cosas, porque es en las pequeñas cosas donde encontramos un profundo bienestar y satisfacción. Pequeños placeres a los que no prestamos muchas veces atención, dejando de disfrutar el momento: el placer de una buena comida, de una bebida, de una canción, un paseo por el campo, una buena conversación, una lectura interesante, el olor de la leña en la chimenea; y miles de ellos más, cada persona añadiría los suyos, porque los pequeños placeres son personales y unicos.

Pequeños placeres que podemos disfrutar en el momento en que se producen si prestamos atención.

Lamentablemente en multitud de ocasiones comemos sin paladear, bebemos sin saborear, escuchamos sin oír y perdemos así esos pequeños placeres, esos momentos de satisfacción que cuando se pierden ya no es posible recuperar.

Atención para percibir que estamos contentos y gratificarnos con ese estado, o para darnos cuenta que estamos tristes buscando entonces la manera de cambiar el sentimiento de tristeza por otro más positivo.

Continuar leyendo «EL goce de las pequeñas cosas ( la atención )»