Cómo crear buen contenido para blogs de empresa para vender

Una cosa es que persigas tener un blog bueno en tema de buen contenido, que sea referencia, que tenga reconocimiento,…., pero otra cosa distinta es que sean una empresa y tengas un blog que lo único que persiga es incrementar las ventas.

Los seguidores pronto se darán cuenta de tu intención con lo cual siempre se verá con recelo el contenido que aportes. Por este motivo, mantener un blog de empresa con contenido interesante y que aporte valor y además permita incrementar las ventas de tu negocio es el arte que persigue tomo blogger de empresa o community manager.

Una cosa no está reñida con la otra pero lo que está claro es que exige mucho esfuerzo y dedicación.

Afrontar entonces la idea de crear en blogs de empresas buen contenido y que ayude a vender puede tener sus técnicas y por eso nos hemos animado hoy a poneros unas cuantas aquí.

Cómo vender directamente desde Pinterest

Ya hemos hablado en diferentes ocasiones en este blog de Pinterest como una de las novedades dentro de los social media con mayor potencial de crecimiento porque su uso visual la incluye en aquel dicho de que ‘una imagen vale más que mil palabras’, con lo cual, viendo las cantidad de imágenes en Pinterest, nos podemos hacer una idea del futuro posible de esta red.

La primera vez que hablamos de esta red social hace ya 6 meses apenas se conocía, pero la situamos como una de las 8 redes (tras las 3 grandes) que más tráfico podría conseguir para tu web.

Pero pronto nos dimos cuenta de que esta red en si misma puede ser una ventana de negocio. Observamos los perfiles demográficos que poseen sus usuarios.

Y hoy hemos decidido dar un paso más adelante, como es el ver como se pueden vender bienes o servicios de nuestro negocio a través directamente de Pinterest. Su éxito en este punto radica en el hecho de que así como para manejar una tienda online pura (no en Facebook por ejemplo que es más fácil) se deben de tener una serie de conocimientos informáticos un poco superiores que el nivel usuario, mientras que para crear una tienda online como muestra de nuestros productos o servicios en Pinterest no se necesita ningún tipo de conocimiento especial.

3 Infografías sobre Pinterest que no te debes perder

Ya es indudable que Pinterest ha pasado su fase de prueba y continúa despertando el interés de muchos internautas con lo cual parece que es de las nuevas redes sociales que ha superado la fase de ‘boom’ inicial y continua adelante.

Por ese motivo hemos decidido analizar más al detalle en las siguientes infografías lo que rodea a esta red social basada en fotos.

Ya se están analizando los perfiles de sus usuarios utilizando variables sociodemográficas, lo que da una idea del perfil de usuario en términos de edad, sexo, formación o nivel familiar de ingresos en el hogar del usuario. Dan una visión de los usuarios tipo de Pinterest y por lo tanto del público que se puede captar alrededor de esta red social.

La obsesión por Facebook para las pymes

Que si, que está claro, que 750 millones de usuarios hacen que Facebook se convierta en una plataforma comercial para toda pyme.

Por eso no me extraña que cuando damos alguna charla sobre social media y redes sociales, siempre haya alguien que pregunta aquello de ‘¿como consigo incrementar mi número de fans en Facebook?’.

La respuesta desde luego no es sencilla, pero si está convencido el que nos pregunta que ese debe de ser su camino en la social media, siempre intentamos indicar qué haríamos nosotros al respecto.

Lo primero y altamente recomendable, es que si crees que Facebook es ‘tu escaparate’, deberás de gastarte algo de dinero en poner unos buenos anuncios. Muchos preguntan que lo de las redes sociales ¿no era gratuito?

Vender algo es difícil, pero venderse a uno mismo aún lo es más

Y esto es aplicable tanto al mundo 1.0 como al mundo 2.0.

Cualquier persona que hay realizado una actividad comercial sabe lo que cuesta cerrar una venta. Pero hay un dicho en el mundo comercial que dice que las ‘personas venden a personas’ con lo cual no es más cierto el hecho de que es más difñicil venderse uno mismo que vender algo.

A fin de cuentas el vender algo está supeditado a cualidades medibles en muchas ocasiones, mientras que venderse uno mismo implica muchas valoraciones de cualidades subjetivas.

Técnicas de Venta

A lo largo de mi trayectoria profesional he realizado bastantes cursos de técnicas de venta y en muy variados sectores de actividad.

He dado cursos a sectores de venta de productos intangibles, dinero (sector financiero) o seguros (sector asegurador) o venta de servicios de consultoría. También he dado cursos en sectores de venta de productos tangibles como venta de libros a colegios o institutos, como lo de productos propios fabricados por la propia empresa, leche, pan, de primera necesidad hasta productos de lujo, vehículos de una marca muy reconocida por su precio.
Todos los «comerciales» o «vendedores» buscan en todo momento como destacar o bien ellos, o bien su producto o bien su marca (empresa). El caso es destacar por algo que te valga para una buena argumentación y que genere al cliente el deseo de adquirir nuestro servicio.
No obstante en este post quería plantearme dos preguntas que suele hacer en mis cursos para «abrir el fuego» y los alumnos se animen a participar:
¿Es lo mismo vender que comercializar? ¿El comercial y/o el vendedor nace o se hace?

La primera, creo que tiene fácil respuesta. Casi todos los alumnos que he tenido, por alguna razón que se les ocurre, reconocen que no es lo mismo. La mejor respuesta fue la de un alumno que me contestó:
«si vendo, es porque necesito vender, es mi necesidad; si comercializo, busco satisfacer las necesidades del cliente, a parte de las mías de vender».
Realmente es una excelente respuesta. Si mi única obsesión es presentarme (a mi, a mi producto, o a mi empresa), argumentar y vender, oyendo al cliente (que no escuchándolo), es decir, sin preocuparme si las necesidades del cliente quedan satisfechas con la venta, le estoy «colocando» un producto que cubre mi necesidad de vender. Si escucho al cliente (y no sólo lo oigo), identifico sus necesidades y las intento cubrir, a la vez que cubro las mías (que es vender), lo que intento es comercializar, satisfacer las necesidades de los dos y no sólo «colocar» un producto para cubrir solo mi necesidad de vender.
La segunda pregunta tiene un poco más de complejidad. Si creo que vender y comercializar no es lo mismo, he de intuir que no serán iguales a la hora de creer si nace o se hace un vendedor y/o comercial.
«Para vender hay que valer», eso me han contestado muchas veces, pero «para comercializar te pueden enseñar» . Y estas respuestas no están exentas de razón. El «vendedor» tiene unas cualidades especiales, innatas en su personalidad (locuacidad, positividad, empatía, asertividad, …) y suele defenderse bien independientemente del sector al que se dedique. Es decir, el buen vendedor, vende desde un coche hasta un seguro, pasando por un libro. El vendedor es muy proactivo, abriendo constantemente oportunidades de negocio.
Mientras que el «comercial» busca satisfacer las necesidades del cliente y por lo tanto, aunque tenga cualidades vendedoras, debe de saber en todo momento lo que vende y a quien lo vende, así como saber indentificar las necesidades del cliente. Es decir, debe de aprender a identificar y satisfacer las necesidades del cliente, así como debe de aprender a clasificar a los clientes.
El vendedor es más «temperamental» ve cada venta como un combate, o pierde o gana, no hay término medio. La venta es la forma de subsistir en el mundo profesional.
El comercial es más «calculador». Intenta identificar siempre las necesidades de los clientes, porque si en este momento su producto o servicio no las satisface, puede que en otro momento si.
Para el vendedor no existe otra oportunidad : «o vende ahora o no vende».
A modo de conclusión, ya que podíamos estar discutiendo sobre estos temas durante días, si que podemos distinguir que un vendedor nace más que hacerse, mientras que un comercial, aunque tenga innatas cualidades de vendedor, se hace y se educa más que nacer.
El ideal sería un comercial (que exigiría formación, dedicación y/o preocupación por el cliente) que poseyese habilidades innatas de un vendedor (agresividad, positividad, proactividad,…).
Os dejo aquí un vídeo en el que se encuentra una de las mejores definiciones que he visto nunca de lo que es la VENTA. Ya me diréis que pensáis.

Película : «Cadillac Man»