Tag Archive for tolerancia

¿ESTÁN LOS DEPARTAMENTOS DE RECURSOS HUMANOS INVOLUCRADOS SOCIALMENTE CON SUS PERSONAS?

Los departamentFotos 2012 1072os de recursos humanos de las organizaciones, como ya he comentado en más de una ocasión, deben hacerse más sociales. Deben ser el nexo de unión de los trabajadores que son a los que representa y parte de sus tareas han de ser desarrollar y permitir que saquen a relucir todo su talento en beneficio de sus empresas. Sin embargo, no podemos negar que en muchas empresas los departamentos de recursos humanos son todavía los ejecutores de las medidas tomadas por la cúpula directiva. Es decir, son vistos como los policías jerárquicos que están para aplicar las normas, hacerlas cumplir e imponer las correspondientes sanciones en caso de ser necesario.

Por supuesto, los departamentos de recursos humanos deben formar parte de la dirección estratégica de sus compañías, aunque deben ser independientes. Los departamentos de recursos humanos deben propiciar que las personas desarrollen su máximo potencial, que aporte ideas, que pongan en marcha proyectos de investigación dentro de sus áreas de trabajo, que participen en la elaboración de los procesos de las compañías, etc. Las personas necesitan sentirse parte importante de sus empresas y eso supone contar con ellos para lo bueno y lo malo. No podemos decir que lo más importante son nuestras personas y después tratarlas como un mero número.

Los departamentos de recursos humanos deben ser sociales interna y externamente, es decir, que tienen que fomentar las relaciones con sus personas, propiciar la comunicación y el debate para saber lo que piensan las personas de las organizaciones. De la misma forma, recursos humanos tiene que relacionarse con talento externo independientemente de que lo puedan precisar o no en ese momento. Los departamentos de personal tienen que tener localizado el talento que pueda ser de interés para sus compañías y poder aprender, dialogar e interactuar con ellos. Esto supone que los departamentos de recursos humanos estén al tanto de todas estas nuevas tendencias, sepan manejar las nuevas herramientas sociales, sean flexibles, estén al tanto de los foros donde se encuentran actualmente las personas de interés para las compañías.

Las empresas cada vez más van a tener mayor variedad de personas en sus compañías, las precisarán para proyectos concretos y llegarán con ellos a acuerdos de prestación de servicios. Eso requerirá tener localizados a los mejores en las competencias que se precisen en cada momento. Así, tendrán que al tanto de lo que hacen, lo que publican, lo que aportan, los proyectos en los que participan, su desarrollo en la red a lo largo del tiempo. La red, cada vez nos permite poder seguir en tiempo real lo que hacen las personas y de lo que son capaces. No se trata de decir tanto lo que somos capaces de hacer sino de demostrarlo realmente.

Se debe buscar personas con inquietudes, valores, implicación, ganas de hacer las cosas de forma diferente en sus áreas profesionales. No se trata ya de que las personas vengan a los departamentos de recursos humanos sino de tener localizado el talento porque nos relacionamos habitualmente con ellos. Esto comienza por tener localizado a nuestro propio talento interno. ¿Las empresas saben con seguridad el máximo de capacidad al que puede llegar cada uno de sus trabajadores? ¿Sabéis que competencias tiene cada uno de vuestros trabajadores y le sacáis el máximo desarrollo? Normalmente, la respuesta es negativa. A las personas se les contrata para unas funciones concretas, con independencia de que puedan ser capaces de hacer muchas otras cosas de mayor valor. Es una pena que las empresas sean cajones estancos donde cada uno deber ocupar su rol y no se da flexibilidad, ni libertad para que las personas puedan experimentar, aportar y participar dentro de los límites lógicos en áreas de su interés que puede redundar en beneficio corporativo.

En muchas ocasiones, las empresas ponen trabas al desarrollo interno y externo de sus trabajadores cuando eso lo podrían usar a su favor. Tener personas con inquietudes que las desarrollan en el trabajo y fuera de él es muy positivo. Algunas empresas aun ponen cortapisas al desarrollo de sus personas y lo ven como negativo porque brillan en exceso. El talento no puede limitarse. Las personas necesitan espacio y libertad para llegar a su máximo nivel. Las empresas y sus departamentos de recursos humanos deben confiar en sus personas una vez de que estas demuestren constantemente que son merecedores de la misma.

No todas las personas son iguales y las empresas tienen que saber identificar a las personas más involucradas, participativas y trabajadoras para darles el trato que se merecen. Si se trata igual a los que aportan y se involucran más que a los que no, fomentándose así que las personas hagan lo justo y necesario.

Por lo tanto, es hora de replantearse la labor de los departamentos de recursos humanos dentro de las empresas y comenzar un proceso de cambio que comienza por hacer autocrítica y ver qué necesitan las personas en las compañías y qué se puede hacer para lograrlo. Sin transformación los departamentos de recursos humanos están avocados a la desaparición o a realizar funciones sin valor que podrán desempeñar cualquier persona.

¿Están los departamentos de recursos humanos involucrados socialmente con sus personas?

Autor: Juan Martinez de Salinas

Los prejuicios: algo a eliminar

Prejuicio (del Lat. praejudicium = juzgado de antemano) es, como lo dice su nombre, el proceso de “pre-juzgar” algo. En general implica llegar a un juicio sobre el objeto antes de determinar la preponderancia de la evidencia, o la formación de un juicio sin experiencia directa o real.

El prejuicio surge por conveniencia, para discriminar, descartar o dominar a otras personas o aceptarlas preferentemente, sin tener remordimientos y sin pararse a pensar si eso es bueno o malo, o si es una opinión objetiva o subjetiva.

Es una de los peores males que puede encontrarse una sociedad que se dice moderna. La discriminacion por prejuicios de cualquier tipo, atenta contra la tolerancia y sobre todo contra las libertades de cada individuo.

Si una sociedad quiere progresar, debe de expulsar los prejuicios de su funcionamiento. Son meramente un estorbo que entorpece el desarrollo de los indivduos que la componen.

Os dejo esta historia que siempre me ha gustado:

En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó a una mesa. La mesera puso un vaso de agua en frente de él. “¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?” pregunto el niño. “Cincuenta centavos”, respondió la mesera. El niño sacó su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas. “¿Cuánto cuesta un helado solo?”, volvió a preguntar.

Algunas personas estaban esperando por una mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente. “Treinta y cinco centavos”, dijo ella bruscamente. El niño volvió a contar las monedas. “Quiero el helado solo”, dijo el niño. La mesera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue.

El niño terminó el helado, pagó en la caja y se fue. Cuando la mesera volvió, ella empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva con lo que vio. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, había veinticinco centavos… su propina.

Jamás juzgues a alguien antes de tiempo

Unos ejemplos de diferencias de opiniones y tolerancia

Hace unos dias publique un post sobre la tolerancia. He visto recientemente estas anecdotas o historia sy creo que seria bueno que os las dejases, como representacion de que la pluralidad de opiniones y la tolerancia de las mismas implica el hecho de que todas ellas deben de ser respetadas, porque una misma realidad puede poseer diferentes verdades.

La realidad es percibida de distinta manera por diferentes observadores en función de su perspectiva, pero incluso siendo esta la misma, las conclusiones pueden ser distintas, porque además de la perspectivas nuestras opiniones están influidas por el aprendizaje, las creencias y nuestra exeriencia en la vida. Valores y creencias tienen un peso muy grande y ante una misma situación, diferentes personas pueden hacer muy distintas valoraciones.

Observar la siguiente historia, ejemplo de diversas perspectivas de una misma realidad :

“Una mujer joven y guapa, Alíce, cuyo marido no le dedica mucho tiempo, pues viaja bastante, tiene un amante. Una noche ella la pasa con su amante y cuando al amanecer vuelve a casa, tiene que pasar un puente donde encuentra un loco en actitud amenazante. Retrocede y va a ver a un barquero para que le cruce el río, pero este le pide dinero por adelantado; al carecer de él va a ver de nuevo al amante, le explica lo que ocurre y le pide el dinero para pagar al barquero, pero el amante se lo niega sin dar explicaciones. Va a ver a un amigo, que ha estado enamorado platónicamente de ella, y le cuenta todo sobre su marido, el amante el barquero y el loco, pero su amigo también le niega el dinero, a pesar de que ella le cuenta que se ha portado mal con él. Sin saber ya qué hacer, retrocede sobre sus pasos y decide afrontar el peligro. Pasa el puente y el loco la mata”.

Ahora, de todos los personajes que intervienen en la historia, trata de establecer un orden de culpabilidad, dándole el número 1 al más responsable y el 6 al menos responsable.

Independientemente de la valoración que hagas de la historia, otra persona puede tener, y de hecho tendrá, una valoración diferente a la tuya, por lo que dará a los responsables un orden distinto al que tú acabas de dar, proporcionándote, además de forma convencida, sus argumentos de por qué lo entiende así.

Haz una prueba con un grupo de amigos, cuéntales la historia de Alice y verás cómo las opiniones varían, aportando cada uno “sus razones” de quién es el más y el menos culpable del desenlace.

En esta segunda historia veremos un ejemplo claro de la diversidad de opiniones de un mismo problema y un comportamiento como funciona la tolerancia:

Read more

LA TOLERANCIA ¿TIENE LÍMITES?

La intolerancia sitúa al ser humano en su perfil más bajo, hace a las personas desconfiadas y limita su mente no dejándolas ver más allá de sus propios ojos, se le niega al semejante su condición, perdiéndose la dimensión humana y abriendo la puerta a la agresividad.

Y todo ello para demostrar que hay hombres que son superiores a otros, que hay grupos que tienen más derecho que otros o que hay hombres que son más hombres que otros. Queda así abolida la justicia, se pisotea la libertad y se rompe la razón y el orden, volviendo a la época de las cavernas.

Cuando sometemos al otro estamos creando las condiciones necesarias para ser también sometidos; la libertad es una consecuencia de la pluralidad. Freud esgrimía que en la intolerancia quedaba reflejada de forma patente la agresividad instintiva del ser humano.

Es necesario aceptar la diferencia en todas sus dimensiones, respetar abiertamente la diversidad, confiar en que la pluralidad enaltece al ser humano y admitir la necesidad de la existencia de otros que piensen y sienten distinto a nosotros, porque precisamente ese contraste es lo que de verdad enriquece culturalmente.

Una sociedad en la que sus miembros se sitúen en la perspectiva del otro permitirá percibir la problemática en su origen, facilitando soluciones en los primeros estadios, caminando en consecuencia hacia un mundo mejor y elevando la cultura a niveles hasta ahora no alcanzados.

No hay que olvidar que la tolerancia tiene también sus límites, que deben ser correcta y necesariamente establecidos, ya que en caso contrario la tolerancia puede degenerar en la intolerancia que se trata de evitar.

Read more