Trabajo en equipo, ¿éxito asegurado? (concurso)

Que mediante la unión de un colectivo de personas se pueden obtener resultados soprendentes a los que de modo individual no llegarían nunca ellos por separado, es un hecho. Y es que el trabajo en equipo en cualquier organización es algo fundamental como hace referencia Jordi López Daltell en su último libro ‘Hacer Piña’ (Editorial Urano) donde a través de una historia de descubrimiento y superación personal y colectiva que nos muestra el camino para que “gente corriente” consiga “resultados extraordinarios”.

Pero pese a tener que darle toda la razón, siempre me he preguntado una cosa, y es la de que, sin dejar de ser muy cierto lo anterior, para sacar lo máximo de un equipo ¿se deberá de contar con un buen líder?

Y si vamos a un ejemplo comprenderéis la pregunta.

Steve Jobs, o sea el CEO de Apple, es una figura que se podía considerar como líder en su organización, en la que cuenta con un excelente equipo del que obtiene muchos éxitos. La pregunta sería ¿y si faltase Steve Jobs (cosa que por desgracia puede que pase pronto? ¿El mismo equipo obtendría los mismos resultados?

Management de RRHH: ‘Del trabajo en equipo al sálvese quien pueda’

Management, RRHH, trabajo en equipo, crisis, mercado laboral, reforma laboral
Hoy he mantenido una conversación por Twitter con motivo del primer despido realizado por una empresa en España amparándose en la reforma laboral recién aprobada (Don Simón). Y realmente me ha demostrado que una de las causas que está motivando la situación actual en el mercado laboral es a la vez también uno de los caballos de batalla del management de RRHH: ‘el trabajo en equipo’.

Yo defendía la tesis de que esta empresa no podía prescindir de 17 empleados y menos un día después de aprobada la reforma laboral, mientras que mi interlocutor indicaba que si para sobrevivir el resto de los puestos de trabajo había que sacrificar a 17 empleados, ¡bienvenido sea este despido!

Os cuento una historia real que yo vivi:

En una empresa de 9 empleados se decide prescindir de uno, sin que hubiese muchos motivos justificados para ello. El resto de los compañeros, amparándose en el espíritu del trabajo en equipo, pensaron que si no se oponían al despido, ellos podrían ser los siguientes y decidieron poerse en huelga. El trabajador no fue despedido.

Management de RRHH: ‘Del trabajo en equipo al sálvese quien pueda’

Hoy he mantenido una conversación por Twitter con motivo del primer despido realizado por una empresa en España amparándose en la reforma laboral recién aprobada ( Don Simón ). Y realmente me ha demostrado que una de las causas que está motivando la situación actual en el mercado laboral es a la vez también uno de los caballos de batalla del management de RRHH : ‘el trabajo en equipo ‘.

Trabajo en Equipo

El directivo o líder de un grupo humano debe de concienciarse de que para el buenfin del equipo este debe de actuar como tal, con un fin común, pero a la vez debe de saber cuales son las motivaciones de cada uno de los miembros del equipo.

Se cebe de llegar a la conclusión que cualquier grupo humano y más dentro de las organizaciones debe, imperiosamente, trabajar como un equipo.

El buen trabajo en equipo necesita de un clima laboral adecuado y consigue que cada uno sea capaz de sacar lo mejor de si, es decir, el trabajo en equipo como generador de talento.

Creencias y estereotipos en las relaciones humanas dentro de las organizaciones

Trabajo en equipo, resolución de conflictos, creencias, estereotipos, organizaciones, management
Tras el debate abierto en la entrada anterior y en los comentarios de todos vosotros creo que es buen momento de analizar que creencias y estereotipos se dan en las relaciones humanas dentro de las organizaciones y que son los que marcan su devenir.

Puede que algunos estén más fundamentados que otros, pero la verdad es que en cualquier organización se dan siempre, con mayor o menor intensidad, pero se dan.

Los vamos a enumerar desde todos los sujetos que interaccionan en las organizaciones.

Sobre el empleado:

El trabajador es vago por naturaleza.
El empleado rara vez merece el sueldo que gana.
Si un empleado realiza su tarea en X tiempo y lo puede reducir, seguro que no lo hace. Es decir, si puede tardar 5 horas en algo que en teoría tardaría 6 horas, al final usará las 6 horas.
Un buen porcentaje de la jornada laboral el empleado está perdiendo el tiempo.
El empleado mira siempre por sus intereses exclusivamente, nunca por el bien de su organización.
Siempre que pueda, el empleado ve los cambios de las organizaciones de las que forma parte como problemas que le afectan a él en particular.
Los cambios de las organizaciones siempre son para pero según los empleados.
Si un empleado puede hacer algo para que recriminen a un superior, seguro que lo hará.
El empleado sólo entiende el látigo como único sistema de aceptar lo que se le manda.